Ir al contenido principal

El Museo de H. R. Giger: el creador de Alien

Musée H.R. Giger
Una de las creaciones más famosas de H. R. Giger fue Alien

Los fans de Hans Ruedi Giger, el creador del oscarizado Alien, y los seguidores de la saga de películas protagonizadas por la teniente Ripley (Sigourney Weaver) tienen una cita ineludible en Suiza. Aunque se podría pensar que el Sancta Sanctorum del arte de H. R. Giger caería en Estados Unidos, lo cierto es que es en Gruyères, donde se encuentra la mayor colección de obras de arte de H. R. Giger.

Musée H.R. Giger
En el Museo de H. R. Giger verás varias esculturas de Alien
Este artista suizo, arquitecto, diseñador, escultor y diestro en la difícil técnica de la aerografía entró en el mundo del cine a finales de los años 60. Trabajaría en los proyectos y en las películas de: Dune (1973-1977) dirigida por Alejandro Jodorowsky, Alien, el octavo pasajero (1979) dirigida por Ridley Scott y que le aportaría a H. R. Giger un Óscar a los mejores efectos visuales, Future-Kill (1985) dirigida por Ronald W. Moore, Poltergeist II (1986) dirigida por Brian Gibson, Alien 3 (1992) dirigida por David Fincher, Species (1995) dirigida por Roger Donaldson y en Prometheus (2012) dirigida por Ridley Scott.

Musée H.R. Giger

Musée H.R. Giger
El sexo, la violencia y el sufrimiento están muy presentes en la obra de H. R. Giger
En 1997 H. R. Giger compra el Castillo St. Germain y funda un año más tarde su propio museo en Gruyères. Un espacio surrealista, escalofriante, visceral y lleno de las creaciones únicas de este artista multidisciplinar que trabaja con distintos materiales para crear vida de otro planeta, inspirándose en la preocupante destrucción de nuestro planeta tierra.

Musée H.R. Giger
Grandes aerografías cubren las paredes del Museo H. R. Giger de Gruyères
Efectivamente, tras este mundo irreal de H. R. Giger se esconde la sobrepoblación, las guerras, las armas atómicas y lo absurdo de las atrocidades humanas. Temas que están presentes en la obra descarnada de H. R. Giger que pintaba directamente sobre sus lienzos, sin utilizar bocetos. Aunque utilizaba varias técnicas de pintura, donde H. R. Giger destacó fue en la aerografía. Su virtuosismo es perceptible viendo la simetría y el perfecto equilibrio que guardan las imágenes pintadas con aerógrafo.

Musée H.R. Giger
Sil es la protagonista creada por H. R. Giger para la película Species
En el Museo de H. R. Giger de Gruyères también verás colgadas en las paredes algunos cuadros pintados al óleo que siguen el estilo de ciencia ficción surrealista de sus primeras obras que pintaba con gotas de tinta china salpicadas sobre cartón y vaciadas con una cuchilla de afeitar para crear las formas. Sus temas principales siempre fueron la vida, la muerte y las máquinas. El resultado de esas inquietudes son criaturas llenas de sufrimiento, miedo y violencia. Son cuerpos y esqueletos vistos por dentro y por fuera; carne y órganos, huesos y sexo, pero también amputados y sofisticados por partes mecánicas. Los seres de H. R. Giger mezclan partes biológicas y mecánicas, son criaturas biomecánicas, creaciones grotescas.

The Spell
La serie The Spell está considerada una de las mejores obras de H. R. Giger
La mujer ocupa un lugar destacado en la obra de H. R. Giger que las inmortaliza llenas de belleza y sensualidad. Son diosas espirituales y divinas, son madres creadoras de vida y son objeto de deseo y tentación pecaminosa. En el universo de H. R. Giger el espacio reservado al hombre es mínimo, si aparece es de forma horrible, deforme y repulsivo. Son los protagonistas de un sueño que se vuelve pesadilla o la visión futurista de las fobias de un artista.

Giger Bar: el bar donde iría Alien

Giger Bar
Interior del Giger Bar
Todo ese universo se hace patente en el Giger Bar, un bar situado frente al Museo de H. R. Giger de Gruyères. Entra y formarás parte de una nave tripulada, de las entrañas de un alienígena, de una catedral de huesos, de un edificio pulmonar capaz de respirar. Desde el techo hasta el suelo, desde las paredes al mobiliario encontrarás los diseños y creatividad de H. R. Giger. La atmósfera peculiar, extraña y alucinante de este bar suizo no lo encontrarás en ningún lugar del mundo. Estoy segura que, si ves aparecer un camarero viscoso con una copa humeante, no te dará tiempo a disparar la cámara.

H. R. Giger falleció el 12 de mayo de 2014 y fue enterrado en el cementerio de Gruyères. ¿Conoces los encantos de esta población suiza medieval? Te invito a descubrirla en mi artículo de viaje: Escapada DETOX en Friburgo: La llamada de la Naturaleza Suiza

Más información: Château St. Germain. Dirección: Rue du Château 2, 1663 Gruyères. Teléfono: +41 (0) 26 921 22 00. Horario: de abril a octubre diariamente de 10 a 18 h. De noviembre a marzo, de martes a viernes de 13 a 17 h. Sábados y domingos de 10 a 18 h. Entrada: 12’5 CHF (12 € aproximadamente). Web: HR Giger Museum.

Toda la información generada en redes sociales durante este viaje puede consultarse a través del hashtag #ENAMORADOSdeSUIZA y #FribourgRegion.

Comentarios

Los viajes más populares

Ruta por Venecia: del Ponte degli Scalzi al Ghetto Nuovo

Hablar de Venecia siempre es un placer para mis sentidos. Quien vaya a pisar esta maravillosa ciudad italiana debería saber que Venecia se divide en diferentes sestiere o barrios . El más extenso de la ciudad (con 150 hectáreas) es el populoso Sestiere Cannaregio , donde viven 20.000 personas. Se encuentra situado al noroeste de la Serenísima y es una de las zonas menos visitadas por los turistas (si eso es posible en Venecia). Su nombre deriva del antiguo “Canal Regio” que existía antes del acondicionamiento ferroviario, que lo convertían en el canal principal de entrada de viajeros. Vista del Gran Canal con el Ponte degli Scalzi al fondo Una ruta por el barrio de Cannaregio debe comenzar en el Ponte degli Scalzi o della Stazione (Puente de los Descalzos o de la Estación). Orientado al norte, es el puente más grande de todos los que atraviesan el Gran Canal . Fue construido en 1934 y desde lo alto de su estructura se obtienen magníficas vistas de las góndolas y vaporettos qu

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Soy una Oficina de Turismo y quiero organizar un blogtrip

Hola Oficina de Turismo ¿estás pensando en organizar un blogtrip? ¿no sabes cómo hacerlo? Quizás hablando conmigo podamos resolver algunas dudas y que conozcas mejor, mi punto de vista del lado blogger (el lado oscuro). ¿Empezamos? Hoy vamos a hacerlo bien, con introducción e ideas claras, en el próximo post, os diré, lo que hacen mal las Oficinas de Turismo cuando organizan un blogtrip, (me he venido arriba, perdonádmelo). (Con mis compañeros de blogtrip #LourdesPyrénées, aquí hubo mucha acción) Qué es un blogtrip Los blogtrips no son nuevos, vienen influenciados de los Press Trip (viajes de prensa) o Fam Trip (viajes de familiarización para las Agencias de Viaje) que aún se siguen haciendo, y que reúnen periodistas o agentes de viaje respectivamente, para la misma misión que un blogtrip: conocer en primera persona aquello que quieres divulgar . ¿Pero eso ya lo sabías, verdad? Si vives en una preciosa localidad, pero no consigues activar la economía, ni el turismo

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

Ruta modernista por Sant Feliu de Llobregat

Sant Feliu de Llobregat Sant Feliu de Llobregat es una de las ciudades de la provincia de Barcelona que se integra en las rutas modernistas que pueden visitarse cerca de la Ciudad Condal, que se encuentra a escasos 10 Km. Situada en el Baix Llobregat, Sant Feliu creció entre finales del siglo XIX y principios del XX junto a sus vecinas Sant Joan Despí , Esplugues y Santa Coloma de Cervelló  (Puedes leer sobre qué ver en estas ciudades haciendo clic en el enlace, descubrirás varias rutas modernistas). El crecimiento económico y urbano transformó el paisaje y nos legó un pasado arquitectónico de época modernista , que en la actualidad, sirve de ejemplo para los amantes de esta corriente artística. De aquella época industrial dedicada a la producción de tejidos perdura Can Bertrand (1861), creada el mismo año que lo harían otras colonias textiles como Can Güell , así como toda la maquinaria arquitectónica que sería necesaria para acoger un flujo migratorio y aument