jueves, mayo 16

Quartier Bouffay: el barrio medieval de Nantes

Nantes fue capital de facto del Ducado de Bretaña desde el siglo X hasta 1547. El Barrio Bouffay es su barrio medieval, donde encontrarás calles adoquinadas con los nombres de antiguos gremios artesanos como: la Rue des Échevins (regidores), Rue de la Boucherie (carnicería), Rue des Halles (mercado), Rue des Chapeliers (sombrereros) o Rue des Poissonniers (pescaderías). El centro histórico de Nantes es una zona peatonal que conserva varias casas de entramado de madera del siglo XV, con esta ruta podrás situarlas junto a otros edificios medievales que aún se conservan en pie.

2 Rue de la Fosse
2 Rue de la Fosse, Nantes
En el 2 Rue de la Fosse, esquina Rue de Guérande, se alza un edificio construido a mediados del siglo XVII sobre una antigua vivienda del siglo XV. Conserva la arquitectura de entramado de madera y decoraciones pintadas en el primer piso fechadas en 1650. Está declarado Monumento Histórico y en la misma calle encontrarás comercios antiguos que merecen una visita.

1 Rue de la Bléterie
1 Rue de la Bléterie, Nantes
En el 1 Rue de la Bléterie resuenan los ecos del pasado medieval cuando la calle era frecuentada por los comerciantes de trigo y se levantaba una puerta de acceso para cruzar la muralla del siglo XIII. La construcción con entramado de madera fue ampliamente utilizada en los comercios de los siglos XV y XVI.

Place du Change
Place du Change, Nantes
El corazón comercial de Nantes en la Edad Media se encontraba en la Place du Change, la Plaza del Mercado, donde se cambiaban todos los productos y se transformaban en moneda. En una de las fachadas verás esculpidos la imagen de los primeros mártires cristianos de Nantes, conocidos popularmente con el nombre de “los niños nanteses” se trata de los hermanos Saint Donatien y Saint Rogatien (San Donato y San Rogatio) que lucen la palma y la corona de su martirio y que fueron decapitados en el siglo IV.

Maison des Apothicaires
Maison des Apothicaires
En el 2 Rue Carmes se encuentra la Maison des Apothicaires (Casa del Boticario) también conocida como Maison du Change (Casa de Cambio) construida en el siglo XV con entramado de madera y tejado de pizarra, está considerada la casa más bonita de Nantes. Catalogado como monumento histórico, conserva figuras en las vigas y estatuas en la fachada.

19-21 Rue des Carmes
19-21 Rue des Carmes, Nantes
En el 19-21 Rue des Carmes se conserva una casa con entramado de madera. En el siglo XIV una congregación de carmelitas habita el convento situado en esta calle del que sólo se han conservado unos arcos en el 16-18 Rue des Carmes.

3-5 Rue Bossuet
3-5 Rue Bossuet, Nantes
En la Rue Bossuet veremos dos casas típicas de la Edad Media, situadas en el número 3 y 5. Magníficos ejemplos del siglo XV con entramado de madera y que también han sido declaradas monumentos históricos. En la Rue Bossuet se encuentran restos de la muralla Galorromana de Portus Namnetum construida en el siglo III.

Hôtel Saint Aignan
Hôtel Saint Aignan

En el 8 Rue Saint-Jean se encuentra otro monumento histórico, se trata del Hôtel Saint Aignan, una casa noble que perteneció a François Goheau; capitán de los arqueros de Nantes. Construida alrededor de 1472 en estilo gótico con toba calcárea procedente de Saumur. Conserva una fachada muy ornamentada con escudos, decoraciones de estilo gótico de época medieval y la estatua de San Vicente de Paúl.

15 Rue de Verdun
15 Rue de Verdun, Nantes
En el 15 Rue de Verdun se conserva otra casa con entramado de madera del siglo XV por aquella época la calle se llamaba Rue de la Chaussée. La calle era tan estrecha en el siglo XVII que solo pasaba un carro o una carroza con riesgo a atropellar a los peatones. Al final de la Rue de Verdun se encuentra la Porte Saint Pierre; una monumental entrada del siglo XIII de la ciudad amurallada por donde pasaba la calzada romana que llegaba hasta París.

Catredral
Cathédrale de Saint-Pierre et Saint Paul
Muy cerca se encuentra la Cathédrale de Saint-Pierre et Saint Paul, la catedral de Nantes, cuya construcción duraría desde 1434 hasta 1891. Levantada sobre un templo anterior del año 567 por los Duques de Bretaña, sufriría varias reconstrucciones a lo largo de su historia, la última en 1972 tras sufrir un terrible incendio. La Catedral de Nantes está situada en la Place Saint-Pierre, luce dos torres de toba blanca que enmarcan la fachada gótica flamígera que presenta 3 puertas de entrada: la de la izquierda dedicada a San Pedro, la central a la Virgen María y la puerta de la derecha a San Pablo. Uno de los elementos más sorprendentes del exterior, y que no es frecuente de ver, es un púlpito de piedra que se encuentra en la esquina derecha y desde donde antiguamente se oficiaban misas. En su interior destacan las altísimas bóvedas góticas de 37’5 metros de altura que superan a las de Notre-Dame de París. 

Cathédrale de Saint-Pierre et Saint Paul
Tumba de Francisco II de Bretaña y Margarita de Foix
En la nave en cruz de 110 m. de longitud, destaca la impresionante tumba de Francisco II de Bretaña y Margarita de Foix realizada en mármol, entre 1502 y 1507 por Michel Colombe que creó una extraordinaria joya renacentista. En las esquinas pueden verse 4 estatuas alegóricas de las virtudes: el Coraje sujeta a un dragón por el cuello que está destruyendo una torre, la Templanza sujeta un reloj en su mano, la Prudencia sujeta un espejo con la mano izquierda y un compás con la mano derecha y la Justicia sujeta un libro abierto donde puede verse una balanza. Los leones a los pies de los monarcas simbolizan a la dinastía Montfort. Por el acceso de Cours Saint-Pierre se entra a la cripta románica de la catedral que fue construida en el siglo XI y donde se encuentra el tesoro de la catedral.

Más información: Horario: diariamente de 8 a 19 h. Entrada a la Catedral: Gratuita. Entrada a la Cripta: Gratis con el Pass Nantes de la Oficina de turismo.

Hôtel de Bruc
Hôtel de Bruc
En la Edad Media los ricos burgueses y comerciantes abandonaron las casas de entramado de madera por las de toba calcárea o piedra como el Hôtel de Bruc situado en el 8 Rue de l'Emery; uno de los pocos ejemplos de residencia señorial del siglo XV que se conservan.

Rue Juiverie
Rue Juiverie, Nantes
En la Rue de la Juiverie es donde vivía la comunidad judía de Nantes, aunque la sinagoga aún no ha sido localizada. La población judía vivía con sus propios ritos y leyes, bajo la protección de los duques de la ciudad, hasta que fueron desalojados en el año 1236. En 7 Rue Juiverie verás una casa con entramado de madera del siglo XV y en el 11 Rue Juiverie se conservan dos bajorrelieves coloridos; en uno hay la cabeza de una mujer con los cabellos ondeando al viento y el otro muestra un hombre tumbado en un banco con una tortuga en una mano y alas en un pie.

Rue de la Bâclerie
Rue de la Bâclerie, Nantes
Detrás de la Église Sainte Croix, en el 8 Rue de la Bâclerie y 10 Rue de la Bâclerie, se encuentran dos casas con entramado de madera que han perdido su segundo piso, pero nada de su encanto medieval. En esta calle era donde se descargaban las mercancías de los barcos.

Place du Bouffay
Place du Bouffay, Nantes
La Place du Bouffay era el patio del primer castillo de los Condes de Nantes que existía en el siglo X y donde serían ejecutados en 1720 por orden real los cabecillas bretones. Unos años más tarde la guillotina se encargaría de seguir cortando cabezas a los traidores de la patria durante la Revolución Francesa. Desde 2018 preside la plaza una escultura en bronce, Éloge du pas de côté, del escultor Philippe Ramette. La obra representa a una figura masculina en traje que mira al horizonte apoyado en un sólo pie, mientras con el otro da un paso hacia un lado, representando el paso que ha dado Nantes con el arte y la cultura. Antes de irte mira hacia los tejados y su colección de chimeneas renacentistas.

Hostellerie des Jacobins
Hostellerie des Jacobins
En Impasse Joseph-Peignon encontramos la Hostellerie des Jacobins del siglo XV y único vestigio conservado del antiguo Convento de los Jacobinos de Nantes construido en el siglo XIII. En la Hostellerie (posada) se alojaban peregrinos y cualquier persona ajena al convento, incluso reyes. En la actualidad el edificio de 4 alturas conserva un saliente poligonal cubierto con un techo tipo palomar.

Château des Ducs de Bretagne

El Château des Ducs de Bretagne o Castillo de los Duques de Bretaña es una construcción defensiva del siglo XV que está considerado el primer Castillo del Loira que se construyó y el último que se encuentra antes de llegar al océano. Este castillo bretón está rodeado por 500 m. de camino de ronda conectado por siete torres que se han convertido en un excelente mirador para la ciudad y que permanece abierto de forma gratuita para que pueda recorrerse en una ½ hora. No es lo único que permanece con entrada gratuita, el foso que rodea el castillo es un lugar cubierto de césped donde los nanteses y visitantes disfrutan del aire libre. 

Château des Ducs de Bretagne
Patio del Château des Ducs de Bretagne
Tras pasar las dos torres gemelas construidas en 1466 y el puente levadizo, se accede al patio donde se encuentra la residencia ducal, el cuartel y la antigua prisión. El Palacio renacentista del siglo XV fue construido en toba calcárea característica del Loira bajo el ducado de Francisco II de Bretaña y llegó a albergar a 600 personas. Aquí nació su hija Ana de Bretaña que sería dos veces reina de Francia. Hoy alberga el Musée d’histoire urbaine; un museo multimedia que explica 5 siglos de la historia de Nantes para todos los públicos, incluso para los que sufren discapacidad motora, visual, auditiva o mental. 

Musée d’histoire urbaine
Musée d’histoire urbaine en el interior del Château des Ducs de Bretagne
Sus 32 salas acogen unos 1150 objetos relacionados con Nantes, desde las disposiciones reguladoras del comercio de esclavos en las Antillas, hasta moldes de galletas LU o un cuadro de William Turner de los Muelles del Loira. El patio, el camino de ronda de las murallas y los jardines del foso del Castillo de los Duques de Bretaña son de acceso libre y gratuito. Por la noche vale la pena disfrutar de su iluminación. En verano, junto a la Torre de los Españoles, se abre Paysage Glissé; un tobogán de acero de 50 m. de largo que permite deslizarse desde la muralla, a 12 m. de altura, hasta el foso.

Más información: Castillo de los Duques de Bretaña. Dirección: 4 Place Marc Elder. Horario: de martes a domingo de 10 a 18 h. Entrada: 8 €. Gratis con el Pass Nantes de la Oficina de turismo. Disponen de audioguía en español. Transporte: Tranvía línea 1 parada Duchesse Anne. Web: Château des Ducs de Bretagne.

Puedes seguir leyendo sobre Nantes en mis otros artículos:






Todo el contenido publicado en redes sociales sobre este viaje puede consultarse a través de los hashtags #PDNantes y #LVAN

lunes, mayo 13

Ruta por Nantes: Tras los pasos de Julio Verne

Jules Verne nació en Nantes el 8 de febrero de 1828, en el corazón de la Isla Feydeau y en el seno de una familia aburguesada. Hoy es posible descubrir los rincones que una vez fueron testigos de la imaginación desbordante de este escritor que está presente en nuestra memoria y en todos los libros que una vez nos invitaron a soñar.


Casa natal de Julio Verne
Casa natal de Julio Verne
La casa natal de Jules Verne se encuentra en el nº 4 del Cours Olivier de Clisson, en otro tiempo una calle rodeada por las aguas del río Erdre y cuyos canales fueron desecados a principios del siglo XX.

2 Allée Jean Bart
2 Allée Jean Bart
En 1829, un año después que Jules Verne, nace su hermano Paul y la familia se traslada a otra vivienda situada en el nº 2 Allée Jean Bart, cerca de donde se encuentra el despacho de procurador del padre, Pierre Verne, donde vivirán hasta 1840. Jules Verne estudia en el seminario de Saint-Donatien donde dibuja máquinas voladoras en la pizarra y vive un amor no correspondido con su prima Caroline.

Au Rat goutteux
Letrero de "Au Rat goutteux"
Muy cerca, en la misma acera, en la esquina de Cours des Cinquante Otages y de la Rue de la Barillerie se encuentra el viejo letrero de la tienda de “Au Rat goutteux” que inspiraría a Jules Verne para escribir “Les Aventures de la famille Raton” (1891); un cuento filosófico de una familia de ratones y un hada. Hasta el siglo XX en el Cours des Cinquante Otages fluía el agua del río Erdre, las obras para secar el canal navegable, afluente del Loira, se iniciaron en 1926 y finalizaron en 1942. Desaparecía así, la “Venecia del Oeste” como era conocida antiguamente la ciudad de Nantes.

Église Sainte Croix
Église Sainte Croix, Nantes
Jules Verne fue bautizado en la Église Sainte Croix, situada en la Place Sainte-Croix, donde sus padres se habían casado un año antes. Tras su fachada clásica con frontón y columnas de 1685 se esconde una nave y un coro gótico flamígero obra de 1839 de Theodore Neau que alberga un púlpito de estilo Luis XV realizado en madera de caoba maciza con una barandilla de hierro forjado, de la misma época que los de la Isla de Feydeau (no te pierdas ningún detalle siguiendo mi ruta). El altar es lo único que queda en el interior del primer edificio construido entre 1669 y 1685. El campanario metálico de 1860 es obra del arquitecto Henri Driollet y está coronado por ángeles tocando la trompeta y una campana de 8 toneladas perteneciente a la antigua Torre de Bouffay que fue destruida en 1848. Restos de esta torre construida en el siglo XV como prisión pueden verse en la parte posterior de la Basilique Saint-Nicolas, desde donde se obtiene una buena vista de los contrafuertes y gárgolas del templo.

Basilique Saint-Nicolas
Basilique Saint-Nicolas
Jules Verne pudo ver la reconstrucción de la Basilique Saint-Nicolas levantada en el Barrio Graslin entre 1844 y 1874 por Jean-Baptiste Lassus en estilo neogótico (una de las primeras iglesias construidas en este estilo en Francia que se inspira en la arquitectura del siglo XIII). Los restos antiguos de un primer templo construido en el siglo XI que amenazaba ruina, sirvieron a Jules Verne de inspiración para su primera novela: Un padre en 1839 y que nunca terminó. En la fachada sur de la Basílica de San Nicolás destaca el gran portal y el tímpano con una estatua de San Nicolás, obra de Joseph Vallet y cuyos rasgos son los del obispo Félix Fournier. En el interior destaca el monumental altar realizado por Gustave Bourgerel en el siglo XIX y las vidrieras del maestro vidriero Maurice Rocher del siglo XX. Como dato curioso, aquí se encuentra la Capilla dedicada al primer santo gitano, Ceferino Giménez Malla, beatificado en 1997 por el Papa Juan Pablo II.

Fresco sobre Jules Verne
Fresco sobre Jules Verne
No muy lejos de aquí, siguiendo por el lateral izquierdo de la Basílica de San Nicolás, en la Rue de l'Échelle, fue inaugurado el 8 de febrero de 2008 un fresco realizado por Jean-Yves Jodeau donde está Jules Verne rodeado de objetos de sus “Viajes extraordinarios”. Los "Voyages Extraordinaires" de Jules Verne recoge 54 novelas que fueron publicados por su editor y fiel amigo Pierre-Jules Hetzel entre 1863 y 1905.

6 Rue Jean-Jacques Rousseau
6 Rue Jean-Jacques Rousseau
En 1840, la familia Verne se mudó de nuevo, esta vez al nº 6 de la Rue Jean-Jacques Rousseau donde en la parte inferior tenía su oficina Pierre Verne, además de una inmensa biblioteca con libros de leyes, colecciones completas de autores franceses, ingleses, italianos, poetas, historiadores y escritores griegos, así como libros de historia, de viajes y descubrimientos. Además, el padre de Jules Verne tenía un gran telescopio y todos los instrumentos científicos eléctricos inventados en su época. Después de estudiar derecho, Jules Verne se fue a París en 1848 para hacerse escritor, allí conoció a Alexandre Dumas hijo, con el que realizaría una comedia titulada "Les Pailles Rompues" (1850).

Julio Verne
Postal de Amiens firmada por Jules Verne
Las novelas se suceden después de casarse con Honorine De Viane con la que se traslada a vivir a Amiens, la ciudad está relativamente cerca de París y cerca del mar. En Amiens escribirá “Viaje al centro de la Tierra” (1864), “Veinte mil leguas de viaje submarino” (1870), “La vuelta al mundo en ochenta días” (1873) y “La isla misteriosa” (1875).

1 Rue Suffren
1 Rue Suffren
En el nº 1 de la Rue Suffren se encuentra la casa familiar donde vivió desde junio de 1877 hasta septiembre de 1878 Jules Verne con su esposa Honorine de Viane y su único hijo Michel. Aquí escribió la novela “Un capitán de quince años” (1878) un libro denuncia sobre el comercio de personas y la esclavitud, así como la novela de aventuras “Las tribulaciones de un chino en China” (1879).

Michel Ardan
Monumento a Michel Ardan
Bajando hacia el Loira, junto a la Médiathèque Jacques Demy, en el 15 Rue de l'Héronnière, se encuentra la figura en bronce del héroe Michel Ardan, protagonista de la novela de Jules Verne "De la Tierra a la Luna" (1865). La escultura de 5 m. de altura fue realizada en 1986 por el escultor Jacques Raoult (1937-2018). Una placa en el monumento dice: “Remplacez obus sphérique par projectile cylindro-conique. Partirai dedans” (Reemplazad obús esférico por proyectil cilindro cónico. Partiré dentro), frase que en la novela escribe en un telegrama el personaje Michel Ardan mientras se preparan para enviar una bala de cañón a la luna.

Quai de la Fosse
Quai de la Fosse, Nantes
Jules Verne nunca podrá ver partir un barco, sin soñar que sube a bordo, es la sensación que produce Quai de la Fosse y los astilleros de la Place du Commandant-Jean-L'Herminier. Esta pasión naval está presente en muchas de sus novelas, como las historias de Jean-Marie Cabidoulin, cuyo héroe es el mismo tipo de marinero de Nantes que pesca ballenas y perpetúa la leyenda de la gran serpiente marina.

Saint-Michel III
Honorine y Verne en la popa del Saint-Michel III (1880)
El propio escritor fue propietario de tres barcos, todos bautizados Saint-Michel, como su primer hijo y varios de sus héroes como Michel Ardan y Michel Strogoff. Jules Verne diseñó junto a su hermano Paul, un oficial naval, todos los aparatos mecánicos y máquinas de "Veinte mil leguas de viaje submarino". Hasta que un día, en el puerto de Nantes, llegaría la oportunidad de viajar hasta Inglaterra, Escocia y Escandinavia con sus dos primeros barcos, para después navegar por el Mediterráneo con su magnífico yate Saint-Michel III, de 28 m. de eslora, dos mástiles y un motor de 100 caballos.

Puerto
Charles Malfroy. Puerto de Nantes (1900)
El Loira era a mediados del siglo XIX la principal vía de comunicación en Nantes. Con tan sólo 12 años Jules Verne baja por el río hasta Saint-Nazaire para descubrir el mar. Junto a su hermano alquilarán barcos a un franco por día para recorrer las distintas islas del Loira. Ese recuerdo se traducirá en las aventuras de “La Jangada. Ochocientas leguas por el Amazonas” (1881) basada en la novela de aventuras de una familia que viaja en una balsa gigante por el Amazonas, "El Piloto del Danubio" (1908) donde un pescador decide recorrer todo el Danubio alimentándose sólo con lo que da el río, "El secreto de Wilhelm Storitz" (1910) una novela basada sobre una pócima de invisibilidad y sobretodo en “El soberbio Orinoco” (1898) donde Jeanne de Kermor decide disfrazarse de hombre para recorrer el Orinoco en busca de su padre desaparecido.

Monumento a Julio Verne y el Capitán Nemo
Monumento a Julio Verne y el Capitán Nemo. Imagen vía: E-monumen
A mitad de camino de la subida que lleva al Museo Julio Verne, en Rue Esplanade Jean Bruneau, puede verse la estatua de bronce de Jules Verne niño, sentado frente al Loira mirando a su futuro personaje, el Capitán Nemo que tiene un sextante en la mano, las esculturas fueron realizadas en 2005 por la artista nantesa Elisabeth Cibot. En la actualidad a causa de unas obras que se están llevando a cabo, no pueden verse las esculturas ya que permanecen tapadas con unas lonas.

Musée Jules-Verne
Interior del Musée Jules-Verne
El Musée Jules-Verne fue inaugurado en 1978 en una mansión del siglo XIX de la Colina de Santa Ana en el Barrio de Chantenay. Jules Verne vino a vivir a este barrio cuando tenía 10 años, pero no a esta casa. Una vez le preguntaron por su imaginación y Jules Verne respondió: "esto es porque nací en Nantes y pasé toda mi infancia allí [...] en el bullicio marítimo de una ciudad comercial que fue punto de partida y destino de muchos viajes por el océano”.

Musée Jules-Verne
Interior del Musée Jules-Verne
El museo muestra algunos de sus libros, manuscritos de algunas de sus obras como "La Isla Misteriosa", "De la Tierra a la Luna" y "Alrededor de la Luna", documentos originales, ilustraciones, correspondencia e incluso objetos que pertenecieron a Jules Verne como muebles o una brújula y que han sido donados al museo por sus descendientes. También se hace hincapié en los métodos de trabajo del escritor, la relación que tenía con el mundo editorial y su editor Pierre-Jules Hetzel legado de personajes como Michel Ardan, Phileas Fogg, Jean Passepartout o Michel Strogoff. El museo exhibe muy poco material y carece de la atmósfera fantástica de los libros de aventuras de Jules Verne.

Más información: Dirección: 3 Rue de l’Hermitage, 44100 Nantes. Horario: lunes, miércoles, jueves, viernes de 14 a 18 h. Sábados de 10 a 12 h. y de 14 a 18 h. Domingos de 14 a 18 h. Cerrado martes y festivos. Transporte: Línea 1 del tranvía, parada Gare Maritime y luego 15 minutos a pie. Chronobus 1, parada "Lechat" y luego 10 minutos a pie. Entrada: 3 € o gratis con el Pass Nantes de la Oficina de turismo. Web: Musée Jules-Verne.

Chantenay
Jean Bruneau. Acuarela de la Casa Familiar de los Verne en Chantenay
Frente a la Église Saint-Martin, entre el 29-29 bis de la Rue des Réformes y 16 Rue Eugène Leroux, se encontraba la casa de la familia Verne en Chantenay. Jules Verne muere en Amiens el 24 de marzo de 1905.

Todo el contenido publicado en redes sociales sobre este viaje puede consultarse a través de los hashtags #PDNantes y #LVAN

miércoles, mayo 8

Quartier Graslin: el barrio elegante de Nantes

Place Royale
Place Royale

El Barrio Graslin es el barrio elegante de Nantes y un magnífico ejemplo del urbanismo de los siglos XVIII y XIX. Fue ideado por el promotor Jean Joseph Louis Graslin (1727-1790) y construido por los arquitectos Jean-Baptiste Ceineray (1722-1811) y Mathurin Crucy (1749-1826) en unos terrenos adquiridos en 1777. Monumentos que recuerdan fortunas decimonónicas, tiendas y restaurantes selectos para gastar dinero a manos llenas y una calle, la Rue Crébillon, que ha dado nombre a un verbo típico nantés “crébillonner” que da a entender que vas a mirar los lujosos escaparates de la calle Crébillon.

Cours Cambronne
Cours Cambronne
En Cours Cambronne encontrarás un paseo ajardinado privado (abre a las 8:45 h. de la mañana) que fue creado entre 1845 y 1848 por el arquitecto municipal Henri Driollet junto al proyecto de viviendas creado en 1779 por el arquitecto Mathurin Crucy. En la actualidad el espacio está perfumado por docenas de setos de camelias y magnolias. Destacan las 63 fachadas neoclásicas de los antiguos edificios de comerciantes del siglo XIX, los parterres de flores y la estatua en bronce del General Cambronne (1770-1872). Cambronne nació en Nantes y fue miembro de la Guardia Imperial y héroe nacional de la Batalla de Waterloo, la obra del escultor nantés Jean-Baptiste Joseph Debay es de 1848. También merece la pena, la última incorporación a Cours Cambronne, la estatua Éloge de la transgression obra de 2018 de Philippe Ramette que rinde homenaje a una actitud, la de una chica que baja, o sube, de un pedestal vacío.

Place Graslin
Place Graslin
La Place Graslin es una de las plazas más céntricas de Nantes y conserva la elegancia burguesa de su época constructiva. Construida en 1787 por el arquitecto Mathurin Crucy aquí se encontraba el Hôtel Henri-IV considerado uno de los hoteles más hermosos de Europa y donde se alojarían escritores como Arthur Young, Henri Beyle o el rey Pedro I de Brasil y IV de Portugal. En 1852 se instalan en esta plaza las primeras farolas a gas de la ciudad. La Place Graslin, la Brasserie La Cigale y el Passage Pommeraye servirán de escenario para la película Lola (1961) del director Jacques Demy.

Théâtre Graslin
Théâtre Graslin
El Théâtre Graslin, el edificio de la Ópera, también fue construido en 1788 por Mathurin Crucy. El edificio está decorado con una magnífica columnata formada por ocho columnas corintias rematadas por una cornisa con ocho estatuas que representan las musas (de izquierda a derecha: Melpomene (máscara trágica), Terpsichore (lira), Calliope (tableta), Thalia (máscara cómica), Euterpe (flauta), Clio Poliminia y Érato (lira)). Por la noche, la fuente, la plaza y el teatro se iluminan.

Brasserie La Cigale
Brasserie La Cigale
En la Place Graslin se encuentra uno de los restaurantes más antiguos de Francia: la Brasserie La Cigale, un restaurante Art Nouveau que abrió sus puertas el 1 de abril de 1895. Obra del arquitecto Émile Libaudière ha conservado su magnífica decoración modernista en madera, estucos, mosaicos y cerámica, con bellos espejos y esculturas. Es ideal para merendar antes de las 19 h. disponen de un menú con platos típicos (2 platos 24’9 € o 3 platos 27’5 €) aunque los ingredientes y la elaboración no estuvieron a la altura de su fama. Eso sí, el restaurante ¡precioso!

Passage Pommeraye
Passage Pommeraye
El Passage Pommeraye es una pequeña galería comercial cubierta de tres plantas construida entre 1840 y 1843 por el promotor Louis Pommeraye (1806-1850) que se fue a la ruina por culpa de las pérdidas de este revolucionario proyecto. Construida en estilo barroco por los arquitectos Jean-Baptiste Buron e Hippolyte Durand-Gasselin y decorada por los escultores Jean Debay y Guillaume Grootaërs, la galería destaca por su monumental escalera de hierro decorada con columnas, lámparas y 20 bellas estatuas alegóricas del Comercio, la Industria, la Agricultura, las Bellas Artes, el Espectáculo y las Ciencias. Un sencillo techo de hierro y cristal ilumina la decoración burguesa de la época, como los medallones con rostros de personajes famosos. El Pasaje Pommeraye tiene varias entradas, en la Rue de la Fosse del Barrio Bouffay se encuentra una y hay otra en una de las principales calles comerciales de Nantes del Barrio Graslin, en la Rue Crébillon, quizás la entrada que más impresiona.

La Passagère
"Petite Formule" La Passagère Mijotée
Justo en el lateral izquierdo de la entrada al Passage Pommeraye por la Rue Crébillon, se encuentra La Passagère, un salón de té muy frecuentado por mujeres que realizan una pausa ya sea para tomar un tentempié o comer. Además de pasteles caseros, poseen un menú al mediodía, al estilo francés, que permite comer un pequeño entrante, un pequeño plato y un postre por 9 € (sólo de 12 a 14:30 h.). En mi caso ese día tocaba una deliciosa sopa de guisantes, pasta con carne y de postre yogur con confitura. Sencillo, pero correcto.

Place Royale
Place Royale
El corazón de esta ciudad se encuentra en la Place Royale, fue construida en 1786 por el arquitecto Mathurin Crucy. Está presidida por una magnífica fuente de 1865 construida en granito azul y donde destaca una estatua en mármol blanco que representa la ciudad de Nantes con las características de Anfitrite, la diosa del mar y esposa de Poseidón. Mientras el Loira en bronce está representado por una mujer sentada con un ánfora a cada mano y que queda rodeada por sus cuatro afluentes: Sèvre (una mujer reclinada), Erdre (la mujer que sostiene su cabeza con una mano en la mejilla), Cher (un hombre barbudo con corona) y Loiret (la mujer que sostiene su cabeza con una mano en la sien y en la otra lleva un ancla). Los 8 genios que acompañan a las estatuas simbolizan las industrias y el comercio de la ciudad.

Aunque el Barrio Graslin acaba en el Cours des 50 Otages donde da comienzo el Barrio Bouffay, he querido añadir dos atractivos que complementan esta ruta elegante por el pasado arquitectónico de Nantes de los siglos XVIII y XIX. Además, de una serie de restaurantes donde comer o cenar en Graslin y que abarcan varias opciones y presupuestos.

Le Jardin des Plantes
Invernadero del Jardin des Plantes
Le Jardin des Plantes de Nantes fue todo un descubrimiento, dispone de dos accesos uno en la Place Sophie-Trébuchet y el otro en el Boulevard Stalingrad, cerca de la Gare de Nantes, la estación de ferrocarril. El Jardin des Plantes es uno de los 4 mayores jardines botánicos de Francia, abrió sus puertas el 7 de octubre de 1860 inspirado en los parques de estilo inglés. Gracias a los intrépidos navegantes y capitanes que traían plantas desconocidas de sus viajes para Luis XV, se plantaron 800 m2 en invernaderos y parterres. Desde entonces, flora (unas 70.000 flores), fauna, espacios al aire libre, invernaderos decimonónicos y arte contemporáneo forman un coqueto universo de 7 hectáreas donde se respira calma y naturaleza. 150 años dan para mucho si se cuida bien un jardín, así que es posible encontrar una excepcional riqueza botánica como parterres de flora exótica y camelias (Nantes es la capital europea de las camelias que llegaron a la ciudad procedentes de China y Japón a principios del siglo XIX), plantas carnívoras, cipreses y magnolias (el magnolio más viejo de Francia se encuentra en este jardín), plantas medicinales o un katsura japonés y una metasequoia. Todo este mundo vegetal entre áreas de juego infantiles, un recomendable restaurante y un monumento a Jules Verne.

Monumento a Jules Verne
Monumento a Jules Verne
El monumento a Jules Verne de Georges Barreau fue inaugurado en 1910 en el Jardin des Plantes, pero a causa de la Segunda Guerra Mundial la obra en bronce desapareció y hubo que sustituirla por un busto de piedra en 1945. La estatua actual de 5 m. de altura es obra de Jean Mazuet que incorporó al busto de Verne, una madre con su hijo (o quizás sean dos adolescentes) leyendo un libro a los pies del monumento que tiene grabados la luna, un globo aerostático, un tren y un volcán que evocan los “Viajes extraordinarios” del famoso escritor.

Dépodépo
Dépodépo
El área infantil Dépodépo fue creada en 2017 por el autor e ilustrador de libros infantiles Claude Ponti y no es la única obra que encontraremos en el Jardín de Plantas. Dépodépo es el hábitat de unos genios gigantes amantes de la jardinería que parecen haber olvidado un conjunto de macetas de gran tamaño junto a un cobertizo donde se almacenan las herramientas, semillas y sacos de tierra para plantar. Si sigues recorriendo este jardín encontrarás Les Bancs Processionaires, también de Claude Ponti, unos bancos colocados uno junto al otro, pero que tienen diferentes tamaños y se alimentan del aire y de las emociones de los amantes que se sientan en ellos. Muy cerca, duerme una criatura extraña llamada La Dormanron descubierta en unas islas muy lejanas, se trata de una tortuga que sueña con dormir sin caparazón y lejos de la agresiva arena de la playa y del sol, no trates de alimentarla, es inútil. Les Tobogans son otra colección de bancos diseñados por Claude Ponti que son capaces de generar una sensación de felicidad profunda, acompañada de un ensueño exponencial ¡ideales para hacer una cabezadita!
Más información: Jardin des Plantes. Horario: diariamente de 8:30 a 17:30 h. en invierno y hasta las 20 h. en verano. Entrada: gratuita.

Café de l’Orangerie
Lasaña vegetariana en Café de l’Orangerie
En una magnífica terraza del Jardín Botánico de Nantes, rodeado por invernaderos del siglo XIX, se encuentra el Café de l’Orangerie. Disponen de un menú diario al mediodía, con la típica fórmula francesa de un plato (13 €), 2 platos o plato y postre (15’5 €) o menú completo (18’5 €). Son platos de cocina casera, elaborados con productos de temporada y algunos ingredientes bio. La lasaña vegetariana de espinacas, tomates secos, ricotta, pesto y parmesano estaba deliciosa y la pera con chocolate y crema de vainilla y mascarpone es sublime, igual que la ubicación de este restaurante. ¡Muy recomendable!

Nantes tiene un centenar de parques y jardines que con 100.000 árboles ocupan unas 1.000 hectáreas de zonas verdes, eso significa que hay 57 m2 de zonas verdes por habitante. Una buena base para ser una verdadera ciudad sostenible y verde a la que se unen varias vías ciclistas y peatonales construidas a orillas del Loira.

Le Lieu Unique
La Tour LU
La antigua fábrica de galletas LU, imperio industrial levantado en 1886 por la dinastía de pasteleros Jean Romain Lefèvre - Pauline-Isabelle Utile (LU), se convirtió en el año 2000 en Le Lieu Unique (LU). Este renovado centro cultural a la vanguardia de las últimas tendencias en música, teatro, danza y artes plásticas dispone además de una librería, bar, restaurante, tienda y un hammam. Destaca la Tour LU una bella torre de 35 metros de altura, la única que se ha conservado de las dos que disponía el edificio del siglo XIX. Originalmente estaba pintada en color azul, rojo y dorado con ángeles y águilas talladas como símbolo de prestigio. Fue restaurada en 1997 por Jean-Marie Lépinay.

Restaurant Roza
Bacalao con Furikake y puré de patatas con algas
El Restaurant Roza del chef Jean-François Pantaleon pone punto final a nuestra ruta por el barrio más elegante de Nantes. Es el mejor restaurante donde estuve en este viaje, la decoración es obra de Brune de la Guerrande y el personal hace gala de un trato amable y alegre. Destaca la calidad de los platos (aunque fueron algo escuetos con el vino), la frescura de los ingredientes y las combinaciones de alta cocina. Si puedes permitírtelo pídete una botella de vino muscadet de los viñedos del Loira, es un vino blanco fresco y afrutado elaborado con la uva Melon de Bourgogne que fue plantada en la región en el siglo XVII. Mi cena consistió en un entrante de Faux-filet Normand (un canelón de solomillo normando con encurtidos filipinos, aros de manzana verde y caldo caliente con hoja de cerezo), un plato de Cabillaud pané au furikake (Bacalao con condimento japonés acompañado de puré de patatas con algas) y de postre Biscuit Basque (una galleta con ruibarbo y cremoso de pimienta-verbena). ¡Sensacional e inolvidable!

Más información: Restaurant Roza. Dirección: 3 Place Monnaie, 44000 Nantes. Horario: de lunes a viernes de 12:30 a 14 h. y de 19 a 22 h. Cerrado sábados y domingos. Menú mediodía: Entrante + plato principal o plato principal + postre 20 €. Entrante + Plato Principal + Postre 25 €. Web: Restaurant Roza.

Dónde dormir en Nantes

Hôtel Voltaire Opéra
Habitación classique del Hôtel Voltaire Opéra
El Hôtel Voltaire Opéra *** se encuentra en el centro histórico de Nantes, en el Barrio Graslin, muy cerca del Cours Cambronne y de la Place Graslin. Este encantador y tranquilo alojamiento dispone de 37 habitaciones ubicadas en un edificio construido como hospedaje por William Moreau en 1855. Véronique y Patrick, los propietarios, son atentos y te harán sentir como en casa, te contarán anécdotas y te darán recomendaciones de qué ver en Nantes o dónde salir. La decoración de las salas comunes te llevará de viaje con Julio Verne, disponen de excelente conexión Wifi gratuita y las habitaciones están muy bien cuidadas y limpias, parece más que un hotel de 3 estrellas.

Más información: Hôtel Voltaire Opéra. Dirección: 10 Rue Gresset, 44000 Nantes. Teléfono + 33 (0) 240 733 104. Tarifas: desde 55 € la habitación doble. Web: Hôtel Voltaire Opéra

Todo el contenido publicado en redes sociales sobre este viaje puede consultarse a través de los hashtags #PDNantes y #LVAN

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total