miércoles, septiembre 19

De ruta por la Vía Domitia en 4 estaciones de los Vasos Apolinares


Ambrussum
Vía Domitia
La Vía Domitia fue la primera calzada romana construida en la Galia Narbonense, allá por el año 120 a.C. Esta calzada permitía el paso desde los Pirineos a los Alpes y junto a la Vía Augusta que atravesaba España, se llegaba hasta Gades (la actual ciudad de Cádiz) y siguiendo por la Vía Aurelia se atravesaba Italia por la costa, hasta llegar a la Bella Roma.
Vasos Apolinares y miliario
Vasos Apolinares y miliario en Ambrussum
Los Vasos Apolinares a los que hago referencia, son unos vasos en forma de miliario (las columnas cilíndricas que servían para señalar las distancias en las calzadas romanas). Estos Vasos Apolinares se utilizaban en las Villas Termales para beber las aguas medicinales y los historiadores creen que fueron hechos entre el 31 a.C. y el 14 d.C. Estos vasos cilíndricos fueron encontrados en el año 1852 en Vicarello (Italia) y son la única representación de este tipo de la ruta más antigua: la Vía Domitia descrita al detalle.
Ambrussum
Vía Domitia
En los Vasos Apolinares están grabados los nombres de cada una de las 104 estaciones o paradas intermedias (mansio) del “Itinerarium gaditanum”; la ruta que unía Gades y Roma. 33 de dichas etapas corresponden a las situadas en la Vía Domitia de las que hoy hacemos referencia a 4. Junto a los nombres de las etapas, aparecen las millas de distancia entre cada parada, que completan las 1.840 millas romanas (2.723'2 Km.) del recorrido total de la vía que unía España con Italia.

Esta es la ruta entre 4 estaciones de los Vasos Apolinares por la Vía Domitia:

Ensérune: la ciudad donde vivir
Yacimiento arqueológico
Museo y yacimiento arqueológico de Ensérune
Nuestra primera parada es el Oppidum d'Ensérune, situado a mitad de camino entre Narbonne y Béziers, es la mayor ciudad gala del Mediterráneo meridional. Los primeros habitantes de Ensérune de los que se tiene constancia, llegaron en el siglo VI a.C. La elevación del terreno permitía controlar los caminos y protegerse, pero extrañamente Ensérune sería abandonada durante el siglo I d.C. y no se volvería a descubrir hasta 1860.
Viviendas y poterna
Viviendas de la ladera norte siglo II a.C. y siglo I
Las excavaciones realizadas en época moderna descubrieron una necrópolis formada por 500 sepulturas de restos incinerados alrededor del 400 a.C., silos excavados en la roca por los primeros habitantes de Ensérune y que utilizarían para guardar cereales, así como varias cisternas para almacenar agua, restos de las casas construidas en varios periodos comprendidos entre el siglo V a.C. hasta el I d.C. y restos de talleres del siglo I a.C.
Dolia
Sala con 5 dolia de terracota para almacenar alimentos
La panorámica desde la colina de Ensérune abarca los Pirineos, la cadena montañosa de las Cévennes, el Estanque de Montady y las llanuras del Aude y Orbet. El lugar es ideal para disfrutar del aire libre y el paisaje mientras se recorre el sitio arqueológico.
Vasija
Museo del Oppidum d'Ensérune
En el Museo del Oppidum d'Ensérune, ubicado en una casa construida en 1914, se pueden encontrar vasijas ibéricas, griegas y romanas de los siglos VI, V y IV a.C., una colección de armas galas, lámparas de aceite, fíbulas, joyas, utensilios de labranza, piezas procedentes de Cartago (Túnez), monedas de Marsella y varios recipientes utilizados para almacenar vino o aceite (dolium y cráteras).

Más información: Musée et site archéologique d'Ensérune. Dirección: 34440 Nissan-lez-Ensérune. Horario: diariamente de mayo a agosto de 9:30 a 12:30 h. y de 14 a 18:30 h. De septiembre a abril de 9:30 a 12:30 h. y de 14 a 17:30 h. Entrada: 6 €. Gratuita para europeos menores de 26 años. Web: Oppidum d'Ensérune.

Loupian: la villa romana
museo
Museo de Villa Loupian
La segunda parada elegida en nuestra ruta por la Vía Domitia se encuentra a 60 Km. de la primera. Se trata del Musée Gallo-Romain de Villa Loupian, situado entre Béziers y Montpellier. La Villa de Loupian se levantó entre el siglo I a.C. y el III d.C. y es el lugar perfecto para conocer cómo era la vida y el trabajo en una explotación agrícola romana.
villa romana
Maqueta de la villa romana de Loupian
Es una ocasión única para aprender sobre la vida rural de la Galia romana gracias a esta villa que a modo de residencia rural y granja agrícola, disfrutaba de ciertos privilegios, como un sistema de calefacción para los meses de invierno. La versatilidad del propietario se hace patente en la combinación del uso de la villa; por una parte su actividad dominante está dedicada a explotación vinícola con bodegas propias, pero a la vez tiene recursos dedicados en otros campos, como el que le proporciona una serie de establos y un taller de alfarería.
mosaico romano
Suelo de mosaico romano en Villa Loupian
Las 14 estancias de la residencia estaban cubiertas por 400 m2 de bellos mosaicos policromados que se conservan “in situ”. En el año 1998 y gracias a una obra descomunal, se protegieron los mosaicos y se abrió al público un espacio de interpretación donde es posible observar desde todos los ángulos, los miles de dibujos y decoración realizados con pequeñas teselas.
mosaico romano
Suelo de mosaico romano en Villa Loupian
Destaca la rica paleta de colores de hasta una docena de tonalidades distintas y varios materiales como la cerámica o la pasta de vidrio. Los motivos vegetales son el principal motivo representado, hojas de la vid, árboles o cestas llenas de frutas, acompañan a los mosaicos representando las 4 estaciones.

Más información: Villa Loupian – Musée de site gallo-romain. Dirección: Route Départementale 158 E4, 34140 Loupian. Entrada: 5 €. Web: Musée Villa Loupian.

Ambrussum: la fortaleza con posada
Ambrussum
Vía Domitia
La tercera parada que escogimos junto a la Vía Domitia fue Ambrussum, situada entre Montpellier y Nîmes. Aquí se ha conservado una porción de 200 metros de largo, del camino romano más antiguo: la Vía Domitia, donde aún puedes caminar y ver las rodadas de los carros. Justo en el punto donde se alza la Puerta Este de su recinto amurallado, los caminantes debían elegir entre 2 rutas posibles. Difícil elección porque “todos los caminos llevan a Roma”, bueno uno llevaba a España.
Muralla
Recinto amurallado de Ambrussum
El recinto amurallado de Ambrussum fue construido en el siglo IV a.C. por los Volcas arecómicos (los mismos que fundarían Nîmes) y a lo largo de sus 650 m. de longitud se levantaron 25 torres semicilíndricas. En su interior de la fortaleza se han encontrado restos construidos en el 30 a.C. cuando los romanos ya habían conquistado estas tierras y que hacen pensar que Ambrussum servía de parada en el camino para los viajeros.
casas
Restos de las edificaciones de Ambrussum
En los más de 2 Km. de recorrido de su interior se conservan restos de una posada, patios, casas, una granja, termas y una forja. Los caminos habilitados ayudan a recorrer todo el recinto disfrutando del aire libre y del paisaje.
Pont Ambroix
Pont Ambroix o Puente de Ambrussum
No hay que abandonar Ambrussum sin antes contemplar los restos del puente que cruza las aguas de Vidourle: el Pont Ambroix y que permitían llegar hasta Gallargues-le-Montueux. El Pont Ambroix o Puente de Ambrussum fue construido el 30 a.C. en tiempos del Emperador Augusto, con 11 arcadas que recorrían unos 180 m. de longitud.
Anne Rulman
El Puente de Ambrussum dibujado por Anne Rulman en 1620
En la actualidad sólo se conserva el arco número 5 con 7 metros de altura y 10 de apertura y los pilones que sostenían el arco número 4, desaparecido en una inundación en 1933. El arco número 6 aún existía a mediados del siglo XVII como lo demuestra un dibujo de Anne Rulman de 1620. Siglos más tarde, en 1857, Gustave Courbet lo pintaría ya con sólo dos arcos.

Más información: Site archéologique et Musée d'Ambrussum. Dirección: Chemin d'Ambrussum, 34400 Villetelle. Horario: De martes a domingo, de junio y septiembre de 10 a 12:30 h. y de 14 a 17:30 h. Julio y agosto de 10 a 12:30 h. y de 14:30 a 19 h. De octubre a mayo de 14 a 17:30 h. Cerrado en enero. Entrada: gratuita. Visita guiada 6'5 €. Web: Ambrussum.

La cuarta parada de nuestra ruta por la Vía Domitia queda a VIII (octavos) a 8 millas de Nîmes. Aquí podéis encontrar la ruta por Nîmes y su extraordinario patrimonio romano.

Pont du Gard: la obra de ingeniería romana “Grand Site de France”
Acueducto romano
Pont du Gard
Por último, y estando recorriendo la gran construcción romana de la Vía Domitia, es recomendable acercarse hasta el Pont du Gard; un acueducto construido hacia el año 50 para abastecer de agua con el manantial de la Fuente d'Eure en Uzès, la ciudad antigua de Nemausus (Nîmes). Si vas por tus propios medios te interesará saber que el Centro de Interpretación y puerta de entrada al Pont du Gard está situado en la orilla izquierda del río. Las indicaciones en la carretera a seguir son: Pont du Gard Rive Gauche.
Acueducto romano
Interior del Pont du Gard
Nos encontramos a 23 Km. de la ciudad de Nîmes y ante el puente-acueducto más alto del Imperio Romano ¡y del mundo!. Con 360 m. de longitud y 50 metros de altura, conserva tres líneas de arcadas superpuestas, con 6 en la base, 11 en el centro y 35 arcadas en la parte superior. Gracias a las visitas guiadas es posible subir hasta la arcadas superiores, por donde transcurría el agua, y recorrer el mismo camino que seguía, ¡caminando por el interior del acueducto!. En su piedra caliza se conservan 300 inscripciones con valor histórico, de toda clase de aventureros y épocas. Pero lo que más impresiona es ver los sedimentos del agua que se han pegado a la piedra y que gracias a ellos ha permitido que se conservara el monumento.
UNESCO
Pont du Gard
Nîmes, la pequeña Roma, tenía un manantial de agua, pero sus 7 colinas impedía que el agua llegara cómodamente a las casas situadas en lo alto ¡maldita gravedad, viva la vida cómoda!. Nace así el proyecto de construir un acueducto capaz de llevar 35.000 m3 desde el manantial de Uzès, situado a 20 Km. en línea recta y a 50 Km. de Nîmes sorteando el relieve natural. Aunque hay que salvar toda clase de accidentes geográficos, los romanos lo construyen en 5 años.
Unesco
Pont du Gard
El acueducto construido se utilizaría durante 500 años para abastecer de agua la ciudad de Nîmes, después se utilizaría como puente y algo más tarde como cantera de piedra. En el siglo XIX se decide “salvarlo” y se construye en 1865, al lado y bien pegado, un verdadero puente con materiales y técnicas similares a las utilizadas en el Pont du Gard. Fíjate bien porque lo que ves es el acueducto más un puente. El Pont du Gard fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985.
Museo
Museo del Pont du Gard
El Museo del Pont du Gard es el Centro de Interpretación perfecto para profundizar en las construcciones romanas, las herramientas, los métodos y avances constructivos de forma amena y entretenida en un espacio multimedia de 2.400 m2. El agua como elemento de poder y el poder del agua. Los romanos disponían de conocimiento del agua; sabían por ejemplo la importancia de separar el agua corriente, del agua limpia, del agua sucia.
Centro de Interpretación
Museo del Pont du Gard
Aunque desconocían que las tuberías de plomo, que en la actualidad dan una esperanza de vida a los humanos de 50 años, en época romana se reducían a 35 años. Aquí podrás encontrar una maqueta completa de cómo es el recorrido completo del Pont du Gard. Cómo llegaron a construir semejante edificación teniendo en cuenta los desniveles del terreno y teniendo en cuenta que el agua no podía encontrar ninguna barrera en todo su recorrido. Así como la explicación y puesta en escena de una cantera antigua y del trabajo de la piedra ¡cuidado no se suelte la cuerda que sujeta el bloque de piedra!.
Pont du Gard
Restos del acueducto
Las 165 hectáreas de espacio natural alrededor del Pont du Gard están protegidas, hay varios olivos centenarios junto al acueducto-puente que son una maravilla. Un recorrido pedagógico, “Mémoires de Garrigue”, de una hora y media de duración, te invita a adentrarte en la garriga, a disfrutar del aire libre y del paisaje mediterráneo con aroma a tomillo y romero.
Garriga
Olivos centenarios en Pont du Gard
En días de más aglomeración, el recorrido permanece sin gente y silencioso, así que si te agobias, podrás refugiarte entre encinas, robles y pistacheros. Si dispones de tiempo te invito además, a contemplar el Pont du Gard desde la orilla derecha y desde la orilla izquierda del río Gardon. Por los dos lados, la imagen del acueducto es diferente. Ya me dirás cuál te parece más bonita.

Más información: Musée de la Civilisation romaine. Pont du Gard. Dirección: La Bégude. 400 Route du Pont du Gard, 30210 Vers-Pont-du-Gard. Horario: diariamente de noviembre a febrero de 9 a 18 h. Marzo, abril y octubre de 9 a 20 h. Mayo de 9 a 21 h. Junio y septiembre de 9 a 22 h. Julio y agosto de 9 a 23 h. Entrada: 8'5 €. Entrada y visita guiada: 15'5 €. Aparcamiento de pago. Web: Pont du Gard. Aplicación móvil Pont du Gard Tour en Google Play y en App Store.

Descuentos:
Si se quiere visitar varios sitios arqueológicos de esta lista o que se encuentren en Languedoc, se puede solicitar de forma gratuita la Carte Privilège al comprar la primera entrada. Editada por Sites d'exception en Languedoc permite beneficiarse de un descuento de 1'5 € por persona en cada uno de los 17 sitios turísticos, entre los que se encuentra: el Musée et site archéologique d'Ensérune y Musée et site archéologique d'Ambrussum.

Toda la información generada en redes sociales sobre mi viaje por la Vía Domitia puede consultarse a través del hashtag #PDViaDomitia
Publicar un comentario

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total