Ir al contenido principal

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe
Bóveda de la nave central
Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin. El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío, hijo de Carlomagno. Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar.

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe
La Embriaguez de Noé
En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la "Capilla Sixtina del Arte Románico". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidades: amarillo, rojo, verde, blanco y negro.

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe
Virgen sobre el tímpano de entrada
Colores suficientes para relatar con detalle los pasajes de la Biblia y que se extienden a través de un luminoso edificio con numerosas aberturas. Las últimas restauraciones del siglo XXI han confirmado que los pigmentos procedían de ocres naturales (amarillo y rojo), tierras de color verde, caolín (blanco) y carbón (negro).

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe
Escenas del Apocalipsis
Nada más entrar, en el tímpano de la puerta de entrada, lo primero que veremos son las escenas del Apocalipsis. La figura atemorizada mirando hacia el cielo es San Juan y al otro lado está la representación del mal. La Bestia de las siete cabezas tal y como se describe en la Biblia, tiene forma de dragón, cola de serpiente, alas, patas de oso, 7 cabezas y 10 cuernos.

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe
Escenas de la Pasión de Cristo
El acceso a la tribuna superior del pórtico (en la Edad Media los monjes únicamente accedían aquí una vez al año), permite la contemplación de la nave central desde una altura privilegiada. Además, aquí reconocerás rápidamente las escenas de la Pasión de Cristo; donde se han representado la Crucifixión, el Descendimiento y la Resurrección.

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe
Fresco de la Creación de Eva
En la bóveda de la nave central, a 17 metros de altura y en alrededor de 460 m2, se han escenificado unos 50 episodios del Antiguo Testamento; desde el Génesis hasta el Éxodo. Una restauración efectuada en el siglo XIX en la escena de la Creación de Eva, incluyó por error un rostro masculino con barba, en el cuerpo de la pobre Eva. Varios de estos personajes miden cerca de 2 metros.

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe
Construcción de la Torre de Babel, la Humanidad condenada a no entenderse
Las pinturas más próximas al altar, siguiendo un correcto sentido de lectura, corresponden a la salvación del alma y también representan el Bien (ya que te acercan a la iglesia) y las pinturas más alejadas, hacen referencia a la tentación, a la perdición del alma y al Mal (son las que se encuentran a la salida de la iglesia).

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe
Escenas de la vida de Noé
La riqueza y variedad iconográfica representada en el Arca de Noé (dibujada como un drakkar vikingo), la Torre de Babel o en las escenas sobre la vida de Moisés, convierten a estos frescos, en un libro abierto de 700 m2. Aunque lo común en la Edad Media era que las pinturas en el interior de las iglesias sirvieran para aleccionar a los feligreses, en Saint-Savin las escenas servían como ciclo educativo para los monjes.

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe
Las columnas están decoradas imitando el mármol
El interior de la nave principal, de 42 metros de largo y 17 metros de ancho, está sostenido por un conjunto de columnas con pinturas del siglo XIX que imitan el mármol y con bellos capiteles románicos distintos. También merecen toda nuestra atención las escenas y decoraciones vegetales de inspiración medieval. Bajo el coro se encuentra la cripta donde descansan los restos de San Sabino y San Cipriano decorada también con un ciclo de pinturas murales con escenas de su martirio.

La visita continúa en las antiguas celdas de los monjes gracias a una exposición multimedia que hace hincapié en la vertiente histórica, religiosa y artística de las pinturas de Saint-Savin y que complementan la visita guiada de la iglesia. Mientras que el refectorio sirve para acoger exposiciones temporales.

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe
Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe
En el jardín, encontramos grandes cuadrados de césped separados por sencillos senderos que quedan bordeados por arbustos frutales. Al templo primigenio se le añadió una aguja gótica en el siglo XIV sobre la base románica. Como dato curioso, en una de las torres de la Abadía de Saint-Savin, el ingeniero local Félix Léon Edoux probó en 1867 el primer ascensor hidráulico que después fue instalado en la Torre Eiffel hasta 1983 y creó la palabra "ascensor".

Herencia de un pasado, obra maestra del genio creativo del hombre y notable testimonio de una civilización desaparecida, la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe te dejará con la boca abierta.

Más información: Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe. Dirección: Place de la Libération, 86310 Saint-Savin-sur-Gartempe. Coordenadas GPS: N46 33 53.0; E0 51 58.0. Entrada: 10 €, con visita guiada 12 €. Horario: Febrero, marzo, noviembre y diciembre de lunes a sábado de 10 a 12 h. y de 14 a 17 h. Domingos de 14 a 17 h. Abril, mayo, junio, septiembre y octubre de lunes a sábado de 10 a 12 h. y de 14 a 18 h. Domingos de 14 a 18 h. Julio y agosto diariamente de 10 a 19 h. Cerrado en enero. Web: Abbaye de Saint Savin.



Toda la información generada en redes sociales durante mi viaje a Nouvelle-Aquitaine puede consultarse a través de los hashtags #destinationNA y #SuroestedeFrancia

¿Quieres conocer otra abadía románica? La Abadía de San Pedro de Moissac es otro tesoro del arte románico de Francia. 

Comentarios

Los viajes más populares

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m.) y Djebel Ayban (3.194 m.), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Peníns

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Palacio Real de Tiébélé (Burkina Faso)

Interior del Palacio Real de Tiébélé (Burkina Faso) Tiébélé es una ciudad de Burkina Faso que queda situada a unos 180 Km. al sureste de Uagadugú, cerca de la frontera con Ghana. Es la capital del País Gurunsi , también conocido como País Kassena que presenta una arquitectura particular de casas fortificadas con muros coloreados. Las viviendas son pintadas anualmente por las mujeres del pueblo y en ellas se representan cenefas con una interesante simbología. Las casas están construidas como hace miles de años: con barro, madera y paja de la zona. Sus paredes están decoradas a mano con originales pinturas y bonitos grabados geométricos; una práctica que se remonta al siglo XVI. En las casas rectangulares viven las parejas más jóvenes de los Kassena Las casas del País Kassena son de tres tipos: redondas o draa (en lengua kassena) con techo cónico de paja y reservadas para que vivan los hombres solteros. Las casas en forma de ocho o dinian están destinadas a las par