Pentahotel Brussels City Centre: un oasis urbano en Bruselas

Uno de los espacios del Pentahotel Brussels City Centre

¿Buscas un hotel en Bruselas que sea moderno, cómodo y ecológico? No busques más, ¡el Pentahotel Brussels City Centre lo tiene todo! Situado en el barrio de Saint-Gilles, cerca de la Avenue Louise, una popular zona comercial, y a poca distancia de los mejores bares y restaurantes de la ciudad. Este hotel es el punto de partida perfecto para explorar la vibrante capital belga.

Habitaciones: tu refugio urbano en Bruselas 

Habitación con vistas a la avenida Chaussée de Charleroi

Las habitaciones del Pentahotel Brussels City Centre destacan por su diseño moderno y detalles decorativos encantadores que crean un ambiente acogedor y personalizado. El Pentahotel Brussels City Centre es un hotel moderno con habitaciones pintorescas, espaciosas y luminosas que dispone de camas gigantescas. El hotel ofrece cuatro tipos de habitaciones adaptadas a diferentes necesidades y presupuestos.

Compromiso con la sostenibilidad: un hotel eco-responsable 

Espacio de trabajo en la habitación

Las habitaciones están equipadas con artículos de tocador de lujo y productos de la marca Zenology, que trabajan con ingredientes naturales y sin experimentación con animales. Y hablando de animales, disponen de habitaciones específicas Pet Friendly para perros y gatos. Además, en el Pentahotel se comprometen con la sostenibilidad, siguiendo prácticas de limpieza inteligentes y sostenibles

Las habitaciones del Pentahotel Brussels City Centre están diseñadas para el confort

Para ser lo más sostenibles posible, el hotel no realiza la limpieza diaria de las habitaciones automáticamente. Aunque puedes solicitar el servicio sin coste adicional, y se realizará con productos de limpieza ecológicos. Como agradecimiento, si te decantas por la opción ecológica, plantarán árboles a través de una organización ecologista. ¡Ah! Y no te preocupes por el check out, tienes tiempo hasta las 12 h para realizarlo.

Espacios gastronómicos del Pentahotel Brussels City Centre


Recepción y barra de bar del Pentahotel Brussels City Centre

En el Pentahotel Brussels City Centre disponen de una recepción híbrida: mitad barra de bar, mitad área de recepción, que invita a descubrir sus diferentes espacios gastronómicos. En su innovador bar, cafetería, restaurante, incluso en su improvisada terraza en la calle, podrás disfrutar de una deliciosa comida (¡su hamburguesa es legendaria!), relajarte con un cóctel por la noche o simplemente socializar con lugareños y otros viajeros. 

Sopa del día (6 €) y Crouque Monsieur con patatas fritas (14 €)

Si prefieres cenar en el hotel, el restaurante del Pentahotel Brussels City Centre ofrece una selección de platos deliciosos, incluyendo un plato local diferente cada día, disponible desde las 12:00 hasta las 22:30 h. Disfruta de una comida deliciosa o de una cerveza belga sin necesidad de desplazarte, no notarás que estás comiendo o cenando en un hotel.

Desayunos energéticos


Selección de compotas, mermeladas y yogures en el buffet del desayuno

Podrás comenzar tu día en Bruselas con un desayuno buffet completo y delicioso en el Pentalounge del Pentahotel Brussels City Centre. El desayuno está disponible desde las 6:30 hasta las 10 h, de lunes a viernes, o hasta las 10:30 los domingos. Elige entre una amplia variedad de opciones, desde bizcochos caseros hasta fruta de temporada y opciones calientes. Además de zumos, cereales, variedad de panes, cafés e infusiones.

El Pentalounge: co-working informal o afterwork animado 

Uno de los rincones de lectura del Pentalounge

Este hotel cuenta con diversos espacios en la planta baja donde disfrutar de una charla, un libro, una partida de dardos, un alocado futbolín, una competición de billar o simplemente pasar una noche divertida jugando a juegos de mesa. El Pentalounge es, sin duda, el corazón palpitante y uno de los principales atractivos de este hotel, donde predominan las tonalidades oscuras y la luz natural de su fachada acristalada.

Una de las mesas de billar del Pentalounge

Si eres de los que les gusta socializar o has venido a Bruselas con la familia, amigos o compañeros de trabajo, probablemente pasarás un buen rato en sus diferentes rincones. Los diferentes espacios combinan comodidad y estilo, y está abierto las 24 horas, incluso disponen de snacks en el bar a cualquier hora, que también pueden servirte en la habitación, pero con coste extra.

No imagino mejor lugar que con esa chimenea encendida

El Pentalounge también funciona como un espacio de co-working informal. Conéctate al wifi gratuito de alta velocidad y aprovecha el ambiente relajado para mantenerte conectado o relájate con su música cuidadosamente seleccionada, que cambia mensualmente para crear un ambiente relajado y moderno. Además, en el Pentalounge encontrarás una estación de recarga de agua.

A 800 metros a pie de Pentahotel Brussels City Centre se encuentra la Casa-Museo Horta y a 1 kilómetro el Hôtel Solvay, dos de las casas Art Nouveau diseñadas por Victor Horta.

Más información: Pentahotel Brussels City Centre. Dirección: Chaussée de Charleroi 38, 1060 Bruselas. Teléfono: +32 2 533 66 66. Precio habitación desde 100 €/noche. Web: Pentahotel Brussels City Centre

Toda la información generada durante mi viaje a Bruselas puede consultarse a través del hashtag #visitbrussels.

Maison Hannon: el nuevo tesoro del Art Nouveau en Bruselas

Bruselas
Manija de la puerta principal de la Maison Hannon diseñada por Émile Gallé
En 1902, el ingeniero Édouard Hannon (1853-1931) encargó a su amigo y arquitecto Jules Brunfaut (1852-1942) la construcción de esta encantadora casa adosada en la esquina de la Avenue de la Jonction y la Avenue Brugmann, en estilo Art Nouveau. Hannon, además de seguir una prestigiosa carrera como ingeniero del grupo Solvay, fue un destacado fotógrafo pictoralista.

Bruselas
Vista del recibidor

Hannon, un importante cliente de Émile Gallé (1848-1904) y de Louis Majorelle (1859-1926), confió la decoración interior de la Maison Hannon a estos renombrados artistas. A petición de Hannon, Brunfaut abandonó su estilo ecléctico favorito y se inspiró en el trabajo de Victor Horta y Octave Van Rysselberghe, creando así su única obra en estilo Art Nouveau.

Fachada


Bruselas
Bajorrelieve en la esquina de la fachada de la Maison Hannon

La fachada juega combinando las líneas convexas y cóncavas, mezclando piedra de Euville con ladrillo blanco de Silesia y piedra azul, creando un juego de formas y tonalidades. El chaflán está decorado con ornamentaciones florales y vegetales, y un bajorrelieve titulado “La Fileuse”, realizado en 1903 por Victor Rousseau (1865-1958), que representa una alegoría del paso del tiempo.

Bruselas
La fachada de la Maison Hannon es un juego de volúmenes influenciados por el Art Nouveau

La combinación de ventanas es un juego de tamaños y formas, algunas en arco de medio punto, enmarcadas por una amplia moldura. La más destacada es la ventana-mirador saliente sobre una base curva de la Avenue de la Jonction, que alberga el jardín de invierno. Los balcones suavemente curvados moderan el ángulo recto de la esquina.

Bruselas
Un zócalo en piedra de Euville sirve de base al jardín de invierno

Los balcones de la segunda planta se despliegan en los extremos con volutas de piedra que crecen desde la primera planta y conforman los lados del balcón, adornado con rejería de líneas sencillas en hierro forjado. El muro de cerramiento en ladrillo de Silesia, sobre zócalo de piedra blanca de Euville y piedra azul, unía la vivienda con las caballerizas, actualmente desaparecidas.

Interior 

Bruselas
Silla “Ombelles” en madera de nogal de Émile Gallé (c. 1904)

Para la decoración interior, Jules Brunfaut, combinó el Art Nouveau con influencias eclécticas. La decoración original de la Maison Hannon contaba con jarrones, lámparas y mobiliario del artista de Nancy, Émile Gallé, diseñados especialmente para la casa en 1904. El tema decorativo principal fueron las umbelas, unas flores que parten de un eje central común, formando una especie de abanico. 

Bruselas
Estantería “Ombellifères” en madera de nogal de Émile Gallé (1902)

Louis Majorelle completó el diseño de mobiliario en 1910. Édouard Hannon y su esposa Marie Debard (1857-1926), apasionados de la botánica, dotaron el interior de su casa con una maravillosa decoración de motivos florales presentes también en las pinturas murales, elementos decorativos y vidrieras realizadas por el maestro vidriero Raphaël Évaldre (1862-1938).

Planta baja


Bruselas
Vidriera Art Nouveau con motivos florales en forma de mariposa

El pequeño vestíbulo abovedado cuenta con dos puertas: una que conduce a las bodegas, hoy la zona de los baños públicos, y otra con rejería ornamentada que da acceso al jardín, actualmente un pequeño guardarropía. Encima de esta última puerta, hay una ventana ovalada adornada con una vidriera de cristal americano que presenta motivos florales en forma de mariposa.

Vestíbulo central


Bruselas
La escalera está adornada con un gran fresco en la pared, obra de Paul-Albert Baudouin

Unas escaleras con barandilla de mármol negro conducen hasta el vestíbulo central decorado con un impresionante fresco, obra del pintor de Rouen, Paul-Albert Baudouin (1844-1931). En la pintura puede verse un joven consolado por su musa, contemplando el mar en un paisaje marino bordeado de olivos y laureles, mientras jóvenes portadoras de liras, vestidas con túnicas, se elevan en el cielo.

Bruselas
Espléndidos mosaicos en el suelo con motivos ondulados decoran el vestíbulo central

El suelo del vestíbulo central está embellecido con mosaicos de influencia clásica, que representan hojas de acebo rodeadas de nuevo de curvas, contracurvas y motivos geométricos en el centro. El vestíbulo central distribuye las demás estancias de la primera planta: el comedor, el jardín de invierno circular, el salón de fumar situado en la esquina del edificio y el salón. El techo abovedado del vestíbulo está decorado con flores estilizadas, culminando en un friso de hojas de roble y bellotas.

Jardín de invierno


Bruselas
El gran ventanal con vidrieras florales del Jardín de invierno

La vidriera de hierro y cristal del jardín de invierno ocupa un espacio saliente en la fachada de la Avenue de la Jonction. Su estructura curvilínea recuerda a una jaula de pájaros. La entrada de luz natural, crea un ambiente luminoso y aireado que en invierno permitía disfrutar de las plantas y la naturaleza en un espacio cálido y soleado.

Salón de fumar


Bruselas
Figuras alegóricas en un paisaje de árboles frutales, obra de Paul-Albert Baudouin

En el salón de fumar se conserva un friso pintado por Paul-Albert Baudouin en 1904 que muestra figuras alegóricas en un paisaje de árboles frutales. El mural de la escalera y este friso del salón de fumadores de la Maison Hannon, son un caso especial, que contrastan con el resto del arte por su temática histórica.

Bruselas
Los motivos florales en forma de mariposa se repiten en el salón de fumar

Las vidrieras de este espacio, parcialmente restauradas, muestran decoración vegetal ondulante en tonos amarillos. El cristal americano permite que el vestíbulo central quede iluminado indirectamente por la luz que se filtra a través de las puertas. Jules Brunfaut prescindió del uso de lucernario en el techo de la escalera, pero no de luz.

Segunda planta


Bruselas
La escalera de la Maison Hannon es una auténtica obra maestra del Art Nouveau

Una imponente escalera de caoba, diseñada por Pierre Desmedt, se eleva a la segunda planta con una barandilla de hierro forjado, curvado en sencillas curvas y contracurvas encadenadas. La vivienda contaba en la segunda planta con tres dormitorios, dos de ellos situados en la parte delantera, un baño y un vestidor con armarios altos. 

Bruselas
Vidriera decorada con guirnaldas de flores azules

En el espacio central está iluminado por un conjunto de tres ventanas con vidrieras decoradas con guirnaldas de flores azules, reconstituidas durante la restauración a partir de los restos existentes. En algunas estancias, se puede ver el suelo de parquet con friso de marquetería y las paredes cuentan con un zócalo alto y chimeneas de mármol.

Tercera planta


Bruselas
Escalera de servicio de estilo japonés

Para acceder al piso superior, donde se situaban las habitaciones del personal y el despacho-biblioteca en la parte trasera, se utilizaba una escalera con una rampa de estilo japonés, hecha de madera pintada. Las aberturas arqueadas que iluminan la caja de esta pequeña escalera con luz natural de forma directa, antiguamente estaban provistas de vidrieras. 

Bruselas
Detalle de una de las puertas de la Maison Hannon

La Maison Hannon es una obra maestra del Art Nouveau belga, caracterizada por su uso de líneas orgánicas, motivos florales y vegetales, y materiales como el hierro forjado, el vidrio y la cerámica. Curiosamente, esta joya arquitectónica estuvo a punto de desaparecer, pero fue salvada de la destrucción in extremis

Bruselas
Lámpara Art Nouveau en bronce y tulipa de cristal

Aunque numerosos muebles de Gallé fueron donados a museos franceses, los descendientes de Édouard Hannon y Marie Debard conservaron parte del mobiliario y casi la totalidad de las lámparas de Gallé, que hoy podemos admirar. La Maison Hannon abrió sus puertas en junio de 2023 y es de visita obligada para cualquier amante del modernismo, el Art Nouveau francés y belga.

Más información: Maison Hannon. Dirección: Avenue de la Jonction 1, 1060 Saint-Gilles. Horario: jueves de 13 a 18 h, viernes de 11 a 18 h y sábados y domingos de 10 a 18 h. Entrada: 12 €. Cómo llegar en transporte público: En el tranvía n.º 92 (parada Ma Campagne o Darwin) o tranvía n.º 4 (parada Albert). En el autobús 54 (parada Ma Campagne). Web: Maison Hannon

Toda la información generada durante mi viaje a Bruselas puede consultarse a través del hashtag #visitbrussels.

La Grand-Place de Bruselas: Un homenaje a los gremios que forjaron la ciudad

Bruselas
 Las casas de la Grand-Place ilustran la arquitectura barroca de finales del siglo XVII al XVIII
La Grand-Place de Bruselas, inscrita en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde el 1 de enero de 1998, es una joya arquitectónica y cultural, que atesora magníficos edificios que una vez acogieron gremios, comerciantes y artesanos que participaban en el gobierno de la ciudad. Este maravilloso espacio fue mencionado por primera vez en 1174 como “Nedermerckt” (mercado bajo). En los siglos XIII y XIV, la plaza estaba rodeada por algunos “steenen” (casas señoriales fortificadas), además de la Lonja de los Paños, la Lonja de Pan, la Lonja de Carne y casas de madera o arcilla, con techo de paja dispuestas de forma desordenada.

Bruselas
La plaza del mercado era el centro de la vida política, económica y social de Bruselas

Durante el siglo XVIII, la decadencia de los gremios provocó el progresivo deterioro de sus locales. Las casas comerciales fueron confiscadas y vendidas a particulares. Entre 1777 y 1789, se generalizó el nombre actual de Grand-Place. Entre 1882 y 1920 se tomó conciencia del valor histórico y monumental de la Grand-Place y se llevó a cabo una campaña de restauración, que a día de hoy no se ha abandonado. Durante mucho tiempo la Grand-Place de Bruselas fue escenario de grandes acontecimientos públicos.

Bruselas
Casas entre la Rue des Harengs y la Rue de la Colline

La Grand-Place ha sido el lugar destacado para recibir a la corte, celebrar torneos, realizar procesiones (cuya tradición se perpetúa en la actualidad, con la celebración anual del Ommegang) e incluso fue lugar de ejecuciones capitales. Aquí fueron decapitados, acusados de traición por su participación en la revuelta contra el gobierno español, el 5 de junio de 1568, el conde Lamoral de Egmont y Felipe de Montmorency, Conde de Horn. El 19 de septiembre de 1719 corrió la misma suerte, acusado de sedición, François Anneessens; un líder prominente de los gremios de Bruselas que desafió las medidas impositivas del gobierno español.

Casas entre la Rue au Beurre y la Rue Chair et Pain

Los gremios jugaron un papel fundamental en la economía y la sociedad de la Bruselas medieval. Cada uno tenía sus propias reglas, tradiciones y jerarquías, y competían entre sí por el prestigio y la riqueza. Las decoraciones en dorado recuerdan el aspecto resplandeciente que tenía originalmente la Grand-Place, como sugieren algunas pinturas del siglo XVII, dibujos de la primera mitad del siglo XVIII y raros vestigios sacados a la luz durante las últimas restauraciones. En la Grand-Place confluyen siete calles: Rue au Beurre, Rue de la Tête d'or, Rue Charles Buls, Rue des Chapeliers, Rue de la Colline, Rue des Harengs y Rue Chair et Pain

Bruselas
Casas entre la Rue de la Tête d'or y la Rue au Beurre

La Grote Markt o Grand-Place, forma parte de la zona conocida como “Îlot Sacré”, que abarca más de 700 edificios y que coincide con el área protegida por la UNESCO. El Îlot Sacré ha conservado su esencia medieval original, con calles estrechas y sinuosas, con numerosos callejones, ¡algunos sin salida! Vamos a explorar cada rincón de la que probablemente sea ¡la plaza más bonita del mundo! Empezamos con las casas gremiales ubicadas entre la Rue de la Tête d'or y la Rue au Beurre (noroeste) y de derecha a izquierda. Aquí veremos ejemplos de fachadas de estilo más italiano, con órdenes superpuestos de pilastras o columnas (núm. 1, 5 y 7). Los núm. 2-3 y 4 tienen frontones más profusamente decorados.

Maison du Roi d'Espagne


Grand-Place
En la balaustrada pueden verse seis estatuas alegóricas

La "Maison du Roi d'Espagne" (Casa del Rey de España), ubicada en el número 1 de la Grand-Place, es una imponente residencia en esquina. Conocida con el nombre de la "Maison des Boulangers" (Casa de los panaderos) fue construida entre 1696 y 1697 por el gremio de los panaderos, reemplazando la antigua casa fortificada de la familia Serhuyghs (siglos XII-XIII). Originalmente compuesta por varias viviendas, fue reconstruida entre 1900 y 1902 por el arquitecto bruselense Adolphe Samyn, quien también restauró las esculturas y la cúpula original, perdida en el siglo XIX.

Grand-Place
El rey Carlos II de España rodeado de trofeos y esclavos encadenados

La cúpula tiene un tejado adornado con jarrones, presidida por una estatua dorada de La Fama, obra del escultor P. Du Bois. La balaustrada del ático está coronada por estatuas alegóricas de la Fuerza, el Trigo, el Viento, el Fuego, el Agua y la Previsión. La fachada combina piedra blanca de Euville y piedra azul, con detalles dorados. En el centro del segundo piso destaca una escultura que representa el triunfo del rey Carlos II de España, “El Hechizado”, rodeado de trofeos y esclavos encadenados, sobre la mención "Den Coninck van Spaignien" (El Rey de España).

Grand-Place
Busto de San Auberto, patrón de los panaderos

En el primer piso, alféizares decorados con balaustradas y medallones esculpidos por Alphonse de Tombay y Albert Desenfans representando a los emperadores Marco Aurelio, Nerva, Decio y Trajano. El entablamento presenta el cronograma "HAEC STATUIT / PISTOR / VICTRICIA SIGNA / TROPHAEI QUO / CAROLUS / PLENA LAUDE / SECUNDUS OVAT" (El panadero erigió estas señales de victoria como trofeos por los que Carlos II triunfa con plena gloria) que alude al trofeo esculpido por Jules Lagae. En la planta baja, pueden verse pilastras y un arco adornado con una canasta de frutas. El cronograma realizado en 1697: "HIC QUANDO VIXIT MIRA IN PAUPERES PIETATE ELUXIT" (Aquí, mientras vivió, brilló con una admirable piedad hacia los pobres) sirve de pedestal al busto dorado de San Auberto, patrón de los panaderos.

Maison de la Brouette


Grand-Place
Gablete ornamentado con jarrones y guirnaldas doradas, y la estatua de San Gil

En los números 2 y 3 de la Grand-Place se encuentra la antigua residencia de la "Corporation des Graissiers" (Corporación de los comerciantes de sebo), un gremio establecido desde 1365. La parte superior de la fachada cuenta con frutas, antorchas y una hornacina coronada por una concha que alberga la estatua de Saint-Gilles (patrón de los graseros y de la cofradía de los traperos), obra del escultor Joseph Van Hamme de 1912. 

Grand-Place
Columnas salomónicas decoran el segundo piso de “La Brouette”

En 1439 la fachada Original era de madera y no fue hasta 1644 y 1645, que la casa se reconstruyó en piedra. Alineándose con las estructuras vecinas, a finales del siglo XVII, tras el bombardeo por las tropas francesas de Luis XIV comandadas por el mariscal François de Neufville de Villeroy. El arquitecto bruselense Jean Cosyn restauró la fachada y añadió un nuevo gablete. En 1912, se restauró la decoración, se agregaron ventanas y se reemplazaron algunas piedras.

Grand-Place
La Brouette toma su nombre de las carretillas doradas grabadas en los cartuchos

La fachada barroca de “La Brouette” (La Carretilla) presenta una rica decoración que superpone los cuatro órdenes clásicos. El tercer piso tiene pilastras compuestas y ménsulas decoradas. El segundo piso presenta columnas corintias retorcidas y cartuchos con la fecha de finalización de las obras, 1697. El primer piso exhibe columnas jónicas con ménsulas esculpidas con cabezas de ángeles e inscripciones: "EVETTEWARIERS HUYS" (La casa del vendedor de grasa) y "DEN CRUYWAGEN" (La carreta de mercancías), mientras unas pilastras dóricas adornan la planta baja.

Maison du Sac


Grand-Place
Compás sobre el globo terráqueo: el poder de la razón sobre el mundo

En el número 4 de la Grand-Place se erige “Le Sac” (El Saco) o la "Maison des Menuisiers, Ébénistes et Tonneliers" (Casa de los carpinteros, ebanistas y toneleros), un gremio fundado en 1365. Establecidos aquí en 1444, tras vender su local "Rodenborch" para dar cabida al ala oeste del Ayuntamiento. En la parte superior, el gablete ostenta una rica decoración con óculos, ventanas, jarrones y la fecha "1697", rematada por un globo terráqueo.

Grand-Place
"Le Sac" hace referencia a los sacos de tela que se utilizaban para transportar mercancías

El tercer piso presenta mayor decoración que los pisos inferiores. Aquí pueden verse cariátides, cartuchos, conchas y cabezas de ángeles y una cornisa decorada. La casa fue reconstruida entre 1645 y 1646 y sobrevivió milagrosamente al bombardeo de 1695, aunque se realizaron restauraciones en 1720, entre 1854 y 1858, y también en 1882. Busca el bajorrelieve en piedra que muestra un gran saco sostenido por un personaje, mientras otro hunde la cabeza y los brazos en él. ¡Nadie sabe qué significa!

Grand-Place
Herramientas comunes en carpintería, ebanistería, tonelería y masonería

En 1697, el arquitecto y ebanista neerlandés Antoine Pastorana restauró la fachada y la complementó con esculturas de L. Merckaert y del bruselense Peeter van Dievoet. La fachada barroca destaca con una decoración a base de pilastras, columnas jónicas y corintias y en las bases de los balaustres, una impresionante colección de herramientas esculpidas muestra las que utilizaban los carpinteros, ebanistas y toneleros y que curiosamente también están relacionadas con la masonería.

Maison de la Louve


Grand-Place
El ave fénix resurgiendo de sus cenizas

La "Maison du Serment des Archers" (Casa del juramento de los arqueros) o “La Louve” (La Loba), conocida inicialmente como "Le Loup" (El Lobo), se encuentra en el n.º 5 de la Grand-Place. Su historia se remonta a 1340, siendo parte del antiguo dominio de la familia Serhuyghs. El frontón triangular contiene un bajorrelieve de Apolo disparando una flecha a una serpiente Pitón, obra del escultor J. Pollard, mientras que otro grupo esculpido en la parte superior, representa al ave fénix renaciendo de las cenizas, símbolo de la reconstrucción de la ciudad tras el bombardeo y con el cronograma: "COMBUSTA INSIGNIOR RESURREXI EXPENSIS SEBASTIANAE GULDAE" (Habiendo sido quemada, he resurgido más espléndida, a expensas del gremio de Sebastián).

Grand-Place
Apolo disparando una flecha a una serpiente Pitón

Propiedad del gremio de los arqueros desde principios del siglo XVII, la casa fue reconstruida en 1690 después de un incendio y nuevamente en 1696 tras el bombardeo de 1695, aunque con un remate diferente. Pueden verse cuatro medallones con los rostros de los emperadores: Trajano, Tiberio, Augusto y César, realizados por J. Herain, adornando el piso superior. Estos emperadores eran considerados figuras de autoridad, justicia y sabiduría, y su representación en la casa servía para afirmar los valores y la posición social de sus propietarios. 

Grand-Place
La loba capitolina amamantando a Rómulo y Remo

En el segundo piso, 4 estatuas alegóricas representan la Verdad, la Falsedad, la Paz y la Discordia, son también obra de J. Herain. En el primer piso, se conserva la decoración de pilastras dóricas. Modificaciones en 1847 y restauraciones en 1852 y 1890-1892 agregaron detalles y renovaron elementos estructurales. La fachada barroca presenta pilastras, balcones, un relieve que representa a Rómulo y Remo amamantados por una loba. Busca en las rejas forjadas de las puertas laterales, las iniciales de San Antonio y San Sebastián, patrones de los arqueros.

Maison du Cornet


Grand-Place
La fachada del número 6 de la Grand-Place anuncia la llegada del estilo rococó

La "Maison de la Corporation des Bateliers" (Casa de los Barqueros) o “Maison du Cornet” (Casa de la Corneta), en el n.º 6 de la Grand-Place, destaca por su frontón donde puede verse un medallón de Carlos II, rey de España, entre los cuatro vientos y flanqueado por dos marineros y dos delfines, esculpidos por P. Braecke. Arriba, el blasón de España flanqueado por leones heráldicos, obra de los Hermanos Goyer. La fachada presenta una rica decoración, desde pilastras y relieves hasta ventanas y una terraza adornada con caballos marinos y un tritón, obras de G. Devreese.

Grand-Place
Bajorrelieve que representa una corneta y que da nombre a la casa

Entre 1899 y 1902, Adolphe Samyn renovó la fachada barroca con elementos rococó tempranos, destacando tramos cóncavos y un frontón en forma de popa de barco, esculpido por Peeter van Dievoet. Originalmente conocida como "Den Berg" (La Montaña), Le Cornet (La Corneta), tiene raíces que se remontan a 1379, cuando se constituyó como Gremio de los Barqueros. En 1434, es probable que ya fuera ocupada por el gremio y reconstruida en piedra entre 1641 y 1645 por el cantero Godefroid. Tras el bombardeo de 1695, fue restaurada en 1697 por el arquitecto Antoine Pastorana.

Maison du Renard


Grand-Place
Estatua de San Nicolás con báculo pastoral y mitra

La "Maison de la Corporation des Merciers" o “Maison du Renard” (Casa del Zorro), en el n.º 7 de la Grand-Place, está ligada al gremio de los merceros, establecido en 1382. El gablete, de estilo barroco tardío, luce la estatua de San Nicolás en el remate, según un modelo de J.-A. Laumans. Reconstruida en piedra alrededor de 1645, la casa sufrió daños en el bombardeo de 1695, siendo restaurada en 1699, posiblemente por el arquitecto bruselense Cornelius Van Nerven. El arquitecto bruselense Pierre Victor Jamaer supervisó la restauración realizada entre 1883 y 1884, renovando elementos en piedra de Euville.

Grand-Place
En el centro del friso puede verse el año de reconstrucción "1699"

Las esculturas de los artistas bruselenses barrocos Marc De Vos y Jan Van Delen aportaron majestuosidad al edificio, aunque algunas desaparecieron con el tiempo. La fachada barroca tardía presenta tres registros, destacando en el segundo piso la decoración de cuatro cariátides y una guirnalda de flores y frutas, obra de Edmond Geirnaert. Destacan las estatuas de los cuatro continentes; a la izquierda, África y Europa, fechadas en 1884 en el pedestal. A la derecha, pueden verse Asia y América, obra del escultor flamenco Julien Dillens. Un friso con motivos estilo Luis XIV enmarca una imagen del Sol sobre una banderola con la inscripción "PONDERE ET MENSURA" (Con peso y medida). 

Grand-Place
Bajorrelieves que ilustran las actividades de los merceros

En la planta baja la decoración de pilastras y bajorrelieves ilustran las actividades merceras, así como la figura alegórica central de la Justicia, obra de Polydore Comein. También se conserva la inscripción "IN DEN VOS" (En el Zorro) en el dintel de la puerta y un zorro coronándola. Cuenta la leyenda, que la Maison du Renard era originalmente una posada y que su propietario, era un comerciante llamado Gaspard van der Cruyce, miembro del gremio de peleteros. El zorro era un animal importante para el gremio, ya que su piel se utilizaba para hacer abrigos y otros artículos de lujo, y él los utilizó como anuncio para la posada.

Hôtel de Ville


La torre gótica de 96 metros de altura está coronada por el Arcángel Miguel, patrón de Bruselas

El Ayuntamiento de Bruselas, situado en el lado sudoeste de la Grand-Place, ha resistido a lo largo del tiempo, sobreviviendo al bombardeo de 1695 y manteniendo su esplendor. Se erige en el lugar que una vez ocupó la Lonja de los Paños del siglo XIV. La estructura actual corresponde a la restauración exhaustiva realizada en el siglo XIX. Destaca la utilización de piedra de Gobertange (piedra caliza color ocre) y Euville (piedra caliza color blanco crema), bajo la dirección de los arquitectos belgas Tilman-François Suys y Pierre Victor Jamaer.

Grand-Place
En la fachada pueden verse los escudos de armas de los Siete Linajes de Bruselas, de nuevo el 7

Entre 1844 y 1902, se añadieron más de ciento cincuenta estatuas en piedra de Caen (piedra caliza color crema) y Échaillon (piedra caliza blanca) a la fachada, representando santos, profetas, alegorías, soberanos, caballeros, burgomaestres y residentes ilustres. La planta baja exhibe una galería adornada con follaje y una balaustrada almenada. Destacan los cuatro torreones octogonales y los leones heráldicos sentados, obra de De Groot de 1869. La arquitectura del Ayuntamiento de Bruselas ha influido en la construcción de otros ayuntamientos góticos de Brabante.

Bruselas
Entre la Rue des Chapeliers y Rue Charles Buls encontramos un grupo de cinco casas

En la cara sudeste de la Grand-Place, entre la Rue des Chapeliers y la Rue Charles Buls, la calle que lleva directamente al Manneken Pis, y, por tanto, una zona muy concurrida, se encuentran cinco casas que conforman un bello rincón con fachadas notables. La del centro, mucho más ornamentada que las de los extremos que presentan fachadas más sobrias. Aunque hay que destacar las arcadas de la planta baja de la Maison de l'Étoile, construidas entre 1896 y 1897 en forma de galería, para facilitar la circulación.

Maison de l'Étoile


Grand-Place
La Maison de l'Étoile está adornada con una estrella dorada que le da el nombre

En el número 8 de la Grand-Place, vemos la “Maison de l'Étoile” (Casa de la Estrella) o "Maison de l'Amman", antigua residencia del Amman, figura que presidía el tribunal de concejales y ejecutaba las sentencias en el siglo XIV, haciendo las funciones de juez y jefe de la policía. La fachada principal destaca por un orden colosal de pilastras compuestas, un tramo central más ancho con motivos ornamentales, entablamento y un frontón triangular coronado por una estrella dorada. Mencionada  por primera vez en el siglo XIII, hubo de ser reconstruida después del bombardeo de 1695. Fue demolida en 1853 y posteriormente reconstruida entre 1896 y 1897 por orden del alcalde Charles Buls, bajo la supervisión del arquitecto Adolphe Samyn

Grand-Place
Monumento dedicado a Everard ’t Serclaes

Esta vivienda, que comparte estructura con el número 9, exhibe un estilo barroco sobrio con detalles en piedra de Euville, piedra azul y ladrillos. La ventana de arco y la fachada lateral, decoradas con elementos arquitectónicos y relieves, contribuyen a la elegancia de la estructura. Bajo la galería, se encuentran dos monumentos conmemorativos, uno dedicado a Charles Buls diseñado por el arquitecto Victor Horta en colaboración con el escultor valón Victor Rousseau, y el otro dedicado a Everard ’t Serclaes, concejal y liberador de la ciudad, que falleció aquí en 1388.

Maison du Cygne


Grand-Place
Estatuas de la Agricultura, la Abundancia y la Carnicería coronan la Maison du Cygne

La historia de la "Maison du Cygne" (Casa del Cisne), situada en el número 9 de la Grand-Place, se remonta al siglo XIV, cuando era una posada rodeada de jardines. Reconstruida en 1523 con una fachada de madera, fue afectada por el bombardeo de 1698 y posteriormente reconstruida, posiblemente, por Cornelius Van Nerven, adelantándose de la alineación original como vivienda para Pierre Fariseau, cofundador de la Academia de Música, cuyas iniciales pueden verse en la fachada.

Grand-Place
Cartucho sostenido por dos amorcillos con las iniciales "P.F."

En 1720, fue adquirida por el gremio de los carniceros, que la transformó con los ingresos de la venta de la lana, como indica el cronograma de 1720, en la parte superior de la fachada "HAEC DOMUS LANEA EXALTATUR" (Esta casa está construida con lana). Entre 1896 y 1897, se realizaron modificaciones durante la reconstrucción de la casa vecina "L'Étoile" (n.º 8), y en 1903-1904, se restauró la fachada principal y el tejado.

Grand-Place
Cisne esculpido por el escultor Egide Emile Aertsen en 1852 sobre la puerta

Esta impresionante casa de tres niveles más entresuelo destaca por su innovadora fachada de estilo Luis XIV. Detalles notables incluyen una puerta-ventana flanqueada por columnas jónicas, un balcón decorativo, ventanas rematadas por frontones y tres estatuas representativas de la Agricultura, la Abundancia y la Carnicería, en el ático, que fueron restauradas por el escultor Charles Samuel en 1899.

Maison de l'Arbre d'Or


Grand-Place
Estatua ecuestre en bronce de Carlos de Lorena

La “Maison de l'Arbre d'Or” (Casa del Árbol de Oro) o "Maison des Brasseurs" (Casa de los Cerveceros), ubicada en el número 10 de la Grand-Place, tiene una historia que se remonta al siglo XIII, cuando era conocida como "De Hille" (La Colina) y luego como "Den Gulden Boom" (El Árbol Dorado). El frontón curvo está realzado con delfines, leones y una estatua ecuestre en bronce de Carlos de Lorena, fundida en 1901 por P. Van Aerschodt, según un modelo de Jules Lagae.

Grand-Place
En el friso puede leerse la inscripción: "MAISON DES BRASSEURS"

En el siglo XV, fue adquirida por los curtidores y posteriormente cedida a los tapiceros. No fue hasta el siglo XVII, que pasó a manos del gremio de los cerveceros, que la reconstruyó en 1638. Después del bombardeo de 1698, se reconstruyó de nuevo según los planos del arquitecto bruselense Willem De Bruyn, moviéndose al antiguo alineamiento de la plaza.

Grand-Place
Bajorrelieves con escenas de la labor de los cerveceros

En 1901, Adolphe Samyn restauró la fachada utilizando piedra de Euville y Gobertange. La fachada barroca clasicista destaca por un orden colosal de columnas corintias y dóricas que sostienen el frontón. Los pisos superiores exhiben columnas decoradas con guirnaldas de lúpulo y espigas de trigo, ventanas rectangulares y bajorrelieves con escenas de la labor de los cerveceros.

Maison de la Rose


Grand-Place
Frontón decoradocon volutas y jarrones

La casa "La Rose" (La Rosa. De Roose en neerlandés), situada en el número 11 de la Grand-Place, tiene una historia vinculada a la ampliación del acceso al Mercado del Queso en el siglo XIV, cuando fue adquirida por la ciudad. El remate superior se divide en dos registros, rematado por jarrones y adornado con elementos decorativos en dorado. En 1452, pertenecía a Catherine Van der Rosen, esposa de Melchior d'Arquennes, Señor de Petit-Roeulx que formó parte de una liga que apoyaba a Juan IV, duque de Brabante, contra los lovanistas.

Grand-Place
El escudo de armas de la familia Van der Rosen que incluía una rosa, dio nombre al edificio

La casa fue reconstruida por orden de Jean-Baptiste ’t Serstevens, siguiendo el alineamiento prescrito después de una expropiación parcial de terreno por parte de la ciudad. La fachada, restaurada entre 1885 y 1887 por el arquitecto Pierre Victor Jamaer, presenta un estilo barroco sencillo de tres niveles, con un tejado de tejas en forma de S. El primer piso exhibe pilastras jónicas y una cartela de época, con el año “1702” fecha de su reconstrucción. En la planta baja, pilastras dóricas y una puerta con marco contorneado sobre el que se apoya un jarrón con rosas.

Maison du Mont Thabor


Grand-Place
La fachada barroca es sobria, con un frontón que destaca por ménsulas invertidas

La casa "Le Mont Thabor" (El Monte Tabor), ubicada en el número 12 de la Grand-Place, tiene sus raíces en el siglo XVI. Está dividida en dos cuerpos, exhibe detalles ornamentales, como volutas, jarrones y un óculo ovalado, rematado por un saliente curvo. En 1699, la vivienda fue reconstruida por el maestro carpintero F. Timmermans y el maestro albañil P. de Roy para J.B. Van de Putte siguiendo el alineamiento del número 11.

Grand-Place
Las tres banderas doradas representan las tres etapas de la obra alquímica

La restauración entre 1885 y 1887, dirigida por el arquitecto Pierre Victor Jamaer, empleó piedra de Gobertange para el frontón, piedras de Euville y Savonnière para los capiteles y decoración, y piedra azul para las ventanas. Un orden colosal de pilastras compuestas une los pisos, con antepechos decorados con balaustres y guirnaldas. En el primer piso puede verse una cartela dorada con la representación de banderas.

Maison des Ducs de Brabant


Grand-Place
Siete casas unificadas bajo una sola fachada, entre la Rue des Chapeliers y la Rue de la Colline

La "Maison des Ducs de Brabant" (Casa de los Duques de Brabante), situada entre el n.º 13 al 19 de la Grand-Place, está formada por siete viviendas, cada una con su nombre propio: "La Renommée" La Fama (n.º 13), "L'Ermitage" El ermitaño (n.º 14), "La Fortune" (n.º 15), "Le Moulin à vent" Gremio de los Molineros (n.º 16), "Le Pot d'Étain" Gremio de los Carpinteros y carreteros (n.º 17), "La Colline" Corporation des «Quatre Couronnés» (escultores, albañiles, canteros y pizarreros) (n.º 18) y "La Bourse" La Bolsa de Valores (n.º 19). Su origen se remonta al siglo XII, cuando el espacio estaba ocupado por la casa fortificada de la familia Meynaert.

Grand-Place
Alegoría del comercio, personificado por el Escalda, que trajo la paz a los Países Bajos

Una fachada única diseñada por Willem De Bruyn unió las viviendas, completándose en 1698. El frontón original fue modificado en 1770, por un frontón curvo coronado por una barandilla y una cornisa con jarrones decorativos. Los bustos de diecinueve duques de Brabante fueron colocados en 1793 por Jean-Pierre Huens, eliminados posteriormente por los sans-culottes, y restablecidos en 1851 por Édouard Marchant y son el origen del nombre actual del edificio. 

Grand-Place
Reconstruidas y agrupadas después de 1441, estas casas albergaron diversos oficios hasta 1795

Entre 1881 y 1890, el arquitecto Pierre Victor Jamaer lideró una restauración con trabajos de dorado y policromía. La monumental fachada barroca presenta órdenes colosales de pilastras. Las entradas gemelas y escaleras dobles conducen a cada una de las casas. La decoración incluye representaciones de herramientas de oficios y cartuchos con las fechas de restauración.

Maison du Cerf


Grand-Place
Entre la Rue des Harengs y la Rue de la Colline se encuentra la “Maison du Cerf”

La casa de “Le Cerf” (El Ciervo), en el n.º 20 de la Grand-Place, es parte de un conjunto construido simultáneamente con los edificios comprendidos entre los números 21 al 28, en sustitución de las viviendas expropiadas por la ciudad en el siglo XIV. El gablete está coronado por jarrones, y presidido por una ventana arqueada flanqueada por volutas y un óculo en la cima. Su fachada, posiblemente reconstruida en piedra en el XVII, experimentó renovaciones en 1710 de mano del arquitecto barroco, Gilles Van den Eynde.

Grand-Place
El año de reconstrucción es visible en las cartelas enmarcadas con astas de ciervo del segundo piso

Se realizaron obras adicionales entre 1868 y 1869, y en 1880, 1881, y 1895. En 1896-1897, el arquitecto Adolphe Samyn reconstruyó la fachada principal y la primera travesía de la lateral, en piedra de Euville. La casa de cuatro niveles en la esquina de la Rue de la Colline exhibe una fachada de piedra blanca, con detalles decorativos en piedra azul. Su estructura, de inspiración barroca tardía, con influencias góticas tardías, presenta decoración sencilla con anclas ornamentales de flor de lis, y cartuchos con inscripciones: "ANNO/ 1710" (año 1710) en el segundo piso y "HEERT / CERF" (Ciervo) en el primer piso.

Maison de Joseph et Anne


Grand-Place
El aspecto actual es obra del arquitecto Adolphe Samyn

En los números 21 y 22 de la Grand-Place, encontramos dos casas particulares bajo una sola fachada, la casa denominada "Joseph et Anne" (José y Ana). El edificio tiene tres niveles, más medio piso, y presenta una disposición de estilo barroco tardío, con un gablete con bordes curvados, decorado con cuatro ojos ciegos. Los del nivel superior, enmarcados por volutas y coronados por un frontón triangular rematado por un jarrón.

Grand-Place
En los alféizares pueden verse las cartelas con las inscripciones "ANNA" y "JOSEPH"

Esta vivienda aún tenía una fachada de madera a finales del siglo XVI. La fachada actual es el resultado de una reconstrucción realizada entre 1896 y 1897, en piedra blanca de Euville y piedra azul de Écaussinnes, por el arquitecto Adolphe Samyn. Busca las cartelas con los nombres de "Anna" y "Joseph" (Ana y José), aunque no está confirmado, es posible que representen a los propietarios que vivieron aquí en algún momento de su historia.

Maison de l'Ange

Grand-Place
El frontón triangular está rematado con tres jarrones de piedra

“L'Ange” (El Ángel) que se encuentra en el n.º 23 de la Grand-Place, era conocida en el siglo XIV con el nombre de "L'Olivier" (El Olivo). Fue expropiada por la ciudad en el siglo XVI, para expandir el mercado y fue reconstruida junto con las casas situadas en el número 24 y 25. En 1591, G. de Roovere la adquirió a cambio de una renta anual. El frontón triangular, perforado por una ventana contorneada y alféizar, está flanqueado por pilastras corintias, con ventanas arqueadas ciegas y coronado por jarrones.

Grand-Place
Dos bajorrelieves, con el rostro de hombre y una mujer, enmarcan el balcón del segundo piso

Los alféizares superiores están adornados con mascarones y guirnaldas, y el año de la reconstrucción "16/97". El mercader Jan De Vos la reconstruyó en estilo barroco tardío, posiblemente siguiendo el diseño de Willem De Bruyn. El edificio actual forma parte de la reconstrucción realizada entre 1896 y 1897 por Adolphe Samyn. La fachada barroca tardía de piedra blanca con detalles en piedra azul exhibe pilastras jónicas y corintias sobre pedestales altos, destacando un diseño vertical. La travesía central tiene un balcón curvo y balaustrada.

Maison des Tailleurs


Grand-Place
Estatua de San Homobono de Cremona, patrón de los sastres

La "Maison des Tailleurs" (Casa de los Sastres), en los números 24 y 25 de la Grand-Place, era en el siglo XIV dos casas conocidas con el nombre "La Chaloupe d'Or" (La Chalupa de Oro) y "La Taupe" (El Topo) y que también fueron expropiadas para expandir el mercado. La casa se compone de tres niveles más entresuelo y presenta un remate con jarrones sobre pedestal que incluye una hornacina con la estatua de San Homobono de Cremona. La fachada monumental barroca clasicista está decorada con pilastras jónicas y compuestas, balcón, ventanas rectangulares y un frontón triangular con el cronograma de “1697”.

Grand-Place
La entrada principal está rematada por un frontón y el busto de Santa Bárbara

Alrededor del año 1500, fueron adquiridas por el gremio de los sastres y reconstruidas en estilo gótico tardío, junto a la vivienda del n.º 23. Tras el bombardeo de 1695, Willem De Bruyn restauró ambas viviendas en 1697, detrás de una fachada única, decorada por Peeter van Dievoet. En 1882, Pierre Victor Jamaer realizó una restauración, y Adolphe Samyn renovó la carpintería y ventanas en piedra azul en 1898. La puerta de la "Maison des Tailleurs" destaca con un panel entre dos volutas doradas, un frontón curvo y una hornacina redonda con el busto de Santa Bárbara, patrona del gremio de los sastres, obra del escultor Godefroid Van den Kerckhove de 1872.

Maison du Pigeon


Grand-Place
La fachada está coronada por un frontón triangular rematado por jarrones de piedra

La casa "Le Pigeon" (La Paloma), ubicada en los números 26 y 27 de la Grand-Place, presenta tres niveles más entresuelo, con una fachada barroca con pilastras dóricas, jónicas y corintias, ventanas y puerta arqueadas, y un remate sobrio con un gablete de frontón triangular adornado con jarrones. La estructura de doble cuerpo, dividida en dos viviendas, destaca por su elegante combinación de elementos renacentistas y barrocos. Ha sido la sede de la "Corporation des peintres" (Corporación de pintores) desde el siglo XV.

Grand-Place
En 1553, la fachada de madera fue cambiada por una inspirada en el Renacimiento italiano

El Gremio de pintores obtuvo, en 1510, la autorización para reconstruir este espacio, cambiando en 1553 la fachada de madera por una de piedra de estilo renacentista. Después del bombardeo, Pierre Simon, arquitecto y cantero, adquirió el terreno y reconstruyó la casa en 1697. Victor Hugo se alojó aquí en 1852, durante su exilio en Bélgica, como lo recuerdan una placa y una inscripción en la fachada. Restaurada entre 1906 y 1908 por la ciudad de Bruselas, según los planos del arquitecto J. Segers, quien utilizó piedra de Gobertange y de Euville, así como piedra azul.

Maison du Marchand d'or


Grand-Place
La fachada está coronada por un gablete con volutas de estilo barroco tardío

La vivienda del número 28 de la Grand-Place, se conoció inicialmente como "Le Marchand d'or" (El Mercader de Oro) y luego como la "Chambrette de l'amman" (Cámara del Amman), adoptando su nombre actual "Aux armes de Brabant" (A las Armas de Brabante), por las armas que adornan su fachada. El gablete flanqueado por volutas, destaca por una ventana central arqueada y pequeñas ventanas laterales. Reconstruida en 1709 por el arquitecto y cantero bruselense, Jacques Walckiers, posiblemente por encargo del ceramista Corneille Mombaerts, la casa fue restaurada por Adolphe Samyn entre 1896 y 1897 con piedra azul y de Euville.

Grand-Place
El escudo de Bélgica lleva un león de oro como el escudo de armas del duque de Brabante

La fachada barroca tardía, simétrica y dividida en dos secciones, presenta órdenes superpuestos de pilastras dóricas, jónicas y corintias. Los niveles exhiben detalles como triglifos, balaustres decorativos y el escudo de armas de Brabante. La planta baja de piedra azul tiene aberturas para bodegas, y la entrada rectangular original fue reemplazada por una puerta con marco ondulado. La fachada lateral, de ladrillo y piedra blanca, muestra una disposición asimétrica con ventanas en tramos desiguales.

Maison du Roi


Grand-Place
La antigua “Halle au Pain” conserva su nombre en neerlandés de Broodhuis

Entre la Rue Chair et Pain y la Rue des Harengs se erige majestuosa la Maison du Roi(Casa del Rey), en el número 29 de la Grand-Place. Este imponente edificio ocupa el lugar de la antigua Lonja de Pan, mencionada por primera vez en 1321. Fue reconstruida en piedra en 1405 por el duque de Brabante, recibiendo el nombre de "Maison ducale" (Casa Ducal). Demolida en 1512-1513, fue reedificada entre 1515 y 1536 por Carlos V, duque de Brabante y rey de España, convirtiéndose en la "Casa del Rey".

Grand-Place
Pierre Victor Jamaer agregó dos galerías y la torre central

El edificio actual, reconstruido en estilo gótico en 1875 por el arquitecto Pierre Victor Jamaer, emplea piedra azul de Soignies y piedra de Gobertange. La torre cuadrada tiene una balaustrada y una linterna octogonal con aguja. La fachada principal, ricamente decorada con motivos de tréboles de cuatro hojas, presenta ventanas flanqueadas por columnas y una balaustrada perforada.

Grand-Place
El edificio fue la residencia oficial de los duques de Brabante hasta el siglo XVI

La fachada destaca por su decoración de arquerías, pináculos, leones heráldicos y estatuas que representan a los príncipes del Brabante. La Maison du Roi, que albergó instituciones administrativas y judiciales, se convirtió en el Museo de la Ciudad en 1927. El Musée de la ville de Bruxelles exhibe diversas colecciones que trazan la evolución social, económica, intelectual, artística y urbanística de la ciudad y la vida de sus habitantes.

Maison du Heaume


Grand-Place
Clásica superposición de pilastras jónicas en el segundo piso

Entre la Rue au Beurre y la Rue Chair et Pain encontramos la casa de "Le Heaume" (El Yelmo). Situada en el número 34 de la Grand-Place, ya era conocida en el siglo XVIII, pero con el nombre de “Gulden Helm” (Yelmo Dorado). Presenta una fachada de inspiración barroca tardía bajo un gablete parcialmente reconstruido en piedra blanca. El gablete, dividido en dos secciones, exhibe una parte superior con frontón triangular y jarrón, y una parte inferior decorada con guirnaldas, bolas y una ventana central flanqueada por pilastras corintias. 

Grand-Place
Los bajorrelieves de Frans Huygelen reemplazaron a los originales de Peeter van Dievoet

La vivienda fue reconstruida después de 1695, posiblemente por Peeter van Dievoet. En 1920, fue sometida a una restauración general por el arquitecto bruselense François Malfait, que utilizó piedras de Baeleghem, Euville, Gobertange, ladrillos antiguos y piedra azul. En la planta principal destaca un friso de triglifos y bajorrelieves del escultor flamenco Frans Huygelen. La fachada lateral de ladrillo, dividida por cintas continuas, presenta un zócalo biselado de piedra blanca y detalles decorativos que complementan la armonía barroca de la estructura.

Maison du Paon


Grand-Place
Le Paon destaca por su gablete característico del siglo XVIII

La casa "Le Paon" (El Pavo Real), en el número 35 de la Grand-Place, llegó al siglo XIX con una fachada sin decoración. En 1882, el arquitecto Pierre Victor Jamaer reintrodujo ornamentos y balaustres de piedra azul, renovando las carpinterías. La parte superior tiene dos bolas doradas en sus extremos y está rematada por un frontón triangular. Presenta una ventana enmarcada por dos más pequeñas y coronada por un ojo de buey bajo una cornisa, con cartelas que mencionan el año de reconstrucción del edificio "1697".

Grand-Place
La cartela del pavo real está enmarcada por balaustres

La fachada fue revestida, pintada y dorada en 1984, y es una de las fachadas blancas de la Grand-Place. El segundo piso está decorado con guirnaldas de frutas doradas. En el eje del primer piso, se encuentra una cartela decorada con un pavo real dorado, enmarcado por grandes ventanales con parteluces, que da nombre al edificio. Se realizaron modificaciones en la planta baja en 1890, añadiendo detalles que complementan la estética barroca de la estructura.

Maison Le Petit Renard y Le Chêne


Grand-Place
Los tímpanos están ornamentados con cartuchos barrocos

En los números 36 y 37 de la Grand-Place, las casas "Le Petit Renard y Le Chêne" (El Pequeño Zorro y el Roble) son dos viviendas de estilo barroco reconstruidas en 1696. En el siglo XVIII, estas casas se llamaban “Samaritaen” (El Pequeño Zorro) y “Den Eyck” (El Roble). En el entablamento, puede verse un friso de paneles ornamentados con flores y la inscripción "A/N/N/O /1/6/9/6" (Año 1696). En la cubierta, puede verse dos ventanas abuhardilladas con aletas en voluta y pilastras jónicas que sostienen un frontón curvo coronado por una bola.

Grand-Place
Sencillos alféizares decorados con balaustres

La fachada fue restaurada entre 1884 y 1886 por el arquitecto de la ciudad de Bruselas, Pierre Victor Jamaer, quien renovó las ventanas abuhardilladas, las carpinterías y el revestimiento de la planta baja en piedra de Gobertange. Los alféizares están decorados con balaustres. La puerta y el aparador actuales datan de 1947, aunque la puerta del n.° 36 luce un marco de estilo Luis XV.

Maison Sainte-Barbe


Grand-Place
En el siglo XVIII ya se conocía por el nombre de “Sinte Bárbara”

En el n.º 38 de la Grand-Place, "Sainte-Barbe" (Santa Bárbara) es una casa privada reconstruida en 1696. El gablete perfilado en campana, de estilo bastante sobrio, está coronado por un frontón triangular decorado con tres bolas doradas. El alféizar central del nivel superior está decorado con un bajorrelieve que representa a Santa Bárbara y que muestra el nombre de la casa: “In Sinte Barbara”.

Grand-Place
Santa Bárbara suele representarse con una torre en la mano, su atributo más característico

La fachada en piedra blanca está realzada con detalles dorados, y cornisas y balaustres en piedra azul. El estado actual corresponde a la restauración realizada en 1918 por el arquitecto de la ciudad, François Malfait, quien se inspiró en un dibujo de Ferdinand-Joseph De Rons de 1729. El primer y segundo piso tienen ventanas abatibles de madera, cada una rematada con un travesaño de piedra.

Maison de l'Âne 

Grand-Place
El gablete está decorado con un jarrón de piedra y guirnaldas de frutas doradas

Por último, en el n.º 39 de la Grand-Place encontramos la "Maison de l'Âne" (La Casa del Burro. Den Ezel en neerlandés). La parte superior está decorada con un gablete con dos ventanas bajo un frontón curvo con un ojo de buey, flanqueado por guirnaldas de frutas doradas y rematado por un jarrón de piedra, también dorado. 

Grand-Place
El segundo piso muestra pilastras estriadas rematadas con capiteles de hojas de acanto

Esta estrecha vivienda, de tres niveles, fue reconstruida después de 1695 y restaurada entre 1916 y 1917 con piedra azul, de Gobertange y de Euville. La fachada, de estilo barroco tardío, en piedra blanca, está decorada con pilastras, balaustres y cornisas en piedra azul. Los pisos están separados visualmente por la superposición de dos órdenes de pilastras: jónicas y corintias, bajo un entablamento con arquitrabe y cornisa perfilada.

Toda la información generada durante mi viaje a Bruselas puede consultarse a través del hashtag #visitbrussels.

Los viajes más populares