sábado, septiembre 21

Siracusa: bañada por el Mar Jónico

Dicen que Siracusa es la guinda de cualquier viaje a Sicilia, pues fue una de las ciudades más hermosas de la antigua Magna Grecia. La isla de Ortigia nombre que significa: la Isla de las Perdices, fue la segunda colonia griega fundada en Sicilia en el año 734 a.C. por habitantes de Corinto y que Virgilio cita en La Eneida. Entre los siglos V y III a.C. fue la mayor ciudad del Mediterráneo y la más poderosa, superando a Atenas y a la propia Corinto. En 2005 Siracusa fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Isla de Ortigia: La Ciudad Antigua de Siracusa

Ponte Umbertino
El Ponte Umbertino une Siracusa con la Isla de Ortigia
El Ponte Umbertino está considerado 1 de los 30 puentes más bellos de Italia, fue construido en piedra durante el reinado de Umberto I de Saboya. Junto a él se alza el Ponte Nuovo ambos puentes de acceso desde tierra firme a la Isla de Ortigia; el barrio más antiguo de Siracusa, aseguran buenas vistas.

Antico Mercato
En las calles del Antico Mercato se instala un pequeño mercadillo
El edificio del Antico Mercato construido en 1900 sirven de telón de fondo para el mercado de Siracusa donde se pueden comprar productos de temporada como ropa, zapatos y accesorios. Alrededor de la Via Trento se instalan al aire libre diversas paradas de artículos de mercadillo.

Templo de Apolo
Templo de Apolo en Ortigia
Junto a él, en la Piazza Emanuele Pancali se encuentran los restos del Templo de Apolo. Sus ruinas corresponden a un períptero dórico que fue construido en el siglo VI a.C. con 17 columnas acanaladas en los laterales y 6 columnas en la fachada y parte posterior. Los siglos y las diferentes culturas transformaron el Templo de Apolo en iglesia bizantina, mezquita y basílica cristiana.

Piazza Archimede
Fuente de Diana en la Piazza Archimide de Ortigia
La elegante Piazza Archimede, rodeada de palacios de los siglos XIII y XV en estilo gótico catalán; herencia de la Corona de Aragón, está presidida por una bella fuente de 1906 obra de Giulio Moschetti, dedicada a la diosa Artemisa; Diosa de la caza, los bosques y los animales.

Piazza del Duomo
Piazza del Duomo de Ortigia
No hay que perderse la Piazza del Duomo de Ortigia, una de las plazas barrocas más bonitas de Sicilia. Está rodeada de elegantes palacios barrocos como: Palazzo Beneventano del Bosco reconstruido en 1799 sobre un edificio anterior del 1400, el Palazzo Arcivescovile; el Palacio Arzobispal de Siracusa construido en 1854 y el Palazzo Senatoriale; sede actual del Ayuntamiento construido en 1633 sobre los restos de un templo jónico del siglo VI a.C. y por supuesto, preside la Piazza del Duomo, la Catedral de Ortigia que desde el exterior luce sus increíbles columnas griegas.

Catedral
Catedral de Ortigia
En el interior de planta basilical con tres naves del templo barroco construido entre 1552 y 1618 por el arquitecto siciliano Andrea Palma de la Catedral de Ortigia, verás también las columnas dóricas del templo griego construido en el 480 a.C. dedicado a Atenea. En el siglo VI fue transformado en iglesia bizantina, durante la dominación árabe se transformó en mezquita y volvió a templo de culto cristiano bajo el reinado de los normandos. 

Catedral
Interior de la Catedral de Ortigia donde pueden verse las columnas del Templo de Atenea
El Templo de Atenea era un períptero hexástilo de 36 columnas de casi 9 metros de altura y 2 metros de diámetro, cuyas puertas originales eran de oro y marfil. En la fachada barroca del siglo XVIII hay columnas dóricas del siglo VII y columnas corintias del siglo XVII. A la derecha de la puerta principal, se encuentra una pila bautismal normanda fabricada con una crátera griega adornada por siete leones de bronce del siglo XIII. El Altar Mayor barroco conserva un bloque monolítico perteneciente al arquitrabe del Templo de Atenea. El techo de madera de la parte central es del siglo XVI.

Más información: Dirección: Piazza del Duomo. Horario: de lunes a sábado de 9 a 18:30 h. Entrada: 2 €.

Chiesa di Santa Lucia alla Badia
Chiesa di Santa Lucia alla Badia en Ortigia
El edificio de la Chiesa di Santa Lucia alla Badia mezcla de estilos barroco y rococó, acoge una obra maestra de Caravaggio: Il seppellimento di Santa Lucia (El entierro de Santa Lucía) pintado en Siracusa entre 1608 y 1609. Dirección: Piazza del Duomo.

Fonte Aretusa
Fonte Aretusa en Ortigia
En tiempos de los griegos la Fonte Aretusa era el principal pozo de agua dulce de la ciudad. Fuente de mitos y leyendas desde el siglo I, cuando era una de las fuentes más sagradas del mundo antiguo, el rostro de la ninfa Aretusa fue acuñado en las monedas de Siracusa ya que era todo un símbolo. El manantial que vemos hoy con vistas al Mar Jónico, plantas de papiro, patos y peces ocupan el espacio de la fuente construida en el siglo XVI.

Más información: Dirección: Largo Aretusa. Horario: De lunes a domingo de 16 h. a 22 h. Entrada con audioguía en español: 5 €. No te pierdes nada por no bajar.

Para poder visitar Ortigia con tranquilidad, nosotros dejamos el coche en la zona azul de Via Nazario Sauro. Tarifa: 1’5 € por hora.


Toda la información generada en redes sociales durante mi viaje por Sicilia puede consultarse a través del hashtag #PDSicilia

miércoles, septiembre 18

Parque Arqueológico de Neápolis: la Ciudad griega de Siracusa

En el Parco Archeologico della Neapolis (Parque Arqueológico de Neápolis) se encuentra uno de los yacimientos más importantes de Sicilia y el mayor complejo arqueológico griego de la isla. Ha conservado un conjunto de restos de edificios griegos rodeados de cuevas de piedra caliza que a pesar de su aparente abandono merece la pena visitar. En 2005 la ciudad antigua de Neápolis fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Anfiteatro
Anfiteatro romano de Siracusa
El Anfiteatro romano de Siracusa se construyó en la colonia militar por deseo expreso de Augusto en el año 21 a.C. y con modificaciones posteriores que se alargaron hasta el siglo III d.C. El Anfiteatro presenta una cávea de planta elíptica, similar a la del Coliseo de Roma, pero de 140 metros de largo y 119 metros de ancho, con tres niveles y un pórtico encima. Los anfiteatros tienen forma circular u ovalada mientras que los teatros son semicirculares. Por desgracia, a partir de 1526 las piedras del anfiteatro fueron utilizadas por los españoles para construir las murallas de Ortigia, destrozando el monumento. En la actualidad el anfiteatro parece abandonado a su suerte por los responsables del lugar mientras se llena de basura y dejan crecer las malas hierbas.

Altar
Altar de Hierón II, Siracusa
El Ara di Ierone II (Altar de Hierón II) fue el altar helénico más grande de la antigüedad, su planta rectangular medía 198 metros de largo por 22'6 metros de ancho, de la que sólo se conserva el basamento. Fue construido y en parte excavado en la roca, en el siglo III a.C. durante la tiranía de Hierón II y en él se realizaban sacrificios de animales. En el altar sacrificial se llegaban a ejecutar hasta 400 bueyes al día en honor a Júpiter.

Teatro
Teatro griego de Siracusa
El Teatro griego de Siracusa es obra del arquitecto Demókopos y fue esculpido en la roca de la colina Temenite en el siglo V a.C. y ampliado posteriormente en el siglo II a.C. Es el primer teatro en piedra de la Antigüedad, aquí el dramaturgo griego Esquilo representó su tragedia Etneas en el año 476 a.C. y uno de los teatros griegos más grandes del mundo. La grada medía 138’6 metros de diámetro y la cávea estaba dividida en 9 sectores con 67 filas (de las que quedan 46 ya que los españoles utilizaron la piedra para fortificar Ortigia) y donde se podían sentar 16.000 espectadores. Restos de los nombres de la familia real pueden verse en los asientos del lado occidental. Aún hoy, en el Teatro de Siracusa se realizan representaciones griegas en la temporada anual de teatro clásico.

Oreja de Dionisio
Exterior e interior de la Oreja de Dionisio
Latomia del Paraíso fue la cantera de piedra caliza horadada por los prisioneros atenienses del tyrannos (jefe o rey) Dionisio I (432-367 a. C.). 7.000 supervivientes de la guerra entre Siracusa y Atenas del año 413 a.C. trabajaron en esta cantera para extraer la piedra con la que construir la ciudad de Siracusa. Aquí se encuentra la cueva bautizada por Caravaggio como Orecchio di Dionisio (Oreja de Dionisio), una cueva con forma puntiaguda de 23 m. de altura, de 5 a 11 m. de ancho y 65 m. de profundidad con excepcional acústica. La leyenda cuenta que el tirano Dionisio escuchaba cualquier murmullo de sus prisioneros con acercar el oído en una de sus grietas. En la Grotta dei Cordari (Gruta de los Cordeleros) trabajaron desde el siglo XVII los artesanos del cáñamo gracias a las numerosas infiltraciones de agua que se deslizaban por sus paredes.

Más información: Dirección: Viale Paradiso 14. Horario: de 8:30 a 19:30 h. Entrada: 10 €. Entrada combinada con el Museo Arqueológico Regional de Siracusa: 13’5 €. Aparcamiento: El Parque Arqueológico de Neápolis está rodeado de una zona azul donde las máquinas expendedoras de billetes son dañadas intencionadamente por los "gorrillas" que pululan en las inmediaciones con total impunidad de la policía municipal afincada en la puerta de entrada al recinto. Nada más aparcar se acercará un tipo a venderte un cartón de aparcamiento por 2 € que en realidad vale 0’8 € y te da derecho a 60 minutos de aparcamiento. Los cartones donde se debe marcar la hora de llegada y la fecha se pueden adquirir al precio oficial en el primer bar del recinto donde se compran los billetes de entrada a la Neápolis de Siracusa.

Tumba de Arquímedes
Tumba de Arquímedes
En Siracusa nació en el año 287 a.C. uno de los científicos más importantes de la Antigüedad clásica: Arquímedes que murió en manos de los romanos tras el asedio del 212 a.C. Dicen que la supuesta Tumba de Arquímedes se encuentra en la Necrópolis de Grotticelli, en la Via Ettore Romagnoli de Siracusa, cerca de la Puerta de Agrigento, donde fueron esculpidos una esfera y un cilindro por orden del propio matemático. Alguna vez se debió poder acceder a la Tumba de Arquímedes desde el Parque Arqueológico de Neápolis, pero en la actualidad el acceso está cerrado y sólo puede verse desde la calle.

Museo Arqueológico
Museo Arqueológico Regional de Siracusa Paolo Orsi
Junto a la Basílica Santuario della Madonna delle Lacrime, en el Viale Luigi Cadorna de Siracusa hay aparcamiento gratuito. Lo que nos permite comer y visitar con tranquilidad el Museo Arqueológico Regional de Siracusa Paolo Orsi; el museo más importante de Sicilia, aunque carece de indicaciones suficientes y no hay aire acondicionado en verano. Se encuentra situado en el Parque de la Villa Landolina, en un edificio de 3 plantas y con 13.000 m2 de exposición. La visita empieza en el sótano donde tienen la colección de monedas que abarca desde las piezas griegas acuñadas en Sicilia hasta ejemplos de monedas bizantinas, árabes, normandas y las de Federico II. El recorrido sigue en la planta baja en un recorrido cronológico que empieza en el paleolítico, neolítico, Edad del Cobre y Edad del Bronce. 

Museo Arqueológico Regional Paolo Orsi
Sarcófago de Adelfia, Museo Arqueológico Regional de Siracusa Paolo Orsi
En las siguientes salas dedicadas a las colonias griegas de Naxos, Megara Hyblaea, Siracusa, Grammichele, Gela y Agrigento donde destaca el Efebo de Lentini, la Venus Landolina del siglo II d.C. o la Venus Anadiomena (surgida de las aguas) del siglo I a.C., la estatua jónica de una Diosa de Grammichele del siglo IV a.C., la estatua en bronce de un atleta del 460 a.C. atribuida a Pitágoras y el Sarcófago de Adelfia del siglo IV hallado en las Catacumbas de San Juan que se exhibe en la última planta.

Más información: Dirección: Viale Teocrito 66. Horario: de martes a sábado de 9 a 18 h. Domingos y festivos de 9 a 13 h. Lunes cerrado. Entrada: 8 €. Entrada combinada con el Parco Archeologico della Neapolis: 13’50 €.

Dónde comer en Siracusa

Bar Teocrito di Riccioli
Penne all'Arrabbiata del Bar Teocrito di Riccioli Gianluca
Comemos junto al Museo Arqueológico de Siracusa, en el Bar Teocrito di Riccioli Gianluca donde sirven ensaladas por 7 €, platos de pasta y lasaña por 6 €, platos de carne por 8 €, cervezas de 66 cl. por 5 € y cafés por 1 €. Buen servicio, platos correctos y no cobran por servicio, ni cubierto. Dirección: Viale Teocrito 71, Siracusa. Teléfono: 0931 464 098.

Toda la información generada en redes sociales durante mi viaje por Sicilia puede consultarse a través del hashtag #PDSicilia

domingo, septiembre 15

Sicilia: Valle de los Templos de Agrigento

Templo de la Concordia
Templo de la Concordia, Agrigento
Agrigento fue una de las ciudades más importantes de la Magna Grecia que fue fundada en el 689 a.C. por colonos procedentes de Rodas y posteriormente en el año 583 a.C. sería colonizada por habitantes de la vecina Gela. La antigua ciudad griega Akragas (Agrigentum para los romanos) fundada en el siglo VI a.C. fue la cuarta ciudad más grande del mundo antiguo y se encontraba situada en lo que hoy conocemos como el Valle de los Templos de AgrigentoAquí se han conservado restos de 7 templos dóricos griegos del siglo V a.C. que junto a su museo lo convierten en el mayor yacimiento arqueológico de Sicilia. En 1997 Agrigento fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Templo de Juno Lacinia
Templo de Juno Lacinia, Agrigento
Lo primero que veremos es un extremo de la Via Sacra, que atraviesa el Valle de los Templos y donde se encuentra la colina con los restos del Tempio di Giunone (Templo de Juno Lacinia) que una vez fue mal atribuido como Tempio di Hera (Templo de Hera). El templo dórico fue construido entre el 450 y el 440 a.C. con 6 columnas en la fachada y 13 columnas en los laterales sobre un basamento de 4 escalones. 9 de sus 34 columnas fueron parcialmente destruidas por un terremoto en la Edad Media, mientras que 25 columnas aún sostienen un pesado arquitrabe que antiguamente estaba adornado por frisos y esculturas. Las columnas medían 6’32 metros de alto por 1’7 metros de diámetro. En el interior se conserva un largo altar donde en su día se hacían sacrificios de animales. Desde la parte posterior del Templo de Juno Lacinia se obtiene una buena panorámica de todo el recinto arqueológico.

Necrópolis paleocristiana
Necrópolis paleocristiana, Agrigento
Bajando por la Via Sacra, a mano izquierda, se encuentra la Necrópolis paleocristiana excavada entre los siglos IV y VII d. C. en los muros meridionales que una vez sirvieron de fortificación a los griegos. El muro de defensa de la antigua Akragas medía un total de 12 Km. tenía una anchura de 1’5 metros y contaba con 9 puertas de acceso de los que se han conservado los restos de la ubicación de la Puerta III al lado del Templo de Juno Lacinia.

Templo de la Concordia
Templo de la Concordia e Ícaro caído, Agrigento
El Tempio della Concordia (Templo de la Concordia) es el templo dórico clásico mejor conservado del Valle de los Templos, uno de los templos clásicos griegos mejor conservados del mundo y la joya arquitectónica de Agrigento. Construido entre el 440 y el 430 a.C. con el canon clásico de períptero de 6 columnas al frente por 13 columnas a los lados, se han conservado 34 columnas de 6’72 metros de altura y un imponente frontón. El templo griego que medía unos 17 por 40 metros fue convertido en iglesia cristiana en el siglo VI d.C. lo que permitió su conservación. Frente al templo se encuentra la escultura de Ícaro caído del 2011 obra del artista polaco Igor Mitoraj.

Villa Aurea
Villa Aurea, Agrigento
Entre el Templo de la Concordia y el Templo de Hércules se encuentra la Villa Aurea; la residencia de Sir Alexander Hardcastle, un capitán de la armada británica que en 1921 se construyó la casa en el Valle de los Templos, mientras financiaba algunas de sus excavaciones.

Templo de Hércules
Templo de Hércules, Agrigento
Al otro extremo de la Via Sacra que atraviesa el Valle de los Templos, se encuentra el Tempio di Ercole (Templo de Hércules) o Herakleion; el templo más antiguo del conjunto de Agrigento. Fue construido en orden dórico sobre una plataforma rectangular con 3 escalones alrededor del 520 a.C. En la actualidad, del períptero hexástilo de 38 columnas que abarcaban 78 metros de largo por 28 metros de ancho quedan sólo 8 columnas en pie.

Templo de Zeus Olímpico
Telamón del Templo de Zeus Olímpico, Agrigento
A mano derecha se encuentran los restos del Tempio di Zeus Olympios (Templo de Júpiter (para los romanos), Templo de Zeus Olímpico (para los griegos) o Templo de los Gigantes). Sus columnas medían 20 metros de altura y 4’5 metros de diámetro. Si no hubiera sido destruido, hubiera sido el templo dórico más grande del mundo, con 112 metros de largo, casi 57 m. de ancho y 6.340 m2 de superficie. Conocido como Olimpeieon las obras se iniciaron en el año 480 a.C. y no finalizaron hasta el 405 a.C. por culpa del saqueo por parte de Cartago. En el suelo yace la copia de una enorme cariátide masculina, un telamón de 7’69 metros de altura con los brazos doblados por encima de los hombros y que se utilizaba a modo de columna para sostener la estructura del techo. El telamón o atlante original, así como la reconstrucción supuesta de la ubicación de estos atlantes griegos puede verse en el interior del Museo Arqueológico de Agrigento.

Templo de Cástor y Pólux
Templo de Cástor y Pólux, Agrigento
El Santuario delle Divine Chtoniche (Santuario de las Deidades Ctónicas) era un complejo de altares y templos consagrados a la Diosa Deméter (diosa de la agricultura) y a la Diosa Perséfone (diosa del Mundo de los muertos) construidos entre los siglos VI y V a.C. Aquí se encuentra el Tempio dei Dioscuri (Templo de Cástor y Pólux) quedan en pie 4 columnas de las 34 originarias que formaban parte de este templo dórico construido a finales del siglo V a.C. y que ha conservado decoraciones de estilo helenístico romano en la parte superior. 

Más información: Dirección y aparcamiento obligatorio: Via Panoramica Valle dei Templi, 92100 Agrigento. Aparcamiento: 4 horas 4’5 €. Horario: Del 13 de julio al 15 de septiembre, de lunes a viernes de 8:30 a 23 h. Sábados y domingos de 8:30 a 24 h. Las taquillas cierran una hora antes. La taquilla del teatro helenístico cierra a las 19.30 h. Entrada: 12 €. Entrada conjunta con el Museo Arqueológico: 15’5 €. Web: Parco Valle dei Templi di Agrigento

Museo Arqueológico
Museo Arqueológico de Agrigento
Hay que salir del recinto arqueológico para visitar el Museo Archeologico de Agrigento donde se encuentra la mayor colección de obras clásicas de Sicilia compuesta por 6.000 hallazgos. Es el único museo en Sicilia con aire acondicionado, si viajas en verano, sabrás porque es tan importante encontrar un lugar con baja temperatura. En la sala II destaca el primer símbolo de Sicilia, una trinacria de finales del siglo VII a.C. En la sala III se muestra una importante colección de vasijas, como la crátera en forma de cáliz donde está representadas las exequias de Patroclo del siglo V a.C. La Ilíada explica como Héctor mata a Patroclo en las murallas de Troya, Aquiles furioso mata a Héctor y ordena pompas fúnebres durante varios días con el sacrificio de varios prisioneros troyanos que son degollados y colocados en la pira funeraria de Patroclo

Museo Arqueológico
Museo Arqueológico de Agrigento
En la misma sala destaca una crátera decorada con el mito de Perseo y Andrómeda del siglo V a.C. y una crátera de figuras rojas sobre fondo color crema (debido a un error de la cocción) donde está representada la lucha de Heracles con el centauro Neso. En la sala IV hay una estatua de mármol de un guerrero caído del escultor Pitágoras de Reggio Calabria de finales del siglo VI y las cornisas en forma de cabeza de león de los templos de Hércules, Deméter y Cástor y Pólux de Agrigento. La sala VI está dedicado al Templo de Zeus Olímpico y es donde se exhibe el telamón original de casi 8 metros. La sala VIII exhibe los mosaicos romanos del barrio helenístico romano.

Más información: Horario: de martes a sábado 9 a 19:30 h. Domingos y lunes hasta las 13:30 h. Entrada 8 €. Entrada combinada Museo Arqueológico y Valle de los Templos de Agrigento: 15’5 €. Aparcamiento de pago: 3 horas 4 €.

Scala dei Turchi
Scala dei Turchi, Sicilia
Aunque todas las guías de viaje recomiendan ver el atardecer en Scala dei Turchi; una escalera de roca de marga natural de color blanco formada por carbonato de calcio y arcilla que ha sido esculpida por el viento y las olas. Lo cierto es que, las fotografías más espectaculares deben hacerse a primera hora de la mañana. La Scala dei Turchi está situada a 15 Km. al oeste de Agrigento y posee una playa de arena blanca a cada lado que permite hacer un baño en verano, aunque plagado de gente. Te recomiendo dejar el coche en uno de los aparcamientos privados de la zona cuestan 5 € y puedes estar todo el tiempo que quieras. Si lo dejas mal aparcado en la carretera te aseguras una multa de tráfico.

Toda la información generada en redes sociales durante mi viaje por Sicilia puede consultarse a través del hashtag #PDSicilia

jueves, septiembre 12

Parque Arqueológico de Selinunte: ruinas y más ruinas

Selinunte
Ruinas de Selinunte
Dicen que las Ruinas de Selinunte se encuentran entre las más impresionantes del mundo helénico tal afirmación sólo puede provenir de algún periodista que no conoce o no ha estado en Grecia, en Turquía, ni en los museos de Berlín o sirve simplemente a intereses económicos. Sicilia decepciona ¡y mucho! a los viajeros experimentados que llevan muchos kilómetros acumulados en sus botas. Las Ruinas de Selinunte nos remontan a la colonia griega de Selinos fundada en el año 628 a.C. por colonos de Mégara Hiblea. Selinos debe su nombre o bien al río Selinos (actual Modione) o a unas plantas de perejil salvaje que crecían allí, los estudiosos no se ponen de acuerdo.

Selinunte
Mapa del Parque Arqueológico de Selinunte
La población de Selinunte, de 100.000 habitantes, levantaron los templos más grandes de Sicilia, esa grandiosidad hoy desaparecida, disfruta del precioso escenario de tener el mar de fondo. Selinunte se convirtió en una de las ciudades más ricas y poderosas de la Antigüedad hasta que fue derrotada en el 409 a.C. por los habitantes de Segesta ayudados por Cartago. Su parque arqueológico de 250 hectáreas y un recorrido de cerca de 4 Km., es uno de los más grandes del Mediterráneo.
Selinunte
Templo E de Selinunte
Dicen que los Templos orientales del Parque Arqueológico de Selinunte son los más asombrosos del yacimiento, así que cuando ves que sólo queda uno en pie y el resto son trozos de piedra escampados, te acuerdas de lugares que sí valen la pena visitar y no están en Sicilia precisamente. El Templo E fue construido con 6 columnas en la fachada y 15 en los laterales entre el 465 y el 450 a.C. y estaba dedicado a la Diosa Hera. Es el templo mejor conservado de Selinunte, por no decir que es lo único que vale la pena. 

Selinunte
Restos del Templo F de Selinunte
El Templo F dedicado a la Diosa Atenea o a Dionisio, hoy totalmente en ruinas, fue construido a mediados del siglo VI a.C. con 6 columnas en la fachada y 14 en los laterales. El Templo G fue construido en el siglo VI a.C. y estaba dedicado a Zeus. Se tardó más de 100 años en construirse y no llegó a acabarse, pero fue uno de los más grandes de la Grecia Antigua, con unas dimensiones de 50’1 por 110’36 metros, su fachada constaba de 8 columnas y sus laterales de 17, en la actualidad sólo queda una columna en pie. La cella interior estaba rodeada por una doble columnata de 10 columnas por lado y un pronaos de 4 columnas, hoy en ruinas.

Museo de Selinunte
Mapping en los restos del Templo Y de Selinunte
En el interior del recinto arqueológico se encuentra el Museo Baglio Florio que fue inaugurado en 2017 como museo arqueológico aprovechando un edificio industrial del siglo XIX que se había utilizado para la elaboración de vino. En el interior se han levantado 3 columnas pertenecientes al Templo Y de ubicación desconocida en Selinunte, pero cuyos restos se habían reutilizados en las fortificaciones de la Porta Nord. En estos restos se proyecta cada día un pequeño mapping relacionado con el toro a través de la mitología y el arte. Así como restos encontrados en las excavaciones realizadas en el Templo R que abarcan desde la época arcaica hasta la helenística, como un jarrón corintio y un aulos (instrumento de viento realizado en hueso).

Selinunte
Restos del Templo O y A de Selinunte
El camino hasta el siguiente punto en pleno agosto y bajo el sol es casi un suicidio, pero se puede acceder gracias a unos vehículos especiales por unos 3 euros cada trayecto. El centro de la vida social y política de la Selinunte griega se encontraba en la Acrópolis de Selinunte que estaba formada por cinco templos y una serie de estructuras públicas todas ellas rodeadas por un recinto amurallado, hoy convertidos en simples ruinas. Los restos de templos que se encuentran junto al mar son el Templo O y el Templo A; son los templos más "nuevos", fueron construidos entre el 490 y el 480 a.C. y estaban dedicados a los gemelos Cástor y Pólux. Las ruinas del Templo O indican que debió ser un períptero con 6 columnas en la fachada y 14 columnas en los lados. En las ruinas del Templo A fue encontrado un altar y en la zona los restos de una entrada monumental.

Selinunte
Restos del Templo C de Selinunte
El Templo B es el más pequeño de todos, poseía 4 columnas en la fachada y fue construido entre los siglos III y II a.C. quizás estuviera dedicado al culto de Asclepios. El Templo C es el más antiguo y el más grande de todos los templos de la Acrópolis de Selinunte y es lo único que permanece un poco en pie en este sector. Fue construido a mediados del siglo VI a.C. y dedicado al Dios Apolo. El períptero constaba de 6 columnas en la fachada y metopas esculpidas en la cella. Una de las decoraciones que se ha conservado de este templo es una cabeza de Gorgona en terracota de 2 metros de altura. El Templo D fue construido a finales del siglo VI a.C. y estaba dedicado a la Diosa Atenea. Sus ruinas hacen pensar en un períptero dórico con 6 columnas en la fachada y 13 en los laterales.

Más información: Dirección: Fraz. Marinella di Selinunte, 91022 Castelvetrano. Horario: de 9 a 18 h. Mínimo 3 horas de visita. Entrada: 6 €. Web: Parco Archeologico di Selinunte e Cave di Cusa

Marinella di Selinunte
Playa de Marinella di Selinunte
Marinella di Selinunte es la playa de Selinunte rodeada por un pinar y aguas cristalinas. La mayoría de playas en Sicilia tienen acceso de pago, pero ésta es de entrada gratuita, aunque carece de un encanto especial.

Toda la información generada en redes sociales durante mi viaje por Sicilia puede consultarse a través del hashtag #PDSicilia


Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total