Mostrando las entradas para la consulta Montpellier ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta Montpellier ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

Château de Flaugergues: La Folie vitivinícola de Montpellier

Château de Flaugergues
El castillo fue construido en el siglo XVII en estilo renacentista

El Château de Flaugergues es una magnífica residencia señorial ubicada en las afueras de Montpellier, en Francia. Desde el siglo XVII, las familias nobles y burguesas de Montpellier construían casas de campo como lugares de recreo.

Montpellier
Las "Folies" servían para escapar del intenso calor del verano en la ciudad

Estas impresionantes segundas residencias se las conocerá como "Folies" término en latín que significa hoja. Eran utilizadas por las familias aristócratas durante los meses de verano, ya que vivían durante todo el año en sus “hôtels particuliers” en el centro de la ciudad.

Château de Flaugergues
El Château de Flaugergues ha sido propiedad de la familia Colbert durante más de 300 años

El Château de Flaugergues está considerado una de las más antiguas "Folies" de Montpellier. Fue adquirido en 1696 por Étienne de Flaugergues, consejero del Tribunal de Cuentas, y todavía es propiedad de sus descendientes.

Montpellier
Bosque de bambú del Château de Flaugergues

Henri y Brigitte de Colbert, los actuales propietarios, están enamorados de su castillo y se esfuerzan por preservar su patrimonio histórico y vitivinícola excepcional. ¡Y no es para menos! El castillo cuenta con elegantes jardines de estilo francés, una orangerie (invernadero de naranjos) y un parque de estilo inglés con un bosque de bambú con diferentes especies.

La Folie de Flaugergues


Château de Flaugergues
Entrada principal del Château de Flaugergues

El Château de Flaugergues es una auténtica joya arquitectónica y vitivinícola, de una calidad arquitectónica notable. Muestra dos cuerpos salientes, fachadas revocadas, cornisas, consolas y marcos de ventanas en piedra tallada.

Montpellier
Detrás de la puerta de entrada nos espera un auténtico palacio

La entrada principal cuenta con un marco de piedra decorado con motivos clásicos, que incluye pilastras, frisos y consolas. Frente al castillo, la explanada de entrada se desarrolla entre dos cuerpos salientes y está flanqueada por escalones decorados con dos estatuas de piedra.

Interior del castillo


Montpellier
Todas las habitaciones están amuebladas y decoradas al detalle

En el interior del castillo, los visitantes pueden admirar la elegancia de sus salones, que albergan numerosas colecciones y objetos insólitos. Las esculturas y balcones de hierro forjado te transportan rápidamente a la época de la nobleza dorada de Montpellier.

Montpellier
Uno de los dormitorios del primer piso

El castillo fue adquirido por Étienne de Flaugergues en 1696, quien lo amplió y embelleció durante 45 años. El edificio cuenta con una gran escalera como espacio central y un conjunto de tapices flamencos que son una joya del patrimonio de Francia.

Escalera


Château de Flaugergues
Moisés haciendo brotar agua de la roca de Horeb. Tapiz flamenco del siglo XVII

El juego de cinco tapices colgados en la pared de la Gran Escalera, muestra escenas de la vida de Moisés. Fueron confeccionados en lana en la segunda mitad del siglo XVII. Aquí también se exhibe el busto en mármol de Jacques Joseph de Boussairolles (1741-1914).

Château de Flaugergues
Pequeño recibidor a los pies de la escalera principal

En la escalera un par de sillones de caña, en haya tallada con molduras y flores. Son obra de Pierre Nogaret (1720-1771), un carpintero parisino, que se instaló en Lyon, donde se hizo maestro carpintero en 1745.

Comedor


Montpellier
El servicio de loza decorado en azul sobre fondo blanco lleva el escudo de armas de la familia

El aparador del comedor, fue realizado en el siglo XVIII en nogal tallado con molduras y flores caídas y una tapa de mármol Sarrancolin. Las cuatro sillas del comedor de caña, en haya tallada con molduras y flores, también son obra de Pierre Nogaret.

Salón


Château de Flaugergues
A la izquierda, sobre una mesita puede verse el zograscopio

En el salón llama la atención un dispositivo óptico llamado zograscopio, que estuvo de moda a lo largo del siglo XVIII. Está realizado en madera con incrustaciones y servía para admirar las llamadas vistas ópticas.

Montpellier
La cómoda en madera chapada de palisandro es obra de Jean-Baptiste Hédouin del siglo XVIII

El grabado se colocaba debajo del dispositivo que reflejaba la imagen en una lupa, dando así una impresión de profundidad y relieve. En el Château de Flaugergues se han conservado 70 estampas con vistas de diferentes países como: Canadá, España, Francia, Gran Bretaña, Italia, Países Bajos, Portugal o Rusia.

El jardín francés


Montpellier
Vista del Jardín Francés desde la entrada del Château de Flaugergues

Los jardines, que abarcan cuatro hectáreas, han sido diseñados a lo largo del tiempo. En el año 1700, Étienne de Flaugergues creó el jardín "à la française" y una larga avenida de olivos de 400 metros.

Château de Flaugergues
Avenida de olivos entre setos de boj

Los jardines del Château de Flaugergues han sido reconocidos como el segundo jardín más hermoso de Francia, según los lectores de Le Figaro, justo detrás del Jardín de Versalles. Siguiendo un eje paralelo al castillo, marcado por dos hileras de olivos, se extiende el jardín francés con sus parterres de boj y sus fuentes ornamentales.

Montpellier
La orangerie fue añadida en 1850 por Charles Joseph de Boussairolles

El jardín también alberga una orangerie, un invernadero donde se cultivan naranjos y otras plantas exóticas. Los cipreses y los monumentales jarrones de piedra le dan un toque toscano al jardín de Château de Flaugergues.

El parque de estilo inglés


Montpellier
Rincones del parque de estilo inglés

En 1850, Charles Joseph de Boussairolles añadió la orangerie y el parque de estilo inglés, que lo diseñó como un coleccionista, destacando las flores, las plantas exóticas y los árboles de gran tamaño. Estos jardines fueron clasificados como Monumento Histórico en 1986 y han recibido la etiqueta de "Jardin Remarquable" en 2004.

Vinofolia


Montpellier
Bodega del Château de Flaugergues

Además de su valor histórico, el Château de Flaugergues es uno de los últimos viñedos urbanos de la región y ha sido pionero en la organización de visitas temáticas y catas de vino. Recientemente, se ha inaugurado una nueva bodega abierta a las visitas, incluida en el proyecto Vinofolia.

Château de Flaugergues
Viñedo del Château de Flaugergues

Este proyecto tiene como objetivo obtener la distinción de "Vignoble Remarquable" (Viñedo Notable), al igual que los espacios verdes del castillo, que están clasificados como "Jardins Remarquables" (Jardines Notables).

Vinos del Château de Flaugergues

Château de Flaugergues
Selección de vinos del Château de Flaugergues

El viñedo del Château de Flaugergues abarca una superficie de 28 hectáreas, en la zona climática de Grés de Montpellier. El terroir produce una gama de 8 cuvées de IGP Pays d'Oc y AOC Languedoc que reflejan la frescura, los taninos suaves y los sutiles aromas frutales de los vinos del dominio del Château de Flaugergues.

Más información: Château de Flaugergues. Dirección: 1744, Avenue Albert Einstein, 34000 Montpellier. Teléfono: + 33 (0) 4 99 526 643. Web: Château de Flaugergues.

Toda la información generada en redes sociales de mi viaje a Montpellier puede consultarse a través de los hashtags #VivezMontpellier y #VoyageOccitanie.

Antigone: la increíble proeza arquitectónica de Ricardo Bofill

Antigone es el barrio más emblemático de Montpellier

El barrio de Antigone de Montpellier, diseñado por Ricardo Bofill en estilo neoclásico, es uno de los mayores proyectos urbanísticos realizados en Francia a finales del siglo XX. El barrio construido sobre un terreno de 36 hectáreas, se extienden entre el Écusson y el río Lez.

Os dejo una ruta por el centro histórico de Montpellier, conocido con el nombre de Écusson. 

En 1979 se colocó la primera piedra del barrio Antigone

Montpellier tiene un vínculo especial con el arquitecto catalán Ricardo Bofill, fallecido el 14 de enero de 2022. El barrio de Antigone, un “clasicismo moderno”, como le gustaba definirlo, fue construido entre finales de la década de los 70 y principios del 2000.

Antigone marcó el renacimiento de Montpellier

El río Lez se ha convertido en la columna vertebral de los nuevos barrios contemporáneos surgidos en las últimas décadas. Todos ellos firmados por grandes nombres de la arquitectura como Jean Nouvel, Zaha Hadid, Philippe Starck y Farshid Moussavi.

Hôtel de Région

El Hôtel de Région es un edificio en forma de arco de triunfo

El Hôtel de Région Languedoc-Roussillon es el faro del barrio de Antigone y domina la panorámica del río Lez. Con sus más de 50 metros de altura, la Oficina de Turismo de Montpellier realiza, visitas para descubrir una vista insólita de la ciudad desde las alturas.

Place de l’Europe

La Place de l’Europe es un lugar de relax en Montpellier

Inspirado en la Antigüedad Griega, el barrio de Ricardo Bofill es ideal para recorrerlo sin prisas, descansando en el inmenso prado que se extiende sobre 2 hectáreas de la Place de l’Europe. En esta plaza, en forma de media luna a orillas del Lez, encontrarás numerosos restaurantes.

La columnata circular tiene un diámetro de 240 metros

El edificio Port Juvénal es un espectacular edificio posmodernista, construido entre 1988 y 1989 por Ricardo Bofill. Sus más de 30.000 m2 se abren en forma de arco a la Place de l'Europe y en sus siete plantas, acoge 350 viviendas.

Rue Poséidon

Rue Poséidon con vistas a Port Juvénal y Hôtel de Région

Cruzamos la Rue Poséidon para penetrar hasta el corazón de Antigone descubriendo los edificios de apartamentos y comercios del barrio diseñado por Ricardo Bofill como Le Parnasse (Rue de Corinthe) y Le Capitole (Allée Alcyone) ambos construidos en 1996.

El diseño en vidrio destaca sobre la arquitectura clásica de Antigone

A la izquierda de la Rue Poséidon, se encuentra el gimnasio Olympie y la Piscina Olímpica de Montpellier. El edificio construido en vidrio y acero, dispone de dos piscinas; la olímpica llamada Venus y la de entrenamiento llamada Afrodita.

Place Dionysos

Antigone fue un proyecto de vanguardia del arquitecto Ricardo Bofill

Caminando por la Allée de Délos, encontraremos varios edificios de oficinas como la Tour Europe de 1996 y la Tour Themis de 1998. Se llega a la Place Dionysos donde se encuentra la mediateca Emile Zola y los Archivos Municipales de Montpellier.

Place de Thessalie

La fuente de la Place de Thessalie se ilumina por la noche

Tras cruzar la Rue de l’Acropole llegamos a la Place de Thessalie, donde se alza una magnífica fuente de bronce patinado de la que salen tres bustos de semidioses. La fuente de 16 metros de diámetro tiene tres chorros burbujeantes y veinticuatro chorros parabólicos.

Hôtel de la Metropole

El edificio del Hôtel de la Metropole se desmarca del estilo de Bofill

En la Place de Zeus se encuentra el Hôtel de la Metropole construido en 1991 por el arquitecto Pancho Ayguavives y Ricardo Bofill. En la plaza puede verse la estatua de Diana, la Diosa de la caza, a imitación de las estatuas clásicas.

Las plazas de Antigone

La Place du Millénaire está bordeada de cafés y restaurantes

El siguiente espacio está distribuido en tres plazas: a la derecha, la Place de Sparte, en el centro la arbolada Place du Millénaire bordeada de cafés y restaurantes; y a la izquierda, la Place de Marathon donde hay un parque infantil y un baño público.

Antigone es el barrio que dio empuje a Montpellier para abrirla al mar

Aunque solo tiene 40 años, Antigone está reconocido a nivel internacional por los amantes de la arquitectura contemporánea. Y marca el renacimiento de Montpellier y su desarrollo arquitectónico oriental hacia el mar.

La arquitectura de Antigone es monumental

Ricardo Bofill ideó un complejo de apartamentos con espacios para tiendas, oficinas, hoteles y restaurantes inspirados en las construcciones de la antigua Grecia, donde veremos grandes edificios de piedra blanca decorados con columnas y cornisas.

El barrio cuenta con viviendas, plazas diáfanas y equipamientos

Las estatuas y fuentes que hacen referencia a la mitología clásica, han borrado la imagen de aquellos terrenos del ejército francés, que se encontraban en este espacio de la ciudad. Antigone es un barrio accesible para personas con movilidad reducida.

Al número áureo se le atribuye un carácter estético místico

Las plazas de Antigone destacan sobre el plano geométrico del barrio, diseñado con el principio armónico del número áureo. La proporción áurea está presente en el trazado de calles y plazas y en el diseño de las fachadas y detalles constructivos de Antigone.

Place du Nombre d'Or

Acceso a la Place du Nombre d'Or

En el plano de Antigone se puede encontrar figuras geométricas como el cuadrado, el rectángulo, el decágono y el círculo, como en la Place du Nombre d'Or, la plaza construida en la primera fase fue inaugurada en 1984. A vista de pájaro, la plaza tiene forma de trébol de 4 hojas.

Les Echelles de la Ville

Les Echelles de la Ville fueron construidas en 1989

Aquí las viviendas se encuentran distribuidas en seis plantas, mientras que las plantas bajas están reservadas a locales comerciales. Nuestro recorrido finaliza en Les Echelles de la Ville que sirven de acceso, a través de las escaleras mecánicas del interior, al centro histórico de Montpellier.

Toda la información generada en redes sociales sobre mi viaje a Montpellier puede consultarse a través de los hashtags #VivezMontpellier y #VoyageOccitanie.

La catedral de Saint-Pierre-et-Saint-Paul de Maguelone

Villeneuve-lès-Maguelone
Detalle de una ventana con dos capiteles del siglo XIII

A 20 kilómetros del centro de Montpellier se encuentra una península alargada que recorre la costa y las diferentes playas y lagunas de Villeneuve-lès-Maguelone. Nos acercamos a visitar la catedral de Saint-Pierre-et-Saint-Paul de Maguelone, considerada uno de los templos románicos fortificados más notables del sur de Francia.

Villeneuve-lès-Maguelone
Un paisaje aparentemente solitario nos sorprende en Maguelone

El espacio cuenta con diversos atractivos tanto paisajísticos y naturales, como arquitectónicos, históricos y eco-responsables. Lo primero que llama la atención es su situación. Nos encontramos en un islote de unas 30 hectáreas rodeado de agua y avifauna.

Villeneuve-lès-Maguelone
El mar y los viñedos rodean la Catedral de San Pedro y San Pablo

El islote no se unió a la costa hasta el siglo XIX, por lo que, hasta ese momento, el único acceso era por agua, lo que también le ha protegido de la urbanización desmesurada. Explotada como tierra de cultivo desde época romana, ya en el siglo IV es conocida con el nombre de Maguelone.

Villeneuve-lès-Maguelone
El Altar Mayor de la Catedral de San Pedro y San Pablo data del 1177

Tras la desaparición de la ciudad galorromana de Lattara, Maguelone florece como un puerto activo y en el siglo VI se convierte en sede de un obispado. Alrededor de la comunidad religiosa se instalarán cierto número de artesanos.

Villeneuve-lès-Maguelone
Estatua yacente en mármol blanco del obispo Guitard de Ratte

El centro religioso recibirá tanto a peregrinos como a diversos papas y contará con un hospicio, una limosnería, una explotación agrícola y otra de las lagunas. En la Edad Media la península de Maguelone se fortifica con una doble muralla.

Cathédrale Saint-Pierre-et-Saint-Paul

Villeneuve-lès-Maguelone
Vista de la Capilla del Santo Sepulcro y la Tumba de la Bella Maguelone

Rodeada de salinas y viñedos, se encuentra la Cathédrale Saint-Pierre-et-Saint-Paul; un templo románico aislado durante siglos en la pequeña isla de Maguelone. Fue construida a partir del siglo XII y ha sufrido varias restauraciones y ampliaciones a lo largo de los años.

Villeneuve-lès-Maguelone
El exterior de la catedral se caracteriza por su aspecto austero

La catedral, de estilo románico-gótico, presenta muros de piedra caliza gris claro que miden más de un metro de espesor y conservan pequeñas aberturas estrechas, a modo de troneras, típicas de la arquitectura románica.

Villeneuve-lès-Maguelone
El templo fue ampliado y modificado durante el período gótico

El portal de arco apuntado fechado en el siglo XIII estaba enmarcado por dos robustas torres rectangulares. A la derecha se encontraba la Torre de San Juan, hoy desaparecida, y a la izquierda la Torre del Obispo, revestida de piedra caliza en el siglo XIV.

Villeneuve-lès-Maguelone
El tímpano fue esculpido en 1259 y la decoración floral es de 1148

En la fachada, de época románica, se aprovechó de otro edificio, dos bajorrelieves de los santos patronos. A la derecha puede verse la imagen de San Pedro y a la izquierda la de San Pablo, esculpidos en mármol de gran pureza.

Villeneuve-lès-Maguelone
Rostro de San Pedro en la puerta de entrada a la catedral

Una inscripción latina de 1178, realizada por Bernard di Tréviers, dice: Acércate a este remanso de vida tú que tienes sed, al cruzar estas puertas corrige tus costumbres. Cuando entres aquí, llora por tus pecados, no importan cuales sean, siempre los podrá lavar un manantial de lágrimas.

Villeneuve-lès-Maguelone
El Pantocrátor en actitud de bendecir sostiene la Biblia en su mano

Sujetando el dintel profusamente ornamentado, pero en orden inverso, también pueden verse los rostros de San Pedro y San Pablo. En el tímpano puede verse un Pantocrátor rodeado de las representaciones de los cuatro evangelistas: el ángel de Mateo, el león de Marcos, el toro de Lucas y el águila de Juan.

Villeneuve-lès-Maguelone
La catedral presenta una mezcla de estilos arquitectónicos

La catedral, de una sola nave, mide diez metros de ancho y veinte metros de altura y está cubierta con tres bóvedas de cañón. Los arcos apuntados del transepto se apoyan en semicolumnas rematadas con capiteles corintios.

Villeneuve-lès-Maguelone
La capilla de San Agustín es una de las partes más antiguas de la catedral

A la derecha de la entrada se encuentra la capilla románica de San Agustín, de 1041. Está situada en la planta baja de una antigua torre campanario. Aquí descansan los restos del Obispo Arnaldo, fallecido en 1060 durante un viaje de peregrinación a Jerusalén.

Villeneuve-lès-Maguelone
El matroneum o matroneo de la Catedral de Maguelone

Una escalera situada frente a la capilla de San Agustín sirve de acceso al matroneum, una especie de logia que en las iglesias paleocristianas servía de espacio reservado para las mujeres. En la Edad Media perdieron esa función, pero se conservaron como elemento estructural.

Capilla de San Blas

Villeneuve-lès-Maguelone
Maguelone fue un importante centro religioso durante la Edad Media

Alrededor de la catedral se está acondicionando un parque por donde deambulan pavos reales y que muestra algunas construcciones como la Capilla de San Blas. Un edificio de estilo gótico tardío que conserva una inscripción en occitano de 1900 en su cabecera.

Experiencia eco-responsable: Domaine de Maguelone

Villeneuve-lès-Maguelone
Viñedos del Domaine de Maguelone

Domaine de Maguelone es una finca vinícola de agricultura ecológica situada en esta pequeña península y que ocupa 18 hectáreas. Los vinos que se producen aquí, son gestionados por Les Compagnons de Maguelone, una organización que apoyan la integración de personas con discapacidad.

Villeneuve-lès-Maguelone
Cata de vinos en el Domaine de Maguelone

La primera producción vinícola de la isla de Maguelone se remonta al primer siglo de nuestra era, pero la más reciente tuvo lugar en 1864. Llevada a cabo por Bonaventure Fabrège (1804-1883), su familia pertenecía a la burguesía de Montpellier.

Le Comptoir des Compagnons

Domaine de Maguelone
6 ostras del Étang de Thau en Le Comptoir des Compagnons (12 €)

Le Comptoir des Compagnons es un restaurante con terraza situado junto a los viñedos del Domaine de Maguelone. En su carta encontrarás platos locales, entrantes (desde 8 €), ensaladas (desde 12’9 €) o el plato del día (15 €).

Domaine de Maguelone
Tielle Sétoise artesanal en Le Comptoir des Compagnons (8 €)

Mucho de los productos servidos en Le Comptoir des Compagnons son de Km 0 como sus verduras y por supuesto sus vinos. Junto al restaurante encontrarás una tienda donde se puede comprar vinos biológicos y solidarios, miel local y ostras del Étang de Thau.

A cuarenta kilómetros de Maguelone se encuentra el sitio arqueológico y museo de Ambrussum.  

Toda la información generada en redes sociales de mi viaje a Montpellier y a la península de Maguelone puede consultarse a través de los hashtags #VivezMontpellier y #VoyageOccitanie.

Los viajes más populares