Ir al contenido principal

Comer en Barcelona: Restaurante Antigua

Escribir sobre un restaurante del que me han dado muy buenas referencias y abundantes, del que sabes que al menos, se necesita dos semanas de antelación para reservar una mesa (porque está siempre lleno) y del que has probado su cocina, trato personalizado y cercano (además de ver en primera persona, la cantidad de clientes que llenan el local), es casi una misión titánica y un anhelo inalcanzable por aportar algo más, que incentive a conocerlo y a disfrutar de su gastronomía.


Antigua se encuentra situado a dos pasos del Barri de Gràcia de Barcelona, su ambiente elegante está teñido de una suave luz dorada que lo impregna todo, es como estar comiendo a la luz de las velas aunque fuera luzca un sol radiante. En las paredes pinturas esbozadas por Josep Plaja recuerdan escenas de Pals, Calella o de una bucólica biblioteca, mientras hojas de hiedra recorren los bordes de las paredes pintadas en vainilla son recuerdos de la infancia del señor Gonzalo; propietario de Antigua.


Pedimos al señor Gonzalo que nos cuente algo más sobre Antigua, son las cuatro de la tarde y hace más de dos horas que llegamos aquí para ser testigos de su cocina. Aún así me parece que he comido muy deprisa, que me ha faltado tiempo para impregnarme del sabor de sus platos, de la sonrisa de Enric que ha atendido nuestra mesa con interés demostrado por saber cómo está todo, o que me hubiera gustado enriquecer mis dotes culinarias con más sugerencias que nos transmiten mientras nos sirven (como la receta de macerar durante 20 días trufa negra y trufa blanca en aceite) y además nos dejan deletairnos mojando el pan en ese aceite crudo aromatizado.


Quince años de historia para un restaurante en Barcelona tienen mucho mérito. Ahora mismo más de una docena de personas hacen equipo dentro de la sala y en el interior de la cocina, hay buen ambiente y se nota. El dueño está al pie del cañón con su equipo de trabajadores, algunos llevan con él más de 8 años, otros, ayer era su primer día de trabajo. La sensación de proximidad es evidente en el momento en que el señor Gonzalo se sienta con nosotras para hablar humildemente de su restaurante y de su cocina. En sus ojos se ve pasión gastronómica, y nos confiesa junto a un listado de buenos restaurante, que a él le gusta comer y después cocinar. Su filosofía es que el cliente se sienta bien y lo consiguen a base de paciencia, esfuerzo, sonrisa y una despedida personalizada para cada uno de sus clientes, con un gracias. No es fácil recibir, ni encontrar agradecimiento pero aquí vive enredado en las hojas pintadas de sus paredes.


Al igual que las estaciones cambian, en Antigua, cada tres meses hay un cambio de carta. Durante la III edición de la #RestaurantLoverWeek organizada por Atrápalo, Antigua presenta un menú de 5 platos (dos entrantes, dos principales y un postre) muy acorde con la estación que vivimos. Este menú otoñal está compuesto por:


Falso canelón de ricotta, láminas de trufa negra, dorados boletus a la parrilla y espinacas frescas acompañado de una copa de cava Permont's 1940 Brut Nature. ¡Así da gusto comer verdura!


Sartén de crocante y jugosa morcilla de cebolla envuelta en hojaldre, con compota de manzana, cebolla caramelizada, crujiente de parmesano en forma de galleta y bombones garrapiñados de queso de cabra. La combinación de morcilla con compota de manzana ¡bestial! Y lo dice una que no le gusta la morcilla.


Tira de calamar rellenos de albóndigas con sepia con tentáculo crocante y salsa tártara acompañado de una copa de vino rosado de la Terra Alta Sisquera. Un plato tradicional pero con un toque de presentación magistral. ¡Tremendo!


Tierno y jugoso corte de buey francés onglet, parmentier de patata trufada, panceta ibérica, reducción de jugo de carne y salsa perigordini (foie y trufa) acompañado de una copa de Rioja de la Hacienda López de Haro Crianza 2012. ¡Me hubiera comido un cubo!


El postre es un Banoffee Pie: chantilly sobre cremoso dulce de leche, plátano y suave base de galleta. El señor Gonzalo nos cuenta que es el postre preferido de su esposa y que si algún día lo quita de la carta se divorciará de él. Personalmente le sobraba un poco de chantilly, pero el toque “Peta-Zetas” lo he encontrado sensacional.

Además de participar en campañas de promoción, Antigua dispone de un menú al mediodía por 18 € compuesto de una ensalada de crudités, un plato de cuchara (crema o arroz con marisco), un plato principal (steak tartar o pescado) y postre a elegir.


Más información: Dirección: Carrer Marià Cubí 59, 08006 Barcelona. Teléfono: 93 414 73 84. Horario: diariamente de 13:30 a 16 h. y de 21 a 00 h. Menú de mediodía: 18 €. Ofertas del 50% en su carta periódicamente. Transporte: estaciones de Gràcia y Sant Gervasi de la linea S1 de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya.


Si te ha gustado este post, quizás te interese también descubrir un restaurante japonés muy cerca de Plaza Universidad: Restaurante japonés Hana Bishi.

Si te gusta disfrutar de la alta cocina, te recomiendo las #52 experiencias del Restaurante Doma.

¡Buen provecho!

Comentarios

Los viajes más populares

Qué ver en Ereván: la capital de Armenia

Iglesias Katoghike y Santa Ana La historia de Yerevan o Ereván se remonta al año 782 a. C. (unos años antes que la fundación de la ciudad de Roma fechada alrededor del 753 a. C.). Estamos en la capital de un país que se remonta a la época de los asirios y aunque las guerras con medos, Darío I , Alejandro Magno , Aníbal Barca , romanos y persas, han dejado poco lugares intactos, su visita no te va a dejar indiferente. Si no vas a recorrer todos los museos de la capital, un par de días son suficientes para ver los monumentos más importantes. Aunque ten en cuenta que la capital del país sirve de campamento base para visitar muchos lugares imprescindibles de Armenia . Nosotros de un circuito de 15 días por el país, pasamos 9 días durmiendo en Ereván. Lleva escrito en armenio y ruso los lugares más importantes que quieras visitar Lo primero que vas a notar es que el inglés te va a ser poco útil, espera al momento que tengas que encontrar tu autobús en la estación y te dar

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m) y Djebel Ayban (3.194 m), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Península A

5 restaurantes donde comer en Gante

Las croquetas de camarones o Garnaalkroketten es uno de los platos más típicos de Flandes Cualquiera que visite Gante por su cuenta necesita información sobre restaurantes y gastronomía flamenca. Estos son algunos de los restaurantes de Gante donde te atenderán bien y que según tus preferencias o presupuesto pueden ser una buena opción para la hora de comer y cenar. En 2022 seguían abiertos sólo dos: Le Botaniste y el Café du Théâtre. Endivias gratinadas, uno de los platos de la cocina gantesa Algunas de las especialidades de la cocina gantesa y flamenca son: Gentse Waterzooi (estofado gantés de pescado o de pollo con zanahorias, puerros, patatas y nata líquida), Paling in’t Groen (anguila en salsa verde de perifollo), Hespenrolletjes (endivias con jamón dulce gratinadas con bechamel y queso emmental), las  Croquettes aux crevettes grises o  Garnaalkroketten (Croquetas de camarones) o la magnífica carbonada (estofado de ternera cocinada con cerveza). La cerveza más famosa

Ruta de “La Retirada” y los Caminos del Exilio republicano hacia Francia

  “Il n´y a pas de patrie sans liberté republicaine” escribiría José Machado La Guerra Civil Española generó, desde 1936 hasta 1939, la huida de España de varias olas de exiliados hacia Francia; País de Libertad. La caída de Barcelona, el 26 de enero de 1939, provocó, entre el 27 de enero y el 13 de febrero, un éxodo civil y militar sin precedentes en nuestra historia . Los refugiados esperaban encontrar en Francia una tierra de asilo En tan solo 20 días, casi medio millón de personas huirán de España por los Pirineos , en uno de los inviernos más duros que se recuerdan. Es la mayor diáspora de la historia española, a esas primeras semanas del exilio, se le conocerá con el nombre de “La Retirada” . La Guerra Civil dejó medio millón de muertos y medio de exiliados Esta ruta de tres días recorre aquellos Caminos del Exilio que hicieron los republicanos españoles, e incluye las visitas al paso fronterizo del Coll dels Belitres, el Castillo Real de Collioure, el Memorial del Campo de