Mostrando entradas con la etiqueta Red de Juderías de España. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Red de Juderías de España. Mostrar todas las entradas

Girona medieval: Ciutat Tres Cops Immortal

Onyar
Catedral y Casas del Onyar

Girona es la capital de provincia con menos población de Catalunya, quizás por ello, aún es posible encontrar rincones solitarios y silenciosos anclados en la Edad Media. Conocida con el nombre de Ciutat Tres Cops Immortal (Ciudad tres veces inmortal) gracias a que sobrevivió a 3 asedios napoleónicos entre 1808 y 1809, su fundación, no obstante, es mucho más antigua. Es alrededor del año 77 a.C. cuando Pompeyo el Grande construye un oppidum sobre la Vía Augusta conocido como Gerunda.


Girona conserva un centro histórico con numeroso patrimonio


Pont de Ferro
Casas del Onyar y Pont de Ferro

Os propongo iniciar la ruta por el Pont de Pedra, el puente de piedra que cruza el río Onyar y desde el que divisaréis 4 puentes más: el Pont de Ferro o Pont de les Peixateries Velles fue construido por el taller de Gustave Eiffel en el siglo XIX, el Pont de Sant Agustí, el Pont d’en Gómez y el Pont de Sant Feliu (que se encuentra a los pies de la iglesia del mismo nombre). En esta vía fluvial se encuentra la imagen más emblemática de Girona: las Casas del Onyar pintadas en vivos colores. Las primeras viviendas se construyeron al final de la Edad Media adosadas a la muralla. En el lado oriental del río Onyar se localiza el centro histórico y los restos de la muralla carolingias del siglo IX y del bajo medioevo de los siglos XIV y XV.

Ajuntament
Plaça del Vi

Siguiendo hasta la Plaça del Vi, una plaza porticada con arcos de medio punto y plagada de edificios nobles, encontraréis el edificio del Ajuntament de Girona, reconstruido durante varios siglos y que hoy luce una fachada del siglo XX con un balcón labrado. Bajo los porches encontraréis cafeterías, bares y comercios, algunos de época modernista. En la imagen de la izquierda sobre la arcada central encontraréis un relieve de "Els quatre Sants Màrtirs" del siglo XV.

medieval
Tramo de muralla que se puede recorrer por el Camí de Ronda

Si os acercáis hasta el Passeig fora Muralla encontraréis el acceso que os permite subir y recorrer un tramo de la muralla medieval de Girona. Al final del camino de ronda, tras los jardines del Passeig Arqueòlogic, a la derecha, se encuentra la Església de Sant Feliu; la más querida por los habitantes de Girona. Construida en tiempos del románico y transformada en el siglo XIV en estilo gótico, luce una fachada barroca con escalinata neoclásica y campanario gótico con 8 pináculos. En el interior de la nave románica acoge el sepulcro gótico de Sant Narcís (patrón de Girona) del siglo XIV del Maestro Joan de Tournai y 8 sarcófagos de época romana y paleocristiana (siglos III y IV).

románico
Monestir de Sant Pere de Galligants y Església de Sant Nicolau

Los Baños Árabes están ubicados en un edificio románico construido en 1194 al estilo de los baños árabes, sin serlo. Estuvieron en funcionamiento como baños públicos hasta el siglo XV. Constaban de vestidor (apodyterium), sala fría (frigidarium), sala templada (tepidarium) y sala caliente (caldarium), al final de la cual se encuentra el horno y la caldera. También destaca el Monestir de Sant Pere de Galligants; un monasterio benedictino románico de estilo lombardo del siglo XII y frente a éste la Església de Sant Nicolau; un templo románico también del siglo XII con interesante campanario octogonal.

Medieval
Pia Almoina

Al otro extremo de la muralla, tras cruzar el Portal de Sobreportes de época romana por donde pasaba la Vía Augusta, encontraréis la televisiva Plaça de la Catedral que formó parte del escenario de los episodios de Juego de Tronos. Aquí se encuentra la Casa Pastors del siglo XVIII, la Pia Almoina un impresionante edificio gótico del siglo XIV, el Museo de Historia y la Catedral de Girona con su escalera monumental barroca del siglo XVII, constituida con 3 tramos de escalera con 30 escalones cada uno y 3 rellanos con balaustrada de granito, convirtiéndola en la escalera barroca más grande de Europa.

Catedral
Catedral de Girona y claustro

La Catedral de Santa María fue construida como iglesia en el siglo XIV sobre un edificio románico de 1038 del que se ha conservado la Torre de Carlemany de estilo normando y el claustro. Con 23 metros, su nave gótica es la más ancha de Europa y acoge un total de 30 capillas decoradas con imágenes y retablos. En su interior destaca una silla episcopal románica conocida con el nombre de Carlomagno y un bello claustro románico del siglo XII de planta trapezoidal. El claustro de la Catedral de Girona presenta 4 galerías de arcos de medio punto sostenidos por dobles columnas y pilares bellamente decorados con capiteles y frisos esculpidos. En el Museo catedralicio merece la atención un Beatus un manuscrito del año 975 pintado por Ende una de las primeras mujeres artistas europeas y el Tapís de la Creació; una tela románica bordada en el siglo XI y que está considerada la pieza textil románica mejor conservada del mundo.

Tapiz de la Creación
Tapís de la Creació

La Bruja de la Catedral de Girona


Girona
Bruja de la Catedral de Girona

Si buscas entre las gárgolas de la catedral, en uno de los lados podrás ver la imagen de una mujer con un largo vestido. Cuenta una leyenda que la única figura humana que se encuentra entre las gárgolas de la catedral pertenece a una bruja que tenía la costumbre de lanzar piedras contra los símbolos religiosos. Desde entonces una canción popular, dice: “Piedras tiras, piedras tirarás y en piedra te convertirás”.

El Call de Girona


Call
Carrer de Manuel Cúndaro y Carrer de Sant Llorenç

El Barrio judío de Girona es conocido con el nombre de Call (judería en catalán) y está considerado el tercer arrabal más importante detrás del de Toledo y Córdoba y el mejor conservado. En el año 890 se instalan 25 familias judías del Condado de Besalú, en el siglo XII el callis judaicus se extiende por la Calle Mayor del Call Judío: actual Carrer de la Força, Carrer de les Ballesteries, Carrer de la Claveria y Carrer Dr. Oliva i Prat. En el siglo XIII el Call de Girona disfruta de su época de mayor esplendor. Se contabilizan hasta 300 habitantes judíos y 2 sinagogas. La comunidad judía en Girona se desarrolla hasta su expulsión por parte de los Reyes Católicos en 1492, abandonando lo que es hoy el Carrer de Manuel Cúndaro y Carrer de Sant Llorenç. El Centre Bonastruc ça Porta, autor del primer poema cabalístico de la Península Ibérica, es el Museo de Historia de los Judíos donde se encuentra todo el legado sefardí de Girona.

Pujada de Sant Doménec
Torrre Vescomtal, Palau dels Agullana y Església Sant Martí Sacosta

Siguiendo por el Carrer Escola Pia nos encontraremos con un lienzo de la muralla romana y una torre románica conocida como la Torrre Vescomtal y que formará parte del Castell de Recasens en el siglo XIII. Al final de la calle llegaremos a la Pujada de Sant Doménec, donde en uno de sus extremos se encuentra la Església Sant Martí Sacosta construida sobre un templo anterior románico del siglo XI y que luce en su fachada el escudo de los Austrias. Bajando la escalera de piedra de la Escalinata de Sant Martí se alzan varios palacios góticos entre los que destaca el arco de 1631 que une los dos edificios del Palau dels Agullana y al final de la Pujada de Sant Doménec, cerca de la Plaça de l’Oli, veremos el Palau Caramany de los siglos XVI-XVIII y reformado en el siglo XX.

Si quieres seguir descubriendo la provincia de Girona, a unos 30 km se encuentra el yacimiento íbero de Ullastret y a 45 km el yacimiento arqueológico más grande de Catalunya: Empúries.

La Sinagoga del Agua murmura destellos de luz en Úbeda


Sinagoga del Agua
La cultura hebrea tiene en la Sinagoga del Agua un espacio de oración

La rocambolesca historia de la Sinagoga del Agua empieza como lo haría un milagro, en la dificultad de concebirse y creer que es cierto, aunque se esté dentro de sus paredes. Fernando Crespo es el responsable de este descubrimiento milagroso, un constructor de edificios, que un buen día del año 2007, decidió comprar un par de viviendas y una peluquería en la ciudad de Úbeda, provincia de Jaén. La idea inicial era derribar los inmuebles y construir una serie de apartamentos, una de esas normativas que protegen el Patrimonio, aunque sea por cubrir el expediente, le obligaba a conservar la fachada de la Calle Roque Rojas.

Caminos de Sefarad
Interior de la Sinagoga del Agua

Aquí empezó a obrarse el milagro, el derribo no pudo hacerse de forma total e implacable. Tras las paredes encaladas y cubiertas de azulejos multicolores, de las diferentes estancias, empezaron a brillar otras piezas que despertaron la sospecha de que algo mucho más importante que una cocina o un comedor, había permanecido escondido y olvidado. Al igual que ocurre cuando se descubre un mapa pirata ¡que promete un gran tesoro para aquel que lo busque y también, lo encuentre!, los planes constructivos de Fernando Crespo, dieron un giro inesperado. El constructor era aficionado a las antigüedades y milagrosamente aquellos cascotes susurraban muy calladamente que formaban parte de algo mucho más importante que una vivienda, donde ya no vive nadie.

Caminos de Sefarad
Agua cristalina brotando en un pozo de la Sinagoga del Agua

La demolición de aquel lugar debía hacerse con detenimiento, fue así como se empezaron a separar los escombros, tras los ojos atónitos de algunos trabajadores. Una pila de tablas de madera por aquí, unos cuantos capiteles por allá, restos de pinturas también guardadas. La creencia de que allí, las piedras llevaban un mensaje más grande que el que pueda entender un incrédulo o alguien carente de sueños, llevó, tras 2 largos años, a Fernando Crespo, al borde de la ruina. ¿Os imagináis qué es seguir tu intuición, cuando todo el mundo te llama loco y te invita a abandonar?

Caminos de Sefarad
Techo de madera decorado de la Sinagoga del Agua

Además de las piedras, en Úbeda también hablaban sus habitantes, los trabajadores de aquella casi “demolición”, comentarios en los bares, charlas de unos, cotilleo de otros, las palabras se volvieron oración y llegaron a oídos de algunos estudiosos de la antigua Sefarad, nombre con el que se denominaba la Península Ibérica entre la comunidad judía. Milagro fue que tras ese bache, apareciera un ángel y se pusiera en manos de lo inexplicable, la sensibilidad. El amor por la historia luchaba extenuado con la sinrazón del sistema burocrático y las trabas administrativas. El poder de lo divino combatía ferozmente con los bancos sin alma, la envidia y las habladurías pueblerinas. La burocracia de esta España nuestra estuvo a punto de silenciar a unas piedras que ahora cantan.

Caminos de Sefarad
Dovela de la Puerta del Alma, Sinagoga del Agua

A la Sinagoga del Agua se entra por la Puerta del Alma, una entrada que te despoja de prejuicios y que te invita a abrir la mente a un mundo subterráneo y desconocido lleno de luz. Pero antes que desvelemos el alma de este lugar, te invito a descubrir, desde el mismo espacio que sirve de entrada, recepción de visitantes y tienda, el susurro de las piedras de la Sinagoga del Agua. Como muestra de una destrucción convertida en conservación, en la pared destaca una pieza sobre las demás. Fijaros en su dibujo cincelado porque grita atrapada que aquél no es su lugar, pero al menos ¡está viva! Ha sobrevivido a siglos de olvido.

Úbeda
Sala de los Testigos

En el primer espacio al que accedemos en nuestra visita se ha instalado un antiguo despacho que te transporta al siglo XV: pergaminos, bargueños, imágenes religiosas, brocales centenarios que parecen que puedan llenar de agua fresca, las tinajas que transporta una bella doncella que está a punto de llegar. No es un espacio propio de una sinagoga, pero automáticamente mi mente recuerda que justo en el edificio de al lado, sobre el dintel de la puerta, hay cincelado en piedra, el símbolo del Santo Oficio. ¡Ay, mente caprichosa! mi imaginación me transporta rápidamente al despacho del inquisidor, dispuesto a juzgar nuestra fe, incluso la conveniencia, de si nuestra presencia es permitida: - ¡Pardiez, ¿qué hacen aquí vuestras mercedes?!

Úbeda
Columnas en la Sala de las Tres Culturas

Tras cruzar un arco apuntado, se accede a la llamada Sala de las Tres Culturas, donde se exponen diferentes piezas encontradas aquí, con otras pertenecientes a otros lugares y que sirven para recordar que judíos, musulmanes y cristianos convivieron durante siglos, hablando la lengua de la tolerancia. Un fuste de piedra arenisca con capitel cincelado con 7 ramas nos recuerda al candelabro judío o Menorah. Mientras que una puerta con el símbolo de una mano y una Estrella de David nos invita a abrirnos al asombro. Nos encontramos en un patio interior desaparecido que a pesar de ello conserva su principal utilidad: la de servir de acceso a los distintos espacios de la Sinagoga del Agua.

Úbeda
Cantina de las Tinajas

Es así como aquí encontramos unos peldaños que sirven de acceso al Pasadizo de la Luna, una escalera sube a la Galería de Mujeres, uno de los espacios más importantes descubiertos en la Sinagoga del Agua. El lugar reservado para las mujeres, llamado azará, solía estar ubicado en una galería cubierta por celosías. Otra escalera desciende a la Cantina de las Tinajas donde antiguamente se almacenaba aceite, aceitunas y vino kosher, apto para la comunidad judía.

Caminos de Sefarad
Puerta del Alma en la Sinagoga del Agua

Ha llegado el momento de traspasar la Puerta del Alma, decorada con un arco apuntado cincelado y del que formaba parte la primera piedra que nos ha hablado en la entrada ¿la recordáis?. Sobre la puerta se encuentra el símbolo de la fe judía, la Estrella de David y a la derecha de la hoja de madera que se abre a un mundo desconocido, una ranura guarda el Mezuzá; un pergamino con versículos de la Torá escritos y que toda vivienda hebrea debe atesorar. Si estáis preparados para dejar atrás la ignorancia y abrirse a la sabiduría, traspasa entonces, la Puerta del Alma.

Úbeda
Sala Principal de la Sinagoga del Agua

Estamos entrando en la Sinagoga del Agua, un espacio espiritual donde las piedras no hablan, susurran hermosas plegarias, recogen la historia de súplicas y oraciones olvidadas, son los susurros de una fe, los que pueden cambiar el alma. Ya va siendo hora de iluminar la oscuridad y entrar en la Sinagoga de Úbeda, buscando el árbol Babilónico cuyo tronco lleno de ramas nos traen un poco más de luz.

Caminos de Sefarad
Sala Sinagogal de la Sinagoga del Agua

Lugar de oración, oración y silencio, silencio y tiempo.... Quizás es el momento de pensar en todos esos espacios que como cubos fueron encajando y tapando este templo religioso hasta olvidarse por completo. La Sala Sinagogal, donde nos encontramos, es el espacio de mayor tamaño de todos los que visitaremos. Servía para acoger a la comunidad judía que se acercaba hasta aquí para escuchar la lectura de la Torá. Hoy un armario o hejal guarda los rollos sagrados manuscritos de la Torá, ya que sin ellos, no sería una auténtica sinagoga.

Nos falta aún un descubrimiento, un último tramo que baja hasta las profundidades de la religión. Al igual que un peregrino caminando hacia Tierra Santa, el acceso se convierte en un desfiladero rocoso, un espacio excavado en las entrañas de un templo religioso, de camino hacia el último espacio energético de la Sinagoga del Agua: el Mikveh, su baño purificador.

baño purificador
Mikveh de la Sinagoga del Agua

La estancia que acoge el Mikveh de la Sinagoga del Agua estaba lleno de escombros cuando Fernando Crespo decidió ir en busca de respuestas. En la actualidad luce una enorme bóveda de cañón que se asemeja a la bóveda celeste, cubriendo el cielo y protegiendo a todos los que quieran sumergirse en la limpieza ritual del agua. El agua como elemento purificador del alma, del cuerpo, curiosamente para todas las religiones cristianos, musulmanes y judíos se purifican con agua antes de la oración. El aire, la luz y el fuego, también son elementos que están presentes en la Sinagoga de Úbeda y sino, os invito a deshacer vuestros pasos, e ir en busca de todos ellos, a través de las siete salas que acabáis de recorrer.

Salimos a la superficie hechizados por cada uno de los siete pozos que encontramos en la sinagoga, de nuevo el número siete. En la Sinagoga del Agua eres consciente de lo que un hombre con sueños es capaz de construir, mientras los hombres con dinero, son capaces de destruir hasta los sueños que no se dicen.


Durante el solsticio de verano, en la Sinagoga del Agua tiene lugar un milagro de luz que no ocurre en otra época del año. Los rayos del sol entran en el Mikveh y lo inundan, mientras la luz baja por los escalones hasta tocar el agua.

Más información: Sinagoga del Agua. Dirección: Calle Roque Rojas 2, 23400 Úbeda. Horario: diariamente de 10 a 14 h. y de 16 a 19 h. Entrada: 4'5 €. Web: Sinagoga del Agua.

Gracias a Andrea Pezzini de ARTIFICIS Servicios Turísticos y culturales por guiarnos en el interior de un mundo mágico.

No te pierdas lo mucho que hay que ver en Úbeda con mi ruta por la antigua Madinat Ubbadat al-Arab de los árabes.

Red de Juderías de España

La Red de Juderías de España ha cumplido este año dos décadas. 


 Aunque parezca mentira, la asociación para proteger el patrimonio arquitectónico, la historia, cultura y artes del legado sefardí español, la crearon varios alcaldes en 1995.


Inicialmente la Red de Juderías española contaba con las ciudades de Cáceres, Córdoba, Girona, Hervás, Ribadavia, Segovia, Toledo y Tudela. Con el tiempo se han añadido 16 ciudades más: Ávila, Barcelona, Besalú, Calahorra, Castelló dEmpúries, Estella-Lizarra, Jaén, León, Lucena, Monforte de Lemos, Oviedo, Palma, Plasencia, Sevilla, Tarazona y Tortosa que completan un total de 24 municipios que son miembros de la red Caminos de Sefarad.


Este conjunto de ciudades tienen la misión de recuperar y conservar el legado sefardí (también conocido como el legado de Sefarad; nombre con el que la comunidad judía denominaba a la Península Ibérica) y que nos dejaron nuestros antepasados sefardíes (se calcula que un 20% de la población española tiene hoy en día, sangre judía). Los siglos de mayor esplendor para la cultura judía en España fueron los comprendidos entre el siglo XI y XII. De esta época conservamos rincones que nos trasladan en el tiempo y que huelen a nueces, naranjas y especias.


En la actualidad, parece mentira que tres culturas tan distintas como los hebreos, musulmanes y cristianos convivieran en España. En aquella época y gracias a esa convivencia pacífica, la sociedad española se alimentó y prosperó en varios frentes. De ello se benefició la economía, las artes, la cultura y las ciencias. Aún queda un buen número de sefardíes desplegados por el mundo (se calcula que tres millones y medio), como curiosidad, estos judíos provenientes de España podrán solicitar la Nacionalidad Española si demuestran que son descendientes de los judíos que expulsaron los Reyes Católicos en 1492.


Y es que a veces, lo que nos une es más que lo que nos separa.

Más información: Si quieres conocer más sobre la antigua Sefarad y la ruta de las juderías de España, hay disponible una app gratuita para iOS y otra aplicación para Android.

Recorrido por Cáceres: nos adentramos en su muralla

Qué ver dentro de la Muralla de Cáceres

Cáceres

En el interior de la muralla de Cáceres te esperan hasta treinta edificaciones que merecen un punto y aparte en un recorrido por la ciudad. El texto que viene a continuación es más largo de lo que acostumbro a escribir en el blog, pero sé que muchos vais a querer disfrutar de una escapada completa a Cáceres. Así que he recogido en una ruta algunos de los edificios y lugares que más me gustaron, ya sea por su historia, delicadeza constructiva o valor patrimonial. Para los que os agoten las palabras podéis dividir el texto por núcleos de interés, concretamente por plazas, así volveréis para recorrer Cáceres una y otra vez, sin agotaros. Feliz lectura.
Palacios
A la izquierda la torre del Palacio Toledo-Moctezuma y a la derecha patio del Palacio de Carvajal

- El Palacio Toledo-Moctezuma. El edificio original fue construido entre los siglos XIV y XV en estilo renacentista, aunque sufrió grandes reformas a finales del siglo XVI por orden de Juan Moctezuma, nieto de Juan Cano de Saavedra y la hija del emperador azteca Moctezuma, la princesa azteca Tecuixpo Ixtlaxochitl; Isabel de Moctezuma. Destaca la fachada blasonada de porte señorial y la torre de ladrillo adornada con un gran escudo de los Moctezuma-Carvajal. Dirección: Plaza del Conde de Canilleros 1.

- En el Palacio de Carvajal destaca su torre cilíndrica almohade, uno de los pocos vestigios que se conservan de la época musulmana del siglo XII, el blasón familiar de la fachada y el balcón esquinado. Aquí se encuentra el Patronato de Turismo Diputación de Cáceres. El personal es muy amable y os darán toda clase de información sobre horarios y lugares que debéis visitar. Si preguntáis os dejaran visitar el Jardín del Palacio de Carvajal, un lugar silencioso y peculiar donde parece que el tiempo se detiene. Dirección: Calle Amargura 1.

Los tesoros de la Plaza de Santa María

Cáceres

- La Plaza de Santa María es el antiguo emplazamiento del foro romano, el lugar más popular del Casco Antiguo y uno de los núcleos donde se construyeron los numerosos palacios y casas solariegas de la ciudad medieval, renacentista y barroca de Cáceres. Este lugar es impresionante, el mejor lugar para empaparse de la ciudad y el que reúne la mayor cantidad de tesoros. Aquí os dejo la lista:

Catedral
Santa Iglesia Concatedral de Santa María, Cáceres

- La Santa Iglesia Concatedral de Santa María de cimientos románicos del siglo XII y estructura gótica del siglo XVI, ha conservado dos portadas góticas decoradas con finas arquivoltas y una torre renacentista. Destaca el pavimento convertido en un auténtico museo de la heráldica cacereña, aquí están representados los blasones familiares y los motivos heráldicos locales de toda la nobleza de la ciudad: Aguirre, Aldana, Andrada, Becerra, Cano Sotomayor, Carvajal, Escobar, Figueroa, Galíndez, Godoy, Golfín, Mayoralgo, Monroy, Orellana, Paredes, Saavedra, Solís, Toledo, Topete y Ulloa. Buscad las pilas de agua bendita de mármol, el precioso sarcófago de alabastro en la Capilla de Santa Ana, el sepulcro de Sancho Paredes Golfín (camarero de la Reina Isabel la Católica) y el Retablo Mayor de madera de cedro y pino sin policromar, considerado uno de los más importantes del renacimiento hispano.

palacios
Puertas de entrada al Palacio de los Ovando (izquierda) y al Palacio Episcopal (derecha)

- Casa de Hernando de Ovando o Palacio de los Ovando, donde destaca la fachada con escudos esgrafiados y una bella portada con efigies de Hernando de Ovando y su esposa Mencía de Ulloa.

- El Palacio Episcopal conserva una parte más antigua del siglo XIII y una más moderna del siglo XVII. Destaca su elegante portada de arco de medio punto con doble almohadillado de sillería y sus dos medallones que representan a un indio y a una india americanos.

- El Palacio de Mayoralgo conserva piedras labradas en forma de cuña. Su portada tiene amplias dovelas y el escudo de los Blázquez-Mayoralgo, una de las familias importantes que fundó el mayorazgo. Destacan dos bellas ventanas geminadas con mainel central en mármol y su magnífico patio mudéjar del siglo XIV.

Palacio de los Golfín-Roco
Palacio de los Golfín-Roco

- El Palacio de los Golfín-Roco es una mansión nobiliaria de estilo renacentista construida en el siglo XVI por los duques de Valencia. En su fachada lateral destaca la portada con arco de medio punto con grandes dovelas que recorren toda la puerta. Está rematada por un escudo de piedra en el que se ve esculpido un jarrón con flores.

- El Palacio de los Golfines de Abajo destaca la decoración de la fachada principal construida en sillería y que conserva un blasón de porte señorial y una ventana geminada. Así como la portada con rica ornamentación de estilo plateresco salmantino. El edificio que presenta elementos típicos de las casas-fortaleza góticas del siglo XV, está flanqueado por dos torres de distintas alturas rematadas con una crestería de granito de estilo plateresco. Aquí se alojaron los Reyes Católicos a su paso por la villa.

Nos acercamos hasta la Plaza de San Jorge

Cáceres

Dejamos los tesoros de la Plaza de Santa María de Cáceres y nos perdemos por las callejuelas en busca de:

- La Casa de los Moraga un edificio del siglo XV con fachada de cantería y una interesante puerta con arco dovelado y balcón flanqueado por escudos. Dirección: Calle Cuesta de Aldana 1.

- La Plaza de San Jorge es otro de los núcleos donde gira la ciudad medieval. El ambiente que se respira es totalmente barroco presidido por la fachada del Palacio de los Golfines que se yergue magníficamente en esta plaza, junto con la Casa Palacio de los Becerra una casa-fortaleza del siglo XV con una robusta y bella fachada gótica, el Convento de la Compañía de Jesús también conocido como Convento de San Francisco o Palacio Luisa de Carvajal, la Iglesia de San Francisco Javier conocida popularmente como Iglesia Preciosa Sangre que es un edificio barroco de grandes dimensiones flanqueado por dos poderosas torres-campanario cuadradas con remate piramidal y el Colegio de San Francisco Javier edificio construido por la Compañía de Jesús en el siglo XVIII con fachada de estilo barroco.

Casa Palacio de los Becerra
Joyas de Doña Mercedes Calles Martín Pedrilla

- Para una mujer y además viajera, descubrir a otras mujeres viajeras del siglo pasado es toda una experiencia. En la Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero (MCCB), ubicada en el interior de la antigua Casa Palacio de los Becerra, se exhibe una muestra de muebles, pinturas, cristales y antigüedades que pertenecieron a Doña Mercedes Calles Martín-Pedrilla nacida en Cáceres en 1915 y fallecida en Madrid en el año 2001. Me sorprende enterarme que se alzó como mecenas de la ciudad y que su patrimonio está vinculado a los viajes. Se muestra una simpática colección de joyas adquiridas como un souvenir recuerdan lugares del planeta. Dirección: Plaza de San Jorge 2. Teléfono: 927 223 611. Horario: de lunes a sábados de 11 a 14 h. y de 17 a 20 h. Domingos y festivos de 11 a 14 h. Entrada: gratuita. Web: Fundación MCCB.

Seguimos por la Cuesta del Marqués, una de las calles más pintorescas de la ciudad vieja de Cáceres.

- El Rincón de la Monja es la calle empedrada con más encanto de la ciudad, aunque los vecinos no opinen lo mismo, enfrentados como están con el alcalde para que la acondicione. Espero que no cambien el pavimento y que la mantengan empedrada, además de peatonal. Ya me diréis si ha cambiado.

- Cuando estuve en Cáceres la Casa de los Durán de la Rocha era un bar, me pareció la taberna con más encanto de la ciudad. La casa original es una antigua vivienda del siglo XVI reconstruida en el siglo XVIII y que conserva varios escudos familiares rodeando una de las ventanas. Los escudos son los de la familia Álvarez de Toro (toro), Golfines (torres y flor de lis), Mogollón (osos), Herrera (calderas), Torres (torres), Nidos (cinco fajas), Rocha y Durán (león y fajas). La fachada donde se encuentra la puerta de entrada está cubierta por hiedra y enredaderas que le dan una preciosa estampa rústica. Dirección: Rincón de la Monja 2.


La Alcazaba árabe en la Plaza de San Mateo

Cáceres

Por la Calle Cuesta de la Compañía se sube hasta la Plaza de San Mateo; la parte más alta de la ciudad de Cáceres.

Durante la dominación musulmana se levantó en la Plaza de San Mateo la Alcazaba (por algo se trata de la parte más alta de la ciudad). Después de la incorporación de la ciudad al reino de León en 1229, se empezarían a construir numerosos palacios y casas solariegas en torno a este núcleo que alcanzó su mayor esplendor en la época de los Reyes Católicos. La Plaza de San Mateo es otro de los espacios emblemáticos del Centro Histórico con sabor medieval que no hay que perderse, aquí se encuentra el Convento de San Pablo donde residen monjas clarisas que venden deliciosos dulces artesanales, el Palacio de las Cigüeñas también conocido como Palacio del Capitán Diego de Ovando y muchos otros edificios interesantes como son:

- El Palacio de los Golfines de Arriba; una robusta casa-fortaleza del siglo XIV reformada a finales del siglo XV donde destaca una Torre del Homenaje en el centro. Fue desmochada y posteriormente reconstruida con almenas en 1513 con la autorización del Rey Fernando el Católico. Se conservan las torres en las esquinas, matacanes y ventanas del primitivo edificio del siglo XIV. Dirección: Plaza de San Mateo.

Iglesia de San Mateo
Iglesia de San Mateo

- La Iglesia de San Mateo fue construida sobre la antigua mezquita aljama en el siglo XVI. Gracias a las riquezas que vinieron de la conquista de América, muchos nobles cacereños fueron enterrados en ella. Destaca la portada de estilo plateresco, el lienzo Virgen de la Encina del siglo XVIII con mucho colorido y exotismo, el Retablo Mayor de 1766 de estilo barroco en madera sin policromar y los sepulcros de la familia Ovando, Golfines, Paredes o Saavedra. Dirección: Plaza de San Mateo.

- La Casa Mudéjar ubicada en la Cuesta de Aldana es una de las pocas representaciones mudéjar que se conservan en Cáceres del siglo XIV-XV. Destaca la decoración de la fachada en ladrillo visto de color rojo y la forma en zig-zag y en dientes de sierra tan característicos de este estilo.

- La Casa del Sol es un claro ejemplo de casa-fortaleza del siglo XV que destaca por el blasón familiar, situado en la fachada, de sus primeros propietarios; los Solís. Está compuesto por un sol con los rayos mordidos por ocho cabezas de serpiente. Dirección: Callejón de la Monja.

Palacio de las Veletas
Exposición en el interior del Palacio de las Veletas

- Seguimos hacia el Palacio de las Veletas que merece un post aparte. La antigua casa de Lorenzo de Ulloa acoge el Museo de Cáceres donde se exhibe una interesante colección de piezas arqueológicas desde época visigoda y una interesante sección etnográfica cacereña. En realidad son tres museos en uno: el Museo de Arqueología, el Museo de Bellas Artes y el Museo de Costumbres. En el sótano os espera un espléndido aljibe musulmán construido en época almohade (siglo IX) para abastecer de agua el palacio árabe. Dirección: Plaza de las Veletas 1. Teléfono: 927 010 877. Horario: Del 1 de octubre al 13 de abril de martes a sábado de 9 a 15 h. y de 16 a 19:30 h. Del 14 de abril al 30 de septiembre de martes a sábado de 9 a 15 h. y de 17 a 20:30 h. Domingos de 10 a 15 h. Lunes cerrado. Entrada: gratuita para ciudadanos de la Unión Europea. Ciudadanos de otros países: 1,2 €. Web: Museo de Cáceres.

La judería cacereña

Cáceres

- El Arco del Cristo o Puerta del Río era la puerta oriental de la antigua muralla romana. Es la única de las cuatro puertas que se conserva en el recinto amurallado de la antigua colonia romana Norba Caesarina. Sirve de entrada al Barrio de San Antonio y a la Judería Vieja.

- El antiguo Barrio Judío de Cáceres se encuentra ubicado en el lugar conocido como Barrio de San Antonio y la llamada Judería Nueva, ubicada a espaldas de la Plaza Mayor. Ambas juderías tenían sinagoga; la de la Judería Vieja se transforma en la Ermita de San Antonio y la de la Judería Nueva, se integra en el actual Palacio de la Isla. El Barrio Judío de Cáceres es un lugar con mucho encanto, con calles angostas, con subidas y bajadas y que destaca aún más después de haber visto el barrio noble cristiano lleno de mansiones y palacios. Las viviendas aquí son sencillas, de pequeñas dimensiones, con paredes blancas y brillantes bajo el sol, gracias a que no hay grandes alturas que hagan sombra.

- El Barrio de San Antonio es uno de los entornos más pintorescos del Conjunto Monumental, gracias a que está situado en la antigua judería cacereña y que sigue conservando encantadoras casas blanqueadas de una planta con grandes chimeneas de ladrillo. Os lo recomiendo para descansar la vista después de recorrer tantos palacios de piedra dorada, el blanco os despertará los sentidos.

Baluarte de los Pozos
Las principales familias cacereñas

- En el Centro turístico “Baluarte de los Pozos” se puede visitar además de una típica casa de dos plantas con jardín-mirador, la Torre de los Pozos; un magnífico ejemplo de fortificación almohade del siglo XII, que se eleva 6 metros sobre la barbacana. La vista panorámica de la ciudad desde este lugar vale la pena. Dirección: Calle Barrio de San Antonio 11, está situada al sureste del recinto amurallado. A la derecha de la Torre de los Pozos se alza la Torre Coraja o de los Aljibes, una torre almohade que permitía el abastecimiento de agua de la ciudad.

Aún queda mucho por visitar y descubrir en Cáceres; la Casa de los Perero, el Palacio de los Paredes-Saavedra con ventana mudéjar adintelada, la soberbia Torre de los Sande, el Palacio del Comendador de Alcuéscar donde se encuentra el Parador de Turismo, el Hospital de los Caballeros o la Enfermería de San Antonio. Todos ellos conforman un magnífico ejemplo de ciudad medieval que invito a conocer a los amantes de la arquitectura, la gastronomía y la historia. Feliz estancia.

Si te ha gustado este post y quieres descubrir otros lugares en España que son Patrimonio de la Humanidad te invito a seguir leyendo mi blog.

Recorrido por Cáceres: rodeando su muralla


Por Cáceres han pasado legiones de romanos, almohades, mozárabes, judíos y cristianos, como en otras ciudades de España toda esta amalgama de culturas suele dar buenos frutos. Si el gran número de monumentos de Cáceres nos hablara nos ofrecerían una magistral clase de historia, pero también de aventuras. Su conjunto arquitectónico, en buen estado de conservación, ha permanecido inalterable desde el siglo XVII, así que es normal que ya desde el año 1949 la ciudad esté declarada como Conjunto Histórico Artístico. Cáceres ha obtenido varios títulos y diría que hasta ¡matrícula de honor! ya que en 1968 fue nombrada Tercer Conjunto Monumental de Europa y en 1986 la UNESCO la incluyó en su lista de Ciudades Patrimonio de la Humanidad.

Qué ver extramuros de la ciudad medieval

Mi lista de imprescindibles si visitas Cáceres son:

Iglesia de Santiago de los Caballeros


La Iglesia de Santiago de los Caballeros está considerado el primer templo de la Orden de Santiago. Está situada extramuros de la ciudad medieval, en la zona de Caleros. Fue construida sobre los restos románicos del templo más antiguo de la ciudad, en el siglo XVI, por el arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón, bajo el mecenazgo de Don Francisco de Sande y Carvajal. Destacan las dos portadas del siglo XV, el Retablo Mayor de Alonso de Berruguete, la reja de la Capilla Mayor forjada a mediados del siglo XVI y el sepulcro plateresco de Sancho de Figueroa. Dirección: Plaza de Santiago, 10003 Cáceres. Horario: invierno de 10 a 14 h. y de 16:30 a 19:30 h. Verano de 10 a 14 h. y de 17:30 a 20:30 h.

Palacio de Francisco de Godoy


El Palacio de Francisco de Godoy fue mandado construido en el siglo XVI por Francisco de Godoy Aldana; Gobernador de la Ciudad de los Reyes en América, a su regreso de las Indias. Destaca la fachada de estilo renacentista con varios elementos decorativos como un magnífico balcón esquinado obra de Pedro de Marquina de 1549, un busto que parece querer salir de entre las piedras y un enorme escudo de armas de la familia Godoy Aldana. Dirección: Calle Godoy 1, 10003 Cáceres. Esquina Calle Camberos.

Antes de seguir mirad hacia los tejados, seguro que encontráis nidos de cigüeñas o si tenéis suerte, oiréis su característico sonido.

Plaza Mayor de Cáceres


La Plaza Mayor de Cáceres está situada curiosamente fuera de las murallas. Desde que Alfonso IX conquistara la ciudad el 23 de abril de 1229, este amplio espacio se ha utilizado para instalar el mercado, las ferias ganaderas, así como para celebrar fiestas, torneos medievales y corridas de toros. Su planta rectangular, algo inclinada pero grandiosa, se llena en la actualidad de terrazas con la llegada del buen tiempo, mientras que bajo sus soportales se refugian los transeúntes del frío en invierno o de la lluvia en otoño. Es una bonita plaza de aire rústico que ha conservado algunos vestigios de la vieja muralla romana de la antigua colonia Norba Caesarina. Hay que atravesar los Portales del Pan, de los Escribanos, el Portal de la Cárcel, el Portal del Reloj o el Portal de los Zapateros hasta llegar a nuestro próximo descubrimiento, situado en esta misma plaza: el Ayuntamiento.

Casas Consistoriales


Las Casas Consistoriales fueron construidas en el siglo XIV para celebrar las reuniones del Cabildo. El edificio actual del Ayuntamiento data del año 1867, es de estilo clasicista y luce un pórtico de cinco arcos frontales al que se accede mediante una escalinata.

Torres de la muralla de Cáceres


No podemos introducirnos de lleno en la ciudad medieval sin antes contemplar alguna de las muchas torres que se encuentran en la muralla: la Torre de la Hierba o de la Yerba; reconstruida en el siglo XII por los árabes, la torre albarrana almohade de la Torre del Horno, la Torre de Bujaco el resto más antiguo de la Cáceres romana fundada en el año 34 a. C. o la Torre de los Púlpitos del siglo XV que da paso al mejor escenario de acceso al corazón de la ciudad.

Arco de la Estrella


El Arco de la Estrella es la puerta más importante y la entrada principal a la Cáceres medieval y a su recinto monumental. Isabel la Católica subió su escalinata, hace ya más de cinco siglos, para jurar los Fueros y privilegios en 1477. Así que con toda la elegancia y pompa que sugiere este lugar nos adentraremos en el espacio interior de la muralla.

La ciudad extramuros de Cáceres


Atrás dejamos la ciudad extramuros de Cáceres con la iglesia más popular de la ciudad; la Iglesia de San Juan Bautista, conocida con el nombre de San Juan de los Ovejeros. El Palacio de la Isla, ubicado en el espacio que ocupaba la sinagoga de la Judería Nueva, el Palacio del Marqués de Camarena, el Palacio de los Galarza, el Palacio de los Duques de Abrantes, la Iglesia y Convento de Santo Domingo.

¿Te vienes conmigo al interior de la Muralla de Cáceres?

Más información sobre Cáceres:

Aparcamiento público: hay uno situado en la Plaza Obispo Galarza.

Zonas de marcha nocturna recomendadas: la Plaza Mayor y alrededores, la Calle Pizarro, la zona de La Madrila Alta ubicada en la Calle Dr. Fleming y la zona de La Madrila Baja situada en la Plaza Albatros.

Zona de compras: alrededores de la Plaza Mayor, Calle San Pedro, Calle Pintores, Plaza San Juan, alrededores de la Avenida de Alemania, la Calle Gil Cordero y la Avenida Antonio Hurtado. Se pueden encontrar multitud de establecimientos tradicionales y artesanales que resultan ideales para aprovisionarse de productos de la región y hacer las delicias de todos. Además sus precios son adecuados para todo tipo de bolsillos.

Mercadillo de Cáceres: se celebra todos los miércoles por la mañana en la conocida popularmente Plaza del Indio gracias a Pablo (ver comentario) nos confirma que en la actualidad es Vegas del Mocho. Aquí pueden encontrarse todo tipo de productos típicos de la región; como frutas, verduras, embutidos y quesos, así como complementos para el hogar, ropa y calzado a buen precio. Dirección: Ronda de la Pizarra, 10003 Cáceres. Horario: miércoles de 7 a 14 h.

Gastronomía: Se recomienda probar los guisos de cordero, embutidos, quesos, la Torta del Casar y el licor de gloria; elaborado con mosto de uva y manzana verde.

¿Qué ver en Plasencia?


Del 8 al 10 de mayo se celebrará el nuevo encuentro anual de bloggers de viaje que Travel Bloggers Meeting viene organizando desde 2009. El evento contará con el apoyo de la Dirección General de Turismo de Extremadura y el Ayuntamiento de Plasencia. Como blogger acreditada (es mi tercer TBM) y viajera (en alguna ocasión por Extremadura: Un día en la Mérida romana o Zafra; cruce de caminos de árabes, cristianos y judíos), he empezado a investigar sobre las maravillas que nos esperan a los más de 160 bloggers (cifra estimada) que nos reuniremos en el #TBMPlasencia.

Datos curiosos sobre Plasencia
  • Plasencia es una de las ciudades que forman parte de la Red de Juderías de España y también de la Red de Cooperación de Ciudades Ruta de la Plata. (Temas que me gustan especialmente).
  • El nombre originario de Plasencia (lugar placentero para vivir) fue Ambrosía, parece ser que sonaba demasiado pagano en plena Edad Media y tuvieron que cambiarlo. (Me encantan este tipo de curiosidades).
  • Gracias a fundarse una Sede Episcopal alrededor de 1188, la nobleza extremeña construyó numerosos palacios, conventos e iglesias, éstas últimas se convertirían con el tiempo en mausoleos de las familias más importantes, para el deleite de los viajeros actuales amantes del arte ;-).

¿Qué ver en Plasencia?

El patrimonio de la ciudad es amplio (más de una docena de edificios religiosos y un número parecido de casas palaciegas) así que concentraré la lista en lo que considero los lugares imprescindibles de visita y que serán motivo de interés en mi viaje:
  • La Catedral Vieja; elementos románicos, góticos y bizantinos nos esperan (la mezcla de estilos arquitectónicos siempre sorprende gratamente). No hay que olvidarse del claustro.
  • La Catedral Nueva; un bosque de columnas forman un frondoso ramaje floral con bóvedas de crucería en el techo. Dicen que el Coro es uno de los más hermosos que existen en España. ¿Será verdad? ¡Lo comprobaremos!
  • Plaza Mayor; con un animado mercado semanal (los martes) y soportales de época medieval, espero ver alguna mujer ataviada con traje típico (soñar es gratis).
  • Convento de Las Claras; será la sede del TBM 2015. Este antiguo convento de monjas clarisas del siglo XVI ha sido reconvertido en la Oficina de Educación y Cultura de Plasencia y es el Centro Cultural Las Claras. Me muero por contemplar los alfarjes (techo) mudéjares del Salón Hebraico y de la Sala del Artesonado.
  • Palacio Episcopal; dicen que no hay que perderse el patio principal y me interesan concretamente sus chimeneas mudéjares.
  • La Muralla de Plasencia; aunque no se conserva completa, posee tramos recuperados con puertas de entrada y torres llamadas “cubos”, con algún ejemplo en pie y que espero poder contemplar en algún atardecer mientras la piedra cambia de color.
  • El Barrio Judío; situado junto a la Plaza Mayor, recorriendo con especial atención las calles Esparrillas, Zapatería y Arenillas.
  • El popular “entramado de madera” típico de la zona y que dota a la ciudad de un sabor medieval. Quedan apuntadas la Calle Podadores, la Plaza de San Nicolás, el Rincón de San Nicolás, la Plaza de la Catedral y la Calle Ancha.
  • El amplio número de Casas-Torre, que son muy comunes en Cáceres y de las que di buena cuenta en mi escapada por Extremadura en 2011, completan el listado de visitas que quiero hacer en Plasencia.

¿Qué ver cerca de Plasencia?

Una viajera empedernida nunca tiene suficiente, así que como ya conozco el hermoso Valle del Jerte, ahora sólo me falta añadir ciertas escapadas interesantes, para completar mi visita a Plasencia, entre ellas se encuentran: Las Hurdes, Meandro del Río Malo, el Parque Nacional de Monfragüe, el Real Monasterio de Yuste y Sierra de Gata. Aunque también me han recomendado Cuacos de Yuste, Garganta la Olla, Hervás, Pasarón, Tierras de Granadilla, Valle de La Vera, Valle del Ambroz, Valverde y Villanueva. Esperaremos a las actividades ofrecidas por Travel Bloggers Meeting para saber dónde nos llevará el #TBMPlasencia y descubrir así todo lo que tiene que ofrecer esta zona.

Por si estáis interesados en planificar vuestro próximo viaje a esta ciudad, aquí os dejo un Mapa de Plasencia.

Libros y guías sobre Plasencia
  • Plasencia y el Valle del Jerte de Florencio Palomo Molano. Editorial: Everest. Año de edición: 2006. ISBN: 978-84-241-0495-5. Páginas: 61. Precio: 9'95 €.
  • Plasencia de José Sendín Blázquez. Editorial: Everest. Año de edición: 1996. ISBN: 978-84-241-3548-5. Páginas: 64. Precio: 7'95 €.
  • Plasencia de Ceferino García Vidal. Año de edición: 1987. Precio: 3'14 €.

Aplicaciones viajeras; Apps sobre Plasencia

App Android: Descubre Plasencia
App Android: Caminos de Sefarad.
App Apple: Caminos de Sefarad.

Todo blogger invitado debe conocer y seguir a sus anfitriones en las Redes Sociales, si no sabes cómo prepararte para un TBM quizás te interese leer Mi próximo viaje es un “Blogtrip” con consejos que te servirán igualmente para asistir al #TBMPlasencia.

¡Nos vemos en Plasencia!
 

Los viajes más populares