Ir al contenido principal

Qué ver en Úbeda: la antigua Madinat Ubbadat al-Arab de los árabes

UNESCO

Úbeda es más extensa que su vecina Baeza, quizás por ello su recorrido se alarga, y un día se queda corto para recorrer todos sus secretos y maravillas. La Redonda de Miradores es un buen lugar para estacionar nuestro vehículo y comenzar nuestro periplo por Madinat Ubbadat al-Arab; la antigua Úbeda fundada en el siglo IX por el emir Abd al-Rahman II. 

Sacra Capilla de El Salvador
Sacra Capilla de El Salvador

Os recomiendo empezar por la Sacra Capilla de El Salvador, entreteneros en su fachada principal y en las portadas que se levantan a ambos lados, están repletas de relieves, alegorías, personajes y Dioses. Por uno de sus laterales se accede al interior de la Sacra Capilla de El Salvador del Mundo, la solemnidad del extenso nombre se hace patente delante de su Altar Mayor y en la Sacristía. Está considerada una de las mejores obras del arquitecto Andrés de Vandelvira, quedaos con este nombre porque Úbeda está plagada de edificios de este gran artista.

Convento de los Padres Carmelitas y Oratorio de San Juan de la Cruz
Convento de los Padres Carmelitas y Oratorio de San Juan de la Cruz

A la salida podéis continuar por la Calle Francisco de los Cobos y merodear por la pequeña Calle Gradeta de Santo Tomás, un rincón poco conocido y con sabor árabe. Continuar por la Calle Carmen hasta llegar al Oratorio de San Juan de la Cruz y al Convento de San Miguel, aunque no os apasione la vida monacal y austera, los edificios y los tesoros del Museo Carmelita os sorprenderán.

Palacio de los Porceles
Palacio de los Porceles

En la Calle del Losal se encuentra la Casa del Obispo Canastero y la vetusta torre de la Puerta del Losal, que dejamos a nuestras espaldas para continuar por la Calle Montiel donde se alzan el Palacio de Torrente y el Convento de la Concepción. Giramos a la izquierda hasta llegar al Palacio Don Luis de la Cueva y a la Torre Octogonal. Es el momento de desandar un poco y tomar la Calle Las Parras hasta el Palacio de los Porceles que me recuerda a los palacios decadentes de Venecia llenos de humedad y con pinceladas de abandono y olvido que le confieren mayor encanto.

Calle Cervantes
Rincones de la Calle Cervantes de Úbeda

Ante nosotros se abren una multitud de callejuelas medievales, intrincadas, zigzagueantes, perdidas y olvidadas en las guías. La Calle Horno de San Pablo y la Calle Gines Gómez nos llevarán hasta la Calle Cervantes, seguimos estando bajo el influjo de una máquina del tiempo que nos lleva al pasado remoto de la ciudad. Quizás por esa magia hayan elegido instalar en la Casa Mudéjar el Museo Arqueológico de Úbeda.

Iglesia de San Pablo
Iglesia de San Pablo

Si después de tanto aroma a viejo necesitamos respirar aire fresco, nos encontramos muy cerca de la Plaza Primero de Mayo donde se alza el Monumento a San Juan de la Cruz. Aquí la animación de los estudiantes a la salida de la escuela y los paseos de las mujeres, que van y vienen del Mercado de Abastos, se mezclan con el silencio que se respira en el interior de la Iglesia de San Pablo ¡y los brillos de sus obras de arte!. Si tuviera que recomendar una visita a alguna de las iglesias de Úbeda, sin duda, sería a ésta. Fue un grato descubrimiento.

Antiguas Casas Consistoriales
Antiguas Casas Consistoriales

Dejamos atrás las Antiguas Casas Consistoriales ubicadas en la misma plaza y ponemos rumbo a otra de las plazas que concentra mayor número de joyas arquitectónicas: la Plaza Vázquez de Molina. Donde podemos encontrar el Palacio del Deán Ortega, el Antiguo Pósito, el Palacio de Las Cadenas, la Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares, la Cárcel del Obispo, el Monumento a Andrés de Vandelvira y el Palacio del Marqués de Mancera.

Plaza del Ayuntamiento
Rincones de la Plaza del Ayuntamiento de Úbeda

Subiendo por la Calle Juan Montilla, alcanzamos la Plaza del Ayuntamiento donde se encuentra un sobrecogedor Monumento a los caídos y el Palacio Vela de Los Cobos, con un curioso balcón esquinado. Hacia el oeste se encuentra el Palacio Anguís de Medinilla, el Real Monasterio Convento de Santa Clara, la Iglesia de San Pedro y la Torre del Palacio del Conde de Guadiana.
 
Plaza de Andalucía
Plaza de Andalucía

Poco a poco y sin darnos cuenta, las calles se han hecho menos angostas y sinuosas y se vuelven más amplias, como en la Calle Real donde se encuentran numerosos locales para comer, comprar o hacer una pausa. Si seguimos hacia adelante, al final de la calle encontraremos otro espacio amplio donde disfrutar de la luz, se trata de la Plaza de Andalucía donde se encuentra la Torre del Reloj, símbolo de la ciudad.

Torreón del Portillo del Santo Cristo
Torreón del Portillo del Santo Cristo

En la Calle Gradas se esconde una bonita Portada de estilo plateresco y siguiendo esta misma calle llegamos a la Iglesia de San Isidoro que tiene dos fachadas y dos puertas: la Puerta del Sol y la Puerta de la Luna, ambas de estilo gótico flamígero. Es hora de salir a la amplitud de la Calle Rastro y admirar los restos de muralla y torreones construidos entre los siglos XIV y XV. Antes de llegar al final de la calle, nos desviaremos a la izquierda a la altura de la Plaza del Marqués para admirar el Palacio del Marqués de la Rambla.

Iglesia de San Lorenzo
Iglesia de San Lorenzo

En la Glorieta Alférez Rojas Navarrete encontramos amplios miradores en los Jardines de la Cava y el Mirador de San Lorenzo; con vistas panorámicas a los infinitos campos de olivos y a las huertas ubicadas a los pies de la muralla. La naturaleza también se abre camino en las piedras de la espadaña de la Iglesia de San Lorenzo, durante mucho tiempo cubierta de hiedra color verde. Desde aquí podemos seguir por la Puerta de Granada y las Murallas de Saludeja o volver a internarnos por el centro ¡queda tanto por ver!

Casa de Las Torres
Detalle de la cornisa de la Casa de Las Torres

Os recomiendo deteneros ante la fachada de la Casa de Las Torres cubierta de personajes y bichos curiosos. En la esquina de al lado, se alza el Palacio de los Medinilla y entre ambos se encuentra la Calle Luna y Sol que nos llevará hasta el Museo Casa Andalusí y a la Iglesia de Santo Domingo. Muy cerca de ahí se encuentra la Casa de los Morales en la que una vieja leyenda relata como un anciano retuvo contra su voluntad a una doncella ya prometida. El joven prometido urdió un plan, y con la excusa de salvar el honor de la doncella, les recomendó a ambos casarse en la cercana iglesia. Cuando la comitiva salía de la casa, el anciano fue apresado y ahorcado en el balcón de su propia casa. 

Sinagoga del Agua
Sinagoga del Agua

Acabamos nuestro periplo en la Sinagoga del Agua, uno de los lugares más impresionantes de Úbeda, la ciudad fue declarada en 2003 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y estoy segura que este viaje a la provincia de Jaén, perdurará en vuestra memoria durante mucho tiempo.

Comentarios

Nuesa Literària ha dicho que…
Sembla una ciutat preciosa. Merci per la informació.

Los viajes más populares

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m.) y Djebel Ayban (3.194 m.), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Peníns

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

La rendición de Granada Muhammad I fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la Dinastía Nazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El último reino musulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la Alhambra de Granada . Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí. La Alhambra de Granada desde la Carrera del Darro La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riqueza de agua y una particular tierra arcillosa de color rojo . Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qala al-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchas y fogatas encendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción