Mostrando las entradas para la consulta Montpellier ordenadas por fecha. Ordenar por relevancia Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta Montpellier ordenadas por fecha. Ordenar por relevancia Mostrar todas las entradas

Ecomusée de Marquèze: un museo al aire libre del siglo XIX

Ecomusée de Marquèze
Dos tercios de los edificios provienen de aldeas cercanas
El Ecomusée de Marquèze, situado en el Parque Natural Regional de las Landas de Gascuña, es una joya del patrimonio cultural y natural de Nouvelle-Aquitaine. Fundado en 1969, este ecomuseo es uno de los primeros en Francia que utilizó la técnica de los traslados de edificios para recrear de forma idéntica un “airial” de antaño. También es uno de los museos al aire libre más grandes del territorio. Tiene una misión clara: preservar, investigar y transmitir el rico patrimonio etnográfico de las Landas de Gascuña, recreando la vida de sus habitantes en el siglo XIX.

Ecomusée de Marquèze
Este sistema arquitectónico creó la identidad de las Landas de Gascuña

Hace 150 años, esta región estaba habitada por pastores y agricultores que vivían en completa armonía con la naturaleza que los rodeaba. Marquèze es un testimonio de la estrecha relación que existía entre esta sociedad y su entorno, con implicaciones económicas, culturales y sociales. Una de las particularidades más destacadas de Marquèze es su enfoque en la reconstrucción histórica. Los visitantes pueden explorar libremente las casas y graneros a su propio ritmo. No te olvides visitar la zona del molino y el estanque de pesca, y de conocer a los lugareños vestidos con trajes de la época.

Ecomusée de Marquèze
Desde la Estación de Sabres parte el tren con destino al Ecomusée de Marquèze

El acceso a Marquèze es parte de la aventura, ya que solo se puede llegar en el tren del ecomuseo. Este tren centenario te lleva a través del exuberante bosque de las Landes hasta la aldea de Marquèze, donde se han recreado los edificios utilizando el catastro elaborado por Napoleón III en 1836 como referencia, pero también se han recreado los paisajes, campos, bosques de resina y molinos, para dar vida a una típica aldea landesa del siglo XIX. Aquí, te toparás con ovejas landesas, cultivos de cereales antiguos, huertos y descubrirás una colección de utensilios y muebles antiguos en las casas.

Ecomusée de Marquèze
Mapa del Ecomusée de Marquèze

Las ovejas, pavos y patos campan a sus anchas durante el día hasta que son recogidos al caer la tarde. El Ecomusée de Marquèze dispone de un folleto general en español con explicaciones y un mapa que te ayudará a localizar todos los puntos de interés, desde los diferentes edificios y sus usos, hasta las demostraciones de oficios y los animadores vestidos de época. Además, en el interior de cada casa también encontrarás explicaciones en varios idiomas, entre ellos el español.

Estación de tren de Sabres


Ecomusée de Marquèze
Estación de tren de Sabres

Desde aquí, los trenes parten rumbo al Ecomusée de Marquèze. Justo en frente del andén de la antigua estación de Sabres, se encuentra "El Pavillon", un espacio expositivo que alberga exposiciones tanto permanentes como temporales, diseñadas especialmente para el disfrute del público infantil. La exposición permanente nos lleva a través de los últimos 150 años de transformación, desde los páramos de las Landas hasta convertirse en el bosque cultivado más grande de Europa. Atención porque el Pavillon cierra sus puertas a las 18 h.

¡Pasajeros al tren!


Ecomusée de Marquèze
El viaje a una típica aldea landesa del siglo XIX comienza al subir en el tren histórico

El tren del ecomuseo es la única vía de acceso a la pintoresca aldea de Marquèze. Sigue la ruta de una antigua línea ferroviaria "económica" que se utilizó para transportar pasajeros, resineros y mercancías, en particular madera de pino entre Sabres, Labouheyre y Mimizan, desde 1889 hasta la década de 1960. Este tren conecta la estación de Sabres, donde actualmente se encuentra la recepción y la tienda del ecomuseo, con el Ecomusée de Marquèze.

Ecomusée de Marquèze
Interior de uno de los vagones del tren del Ecomusée de Marquèze

Sus característicos vagones verdes, considerados monumentos históricos, provienen del Hérault y fueron construidos entre 1903 y 1913 para la línea de Palavas-les-Flots a Montpellier. Pueden transportar a 37 personas sentadas en sus bancos de madera y a 20 personas de pie. Éste es también, en gran parte, el éxito de esta iniciativa. Desde hace 40 años, el tren transporta a unos 100.000 visitantes anuales a este lugar de memoria. El trayecto en tren de 4 km a través del bosque tiene una duración de 10 minutos.

La Maison de Giraute


Ecomusée de Marquèze
Es un ejemplo notable de la arquitectura tradicional landesa

La encantadora casa Malichecq, rescatada del barrio de Guirotte de Sabres en 2008 y montada en el Ecomusée de Marquèze en 2011, representa una de las viviendas tradicionales más antiguas que se conservan en las Landes. Según los estudios de los postes de madera, se remonta al siglo XII. Esta joya arquitectónica es un claro ejemplo de los métodos constructivos tradicionales, y se han añadido extensiones a los lados para ilustrar cómo se realizaban las construcciones utilizando materiales como el barro, la cuerda y la paja.

Espacio expositivo en el granero


Ecomusée de Marquèze
Olla para cocinar en el fuego

Esta antigua majada ha sido transformada en un espacio dedicado a la exhibición de la sociedad tradicional de las Landes y las antiguas actividades domésticas. Basada en una economía agropastoral, en sus vitrinas se explica la importancia de aprovechar al máximo los recursos que la tierra ofrecía. Desde los alimentos y la forma de adquirirlos y conservarlos, hasta el importante oficio de resinero, incluso se puede ver una colmena viva de abejas negras para la producción de miel.

La Bergerie de l’Airial


Ecomusée de Marquèze
Al final de la tarde, no te pierdas al pastor y su rebaño de ovejas

Este antiguo refugio invernal para el rebaño de ovejas es un ejemplo emblemático de majada landesa. Su tejado inclinado se diseñó para brindar protección contra los fuertes vientos y la lluvia. Alrededor de las 17:45 h se puede ver una emocionante demostración técnica de la conducción de un rebaño de ovejas, con la guía experta de su perro pastor.

L'Airial


Ecomusée de Marquèze
Granja en el airial del Ecomusée de Marquèze

El término "airial" se emplea en las Landes para describir un espacio habitacional tradicional con terrenos bien drenados, próximos a un curso de agua y rodeado de árboles. Estas áreas solían utilizarse tradicionalmente como pastizales para el ganado o para secar la madera. En el Ecomusée de Marquèze, el airial te sumergirá en el pasado y te llevará de vuelta a las Landes del siglo XIX. Aquí, encontrarás casas amuebladas de manera tradicional y tendrás la oportunidad de participar en diversas actividades y demostraciones que te ayudarán a comprender la vida de esa época en esta región.

La Maison de Marquèze: la casa del propietario

Ecomusée de Marquèze
Esta casa fue restaurada a partir de 1968

Esta casa de madera, que sirvió como residencia del terrateniente o propietario de la aldea, presenta un impresionante entramado de vigas y un porche que simboliza la prosperidad del dueño. Sobre el dintel de la puerta de entrada, se puede apreciar el año de su construcción, 1824 y desde entonces ha permanecido en su ubicación original. 

Ecomusée de Marquèze
Comedor de la Maison de Marquèze

En una de las habitaciones, adyacente a la cocina, una grabación sonora narra la historia de la muerte del propietario y los rituales de duelo asociados, como el cubrimiento de los espejos con paños negros para evitar que el alma del difunto quede atrapada en ellos. Entre aproximadamente las 13:30 y las 15:00, tendrás la oportunidad de encontrarte con la "Daoune", la Señora de la Casa, y entre las 16:45 y las 17:45, podrás presenciar una demostración de fabricación de sombreros y felpudos.

Poulailler perché: gallinero elevado


Ecomusée de Marquèze
Los gallineros tradicionales de las Landes están montados sobre pilotes

Los gallineros elevados cumplían una función crucial al proteger a las gallinas de su principal depredador, el zorro. Cada noche, todas las gallinas se refugiaban en estas estructuras elevadas para resguardarse de posibles ataques. Las rendijas entre las maderas posibilitaban la recolección de sus excrementos, que luego se aprovechaban como valioso abono para enriquecer los huertos y jardines.

Le Four à pain: el horno de pan


Ecomusée de Marquèze
No te olvides de pasar por el horno de pan a la hora de la merienda

Las mujeres de la comunidad se encargaban de elaborar y hornear pan de centeno para sus familias. Se estima que la ración diaria por persona era de aproximadamente un kilogramo de pan. En el Ecomusée de Marquèze, el horno de leña está plenamente operativo, y es posible adquirir pan de pueblo, pan de centeno y pastis landais (una especie de magdalena gigante de brioche que tradicionalmente se consumía como postre, aunque en tu visita se puede convertir en una deliciosa merienda).

L’Estanquet


Ecomusée de Marquèze
L’Estanquet ofrece la posibilidad de comer sin salir del Ecomusée de Marquèze

En el Ecomusée de Marquèze dispones de diversos espacios para disfrutar a la hora de la comida. Puedes optar por el restaurante climatizado, La Table de Marquèze, o puedes comer bajo la sombra de los robles en L’Estanquet, una especie de taberna que solía encontrarse en las aldeas alejadas de los pueblos. Aquí se sirven comidas entre las 12 y las 14 h, y snacks entre 14 y 18 h. 

Ecomusée de Marquèze
Área de pícnic del Ecomusée de Marquèze

Además, cerca de la estación del Ecomusée de Marquèze, encontrarás un área de pícnic equipada con mesas y bancos de madera bajo la sombra de los árboles. O si lo prefieres, también tienes la opción de visitar un quiosco de comida para llevar, donde sirven bebidas frías y calientes, y especialidades landesas, solo durante los meses de julio y agosto.

La Maison des Métayers: La casa de los aparceros


Ecomusée de Marquèze
La casa de los aparceros es más modesta que la del propietario de las tierras

En el contexto histórico y agrícola, los "métayers" o "aparceros" eran agricultores que trabajaban la tierra de otra persona, generalmente un terrateniente o propietario de la finca. A cambio de su trabajo en el cultivo de la tierra, los aparceros recibían una parte de la cosecha o de los productos obtenidos.

Ecomusée de Marquèze
Uno de los dormitorios de la casa de los aparceros

La casa ubicada en el Ecomusée de Marquèze muestra las diferentes estancias, que eran más modestas en comparación con las del propietario de la finca, que hemos visto anteriormente. Un sistema de audio en francés, con sensores de presencia, te sumerge en diversas escenas de la vida cotidiana en el airial, haciendo que parezca que estás presenciando el momento en tiempo real. En esta casa, se celebra el nacimiento de un bebé y cuentan varias etapas de su vida.

La Charreterie


Ecomusée de Marquèze
Espacio destinado a almacenar carros, arados, carros y maquinaria agrícola

La Charreterie es un espacio o edificio utilizado para guardar o exhibir carros o carretas, tirados por caballos. La palabra "charreterie" proviene de "charrette", que significa "carro" en francés. La estructura que podemos ver en el Ecomusée de Marquèze pertenece a una antigua majada que ha sido adaptada para albergar y proteger las carretas.

Bugadèr

Ecomusée de Marquèze
Se puede ver a un artesano hacer jabón en el Bugadèr 

"Bugadèr" es una palabra en occitano que hace referencia a la persona dedicada a la labor de lavar la ropa, es decir, una lavandera o lavandero. Esta ocupación implicaba el lavado y limpieza manual de la ropa, a menudo realizado en ríos o fuentes locales. Curiosamente, la expresión “à la bugada”, de origen gascon, con raíces germánicas, se utilizaba para designar el “día de lavandería”. En catalán, se utiliza “Fer la bugada” para describir “Hacer la colada” y “Bugadera” para referirse a la mujer que se dedica al lavado de la ropa, es decir, una lavandera.

Loge du cochon: la porqueriza o pocilga de los cerdos


Ecomusée de Marquèze
El cerdo gascón es una raza originaria del suroeste de Francia

Al igual que en muchas otras regiones, en las sociedades agrícolas de las Landes, cada familia criaba cerdos con el propósito de obtener carne, jamones, salchichas y tocino. Las razas más comunes eran el cerdo de raza vasca, de pelaje rosado y negro, y el cerdo de raza gascona, de color completamente negro. Estos cerdos se alimentaban principalmente con salvado procedente del molino, verduras, bellotas y restos de alimentos domésticos. Aproximadamente a las 14:30 h, en la “Loge du cochon” se lleva a cabo una demostración que dura 45 minutos sobre el cuidado de los cerdos.

El antiguo oficio de resinero


Ecomusée de Marquèze
Los pinos de las Landes fueron explotados por su resina

En nuestro camino hacia el río y la zona del molino, encontramos vestigios del antiguo oficio de resinero. Durante décadas, los pinos de las Landes fueron explotados por su resina. La recolección de la resina comenzaba cuando el tronco del árbol medía, a 1’30 m del suelo, alrededor de un metro de circunferencia y tenía entre 25 y 30 años de edad. Se realizaba una primera incisión de abajo hacia arriba en la parte oriental del tronco, y esto se repetía durante cuatro años, durante toda la temporada, desde marzo hasta octubre. Cuando los árboles alcanzaban entre 70 y 80 años, se realizaba la resinación final, que consistía en hacer incisiones de lado a lado en todo el tronco, conocida como "resinado a muerte".

El molino


Ecomusée de Marquèze
El molino se asienta sobre pilares en el agua

El molino del Ecomusée de Marquèze se encuentra asentado sobre pilotes en el lecho del río y cuenta con dos robustos juegos de muelas de piedra, uno para moler centeno y otro para la molienda del maíz. Debido a la leve pendiente del terreno, el agua fluye hacia una rueda horizontal que hace girar las muelas. Con los residuos resultantes de la molienda, el molinero alimentaba a los peces de su pequeño estanque de retención, que albergaba lucios, truchas, anguilas y otras especies.

Ecomusée de Marquèze
El molinero pone en marcha el molino todas las tardes

Este antiguo molino de agua, originario de la cercana localidad de Geloux, fue trasladado y meticulosamente reconstruido en Marquèze en 1973, devolviendo así a la vida, a uno de los ocho molinos que, a principios del siglo XIX, salpicaban las orillas del pequeño afluente del Eyre, el Escamat. Puedes observar al molinero en acción, desde las 14 hasta las 17:45 horas.

La Maison du Meunier: la casa del molinero


Ecomusée de Marquèze
La arquitectura rural puede ser bella, funcional y resistir el paso del tiempo

La encantadora vivienda del molinero proviene del barrio de Trescasses, en una zona llamada Maguide, ubicada en la localidad de Vert. Fue trasladada al Ecomusée de Marquèze y reconstruida en 1976, y a finales de 2021, se llevó a cabo una restauración del tejado y la estructura de madera. Al explorar su interior, descubrirás la fecha original de su construcción: 1839.

Ecomusée de Marquèze
Uno de los dormitorios de la casa del molinero

Dada la ubicación del molino, el molinero vivía apartado del resto de la comunidad. Su oficio, altamente lucrativo, lo distinguía de los campesinos y su riqueza le otorgaba un estatus privilegiado, casi elitista. El molinero era la única persona capacitada para procesar el grano y convertirlo en pan, ya que poseía el monopolio de la herramienta esencial para dicha tarea: el molino. Al escuchar los audios dentro de la casa, podrás sumergirte en la celebración de una boda, una de las muchas escenas históricas que se representan de forma sonora en este fascinante lugar.

Le Jardin des simples: un huerto medicinal


Ecomusée de Marquèze
En los jardines medievales, “simples” era el nombre dado a las plantas medicinales

Justo al lado de la casa del molinero, puede verse un jardín lleno de plantas que se utilizaban con fines curativos, para teñir telas o en la cocina. Este jardín recuerda al que cultivaban las mujeres alrededor del huerto de verduras, con plantas medicinales. El conocimiento sobre las propiedades curativas de estas plantas y sus beneficios para la salud se transmitía principalmente a través de los pastores que recorrían la región de las Landes.



Más información: Ecomusée de Marquèze. Dirección: Route de la Gare, 40630 Sabres. Teléfono: + 33 524 733 740. Se realizan visitas guiadas gratuitas de 1 hora, desde la recepción de Marquèze. Entrada de un día: Adultos 14 €. Entre 4 y 18 años 9’5 €. Entradas reducidas para familias. Incluye el acceso a la aldea, los trayectos en tren, el acceso a las exposiciones, la participación en los talleres y juegos. Horario: Abierto del 1 de abril al 1 de octubre. Horarios de tren: hay salidas y retornos en tren cada 40 minutos, desde las 10 hasta las 18 h que regresa el último tren. Se recomienda consultar los horarios de tren en la Estación de Sabres, en la Estación de Marquèze o en su página web por si hubiera alguna modificación. Aparcamiento gratuito frente a la Estación de Sabres. Web: Ecomusée de Marquèze

Toda la información generada en redes sociales durante mi viaje al Ecomusée de Marquèze puede consultarse a través de los hashtags #Landes y #LesLandes.

Montpellier Delicatessen: Un paseo por sus tiendas gourmet

Montpellier
Les Escalettes de Montpellier es un tesoro gastronómico tradicional

 Descubre las tiendas gourmet de Montpellier, un festín para los sentidos. En Le Panier d'Aimé, hallarás productos regionales de calidad. Infuse te sumerge en el mundo de las tisanas y hierbas medicinales. Signorini Tartufi ofrece una variedad de productos trufados, desde aceites hasta cremas y miel. Thierry Papereux, un maestro chocolatero, combina especias y chocolate de manera magistral. Maison Brémond 1830, con más de un siglo de historia, fusiona tradición y sostenibilidad en un viaje gastronómico único.

Le Panier d’Aimé. Épicerie Fine de Terroir

Montpellier
Conservas de pescado

Nath y James Egreteau nos reciben en su tienda de delicatessen, situada en el corazón del centro histórico de Montpellier. Desde 2012, Le Panier d'Aimé se ha dedicado a promover la riqueza gastronómica de la región, colaborando con alrededor de 220 productores y agricultores locales. Es costumbre que en otoño y primavera se organicen dos grandes noches de degustación de productos, lo que puede ser un buen momento para descubrir su oferta.

Productos de la región que deleitan los sentidos


Montpellier
Selección de dulces y galletas en Le Panier d’Aimé

Los propietarios de este comercio emblemático se han esforzado por destacar los productos locales, priorizando un radio de 180 kilómetros alrededor de Montpellier. Así es posible encontrar, por ejemplo, “Les Escalettes de Montpellier”, unas deliciosas galletas planas horneadas en moldes de hierro fundido, tradicionalmente disfrutadas durante el Carnaval. Esta especialidad culinaria de Montpellier es conocida como “El gofre del Languedoc”, por su ligereza y su irresistible sabor, elaboradas sin conservantes ni aditivos, siguiendo una receta transmitida de generación en generación

Montpellier
Especialidades del Terroir en conserva

Entre las especialidades del Terroir, Le Panier d’Aimé dispone de conservas de “Rouilles de seiche”, un plato tradicional de la cocina francesa a base de sepias o calamares en una salsa rouille aromática y ligeramente picante. La rouille es una salsa típica de la Provenza, que se prepara con ajo, aceite de oliva, pan rallado y a menudo pimentón, que le otorga su característico color y sabor.

Un mundo de delicias en Montpellier


Montpellier
Selección de cervezas artesanales

En Le Panier d’Aimé, también encontrarás confit de canard y cassoulets de Aveyron y las Cévennes. Sin olvidarnos de una cuidadosa selección de vinos regionales y champagnes de productores locales. La riqueza gastronómica de la región de Occitania abarca desde el aceite de oliva de Clermont-l'Hérault hasta el arroz y la sal de la Camarga.

Montpellier
Cremas para untar, mermeladas y confituras

Los amantes de los dulces quedarán encantados con las confituras, mieles, “pâtes à tartiner” (cremas para untar), galletas, marrons glacés y una selección de golosinas locales como las “Grisettes de Montpellier”. Estos caramelos en forma de pequeñas bolas de color gris oscuro han sido elaborados desde la Edad Media con regaliz y miel, y se consideran un regalo o recuerdo típico de la ciudad.

Montpellier
Selección de siropes

Con 2700 referencias en su tienda física y la posibilidad de realizar pedidos por Internet con envío a toda Francia y Europa, Le Panier d'Aimé garantiza la accesibilidad a sus tesoros culinarios. Desde charcutería hasta productos frescos, pasando por una amplia variedad de tés, cafés, cacaos y una gama impresionante de especias que incluye curry, pimientas y sales del mundo, en Le Panier d'Aimé te espera una experiencia gastronómica única en cada rincón de esta tienda gourmet.

Más información: Le Panier d’Aimé. Dirección: 6 Rue du Plan du Palais, 34000 Montpellier. Teléfono: 09 83 299 862. Horario: de lunes a sábado de 9:30 a 19 h. Web: Le Panier d’Aimé

Infuse

Montpellier
Infuse es un lugar único en Montpellier

Géraldine Martinez y Nathalie Fournol, dos farmacéuticas que compartieron su formación en la Facultad de Farmacia de Montpellier, han creado un rincón único: Infuse. Tras dirigir con éxito la Pharmacie du Jeu de Paume durante siete años, decidieron seguir explorando el mundo de la salud en un emocionante nuevo proyecto.

Compromiso con la naturaleza


Montpellier
Un bar de tisanas y herboristería en un solo lugar

Este espacio único en Montpellier fusiona la herbología y las infusiones para crear un peculiar bar de tisanas y herboristería. Géraldine y Nathalie han optado por trabajar con productores locales que siguen prácticas de agricultura orgánica. Este enfoque garantiza que los productos sean de la más alta calidad y estén en sintonía con la filosofía de Infuse de promover un estilo de vida saludable y en armonía con la naturaleza.

La experiencia Infuse


Montpellier
Espacio para relajarte y aprender sobre plantas medicinales

Infuse es mucho más que una simple tienda: es un lugar donde puedes sumergirte en el mundo de las tisanas y las hierbas medicinales. Tras una consulta personalizada con Géraldine o Nathalie, te prepararán una tisana adaptada a tus necesidades y preferencias. Ya sea que desees disfrutar de tu infusión en el lugar o llevarla contigo, en Infuse encontrarás una amplia variedad de opciones. 

Montpellier
Salud y bienestar en cada rincón

Además de su herboristería y bar de tisanas, Infuse ofrece un espacio de relajación donde puedes degustar delicias caseras en cualquier momento del día. Su visión es simple, pero poderosa: el auténtico lujo está en la capacidad de tomarse el tiempo necesario para cuidar de uno mismo, especialmente en un mundo acelerado.

Productos a la venta en Infuse


Montpellier
En Infuse puedes crear tus propias tisanas personalizadas

En Infuse, encontrarás una extensa variedad de productos que abordan diversas necesidades de salud y bienestar. Desde más de 148 tipos de plantas a granel para que puedas crear tus propias tisanas personalizadas, hasta una selección de plantas locales y orgánicas que te ayudarán a combatir problemas como el insomnio, el estrés, las molestias digestivas y los dolores articulares.

Espacio dedicado a la salud y el bienestar


Montpellier
Infuse, donde la salud y la naturaleza se fusionan en Montpellier

Infuse no es solo un lugar para comprar productos; es un espacio para relajarte, aprender sobre plantas medicinales y cuidar de tu salud y bienestar de manera natural y positiva. Ofrecen asesoramiento experto y acompañamiento personalizado. Infuse es un refugio donde puedes reconectar con la naturaleza mientras exploras nuevas formas de mejorar tu salud de manera natural.

Más información: Infuse. Dirección: 2 Rue du Montpelliéret, 34000 Montpellier. Teléfono: +33 (6) 67 228 577 – +33 (6) 12 023 613. Horario: de martes a sábado de 10 a 19 h. Web: Infuse

Signorini Tartufi. Le Spécialiste de la Truffe


Montpellier
Degustación de productos en Signorini Tartufi

Continuamos nuestra ruta gourmet por el centro histórico de Montpellier, hasta llegar a un rincón especial que ha revolucionado la manera en que el mundo disfruta de la trufa. Fundada en 2017, Signorini Tartufi es una celebración de la pasión por la trufa que ha sido transmitida de generación en generación en la familia Signorini. Actualmente, sus exquisitos productos se encuentran en más de 50 boutiques en todo el mundo.

Un legado de amor y tradición

Montpellier
Trufa en polvo

Frédéric Dubois Signorini, la mente maestra detrás de Signorini Tartufi, es el guardián de un legado familiar arraigado en la devoción por la trufa. Criado por sus abuelos, Giuseppe Signorini de Toscana y Giuseppina Di-Salvo de Sicilia, Frédéric creció inmerso en el amor familiar y en la cocina italiana. Sin embargo, lo que verdaderamente marcó su corazón fue la trufa, ese ingrediente misterioso que evoca innumerables recuerdos de su infancia.

Montpellier
Aceites aromatizados con trufa

En 2017, Frédéric sintió la necesidad de volver a sus raíces y honrar la tradición familiar de trabajar con la trufa. Su visión era clara: hacer que la trufa fuera accesible para todos. Durante mucho tiempo, la trufa había sido un misterio en cuanto a su origen y naturaleza. Así nació la idea de una marca que ofreciera la trufa en todas sus variantes, con el propósito de desvelar sus secretos y encantos.

Una variedad de delicias trufadas


Montpellier
La trufa tiene la asombrosa capacidad de realzar numerosos platos

Signorini Tartufi ofrece una amplia gama de productos trufados que incluyen aceites perfumados, cremas, chips, miel e incluso vino. Frédéric, el fundador, encuentra en la trufa una constante fuente de inspiración y tiene un favorito personal: la combinación de crema de alcachofas y trufa en polvo. Además de estos productos, su oferta culinaria se extiende a más de 150 opciones, desde el sabroso Cacio e pepe hasta la increíble Tapenade de pepperoni y la generosa crema parmigiano reggiano. Su vino espumoso, L'Effervescence, destaca como una experiencia única que conquista a los amantes del vino francés.

Respetando la naturaleza


Montpellier
L’Effervescent es un vino espumoso de trufa para disfrutar muy fresco

Signorini Tartufi se adapta al ritmo de las estaciones y la disponibilidad de cosechas, lo que hace que sus productos sean raros y valiosos debido a las cantidades limitadas que la naturaleza proporciona. La marca Signorini Tartufi es un homenaje a la pasión, la tradición y la autenticidad. A pesar de su expansión global, han demostrado que la trufa puede ser accesible para todos sin comprometer la calidad de sus productos.

Más información: Signorini Tartufi. Dirección: 4 Rue Jean Moulin, 34000 Montpellier. Teléfono: +33 (6) 64 118 228. Horario: de lunes a sábado de 10 a 19 h. Web: Signorini Tartufi

Thierry Papereux. Artisan Chocolatier


Montpellier
Esta chocolatería es una visita obligada en Montpellier para todos los amantes del chocolate

Thierry Papereux y Nadine Lafay nos reciben en su taller-boutique de chocolate, ambos provienen de una larga tradición de chocolateros y se enorgullecen de ser parte de la rica herencia de los chocolates Lyonnais. Su chocolatería se encuentra cerca de la iglesia de St. Roch, un lugar que inspiró la creación de su primer bombón de chocolate único, "Le Saint Roch", una ganache de chocolate negro con naranja sanguina y jengibre confitado, decorada con la imagen de una concha de Santiago.

La alquimia de los sabores


Montpellier
Thierry Papereux y Nadine Lafay han elevado la creación del chocolate a un arte

Thierry Papereux es un auténtico alquimista cuando se trata de combinar especias con chocolate. Con la supervisión de Nadine, perfecciona la delicada unión de sabores en cada una de sus creaciones. Su compromiso con la excelencia se refleja en su línea de chocolates refinados, donde no se hacen concesiones en términos de calidad y sabor.

Montpellier
Zapatos de chocolate creados por Thierry Papereux

En cada temporada, Thierry reinventa los clásicos del chocolate con sorprendentes y deliciosas combinaciones. Su habilidad para equilibrar ingredientes inusuales con el chocolate es testimonio de este maestro chocolatero cuya pasión por el chocolate le ha llevado a la creación de auténticas delicias.

El Arte del Chocolate en Montpellier


Montpellier
Selección de chocolates en Thierry Papereux

Explorar las colecciones de tabletas de chocolate de origen puro, los exquisitos bombones con texturas y sorprendentes combinaciones, así como sus deliciosos pasteles, es un placer que debe ser disfrutado lentamente. La experiencia en Thierry Papereux encaja perfectamente en la filosofía del "slow food", donde el chocolate se saborea y aprecia en todo su esplendor.

Compromiso ético y social

Montpellier
Habas de cacao caramelizadas

Thierry Papereux, miembro de la Academia Francesa del Chocolate y la Confitería desde 2020, garantiza la procedencia y la calidad de sus ingredientes. Además, se abastece de materias primas provenientes de casas que comparten sólidos valores éticos y están comprometidas con la Responsabilidad Social y Ambiental (RSE) en todos los niveles.

Más información: Thierry Papereux. Dirección: 8 Rue Saint Paul, 34000 Montpellier. Teléfono: 04 67 639 064. Horario: lunes de 14 a 19 h. De martes a sábado de 9:30 a 19 h. Web: Thierry Papereux

Maison Brémond 1830. Épicerie Fine de Provence


Montpellier
Maison Brémond 1830 es un reflejo de la rica tradición gastronómica de la Provenza

Maison Brémond 1830 es una icónica tienda de productos gourmet cuya tradición se remonta al siglo XIX. La filosofía de Maison Brémond va más allá de ofrecer una exquisita gama de productos; se trata de un compromiso con la sostenibilidad, la biodiversidad y el bienestar animal.

El arte de la gastronomía provenzal


Montpellier
Productos de Maison Brémond

La historia de Maison Brémond se entrelaza con la rica tradición gastronómica de la Provenza. En 1830, la familia Brémond abrió su primera tienda de comestibles en el prestigioso Cours Mirabeau en Aix-en-Provence. La reputación de la tienda creció rápidamente, atrayendo a visitantes de toda Francia en busca de sus deliciosos productos

Montpellier
Deliciosos productos preparados por apasionados artesanos

En 1973, la familia Borrelly asumió el negocio, y en 1986 trasladaron la emblemática tienda al corazón de la ciudad. Fue en 2015 cuando Olivier Baussan tomó las riendas, inaugurando una nueva era para Maison Brémond. Bajo su dirección, la tienda se ha convertido en un faro de la gastronomía provenzal, donde la autenticidad es la norma y la excelencia es la meta.

Compromiso con la sostenibilidad y la biodiversidad


Montpellier
Maison Brémond 1830 es el destino para aquellos que buscan un compromiso con el planeta

Esta apasionada empresa defensora de la sostenibilidad y la biodiversidad, se ha asociado con Act For Planet, una organización que promueve la plantación agroforestal y lucha contra el cambio climático y la erosión del suelo. También lideran el sindicato France Pistache, trabajando en la reintroducción del pistacho en la región de Provenza, una joya gastronómica que casi había desaparecido de esta tierra.

Un festín para los sentidos


Montpellier
Un lugar donde los sentidos se despiertan ante una gama de productos excepcionales

Maison Brémond 1830 es conocida por su amplia gama de productos de alta calidad. Desde los exquisitos aceites de oliva virgen extra hasta trufas de cosecha propia, los vinagres balsámicos envejecidos y la confitería tradicional de Provenza, la tienda ofrece una experiencia gastronómica única. También se enorgullecen de colaborar con artesanos apasionados que mantienen vivas las tradiciones generación tras generación.

Aceites de oliva virgen extra: El oro líquido de Provenza


Montpellier
El oro líquido de Provenza

Los aceites de oliva virgen extra de Maison Brémond son un testimonio del respeto por el suelo y la pasión de los agricultores. Producidos mediante procesos mecánicos y sin el uso de pesticidas, estos aceites capturan la esencia de la tierra provenzal. Desde el clásico aceite de oliva hasta variedades infusionadas con ajo, albahaca, limón y cítricos, ofrecen una gama diversa que satisface los paladares más exigentes.

Más información: Maison Brémond 1830. Dirección: 9 Rue des Etuves, 34000 Montpellier. Teléfono: +33 (0) 467 663 017. Horario: lunes de 14 a 19 h. De martes a sábado de 10 a 19 h. Web: Maison Brémond 1830

Os dejo una ruta por el centro histórico de Montpellier que recorre los lugares más destacados de la ciudad y proporciona una lista de buenos restaurantes. Para rematar este viaje gastronómico te invito a descubrir uno de los últimos viñedos urbanos de la región, el Château de Flaugergues. Recientemente, ha inaugurado una nueva bodega abierta a las visitas, incluida en el proyecto Vinofolia y organizan visitas temáticas y catas de vino

Toda la información generada en redes sociales durante mi viaje a Montpellier puede consultarse a través de los hashtags #VivezMontpellier y #VoyageOccitanie.

Los viajes más populares