Ir al contenido principal

Grandes Almacenes Waucquez: el Museo del Cómic de Bruselas

Bruselas
Excepcional ejemplo de arquitectura industrial de principios del siglo XX

Los antiguos Almacenes Waucquez es el único complejo de tiendas de grandes dimensiones Art Nouveau de Victor Horta que ha sobrevivido a nuestros días. Aunque el interior ha sufrido diversas modificaciones debido a su utilización, el exterior se ha conservado intacto, tal y como lo diseñó su arquitecto. Charles Waucquez encargó la construcción para el negocio familiar a Victor Horta en 1902.

Bruselas
Los Almacenes Waucquez era un negocio mayorista de venta de tejidos

Las obras se acabarían cuatro años después. Los Almacenes Waucquez fueron inaugurados el 31 de marzo de 1906, aunque la buena marcha del negocio haría que Charles Waucquez solicitara al arquitecto Charles Veraart la construcción de dos entrepisos, añadidos entre 1912 y 1913, a ambos lados del hall de entrada (entre la planta baja y el primer piso construidos por Horta).

Bruselas
Horta compensa el desnivel de la calle con un zócalo de piedra azul

El prestigioso arquitecto belga moldearía la sobria fachada de los Almacenes Waucquez en piedra Euville blanca, sobre una base de piedra azul. Y lo haría con sus típicas formas curvas, donde daría cabida a dos líneas de magníficos ventanales. Su diseño de grandes marcos de piedra, recuerda al que utilizaría en otras construcciones como la Casa del Pueblo, hoy tristemente desaparecida.

Bruselas
Detalle de la puerta de entrada y las salidas de aire

Horta no deja nada al azar y se encargará tanto del diseño de las rejas de hierro forjado de las ventanas de la planta baja, que decoró con motivos en forma de hoja de palmera, hasta las salidas de aire que las dotó de formas sinuosas y que también son visibles en muchos de sus edificos, como en la fachada del Hôtel Solvay

Bruselas
El mosaico se adapta a la estructura del edificio, igual que la barandilla

En el interior, encontramos un fabuloso hall de entrada, a modo de patio, que está presidido en el centro por una farola de hierro y granito. Sí, has leído bien ¡una farola! Tiene varios brazos cuyos extremos sostienen cinco tulipas blancas de cristal translúcido en forma de bola. Este espacio está rodeado por columnas de piedra y una estructura metálica 

Bruselas
La sala de recepción era uno de los espacios más importantes para Horta

Los Almacenes Waucquez reúnen todos los aspectos de los grandes almacenes de época modernista: una gran sala para recibir a los clientes, amplias escaleras y una espectacular entrada de luz natural, necesaria para ver bien, los productos que se comercializaban. Aquí se encontraba la zona de almacén y venta de tejidos, que hoy ocupa la tienda del Museo del Cómic y un restaurante.

Bruselas
La luz natural es la única que permite apreciar bien el color de los tejidos

La estructura metálica decorada y soportada por estilizadas columnas de hierro fundido con capiteles, pilares y barandillas proporcionan a los grandes Almacenes Waucquez máxima ligereza y luminosidad. A la vez que eran excelentes para mitigar la propagación del fuego en caso de incendio. Hay que tener en cuenta que los tejidos queman con bastante rapidez.

Bruselas
Esta farola fue una de las primeras en funcionar con electricidad

Es imposible no mirar hacia el cielo en busca del cegador foco de luz que ilumina el vestíbulo de entrada. Su responsable es una enorme marquesina de vidrio y metal, que ilumina majestuosamente desde el primer piso hasta la planta baja. El techo acristalado permite que la luz diurna llegue hasta las zonas más recónditas del edificio.

Bruselas
La luz fortalece las formas y acentúa las líneas y los colores

El suelo también merece un buen momento de contemplación. El hipnótico pavimento está hecho con teselas de mosaico de mármol decorado con motivos florales, parecidos a los utilizados para decorar las vidrieras. Horta diseñaba los mosaicos principalmente en dos colores, en los Almacenes Waucquez añadió una línea ligeramente más oscura en los contornos.

Bruselas
A Horta le gustaban los cambios de dirección y los diferentes niveles

Subimos al primer piso admirando la magnífica y monumental escalera realizada en piedra de Angoulême, que da acceso a las plantas superiores. ¿Os acordáis de cuando estuvimos en la capital francesa del cómic? Los Tesoros de Angoulême: más allá del Street Art. (momento para publicidad). Su barandilla de madera y hierro forjado parece cobrar vida y se adapta al hueco de la escalera, a sus paredes y recovecos.

Bruselas
Parece que los almacenes tengan dos plantas, pero en realidad son cuatro

Tras adquirir las entradas del Museo del Cómic continuamos subiendo por las escaleras hasta la siguiente planta. La temperatura ha subido unos cuantos grados y hay quien pensaría que Victor Horta se inspiró en algún invernadero para el diseño de los Almacenes Waucquez. El techo del edificio permanece acristalado casi en su totalidad. Fijaros en las vigas de hierro porque también están decoradas con motivos vegetales.

Bruselas
Aquí se encuentra la exposición permanente del Museo del Cómic

Tabiques de metal acristalado y mamparas de madera separaban el espacio comercial de las áreas de servicio. Al fondo, detrás de la escalera por donde hemos subido, se encontraban las antiguas oficinas de dirección que han conservado el suelo de parquet y una chimenea de mármol. No os vayáis sin ver otra de las joyas de la arquitectura industrial: el ascensor destinado al transporte de mercancías.

Bruselas
Horta creía que los diseños inspirados en la naturaleza eran beneficiosos

Los Almacenes Waucquez cerrarían sus puertas en 1974 y tras unos años de abandono, pillaje y olvido, recuperaron su esplendor y se abrieron como el Museo del Cómic el 6 de octubre de 1989. Lo que probablemente lo haya salvado de la demolición. Bélgica tiene la densidad más alta del mundo de autores de cómics por kilómetro cuadrado, así que es lógico que exista un Centre Belge de la Bande Dessinée.

Bruselas
Cómic donde puede verse el plano de la fachada de estos almacenes

Aunque soy una gran amante de los museos, he de reconocer que por primera vez el “continente superó al contenido”. Aun así, me pareció fantástico descubrir algunos cómics donde Horta y los Almacenes Waucquez son los protagonistas. Para los amantes de las viñetas es un lugar de visita imprescindible, además de las exposiciones temporales y permanentes, el Museo del Cómic es un centro de documentación que preserva y promueve el noveno arte.

Bruselas
Las exposiciones temporales se encuentran en la tercera planta

Más información. Almacenes Waucquez. Museo del Cómic de Bruselas (Centre Belge de la Bande Dessinée o CBBD). Dirección: Rue des Sables 20, 1000 Bruselas. Horario: de martes a domingo de 10 a 18 h. Precio entrada: Adultos 12 €, mayores de 65 años 9 €, niñ@s entre 6 y 11 años 5 €. Entrada gratuita con la Brussels Card. Transporte público: Metro, líneas 2 y 6 parada Botanique o Rogier. Líneas 1 y 5 parada De Brouckère. Tranvía líneas 3, 4, 31, 32 y 33 parada De Boukere. Autobús líneas 29, 38, 63, 66, 71 y 86 parada Anspach-de Brouckere. Web: Centre Belge de la Bande Dessinée

Si te ha gustado descubrir estos almacenes de principios del siglo XX, te encantará entrar en la antigua tienda de Wolfers Frères diseñada también por Victor Horta.

Toda la información generada durante mi viaje a Bruselas puede consultarse a través de los hashtags #visitbrussels y #PDBruselas

Bruselas es la capital del cómic belga, así que, si quieres descubrir algunos de sus numerosos murales Street Art, te recomiendo esta ruta por los cómics de Bruselas: callejeando entre viñetas.

Comentarios

Los viajes más populares

Qué ver en Ereván: la capital de Armenia

Iglesias Katoghike y Santa Ana La historia de Yerevan o Ereván se remonta al año 782 a. C. (unos años antes que la fundación de la ciudad de Roma fechada alrededor del 753 a. C.). Estamos en la capital de un país que se remonta a la época de los asirios y aunque las guerras con medos, Darío I , Alejandro Magno , Aníbal Barca , romanos y persas, han dejado poco lugares intactos, su visita no te va a dejar indiferente. Si no vas a recorrer todos los museos de la capital, un par de días son suficientes para ver los monumentos más importantes. Aunque ten en cuenta que la capital del país sirve de campamento base para visitar muchos lugares imprescindibles de Armenia . Nosotros de un circuito de 15 días por el país, pasamos 9 días durmiendo en Ereván. Lleva escrito en armenio y ruso los lugares más importantes que quieras visitar Lo primero que vas a notar es que el inglés te va a ser poco útil, espera al momento que tengas que encontrar tu autobús en la estación y te dar

Gijón romano: Villa Romana de Veranes

La parte noble quedaba separada del área de servicios por un patio A 12 km de Gijón se encuentran los restos de la Villa Romana de Veranes construida en el siglo IV d. C. como resultado de una ampliación y mejora de una construcción anterior del siglo I d. C. La villa está muy cerca de la vía romana de la Vía de la Plata que conducía a la capital del territorio: Asturica Augusta (Astorga). Vista aérea de la Villa Romana de Veranes en 2003 De aquella gran villa se ha conservado una parte de la pars urbana que correspondería a la zona residencial de una finca de gran tamaño. Las villas romanas eran explotaciones rurales agropecuarias con espacios dedicados a la explotación de grandes extensiones de tierra. La pars rustica que corresponderían a la parte de la explotación del fundus o zona rural, es una de las zonas más antiguas. Mapa de la Villa romana de Veranes En el museo de la Villa Romana de Veranes se encuentra una sala con la exposición permanente que exhibe los objetos encont

Capbreton: entre leyendas marineras y playas de surf

L’Estacade es el monumento más característico de Capbreton Cuenta una leyenda que los habitantes de Capbreton descubrieron América 100 años antes que Cristóbal Colón. Los pescadores de Capbreton habían aprendido la técnica de cazar ballenas de los vikingos y fue en una de esas salidas capitaneadas por un tal Cabarus que llegarían a la costa canadiense y darían nombre a la Isla del Cabo Bretón . Las playas de Capbreton Las playas de Capbreton tienen fama de estar casi desiertas Leyendas marineras aparte, lo cierto es que las playas de Capbreton tienen fama de estar casi desiertas la mayor parte del año. La costa sur de las Landes (de la que os dejo aquí una ruta para hacer en coche o en bicicleta) es más tranquila que la del norte, lo que aprecian algunos surfistas, familias y gente mayor. Un largo paseo marítimo une cada una de las playas de Capbreton, desde la más occidental hasta la más oriental. Grafitis para revindicar la protección de los océanos La Plage du Santocha es conoc

Ruta a pie por el barrio más antiguo de Bayonne

Imprescindible descubrir las casas en el Quai Augustin Chaho Bayonne , Bayona o Baiona (que significa “ buen río” en euskera), 3 nombres que recuerdan la esencia francesa, española y vasca de la que está considerada la Puerta al País Vasco Francés y la ciudad más monumental de la región . Permíteme utilizar indistintamente los 3 nombres de Bayonne, Bayona o Baiona a lo largo de esta ruta por el barrio más antiguo de Bayonne. Esta joya del País Vasco francés, capital administrativa, cultural y económica del País Vasco Francés, se encuentra situada a ½ hora en coche de España y a 10 minutos de Biarritz y de la costa. Fachadas del Quai Galuperie reflejadas en las aguas del Nive Asentada a 6 km del Océano Atlántico, en la confluencia del río Adour (gascón) y el afluente Nive (vasco), Bayonne tiene una belleza especial que se refleja en sus aguas. Un conjunto de bellas mansiones se extiende en sus riveras y en el interior de la ciudad fortificada. El agua y una serie de puentes que facili

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color