Ir al contenido principal

Red de Juderías de España

La Red de Juderías de España ha cumplido este año dos décadas. 


 Aunque parezca mentira, la asociación para proteger el patrimonio arquitectónico, la historia, cultura y artes del legado sefardí español, la crearon varios alcaldes en 1995.


Inicialmente la Red de Juderías española contaba con las ciudades de Cáceres, Córdoba, Girona, Hervás, Ribadavia, Segovia, Toledo y Tudela. Con el tiempo se han añadido 16 ciudades más: Ávila, Barcelona, Besalú, Calahorra, Castelló dEmpúries, Estella-Lizarra, Jaén, León, Lucena, Monforte de Lemos, Oviedo, Palma, Plasencia, Sevilla, Tarazona y Tortosa que completan un total de 24 municipios que son miembros de la red Caminos de Sefarad.


Este conjunto de ciudades tienen la misión de recuperar y conservar el legado sefardí (también conocido como el legado de Sefarad; nombre con el que la comunidad judía denominaba a la Península Ibérica) y que nos dejaron nuestros antepasados sefardíes (se calcula que un 20% de la población española tiene hoy en día, sangre judía). Los siglos de mayor esplendor para la cultura judía en España fueron los comprendidos entre el siglo XI y XII. De esta época conservamos rincones que nos trasladan en el tiempo y que huelen a nueces, naranjas y especias.


En la actualidad, parece mentira que tres culturas tan distintas como los hebreos, musulmanes y cristianos convivieran en España. En aquella época y gracias a esa convivencia pacífica, la sociedad española se alimentó y prosperó en varios frentes. De ello se benefició la economía, las artes, la cultura y las ciencias. Aún queda un buen número de sefardíes desplegados por el mundo (se calcula que tres millones y medio), como curiosidad, estos judíos provenientes de España podrán solicitar la Nacionalidad Española si demuestran que son descendientes de los judíos que expulsaron los Reyes Católicos en 1492.


Y es que a veces, lo que nos une es más que lo que nos separa.

Más información: Si quieres conocer más sobre la antigua Sefarad y la ruta de las juderías de España, hay disponible una app gratuita para iOS y otra aplicación para Android.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

Pals: el pueblo medieval más famoso del Baix Empordà

La Costa Brava (Girona) está plagada de lugares con encanto, uno de los pueblos medievales más conocidos en la comarca del Baix Empordà es Pals. El municipio posee uno de los recintos góticos mejor conservados de Catalunya ideal para descubrir en una mañana.
Dejamos nuestro coche aparcado junto a una casa fortificada del siglo XV conocida con el nombre de Ca la Pruna que ha sido restaurada y ejerce como Museo Casa de Cultura. En su interior se expone una colección de herramientas para trabajar el campo y el legado del primer farmacéutico de Pals. Nuestros pasos se dirigen hasta la Plaça Major donde se encuentra la Oficina de Información Turística, el Ayuntamiento de Pals y una de las puertas de acceso al recinto amurallado.
El barrio antiguo de Pals se conoce con el nombre de El Pedró. Tras cruzar el arco gótico nos adentramos en el Carrer Major, plagado de casas construidas en piedra decoradas con ventanas ojivales y balcones que, sin importar la época del año, son un hermoso calido…