Mostrando entradas con la etiqueta senderismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta senderismo. Mostrar todas las entradas

Ruta dels Bandolers

Descubrir lo que se tiene cerca de casa es igual de importante que salir a descubrir mundo y tierras lejanas. En la provincia de Barcelona se encuentra el Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac donde existen varias rutas interesantes que se pueden hacer en plena naturaleza. El parque se encuentra a tan sólo unos pocos kilómetros de mi ciudad natal, la antigua ciudad industrial modernista de Terrassa y el parque sirve además, de respiro de la gran ciudad de Barcelona. Es el lugar ideal para enamorarse de la amalgama del paisaje que forman las piedras redondeadas de color gris con la tierra rojiza arcillosa. Encinas y pinos blancos cubren la mayor parte del parque y esconden algunos edificios y estructuras que alcanzan la época románica o la medieval.

Ruta dels Bandolers
Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac
Una de las pequeñas rutas que pueden hacerse, es parte del antiguo camino perteneciente al Coll de Daví; el del Camí Ral (vía principal de época medieval que hace referencia a los caminos reales) que unía Manresa y Barcelona. Este camino era frecuentado por viajeros, mercaderes, vendedores de hielo, lana, vino, aguardiente, pero también por amigos de lo ajeno. La Ruta dels Bandolers (ruta de los bandoleros) hace referencia al más temido y famoso bandolero catalán de esta zona; el Bandoler Capablanca. La legenda cuenta que era tal su fama, que sólo tenía que extender su capa en el suelo, para que sus víctimas depositaran todo su dinero, joyas y mercancías de valor, antes de salir huyendo, por supuesto.

Casanova de l'Obac
Casanova de l'Obac
Es así como nos adentramos en el siglo XVI y XVII, con paisajes que poco han cambiado desde entonces. Este itinerario comienza en la Casanova de l'Obac, una antigua masía vinícola construida por el arquitecto Domenico Bagutti (que también colaboró en el diseño del Parc del Laberint d’Horta). La nueva masía familiar se construyó en 1786 en estilo italiano.

Macizo de Montserrat
Montaña de Montserrat
A causa de la expansión que sufrieron los prósperos negocios de la familia Ubach, de la que podría tomar nombre esta zona, se necesitó adecuar a la empresa vinícola, esta vivienda. La fachada de la casa luce cuatro plafones con esgrafiados y una rampa de acceso en piedra que alcanza el primer piso. A mano izquierda se conserva la Capilla de San Antonio de Pádua (santo protector de la familia Ubach) y que fue construida en el año 1710. Pero lo mejor se encuentra delante de estos dos edificios: unas vistas impresionantes del Macizo de Montserrat. Aunque te aseguro que no será el único lugar donde tomar unas buenas fotografías de la montaña mágica. ¿Vamos?

Hay que continuar por el camino SL-C 63 marcado en blanco y verde que rodea por la derecha la Casanova de l'Obac y llegar a su parte posterior, conocida como Era de la Pastora. Un par de carteles con un mapa, situados en el lado del camino a seguir, te informa de lo que viene a continuación. Dejamos atrás un antiguo horno de vidrio convertido en la actualidad en el Restaurante La Pastora (atención al horario, no abren todos los días). 

Mas de l'Obac Vell
Mas de l'Obac Vell
Ponemos rumbo hacia el Mas de l'Obac Vell, la antigua vivienda de la familia Ubach, donde vivieron hasta siglo XVIII y donde cuenta la leyenda que murió el Bandoler Capablanca amorrado a una bota de vino. El edificio, en parte en ruinas, data de 1571 aunque conserva diferentes estructuras de otras épocas. Fíjate que algunas partes del muro tienen piedras colocadas en espiga, es una técnica romana llamada opus spicatum, que siguió utilizándose en época medieval. Hay que tener cuidado y no acceder a las torres, aunque nos podemos acercar al espacio donde se encuentran por una reja metálica que no tiene candado y disfrutar de las vistas y el paisaje.

Mapa siglo X
Mapa de Europa en el año 1000
Se tienen noticias de que esta zona ya estaba más o menos habitada en el siglo XII. Aún se conserva parte de la llamada Torrota de l’Obac, situada en el Coll del Queixal. Esta torre de vigilancia, que algunos datan del siglo IX, también era conocida como Torre de los Moros. La torre está situada estratégicamente en línea recta entre Montserrat, la torre de Vacarisses y Sant Llorenç del Munt, era utilizada para proteger la frontera catalana de la incursión de sarracenos.

Ruta dels Bandolers
Pozo de hielo de la Portella
Seguimos por un camino estrecho situado junto a la capilla de 1719, hacia la siguiente parada: el pozo de hielo de la Portella. Es uno de los cuatro pozos de este tipo que se conservan en la Serra de l'Obac y el segundo que construyó la familia Ubach. Encontrarás una señal frente a unas escaleras de piedra que indican el desvío a mano izquierda, hacia el pozo. La construcción original data del año 1760, aunque el edificio que vemos ahora es una reconstrucción reciente. La familia Ubach incorporó el comercio de hielo, al ya próspero negocio del vino. Durante el invierno, se iba a buscar nieve a las montañas que se compactaba, o bien, se recogía el agua helada de las balsas naturales del bosque y se cortaba en bloques de hielo que se almacenaban a 6 metros de profundidad en estos pozos. Cuando llegaba el verano se transportaba en carro por la noche hasta las ciudades más cercanas, donde se necesitaba para conservar el pescado fresco, para remedios medicinales o para refrescar las bebidas de la burguesía catalana.

Ruta dels Bandolers
Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac
Volvemos a subir las escaleras de piedra y giramos a mano izquierda, siguiendo el camino principal que llevábamos inicialmente en dirección a la Font de la Portella. El camino se estrecha por la vegetación y deja de ser plano, aunque no reviste dificultad. En el punto más alto encontraremos un claro soleado ideal para hacer un tentempié en otoño o invierno, con buenas vistas, el sonido de los pájaros y madroños listos para comer si es la época. Si es verano, puedes esperar a llegar a la fuente, un lugar mucho más sombreado y refrescante, aunque el agua no es potable.

Ruta dels Bandolers
Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac
Antes de llegar a la Font de la Portella por el desvío de la derecha, vale la pena seguir recto hasta el Turó Roig, donde puede verse perfectamente, las capas de sedimentación de los diferentes materiales que han sido erosionados por el tiempo. Ante nosotros se extiende una magnifica vista panorámica de la Serra de l'Obac, con las formaciones de la Roca Salvatge, Castellsapera, les Boades y el Paller de Tot l’Any (en forma de pajar) y donde se cree tenía su escondite secreto el Bandoler Capablanca.

Font de la Portella
Font de la Portella
Gracias al tipo de roca de esta zona, el agua de lluvia formaba circuitos que los labradores y carboneros aprovechaban para conservar, instalando numerosas fuentes como la que veremos a continuación. Nos devolvemos unos pasos y retomamos las indicaciones que nos llevan hasta el último punto de la Ruta dels Bandolers; hasta la Font de la Portella. Obac u obaga en catalán significa umbrío o umbría, es decir, que se trata de la zona montañosa orientada de espaldas al sol, en la zona de la sombra, y ahora sabremos porqué le va tan bien este nombre. Un sendero estrecho y cubierto de vegetación, sirve de pasillo a duendes y hadas del bosque, hasta llegar a un gran platanero bajo el que se encuentra la fuente. Es el mejor lugar para hablar con los espíritus del bosque, para descansar en verano y con fuerzas renovadas, dar media vuelta y deshacer el camino andado.


Más información: Dirección: Km. 10 de la carretera Terrassa-Rellinars B-122. Ruta fácil, con pocos desniveles y una parte de ella pavimentada, lo que facilita el acceso a personas con problemas de movilidad o que utilizan sillas de ruedas. También es ideal para hacerla con niños. Duración total de la ruta: 1 hora y media. Distancia: 3 Km. aproximadamente. Aparcamiento gratuito señalizado ubicado junto a la carretera B-122 o subiendo la rampa de acceso a la Casanova de l'Obac. Horario Casanova de l'Obac: Sábados y festivos de 10 a 15 h. tienen abierto el Centro de Información que ofrece una exposición sobre el parque y un audiovisual titulado La Megafada. Teléfono: 93 743 54 68. Si quieres puedes descargarte la aplicación para móvil sobre el Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac.

Si buscas un restaurante en Terrassa, te recomiendo Bar Restaurante Parada.


Escucha La Palma: tienes mucho que sentir

Te invito a viajar conmigo a través de los sentidos, en un lugar de España donde los sonidos te trasladan a los confines del mundo. Te invito a descubrir La Palma percibiendo los acordes que la naturaleza afina diariamente, para aquellos que quieren vivir #EscuchaLaPalma.

Alojamiento sonoro en La Palma



Amanecer en la Hacienda San Jorge es hacerlo en el paraíso sensorial del edén. El trino de los pájaros avisan de la salida del sol en un jardín exuberante de vegetación. No, no es una exageración, salir de tu habitación y poner un pie en el exterior, te traslada de inmediato a las selvas de Laos o de Honduras. No hay humedad, no estamos en el Trópico, pero te costará diferenciarlo en este alojamiento de la Isla de La Palma. Apartamentos con balcones de madera pintada de colores alegres recuerdan a los de una finca colonial. Una enorme piscina rodeada de senderos, con una amplia variedad de palmeras, dragos y ficus gigantes, te acompañan de camino al restaurante-comedor que se extiende como un gran balcón sobre el océano Atlántico. Los comensales gozan de una extensa vista panorámica sobre las calas de arena volcánica de Los Cancajos. Las luces del alba invaden el comedor de la Hacienda San Jorge mientras al aire libre, varias terrazas te esperan. Mesas y sillones de mimbre situadas bajo un gigantesco árbol para que la gastronomía palmera te sepa a gloria.


Escucha el sonido del amanecer en la Hacienda San Jorge

Caminos crujientes en La Palma



Con el vigor de un nuevo día, nada como dirigir nuestros pasos hacia el sur de la isla. En la localidad llamada Los Canarios se encuentra el Volcán San Antonio a 632 m. de altitud. Recorrer el sendero hasta el mirador, permite ver el Volcán del Teneguía y el Faro de Fuencaliente, caminamos al borde del abismo entre el fuego y el océano. Las pisadas crujen sobre la piedra volcánica y son una peculiar banda sonora de pasos acompañados por el sonido de las olas del borde occidental y del juego de silbidos que el viento elabora en el interior del cráter. Un mirador astronómico y una red de senderos invitan a caminar por la Ruta del Sol que parte del Volcán San Antonio y así poder descubrir la magia del astroturismo en La Palma; os aseguro que es una experiencia inolvidable.



Dónde comer en La Palma



Si ha llegado la hora de comer, a nuestro oído le va a encantar Casa Goyo, su peculiar situación junto al aeropuerto, hacen de la comida un pasatiempo auditivo, ya que por encima ¡pasan los aviones!. El restaurante posee varias casetas de palma y algunas de ladrillo que sirven de cobijo a grupos y comidas familiares que frecuentan este lugar desde hace más de 40 años. Aquí pudimos probar gran variedad de platos de la gastronomía palmera, como: las papas arrugadas, el mojo verde y el queso palmero. Además de obtener el Premio a la Cocina Popular, en Casa Goyo son especialistas en pescado, así que es el sitio ideal para descubrir platos de la gastronomía canaria. Nosotros probamos la morena frita, la vieja roja, la vieja parda y las cabrillas; pescados que normalmente no tengo ocasión de comer. Un tarro de cristal esconde el más dulce de los caprichos de la isla de La Palma, llamado Príncipe Alberto, se trata de un postre típico de La Palma a base de bizcocho de chocolate, almendras y avellanas. Para rematar tan suculenta comida nada como probar el Barraquito; un café con leche al que se le añade licor y leche condensada y que deja mudo a cualquiera.

Si quieres descubrir más sobre la gastronomía de La Palma os recomiendo leer "Mi experiencia Gastronómica en la Isla de La Palma" de Alberto Ribas del blog Maisgrelos.

El sonido del agua en La Palma



Seguimos desarrollando el sentido del oído recorriendo los Caminos del Agua que nos propone una de las visitas imprescindibles de la Isla Bonita. Ponemos rumbo hacia el Bosque de Los Tilos; un bosque de la era terciaria tan primitivo y delicado que parece mágico. Allí se encuentra un centro de visitantes y el mejor lugar para disfrutar y conocer las particularidades del bosque de Laurisilva. Este ecosistema de gran valor, único en Canarias, posee hermosos ejemplares de árboles y plantas como: fayas, laureles, píjaras (helecho gigante), barbusanos, sauces canadienses, estrelladeras, viñátigos, entre otros y que algunos son especies endémicas de Macaronesia (zona de la costa africana que comprende las Azores, Canarias, Cabo Verde, Madeira e Islas Salvajes). Pero salgamos de este cóctel de silencio, hojas y viento y vayamos a recorrer la ruta de Marcos y Cordero. Para recorrer 6 kilómetros del sendero PR LP 6 se necesitan aproximadamente 6 horas (i/v), hay que ir bien provisto de ropa impermeable, buen calzado, linterna y ropa de abrigo, ya que este sendero atraviesa 13 túneles excavados en el año 1900 y algún que otro salto de agua. Nos espera sin duda un bosque encantado, unos barrancos, cañones y cascadas de película, y el sonido mágico del agua que acompaña durante todo el trayecto al visitante.



Atardecer sonoro en La Palma



Si quieres vivir una experiencia sensorial en La Palma, te invito a que te pongas un antifaz y que alguien te acompañe hasta los Llanos del Jable. Siéntate al borde de una de las dunas, quítate los zapatos y hunde tus pies en el suelo. Puedes tocar con tus manos las diminutas piedras volcánicas que lo invaden todo, escuchar como los pájaros sobrevuelan cerca de ti y sentir el calor del sol resbalando por tu mejilla, notarás como va acariciando lentamente tu lado izquierdo. Cuando te quites el antifaz, el paisaje que se abre ante ti será el más sonado del día, ya que podrás hacerlo tuyo para siempre gracias a esa búsqueda de sensaciones que es #EscuchaLaPalma.


Más información: Dónde alojarme en La Palma, direcciones, teléfonos, horarios
Hacienda San Jorge. Dirección: Playa de Los Cancajos 22, 38712 Breña Baja. Isla de La Palma. Canarias. Teléfono 922 181 066. Web: Hacienda San Jorge.
Centro de visitantes Volcán San Antonio. Horario: de 9 h. a 18 h. (julio-septiembre: hasta las 17:30 h.). Teléfono: 922 444 616. Disponen de acceso adaptado gracias a una silla Joëlette de senderismo que permite el acceso al mirador para personas con problemas de movilidad.
Restaurante Casa Goyo. Dirección: Camino El Lomito, 38739 Villa de Mazo (pasado el aeropuerto). Teléfono: 922 440 603. Horario: de martes a domingo de 13 a 16:30 h. y de 19 a 23h. Web: Casa Goyo.
Centro de visitantes Los Tilos. Dirección: 38720 San Andrés y Sauces. Teléfono: 922 451 246.
Web: Oficina de Turismo de La Palma.
Posts recomendados para leer sobre #EscuchaLaPalma:
Petits Viatgers; viajes en familia por Montse Delgado.



Cuatro días en Euskadi: paisajes, gastronomía, #sangredeleon y fútbol


La semana que viene vuelvo a Euskadi, esta vez para recoger el premio fotográfico ganado a través de la campaña en Instagram con #sangredeleon de Alzola quienes eligieron 9 finalistas y donde un jurado del @AthleticClub decidió finalmente tres ganadores únicos, a los que nos espera vivir “una experiencia Athletic Club al alcance de unos pocos”.

He sido convocada en el Estadio San Mamés a las 17 h. del día 22 de febrero y mientras espero saber de qué irá la “Experiencia ACB” he preparado una escapada de cuatro días al País Vasco. Intentaré combinar historia, paisaje, encanto, moda, glamour, costa, gastronomía, salud y deporte. Estos son mis planes de viaje:

Primer día, iniciamos el viaje: gastronomía, arquitectura y alojamiento rural
  • Nos esperan 476 Kilómetros en coche hasta nuestra primera parada: TolosaMiguel Loitxate de “El Txoko de Lonifasiko” ya me recomendó hace tiempo los pintxos de Tolosa y si hay un tolosano con buen gusto es Gildo Kaldorana que habla de su pueblo con orgullo y satisfacción. Así que ¡a vuestra salud chicos! y gracias por el consejo.
  • Pasai Donibane y Hondarribia compiten por ser las protagonistas de la tarde antes de desmayarnos en la Casa Rural Olazi; un alojamiento rural situado en Oiartzun.

Segundo día: glamour, salud y arte
  • Visita al Museo Cristóbal Balenciaga; uno de los diseñadores españoles con más estilo y glamour que ha existido jamás.
  • Sin entretenernos, pondremos rumbo al Hotel Occidental Bilbao donde nos ofrecen la posibilidad de conocer las instalaciones del Gimnasio Metropolitan Bilbao Begoña y de disfrutar de su piscina, zonas de agua y ¡un masaje! antes de la hora de comer.
  • La tarde la dedicaremos a visitar la Exposición "Terracotta Army Guerreros Xi´an" del Palacio Euskalduna, que justo finaliza esos días y quien sabe si también, de la exposición de Maite Gurrutxaga en el espacio Splash & Crash del Gran Hotel Domine Bilbao. Desde luego que habrá tiempo para disfrutar de nuevo, Bilbao, de su gastronomía y de su gente.

Tercer día: costa vasca, paisajes y fútbol
  • Amanecer en la Ermita Gaztelugatxe, somos muy optimistas teniendo en cuenta el número desconocido de txikitos (vaso de vino), zuritos (vaso de cerveza), sidras y Agua de Bilbao (cava) que pueden caer la tarde-noche anterior.
  • Senderismo por el Bosque de Oma y tiempo para vivir la magia de un bosque encantado.
  • Gatika se postula como una buena opción para comer y poder admirar el Castillo de Butrón sin perder de vista el reloj ya que nos esperan en Bilbao.
  • La cita más importante y el motivo principal del viaje: San Mamés. El Athletic juega contra el Rayo Vallecano a las 17 h. y de momento no sé nada más, excepto el título del post que escribiré cuando regrese a casa “San Mamés; la experiencia”.
  • La noche también está sin determinar, en cualquier viaje hay que dejar siempre un “espacio-tiempo” para la improvisación, el descanso, la sorpresa o el desmayo. En caso de estar en Bilbao hay que dejar tiempo para los pintxos, txikitos, zuritos, sidras, Agua de Bilbao, amigos, Instagramers, viajeros y otros profesionales del turismo.

Cuarto día: Alzola, lágrimas y regreso a casa
  • Visita al Balneario de Alzola y clase magistral de historias vascas por parte de Patxi Casal.
  • Bautizo y posterior alzolizamiento de mi hermana, que para eso viene conmigo; una alzolizada más. Soy como los comerciales que van de puerta en puerta pero yo con la mejor agua del mundo.
  • Si la carga de 100 litros de agua no me deja el coche como el de los Picapiedra y consigo detener a Asier de que no me meta ni una sola caja más de agua, pondremos rumbo al Santuario de Arantzazu, desde que me lo recomendaron Iñaki e Itziar del Hotel Arbe que tengo ganas de ir.
  • Regreso a casa dejando un pedacito de mi corazón en el País Vasco. Deseando volver desde ya.

Como siempre la mejor manera de seguir esta aventura, sin moverse de casa, es a través de las Redes Sociales. Los amantes de los viajes pueden recorrer conmigo el País Vasco, desde Facebook, Twitter e Instagram, con el hashtag #PDEuskadi. Se agradecerá el apoyo, los consejos y las invitaciones para potear.

¡Hasta la vista! Ikusi arte!

Nicaragua: el edén de Centroamérica


Nicaragua se encuentra situada en el centro del continente americano y en el núcleo de América Central, quizás esa casualidad de verse el ombligo de la región la haya alejado de las miradas de los viajeros y no sea un destino turístico sobreexplotado. Nicaragua está bañada por el Océano Pacífico a poniente y por el Mar Caribe en la costa este (seguramente es uno de los emplazamientos caribeños menos turísticos de todos los que se pueden elegir en el mapa). El agua como descubriréis forma parte de la vida y de la historia de este país, de sus paisajes así como de su idiosincrasia.

Nicaragua es tierra de lagos, volcanes, ríos y montañas, y esos cuatro accidentes geográficos son suficientes para protagonizar el extenso y bello paisaje de las tierras nicaragüenses. Porque Nicaragua se convierte en un viaje paisajístico y de acercamiento a una cultura poco conocida y por suerte aún muy genuina. Mis lugares favoritos en este país son:

Cocibolca: el Lago de Nicaragua

Con más de ocho mil kilómetros cuadrados y 350 islas (algunas de ellas tropicales y en venta) es imposible no quedarse estupefacto ante este “Mar de Agua Dulce” como lo denominaron los conquistadores españoles. Aquí se ubica, la isla más grande del mundo que se encuentra rodeada por el agua dulce de un lago, se trata de la Isla de Ometepe y aunque inicialmente se trataba de dos diferentes islas, las lavas de los volcanes Concepción y Maderas la unieron en una sola.
Sea como sea, os recomiendo alquilar una pequeña barca en el paseo lacustre de la Ciudad de Granada “nicaraguita” -como cantaba Carlos Mejía Godoy- y disfrutad del paseo, los monos aulladores y el Slow Travel.

Granada: “la Gran Sultana del Trópico”

Una de las ciudades coloniales más bonitas del país y la primera que fundaron los españoles en el año 1524. Ciudad asaltada por piratas ingleses, de esencia republicana en su pasado político y en fiesta todos los viernes del año, donde es posible disfrutar de las Noches de Serenata. Música, puestos de comida ambulante y ambiente popular sirven de colofón a las jornadas de visita a sus monumentos.
El Parque Colón, la Catedral, el Convento de San Francisco, la Calle Real de Xalteva, Calle Atravesada, la Calzada o la Plazuela de los Leones son algunos de los rincones donde vivir el pasado indígena y el colonial, el presente y el futuro de Nicaragua. En la Casa de los Tres Mundos también llamada Casa de los Leones se puede leer un cartel que reza:

Que tampoco hay en la vida nada como la pena de ser ciego en esta Granada”

León: Santiago de los Caballeros

León es otra de las ciudades imprescindibles que se debe visitar en Nicaragua. Es quizás la ciudad opuesta a Granada ya que es liberal, atea y sandinista. Durante vuestro viaje encontraréis férreos defensores de los dos bandos (digamos que “políticos”) y sus representantes os darán interesantes discursos donde aprenderéis más historia y “revolución” que en una clase de Universidad. Yo me encontré sin querer con dos taxistas -uno en cada una de las ciudades- que acompañó cada trayecto con una gran disertación sobre las figuras del revolucionario Augusto Nicolás Calderón Sandino (General de Hombres Libres) y del General Anastasio Somoza García.
Pero volvamos a qué se puede ver en León: las ruinas de León Viejo que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La Catedral de León, al igual que nuestra homónima Catedral de León española, es recomendable visitarla, en este caso porque está considerada el edificio religioso colonial más grande de Centroamérica. El Calvario, la Iglesia de la Recolección, el Museo Archivo Rubén Darío o la Iglesia de San Juan Bautista de Sutiava, son algunas de las joyas visitables de la ciudad. Junto a la riqueza cultural del Barrio de Sutiava donde la comunidad indígena conserva costumbres y tradiciones ancestrales, todo el tiempo destinado será insuficiente para conocer la ciudad y alrededores.

Volcanes de Nicaragua

No importa si os acercáis hasta el Volcán Mombacho cerca de Granada, al Volcán Masaya en la ciudad del mismo nombre, o a los volcanes cercanos a la ciudad de León: Volcán Momotombo, Volcán Cerro Negro, Volcán San Cristóbal y Volcán Telica, cualquiera de ellos es una buena elección. Una de las mejores actividades que se pueden hacer en Nicaragua es practicar senderismo por sus Parques Naturales y sus Parques Volcánicos. Muchos de ellos tienen acceso hasta la cima de sus cráteres, eso sí, id provistos de agua, un pequeño tentempié y algún pañuelo que os tape el rostro (muchos de ellos aún despiden fumarolas de azufre). Encontraréis lugares donde parar y regocijarse de las vistas.

En el tintero de mi memoria queda Masaya y su Mercado de Artesanías, los trayectos en autobuses tipo camioneta, el “robo” del policía de la frontera nicaragüense que nos cobró su propio impuesto por salir de Costa Rica, la amenaza de secuestro de los taxistas en Managua, el olor a café de la Hacienda El Progreso, el paisaje de la Laguna del Tigre y el niño que comía los restos de Vigorón que dejaban en los platos los turistas en “El Ancla”. La pluma del tiempo ha querido que pasen nueve años de mi viaje a Centroamérica pero los caprichos de la memoria hoy la traen a mi recuerdo.

Rüdesheim en tres ideas: vino, paisaje y ensueño

Rüdesheim

Rüdesheim está situada a 65 kilómetros de Frankfurt, es la puerta de entrada al Valle de Loreley y al Valle del curso medio del AltoRin, declarado en el año 2002 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Primera idea: Vino


Rüdesheim
Rüdesheim es un excelente destino para el enoturismo

Rüdesheim es conocida por sus viñedos y sus excelentes vinos. En el siglo X llegaron los primeros monjes franceses que venían a evangelizar con unas cuantas cepas de Pinot Noir y así empezó la tradición vinícola del lugar. Un peculiar giro en el Rin en forma de recodo, (en el kilómetro 526'4 se encuentra Rüdesheim am Rhein) tiene la culpa de que en este punto de la geografía -la región de Rheingau- se produzcan los mejores vinos de Alemania

Rüdesheim
En Rüdesheim se puede degustar excelentes vinos de la región de Rheingau

El río queda situado de este a oeste y las laderas asomadas al Rin reciben toda la luz del sol y durante más horas al día. Esta peculiaridad junto a que las aguas son también caldeadas por el sol y reflejadas en la tierra, proporcionan a los viñedos de Rüdesheim am Rhein un microclima capaz de madurar la uva por mucho más tiempo.

Rüdesheim am Rhein
La bodega Carl Jung está ubicada en el castillo de Boosenburg desde 1938

Los vinos de la región de Rheingau más apreciados son el Riesling (un vino blanco casi transparente que puede costar unos 12 € la botella, 3 € la copa) y Spätburgunder (el Pinot Noir más conocido). Llenar una copa de este vino es como tener un enorme rubí entre las manos, tiene una luminosidad especial. El sabor es dulce, afrutado, suave en el paladar, con un punto chispeante de juventud y con fuerza en el sabor que perdura en la boca ¡como un buen beso!.

Segunda idea: Paisaje


El Rin a su paso por Rüdesheim am Rhein está lleno de torres y castillos

El Rin es un río evocador envuelto en un halo de misterio y fantasía. A través de él y partiendo de los diferentes amarres que se encuentran en la orilla de Rüdesheim es posible llegar en barco hasta Coblenza, Bonn y Colonia; situadas al norte, o hasta Maguncia; situada al sur. Aunque existen cruceros fluviales mucho más cortos, como el que llega hasta el castillo de Rheinstein.

Rüdesheim am Rhein
Existen cruceros fluviales de unas pocas horas que recorren el Rin

Rüdesheim invita a disfrutar de las vistas panorámicas que ofrece el Rin, de la misma manera que se puede disfrutar de una buena copa de vino, mientras se contempla el ir y venir de todo tipo de embarcaciones que circulan por el caudal del río. Existen establecimientos que ofrecen unas vistas sensacionales desde el tejado o desde alguna terraza cubierta con pérgolas llenas de flores. En mi tercera idea sobre Rüdesheim también hay mucho más sobre paisajes de ensueño.

Tercera idea: Ensueño


Trechtingshausen
El Castillo de Rheinstein es una visita imprescindible

Después de haberlo probado es imposible no recomendar la excursión conocida con el nombre de Romantik Tour. Una muy buena opción si se quiere visitar el Castillo de Rheinstein y subir al Monumento Niederwalddenkmal, ya que incluye todos los transportes (teleférico, telesilla y barco) así como las entradas al castillo, por tan sólo 22 € (precio actualizado en junio de 2024). En Oberstrasse 37 se encuentra la Rüdesheim Seilbahn Talstation; la Estación del teleférico; donde comienza el Romantik Tour. 

Rüdesheim am Rhein
Vistas desde las cabinas del teleférico de Rüdesheim am Rhein

Unas diminutas cabinas, que pasan sobre los viñedos y campos de Rüdesheim am Rhein, van subiendo apaciblemente. A medida que la cabina del teleférico se eleva (hasta alcanzar los 203 metros de altura), se va obteniendo una vista panorámica del entorno y Rüdesheim va quedando atrás, pequeñita como si fuera una imagen irreal para dar mayor protagonismo a las aguas del Rin que emergen en un lado; esplendorosas. 

Rüdesheim am Rhein
Las vistas desde el Tempel Rebenhaus son impresionantes

Una vez bajas del teleférico comienza una pequeña caminata hasta el Tempel Rebenhaus, construido en 1788 por el Conde de Ostein y frecuentado durante el siglo XIX por los turistas románticos de la época. Dicen que sirvió de inspiración a muchos intelectuales, incluyendo al poeta Clemens Maria Brentano, Beethoven y GoetheDesde aquí parten numerosas rutas de senderismo que recorren la región de Rheingau; región vinícola que se extiende desde Rüdesheim a Wiesbaden. También se pueden recorrer los 320 kilómetros de distancia que hay entre Bonn y Wiesbaden a través del Valle Alto del Rin Medio.

Rüdesheim
Una ruta senderista rodea el monumento a Germania

Por esta vez, realizaremos un pequeño paseo entre los árboles que lleva hasta el monumento a Germania; conocido con el nombre de Niederwalddenkmal. Fue construido en bronce por orden de Guillermo I entre 1871 y 1883, mide 38 metros de altura y pesa 32 toneladas. Representa la unión de todos los alemanes en la reunificación del Imperio Germánico de 1870-1871. La figura principal simboliza a Germania y su restauración finalizó en febrero del 2013, con un coste aproximado de 15 millones de euros. 

Rüdesheim am Rhein
La Madonna Prusiana de Rüdesheim am Rhein

Germania es una imponente “Madonna Prusiana” de 13 metros de alto que vigila que los franceses no se acerquen. Su corona de bronce mide 1 metro de ancho y la espada boca abajo y la corona de laurel indican que está “en son de paz”. A los lados hay dos enormes ángeles, Gabriel con una trompeta y el otro es el ángel de la paz. En el centro puede verse un panel con 180 figuras masculinas en un solo relieve, que queda presidido por la figura de Guillermo I. También puede verse al Dios Rin y a la Diosa Mosela que le entrega el cuerno de la seguridad. 

Rüdesheim am Rhein
Una de las maneras de recorrer el Landschaftspark Niederwald es en carro

Unos paneles explicativos en la base del monumento explican la simbología y las curiosidades del monumento, pero sólo están disponible en alemán. Nuestra pequeña caminata no ha hecho más que empezar y continuamos atravesando el Landschaftspark Niederwald; un enorme parque ubicado entre bosques que siguen el curso del Rin y donde se encuentran diseminados varios miradores y edificios pintorescos. Pero esto os lo contaré otro día con un buen Riesling en las manos. Puedes seguir esta excursión de un día desde el Parque Niederwald hasta el Castillo de Rheinstein, en este artículo.

Más información: Transporte: Desde la estación de trenes de Frankfurt Hauptbahnhof salen cada día trenes hacía Rüdesheim (vía 23 dirección Neuwied) el trayecto dura poco menos de una hora. Precio del billete: 11 €. Las máquinas de billetes no aceptan tarjetas de crédito con chip ya que no se puede teclear el número secreto, se recomienda llevar suficiente dinero en metálico.

Aventura a cualquier edad en Llavorsí


La primera vez que pisé Llavorsí (Pallars Sobirà, Lleida), era una intrépida veinteañera dispuesta a probar aquello de lo que todo el mundo hablaba: ¡los deportes de aventura!. La verdad es que, ha llovido mucho desde el verano de 1992, pero aún las recuerdo como una de mis mejores vacaciones. Me alegra saber que Yeti Emotions, la empresa que nos organizó una de las actividades más apasionantes de aquel verano, aún sigue vigente. Ya por entonces uno podía bajar el río Noguera Pallaresa en canoa, rafting o hidrospeed, hacer descenso de barrancos, escalada, puenting o senderismo, volar en globo, montar a caballo o alquilar bicicletas de montaña. Actividades que no dejaban aliento al aburrimiento y que a mi parecer, no tienen edad. A mis cuarenta he hecho parapente, he bajado a explorar una cueva subterránea en Tarragona y sigo interesada en realizar todo tipo de experiencias deportivas si la oportunidad lo merece.

Pero volvamos a qué se puede hacer en Llavorsí, esta vez para los menos intrépidos. Una de las actividades recomendables es recorrer a caballo los bosques, ríos y pueblos de esta zona. En algunos lugares no llegan los vehículos y la equitación aunque sea de fin de semana, te da la oportunidad de conocer lugares idílicos. Es una experiencia fascinante si os gusta admirar el paisaje, ya que permite entrar en contacto con la naturaleza, a lomos de un bello animal que no necesita que seamos un experto jinete.

Adentrarse en las aguas de un río, no es cosa de niños, sea cual sea el “vehículo” elegido para hacerlo, en las empresas que promocionan el turismo de aventura lo tienen claro: primero hay que ofrecer unas técnicas de navegación previas, aprendidas en la “base de operaciones”, saber cómo hay que llevar los remos, cómo salir a flote si volcamos, cómo nadar a contracorriente, seguridad ante todo. Ponerse en manos expertas se nota en las clases preparatorias para hacer kayak, Bus-Bob, hidrospeed o rafting. Ante la duda: ¡preguntad!

Si tu corazón resiste y el tema de vértigo lo dominas, tu sitio sin duda está en el aire. Arnés y cuerdas te protegen de un salto desde 20 o 25 metros de altura, pero en definitiva quien salta del puente eres tú y una mezcla de valentía y locura. Si lo de las alturas te va pero eres amante de los paisajes, una de las maneras más originales de ver la belleza de una comarca, es disfrutando de un paseo en globo o volando en parapente.

También existe la opción de mimetizarte con la naturaleza practicando escalada y descenso de barrancos, ya verás como todo tu cuerpo se hace uno con la montaña, cuando notes que estás encaramado con la punta de tus dedos y viendo el vacío. Suerte de los arneses y mosquetones ¿eh?

Sin duda un amplio abanico de posibilidades y actividades para descubrir el Noguera Pallaresa, considerado uno de los mejores ríos de aguas bravas de Europa. La mejor época es la del deshielo, desde mayo hasta junio, cuando el río aumenta de caudal y fuerza. Fuera del agua, el paisaje y el entorno no tienen período ni estación ya que se pueden disfrutar en cualquier época del año. En invierno los deportes de nieve toman protagonismo: raquetas de nieve, esquí alpino o el entrañable mushing: los trineos tirados por perros, que son una delicia para todos, sobretodo para los que conservamos un poco del alma de nuestra infancia.

Dentro y fuera del agua, por tierra o por aire, el Pallars Sobirà es un excelente lugar para vivir nuevas experiencias o volver a experimentarlas. ¡Visita Lleida

Curiosidades ateas de un viaje a Lourdes


Lourdes nació de la mano de un milagro, un milagro que en 1858 eligió a una joven de catorce años llamada Bernadette Soubirous, para ser la protagonista de la aparición de la Virgen en dieciocho ocasiones.

Independientemente de la creencia de cada uno, lo cierto es que en Lourdes se tiene la sensación de que a la Humanidad aún le queda un atisbo de esperanza y un hueco para el misticismo y la fe en pleno siglo XXI. Seis millones de visitantes anuales confirman que detrás de este enclave religioso hay un lugar para ver y descubrir.

Un primer paseo por Lourdes os servirá para encontrar el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la religión: máquinas vending de cirios, monjas haciendo fotos con iPhone o iluminación led para los peregrinos que asisten a la procesión de antorchas, que se celebra diariamente entre abril y octubre, a las nueve de la noche. Es en este momento cuando los ateos y agnósticos quedan estupefactos ante el número de peregrinos venidos de todos los rincones del planeta que se concentran para rendir homenaje, recoger el agua del manantial o devolver una promesa ante la Virgen.

Arquitectura
No os quedaréis parados mucho tiempo, en Lourdes habrán más momentos donde quedarse atónito. Seguid descubriendo los rincones de este lugar: paraos ante la Basílica de Nuestra Señora del Rosario; una magnífica obra de estilo románico bizantino cubierta de mosaicos del siglo XIX que recibe al visitante emulando un abrazo. Subiendo por uno de sus laterales se alcanza la Basílica de la Inmaculada Concepción construida en 1871 sobre la Cueva de Massabielle donde se produjeron las apariciones de la Virgen. No hay un edificio igual en toda Francia.

Naturaleza
Escaparse a la naturaleza es fácilmente accesible y una divertida excursión gracias al encantador Funicular de Pic du Jer. Las vistas a 948 metros de altitud son tan increíbles que no os parecerá estar cerca de la ciudad, a veces olvidamos que los Pirineos son inmensos. Si tenéis la suerte de dar con Hélène Sarniguet; la responsable de acompañar vuestros pasos por el sendero botánico, os aseguro que os transmitirá el entusiasmo por la flora y fauna del lugar. Los binoculares que encontraréis distribuidos a lo largo de la terraza son gratuitos así que ¿quién se atreve a buscar donde se esconden los jabalíes, alimoches o los simpáticos muflones?

Deportes extremos
Nos encontramos en uno de los lugares donde se celebra el Campeonato de BTT de Francia, así que si queréis probar de bajar a dos ruedas por el Valle de los Gaves, existen tres recorridos según el nivel que presentéis: negro, rojo y azul. También existe la posibilidad de practicar parapente para minusválidos, la terraza con sus preciosas vistas y el Funicular del Pic du Jer están adaptados para aquellos que deseen practicar este deporte y la silla de ruedas no es ningún inconveniente.

Como veis el hecho de estar en un enclave religioso no es ni mucho menos aburrido.

Toda la información generada en Redes Sociales sobre el Blogtrip a Hautes Pyrénées, se puede consultar con el hashtag #LourdesPyrénées.

Si te ha gustado este texto y quieres seguir leyendo sobre esta región francesa te invito a leer Comer en lo más alto: ¡En la cima de una montaña!; un restaurante situado en Pic du Midi.

Gavarnie: donde el agua parece zafiro líquido


La región de Gavarnie se encuentra situada en el centro-sur de la región francesa de Hautes-Pyrénées. Si estuviéramos delante de un rostro dibujaría el borde de un delicado mentón de formas suaves pero contundentes.

El Aeropuerto de Tarbes se encuentra a menos de hora y media de Cirque de Gavarnie; uno de los Patrimonios Mundiales de la Humanidad, declarados por la UNESCO en 1997, en Francia. Gracias a la compañía Vueling -que vuela dos días por semana- esta joya francesa queda más cerca para todos nosotros y facilita la experiencia viajera también a los discapacitados.

El Cirque de Gavarnie es un gigante frente natural, de época glaciar, que alcanza entre los 1.500 y 1.700 metros de altura. El circo está formado por paredes de roca calcárea de 50 millones de años que a pesar de su antigüedad, aún sigue viva con un latido propio e inconfundible dentro del Parque Nacional de los Pirineos. Su forma redondeada abarca 14 kilómetros de circunferencia sólo interrumpida por el paso de la mayor cascada de Europa; un vertiginoso salto de 423 metros. El Cirque de Gavarnie es uno de los cuatro Grands Sites de Hautes-Pyrénées junto a Lourdes, Pic du Midi y Cauterets-Pont d'Espagne.

El acceso a esta zona es fácil y está indicado para todo tipo de senderistas, aficionados o expertos, con o sin familia. El paisaje que rodea la zona es de Alta Montaña y eso se nota en el color de sus aguas, en la vegetación y en la fauna, especies endémicas salen al paso. Nada más estacionar el coche en el Parking de Holle un par de marmotas subidas sobre una roca nos dan la bienvenida. Siguiendo el camino, bordeado por un riachuelo de aguas juguetonas, se alcanza un hermoso puente de piedra. Es la mejor excusa para detener la marcha y alzar la vista, el paisaje se muestra como un cuadro de gran formato con la ventaja de que llena el interior con un halo de energia.

Aquí no vale cerrar los ojos y inspirar profundamente, el entorno es demasiado hermoso para apartar la vista. Los senderos se multiplican, las posibilidades también; a pie, a caballo o en silla de ruedas -turismo adaptado a diferentes discapacidades: auditiva, motriz, mental y visual-. Lo importante es adaptar nuestros cuerpos urbanos a sentirse parte de este espectáculo de la naturaleza. Y respirar, respirar porque ¡Gavarnie huele bien!.

Sentir el espíritu de la montaña y su bella fragancia, perceptible a medida que avanzas durante el camino, en poco menos de una hora se alcanza la esencia del lugar, el anfiteatro de piedra. Mientras por el camino, cumbres de más de 3.000 metros sirven para proteger el espacio y mostrarnos una montaña llena de magia.

Toda la información generada en Redes Sociales sobre el Blogtrip a Hautes Pyrénées, se puede consultar con el hashtag #LourdesPyrénées.

Si te ha gustado este texto y quieres seguir leyendo sobre esta región francesa te invito a descubrir el Parc Animalier des Pyrénées; protegiendo la vida.

Ermita de la Mare de Déu de la Roca (Escart)


Escart es un municipio de la comarca del Pallars Sobirà (Lleida), situado a 3 kilómetros de Escaló y a 1.230 metros de altitud. Sus habitantes son conocidos con el nombre de Esbalçatossinos.

Bordeando a mano derecha la Iglesia de Sant Martí de Escart, parte un pequeño sendero plagado de flores que lleva hasta nuestro destino de hoy. En la lejanía, en dirección este, se vislumbra una construcción encaramada en la roca, se trata de la Ermita de la Mare de Déu de la Roca; un pequeño templo situado en un lugar místico y espectacular ¡excavado en la roca de un peñasco!.

La ruta, de apenas un kilómetro, es posible recorrerla tranquilamente en media hora. El minúsculo sendero, con escaso desnivel de poco más de cien metros, serpentea entre espectaculares acantilados que no son aptos para personas que padecen vértigo o los más pequeños de la casa.

Mariposas y saltamontes compiten con nuestras botas por llegar primeros a la ermita. La estrecha senda mide poco más de cuarenta centímetros de anchura y aunque el camino no entraña dificultad, si que requiere atención en dónde se ponen los pies y es necesario llevar un calzado adecuado. ¡Un pie detrás del otro y sin perder el equilibrio! Tramos de piedras con otros cubiertos de hierba serán interrumpidos por diminutos saltos de agua de las montañas.

Son muchos los sonidos que acompañan el trayecto; a pesar de no verlos, se oyen relinchar a la manadas de caballos que recorren los abundantes pastos de la zona. El pequeño riachuelo de Escart que nace y recorre todo el término, acabará con sus estrepitosas aguas junto a las del Noguera Pallaresa en la proximidad de Escaló. Mientras numerosos trinos de diferentes pájaros nos transporta al ambiente campestre del cuento de Blancanieves.

Cuando el paso se vuelva seguro y el terreno lo permita, contemplad el paisaje: picos elevados recubiertos de pinos y abetos con espacio suficiente para pastos, un manto aterciopelado con árboles de diferente tonalidad verdosa que se asemeja a una alfombra intermitente de hierba verde y coloridas plantas. No es de extrañar que desde tiempos inmemoriales aquí se haya cultivado desde cereales; como son el trigo, centeno o cebada, hasta legumbres, hortalizas o patatas. La caza también es abundante en perdices y liebres.

Llegado a los pies de la alta escalera -por suerte con barandilla- podemos contemplar en todo su esplendor este pintoresco lugar donde se encuentra ubicada la Ermita de la Mare de Déu de la Roca: en la vertiente de una escarpada peña que en otro tiempo albergó el Castillo de Sant Just d´Escart.

La ermita era conocida con el nombre de la Virgen de la Boca (o de la Peña) y está construida aprovechando el saliente rocoso. Ya existía en el siglo XI según algunos textos conservados y resistió al igual que la villa de Escart a la invasión musulmana de la época. Difícilmente se entiende el motivo de construir esta ermita en semejante lugar: un peligroso despeñadero, pero aún es más extraño pensar en el interés de los musulmanes por este lugar ubicado en medio de inaccesibles montañas. El edificio actual, a manera de cueva, fue construido entre 1707 y 1748. Conserva una espadaña de un sólo ojo y una estrecha ventana rectangular en el muro de entrada.

El 8 de septiembre se celebra el Aplec de la Mare de Déu de la Roca, un buen momento para visitar su interior que permanece cerrado la mayor parte del año. Un pequeño banco de piedra situado en un lado de la entrada, cobijado por la pared del saliente rocoso, sirve para retomar fuerzas y deleitarse con las vistas de “lo Bosc Negre” y de Escart.

Los viajes más populares