Ir al contenido principal

Angles-sur-l’Anglin: uno de los pueblos más bellos de Francia

Castillo de Angles-sur-l’Anglin
Vista del castillo de Angles-sur-l’Anglin y el molino harinero

Angles-sur-l’Anglin está considerado uno de los pueblos más bellos de Francia y fui a descubrirlo tras mi paso por Poitiers. La bucólica imagen que vi a través de la ventanilla del coche de alquiler a mi llegada a Angles, fue la de una pared rocosa dominada por las ruinas de un viejo castillo que se reflejaban en la orilla del río Anglin, junto a un viejo molino harinero de agua.

Antes de encontrar aparcamiento, ya quería dejar el coche y perderme por esas calles tortuosas que siempre esconden huellas del pasado medieval y muchas historias. Como muchas de las poblaciones creadas alrededor de un castillo, Angles-sur-l’Anglin disfruta de una ciudad baja (donde hay aparcamiento gratuito) y otra alta (separadas por un puente), donde se encuentra la Oficina de Turismo, la iglesia y el castillo del siglo XI.

Croix Hosannière
Croix Hosannière de Angles-sur-l'Anglin
Desde el puente se obtiene una bonita panorámica de Angles-sur-l’Anglin, antes de cruzarlo te recomiendo que te acerques al cementerio, situado a la izquierda del curso fluvial, allí encontrarás la Croix Hosannière de 1343. Estas cruces de piedra, también conocidas como Linterna de los muertos, son construcciones altas en forma de torre de época románica. Las linternas se construían en los cementerios en el siglo XII para instalar la luz de una lámpara que se encendía en memoria de los muertos. El Domingo de Ramos, los fieles y los monjes de la Abadía de Santa Cruz se acercaban en procesión hasta la Croix Hosannière de Angles-sur-l’Anglin, de 5 metros de altura, y pronunciaban el hosanna; la petición de ayuda divina.

Église Saint-Martin
Église Saint-Martin de Angles-sur-l’Anglin
Cruzando la Rue du Pont y La Cueille; una de las calles empedradas más antiguas de Angles-sur-l’Anglin, llegarás a la Place Aimé-Octobre. La plaza está presidida por el Monumento a los Caídos de 1926, obra del escultor local Aimé Octobre, en memoria de las víctimas de la Primera Guerra Mundial. En esta plaza se encuentra la Oficina de Turismo y se instala por las mañanas un pequeño mercado, como se hacía ya en el siglo XVII. Desde aquí te será muy fácil recorrer en círculo la Rue de Tournon y la Rue de la Forge donde encontrarás casas medievales con sótanos donde guardar el carbón, la sal o el vino. Siguiendo la Rue St. Jean te encontrarás con la iglesia románica de la Église Saint-Martin del siglo XI, donde destaca el campanario de dos alturas decorado con arcos ciegos y columnillas románicas.

Ciudad baja
Vista panorámica de la ciudad baja
Al otro lado de la Rue de l’Église se encuentra un resto de muralla medieval donde se encontraba un puesto de guardia del siglo XI y que ofrece una vista panorámica de la ciudad baja a 40 metros de altura. La Huche Corne; que nos recuerda la expresión francesa "hucher dans une corne" y que hace referencia a la "llamada" que se hacía al tocar una bocina situada en el horno comunal y que avisaba que el horno estaba listo para que los habitantes trajeran su pan para hornear. La bocina también era utilizada por los soldados del puesto de guardia, para avisar a la población en caso de un ataque enemigo.

Forteresse d’Angles
Castillo de Angles-sur-l’Anglin
El primer Castillo de Angles-sur-l’Anglin, Castellum Inglia, fue construido en el año 1025 por orden de Gilbert o Gislebertus; Obispo de Poitiers. Los restos del castillo que vemos en la actualidad son los del edificio construido a finales del siglo XI por Hug VI de Lusignan (conocido como El Diablo) y su hijo Hug le Brun. La guerra de los 100 años permite que el castillo pase de manos francesas (aquí nacería Guichard IV d'Angle en 1310) a manos inglesas y viceversa. En el siglo XV, en el Château-Guichard se realizan varias reformas y se añaden algunos edificios, cuyos restos aún se conservan a pesar de los diferentes ataques y pillajes sufridos a lo largo de su historia.

Más información: Castillo de Angles-sur-l’Anglin. Horario: diariamente de 10 a 19 h. Entrada: 6 €. Web: Forteresse d’Angles.

A los pies del castillo se conserva el edificio de un encantador molino de trigo cuya primera referencia data de 1080. Era utilizado por los monjes de la Abadía de Santa Cruz construida en el siglo XI por el Obispo de Poitiers Isambert I. La rueda hidráulica se instala en el antiguo molino en 1891 y se transforma en molino harinero en 1935. Su nueva función lo mantendrá en funcionamiento hasta el año 1972.



Toda la información generada en redes sociales durante mi viaje a Angles-sur-l’Anglin puede consultarse a través de los hashtags #destinationNA #SuroestedeFrancia

Comentarios

Los viajes más populares

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

La rendición de Granada Muhammad I fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la Dinastía Nazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El último reino musulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la Alhambra de Granada . Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí. La Alhambra de Granada desde la Carrera del Darro La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riqueza de agua y una particular tierra arcillosa de color rojo . Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qala al-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchas y fogatas encendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color