Ir al contenido principal

Visita al Poble Espanyol; recorrido de un día por España


El Poble Espanyol es una de las visitas en Barcelona que todo visitante debería hacer, en particular si se es extranjero y no se dispone de mucho tiempo para conocer la península ibérica. Fue construido en el año 1929 en la Muntanya de Montjuïc, gracias a una idea del arquitecto Josep Puig i Cadafalch, con motivo de la Exposición Internacional. Los arquitectos que realizaron el proyecto, Francesc Folguera, Ramon Reventós y el pintor Xavier Nogués, visitaron 1.600 poblaciones para reunir en un único lugar, toda la riqueza arquitectónica y cultural de un vasto territorio. El Poble Espanyol concentra una variada selección de edificios de toda España y Catalunya, como si de un pueblo de verdad se tratara. Los 117 edificios son réplicas a tamaño real de algunos de los más bonitos y representativos de cada comunidad y aunque muchos piensen que son de “cartón”, la verdad es que fueron construidos con sumo detalle y con materiales “de verdad”.


El recorrido se inicia desde la monumental puerta de entrada que representa la Puerta de San Vicente de la muralla de Ávila. Nuestros primeros pasos se dirigen a Extremadura; tomando la Calle Conquista ubicada a la derecha, nos adentramos en la provincia de Cáceres; con 6 ejemplos de su bello patrimonio. Girando a la izquierda por la Calle Tercio nos encontramos con el antiguo Ayuntamiento de Sigüenza (Guadalajara) y la Plaça Major que reúne un variado grupo de casitas de varias poblaciones españolas: Navalcarnero (Madrid), Santillana del Mar (Cantabria), El Burgo de Osma (Soria) o La Fresneda (Teruel). Dominando uno de los lados de la plaza, se encuentra el Ayuntamiento de Valderrobres (Teruel) y al otro un coqueto quiosco.


Si se sigue por la Calle Alcalde Zalamea nos encontramos con la bella Galicia, representada por varios edificios de Betanzos y Cambados que incluye dos bonitos pazos (casa tradicional gallega). Aquí se encuentra desde el 2015 una escultura de tamaño natural de un peregrino junto a un mural del Camino de Santiago. Las Gradas de Santiago es una hermosa escalinata que asoma a la Placeta de la Iglesia donde destaca la arquitectura mudéjar de Aragón. Quizás la imagen desde los pies de la escalera, ofrezca el rincón más bello del Poble Espanyol. Los edificios que representan la provincia de Zaragoza dominan la Plaça Aragonesa, mientras que en la Bajada de Cervantes se encuentran ejemplos de Fraga (Huesca) y Albarracín (Teruel), pero por encima de todos destaca la torre mudéjar de la Iglesia de Utebo, conocida con el nombre de “El Campanario de los Espejos”. En la Travesera Maestrazgo se encuentran dos edificios representantes de Castellón; los Arcos de Sos y la Casa Miralles que nos devuelven a la Plaça Major.


En el Poble Espanyol además de disfrutar de un entorno al aire libre (donde no circulan vehículos y con la seguridad que eso conlleva para los más pequeños de la casa), se puede asistir a demostraciones en directo. Una treintena de artesanos elaboran diariamente desde piezas de vidrio, cuero, cestería o cerámica hasta guitarras españolas y joyería en sus talleres. La artesanía y la gastronomía también forman parte del Poble Espanyol y es posible disfrutarla en varios de los comercios instalados en los bajos de las casas, palacios e incluso en su Plaza Mayor. Un lugar encantador para comprar los últimos recuerdos artesanales o gastronómicos de regreso a casa.


Puede que sea el momento ideal para buscar un restaurante donde comer o reponer fuerzas para continuar visitando el Poble Espanyol. Aún queda mucho patrimonio arquitectónico que ver y alguna que otra sorpresa. Montse Delgado de Petits Viatgers y yo estuvimos comiendo al aire libre en uno de los locales de la plaza. Por 11 € nos ofrecieron un pequeño bol de ensalada, un plato de pasta y una bebida, más que suficiente para la cena que nos esperaba aquel día en Cookiteca. Pero si el bolsillo y el apetito acompañan, hay un sinfín de locales con gastronomía “Typical Spanish”; desde paella hasta unas buenas tapas. La mayoría de los establecimientos disponen de precios en el exterior para elegir el que más se ajuste a nuestro presupuesto.


Reemprendemos la ruta por donde la habíamos dejado, hasta llegar a la Plaza Carmen donde se encuentra el Museo Fran Daurel; un museo que reúne 300 obras importantes de arte moderno y contemporáneo, de artistas como: Miquel Barceló, Eduardo Chillida, Salvador Dalí, Joan Miró, Pablo Picasso y Antoni Tàpies. A continuación podemos disfrutar de todo el arte y salero de la arquitectura andaluza. A través de la Calle Bulas o la Calle Arcos nos adentramos en Andalucía. Una muy buena reconstrucción de calles encaladas y plazas nos traslada inmediatamente a las joyas de Arcos de la Frontera (Cádiz), Ronda (Málaga), Écija (Sevilla), Córdoba y Úbeda (Jaén). Para salir de nuestro típico barrio andaluz tenemos que localizar la pequeña Calle Buenaire y girar a mano derecha por la Calle Levante dejando atrás la Casa Son Berga de Palma de Mallorca. 


Enseguida se ve el Monasterio románico de Sant Miquel; un edificio que aglutina varios elementos de época románica de distintos templos monásticos. El campanario corresponde a la Iglesia de Sant Genís de Taradell (Osona), la puerta de entrada pertenece a la Iglesia de Santa María de Porqueres (Girona) y la nave a la Iglesia románica de Sant Sebastià de Montmajor (Vallès Oriental). En el interior se pueden escuchar cantos litúrgicos y ver pinturas románicas, como si de un auténtico templo románico se tratara. Desde aquí se obtienen unas hermosas vistas de Barcelona, donde es posible ver desde El Tibidabo hasta la Sagrada Familia. En la parte posterior del monasterio se extienden 3.000 m2 que forman el Jardín de Esculturas y donde es posible contemplar un total de 36 obras de gran tamaño.


Estamos llegando al final de nuestra ruta por el Poble Espanyol, este gran Museo al Aire Libre que nos invita a disfrutar de un día especial. Nos queda descubrir Catalunya, Navarra, País Vasco, Valencia y Castilla. Aunque parezca mucho, hoy somos como gigantes y no nos costará mucho pasar de Barcelona al Valle del Roncal y de Vergara a Vinuesa. Catalunya comienza en la Plaça del Baluard, donde se encuentra un mural cerámico donde se representa una de nuestras tradiciones más conocidas: Els Castellers. Tras pasar un arco de entrada se llega a la Plaça de la Font donde se encuentran varios restaurantes y un bonito rincón con reproducciones de Sant Pau en la Garrotxa (Girona). En el Carrer Mercaders encontramos, entre otros, la belleza de los edificios de Rupit, Besalú y Camprodón para continuar descubriendo la arquitectura de Montblanc y Belianes en el Carrer Davallada. Dejando a la izquierda la Plaça Aragonesa bajamos por la Calle Príncipe Viana donde se encuentra el Palacio de los Álava, los relieves prerrománicos de San Miguel de Villatuerta y la Casa del Francés de Molinos de Duero en Soria.


El último trayecto transcurre por la Calle Caballeros donde lucen varias casas de Toro en Zamora, la Casa del Marqués de Santillana del Mar o la Casa del Doncel de Sigüenza (Guadalajara) entre otros muchos ejemplos. La calle finaliza en la Plaça Castellana donde se encuentra el punto de salida y las Arcadas de Sangüesa (Navarra) donde está ubicado el punto de información y un audiovisual de bienvenida.


Más información: Dirección: Avinguda Francesc Ferrer i Guàrdia 13, 08038 Barcelona. Teléfono: 93 508 63 00. Horario: de 10 a 18 h. Los Domingos hay actividades familiares. Entradas: adultos 12 €. Niños de 4 a 12 años 7 €. Transporte: Metro línea 1 y línea 3 parada Espanya. Autobús nº 13, 23 y 150 parada Poble Espanyol. Disponen de una videoguía que se puede adquirir con la entrada de adulto por 3 € más. En el interior del Poble Espanyol hay una zona de picnic. Web: Poble Espanyol.

Agradecer a María Muñiz la gestión de nuestra visita.

El Poble Espanyol realiza eventos durante todo el año que abren sus puertas a diferentes acontecimientos, en mi caso he podido asistir al Showcooking de #LaPalmaconSabor y a una cata de vinos de La Rioja, ambas actividades recomendables para realizar en grupo o en pareja.


Otros Museos de Barcelona que recomiendo visitar son:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

Pals: el pueblo medieval más famoso del Baix Empordà

La Costa Brava (Girona) está plagada de lugares con encanto, uno de los pueblos medievales más conocidos en la comarca del Baix Empordà es Pals. El municipio posee uno de los recintos góticos mejor conservados de Catalunya ideal para descubrir en una mañana.
Dejamos nuestro coche aparcado junto a una casa fortificada del siglo XV conocida con el nombre de Ca la Pruna que ha sido restaurada y ejerce como Museo Casa de Cultura. En su interior se expone una colección de herramientas para trabajar el campo y el legado del primer farmacéutico de Pals. Nuestros pasos se dirigen hasta la Plaça Major donde se encuentra la Oficina de Información Turística, el Ayuntamiento de Pals y una de las puertas de acceso al recinto amurallado.
El barrio antiguo de Pals se conoce con el nombre de El Pedró. Tras cruzar el arco gótico nos adentramos en el Carrer Major, plagado de casas construidas en piedra decoradas con ventanas ojivales y balcones que, sin importar la época del año, son un hermoso calido…

Soy una Oficina de Turismo y quiero organizar un blogtrip

Hola Oficina de Turismo ¿estás pensando en organizar un blogtrip? ¿no sabes cómo hacerlo? Quizás hablando conmigo podamos resolver algunas dudas y que conozcas mejor, mi punto de vista del lado blogger (el lado oscuro). ¿Empezamos? Hoy vamos a hacerlo bien, con introducción e ideas claras, en el próximo post, os diré, lo que hacen mal las Oficinas de Turismo cuando organizan un blogtrip, (me he venido arriba, perdonádmelo).

(Con mis compañeros de blogtrip #LourdesPyrénées, aquí hubo mucha acción)
Qué es un blogtrip Los blogtrips no son nuevos, vienen influenciados de los Press Trip (viajes de prensa) o Fam Trip (viajes de familiarización para las Agencias de Viaje) que aún se siguen haciendo, y que reúnen periodistas o agentes de viaje respectivamente, para la misma misión que un blogtrip: conocer en primera persona aquello que quieres divulgar. ¿Pero eso ya lo sabías, verdad?
Si vives en una preciosa localidad, pero no consigues activar la economía, ni el turismo, quizás te interese …