jueves, febrero 21

La Fira del Gall de Vilafranca del Penedès

Vilafranca del Penedès ha sido un lugar destacado en la celebración de ferias desde la Edad Media. Su ubicación a escasos 4 Km. de una de las vías principales donde circulaban arrieros, mulas y carretas propició que desde el siglo XII se hayan seguido celebrando varios mercados.

Embutidos

La feria más antigua que se instalaba fuera del recinto amurallado de Vilafranca del Penedès, era la Fira de Sant Lluc. Daba comienzo el 18 de octubre festividad de San Lucas el Evangelista y duraba 10 días, la primera feria de la que se tiene constancia data del año 1177. En este mercado se compraba toda clase de alimentos para llenar la despensa, con la peculiaridad de que, al estar ubicado en un lugar estratégico con varias vías de comunicación, recibía vendedores y productos de Francia, Italia y de muchas regiones de España, incluso de las islas.

Plaça de Sant Joan
Plaça de Sant Joan donde se instala el mercado de fruta y verdura los sábados
Teniendo en cuenta que era el siglo XII, los productos eran más que internacionales, eran incluso exóticos: ya entonces se podía comprar toda clase de tejidos suntuosos como el ciclatón o presset; un tejido de color rojo utilizado por la nobleza como símbolo de distinción y clase que era difícil de encontrar, pero que en la Fira de Sant Lluc de Vilafranca del Penedès se vendía. Hoy el mercado semanal de Vilafranca del Penedès tiene lugar los sábados de 8 a 14 h. y es posible comprar desde ropa (Rambla de Sant Francesc) hasta fruta y verdura (Plaça de la Vila y Plaça de Sant Joan) en las cerca de 240 paradas.

Dulces catalanes
Catànies y carquinyolis
El pasado comercial vivido en la Edad Media en Vilafranca del Penedès puso los cimientos de lo que sería el auge económico de época modernista. Algunos de aquellos comercios con más de 100 años de antigüedad siguen ofreciendo al visitante los productos de la región como: cerveza artesana, embutidos, quesos, vino o las famosas catànies (un dulce delicioso a base de almendra y chocolate con marca registrada) que otros pasteleros de la ciudad las venden con el nombre de cracànies.

Fira del Gall

Fira del Gall
Fira del Gall
La Fira del Gall de Vilafranca del Penedès tiene lugar a mediados de diciembre desde el año 1664. Más de 350 años después, se sigue celebrando el fin de semana más próximo a la festividad de Santo Tomás (21 de diciembre) para hacer acopio de las aves de corral (gallos, pollos, capones y patos) que se servirán en la mesa de Navidad y más concretamente de la raza autóctona del Gall del Penedès; una de las razas más antiguas de Catalunya.

Fira del Gall
La Gallina Ballarica y el Gall Tomasot
El mercado de aves donde puedes comprar los animales, la exposición de los ejemplares más hermosos de Gallina Penedesenca (existen 4 variedades: aperdizada, blat, barrada y negra), junto a las actividades de catas y maridajes de los vinos de D.O. Penedès (7 € por actividad) da inicio con el pasacalles que sale de la Plaça de la Vila donde se encuentra el Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès. El Gall Tomasot, la Gallina Ballarica, l’Àliga del Barri de Sant Julià, el Mussolot del Campanar o l’Aligueta Tramuntana encabezan el desfile acompañados de un concierto de grallas. Es costumbre que los más pequeños de la familia dejen el chupete a la Gallina Ballarica que lo ata en una cinta que lleva al cuello.

Fira del Gall
Muestra Gastronómica de la Fira del Gall de Vilafranca del Penedès
La Muestra Gastronómica de la Fira del Gall de Vilafranca del Penedès permite degustar platos elaborados con Ànec mut (pato criollo), Gall del Penedès o gallo negro en distintos restaurantes desde 6 € el plato. Yo probé ambos en el Restaurant Sant Jordi Ca La Katy el plato de pato criollo con ciruelas y piñones por 6 € y el Gall del Penedès a la cazuela con castañas por 7’5 €.

La Muestra Gastronómica de la Fira del Gall de Vilafranca del Penedès también incluye Muestra de Vinos de la D.O. Penedès con una selección de blancos, rosados y tintos de distintas bodegas de la zona. El precio de los tickets es de 8 € e incluye 2 copas de regalo, 1 bandeja de embutido, 1 bolsa de patatas y 3 degustaciones de vinos a elegir.

Descubre la capital del vino con una pequeña ruta por las joyas medievales y modernistas de Vilafranca del Penedès

Toda la información generada en Redes Sociales puede consultarse a través de los hashtags #FiradelGall y #PenedesLovers

martes, febrero 19

La capital del vino: Vilafranca del Penedès, medieval y modernista

El camino del vino me lleva hasta su capital: Vilafranca del Penedès, situada a escasos 50 Km. de Barcelona. La ciudad fue fundada en el siglo XIII y de aquella época medieval se han conservado varios edificios representativos que recorreremos en nuestra ruta medieval.

Carrer Santa María
Farola modernista de Vilafranca del Penedès
La producción de vinos y cavas en el Penedès, llevó a la región a una pujanza económica a principios del siglo XX, aún visible en las construcciones modernistas de Vilafranca del Penedès y que incluimos en nuestra ruta de descubrimiento, tanto con ejemplos de su arquitectura industrial como de las casas de veraneo. También se han conservado algunos bellos ejemplos de mobiliario urbano como, por ejemplo: las farolas del Carrer de Santa Maria.

Consell Comarcal de l'Alt Penedès
Casa Font-Rodona
Cerca de una treintena de edificios como: Cal Figuerot (1888), Casa Font-Rodona (1903), Casa Guasch Estadella (1905) o Magatzem Mory (1917) cambiarán el paisaje urbano de la ciudad a principios del siglo XX. Mi ruta por Vilafranca del Penedès engloba las dos épocas de mayor esplendor de la ciudad: la Edad Media y la modernista. Empezamos en el Carrer Hermenegild Clascar 1-3 donde se encuentra la Casa Font-Rodona una antigua vivienda con almacén, construida en 1903 por el arquitecto Antoni Serrallach. Destaca un gran balcón con vidrieras de diseño floral y barandilla de hierro forjado decorado con ornamentos vegetales. En la actualidad es la sede del Consell Comarcal de l'Alt Penedès.

Castellers de Vilafranca
Local donde ensayan Els Castellers de Vilafranca
En el Carrer del General Prim 11 se encuentra Cal Figuerot la antigua Casa Via i Raventós construida en 1888 por el arquitecto August Font en estilo neogótico. Desde 1983 es la sede de Els Castellers de Vilafranca. Es posible visitar el edificio y descubrir un interesante audiovisual, un encantador patio y la sala donde ensayan los Castellers.

Sant Francesc
Iglesia y claustro de Sant Francesc
Nos desviamos por el Carrer de Sant Pere hasta la Iglesia de Sant Francesc que forma parte de la Ruta Medieval de Vilafranca del Penedès. Del antiguo convento de los franciscanos, sólo se ha conservado el claustro del siglo XIII de estilo renacentista con un pozo en el centro del patio.

Carrer de la Cort 28
Cal Guardiet
Continuamos la ruta modernista por el Carrer de la Cort, en el número 28 nos topamos con la Casa Jané Alegret situada en el antiguo edificio Cal Guardiet construido en 1909 por el arquitecto Eugeni Campllonch Parés. Destaca el gran ventanal-tribuna del chaflán rematado por sinuosas líneas onduladas y decorado con relieves florales y esgrafiados.

Ajuntament
Casa de la Vila de Vilafranca del Penedès 
En la misma calle en el número 14, a la altura de la Plaça de la Vila: La Plaça més Castellera, se encuentra el Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès o Casa de la Vila construida sobre un antiguo palacio gótico que fue reformado entre 1909 y 1912 por el arquitecto Eugeni Campllonch Parés. Los detalles modernistas pueden verse en la decoración floral de las ventanas y en el reloj situado en el último piso. Varias placas en la fachada de la alcaldía y en el suelo de la plaza recuerdan momentos históricos de Els Castellers de Vilafranca.

Plaça de la Constitució
Plaça de la Constitució
Continuamos por la Plaça de la Constitució donde se han conservado antiguos porches comerciales de época medieval. A continuación, llegaremos a la Plaça del Vall del Castell donde se encuentra el Mercat de la Carn; antiguo mercado ubicado en un edificio construido por el arquitecto Adrià Casademunt en 1878 y que ofrece dos puertas de entrada. En las fachadas destacan las ventanas enmarcadas con ladrillo visto.

Plaça Jaume I
Palau Baltà y Basílica de Santa María
A la izquierda se encuentra el corazón del centro histórico de Vilafranca del Penedès: la Plaça Jaume I que nos transporta en pocos instantes a la Edad Media y donde destaca la Basílica de Santa María (siglo XIII) de estilo gótico con sus dos campanarios de 52 m. de altura, el Palau Baltà (1308) y el antiguo Palacio Real (siglos XIII-XIV) donde murió el Rey Pere el Gran el 11 de noviembre de 1285 y habitaron los reyes de Aragón (siglo XIV). 

Plaça Jaume I
Sirenio y Monument als Castellers
Aquí se encuentra actualmente Vinseum; el Museo de las Culturas del Vino de Catalunya con un destacado fondo de paleontología, geología y arqueología ornitológica. Aquí puede verse el excepcional fósil de un sirenio (mamífero marino herbívoro) que vivió en el Penedès hace 16 millones de años. En la Plaça Jaume I también se encuentra el Monument als Castellers; una escultura en piedra calcárea realizada por Josep Cañas i Cañas en 1963 y que fue erigida en honor a los Castellers y que representa un “pilar de 5”.

Sant Martí Sarroca

Iglesia románica
Església de Santa Maria de Sant Martí Sarroca
A 10 Km. de Vilafranca del Penedès, siguiendo la carretera que pasa por Pacs del Penedès, se llega al conjunto monumental de la Roca; formado por un templo románico: la Iglesia de Santa María (siglo XIII) y un castillo (siglos XII- XIII). La Iglesia de Santa María fue restaurada en 1906 por Josep Puig i Cadafalch, destaca por su increíble ubicación en lo alto de un cerro sobre un acantilado y por su ábside de estilo lombardo.

Castell
Castell de Sant Martí Sarroca
El Castillo de Sant Martí Sarroca ha conservado las cuadras, la cocina, una sala gótica, varias estancias y dos torres de vigía; una circular y otra semicircular construidas entre el siglo XII y XIII. Aunque se tiene constancia de que existía un punto de defensa en este lugar en el siglo X, la fortificación militar no se consolidó como tal hasta el siglo XII.

Dónde comer en Vilafranca del Penedès

Xató
Xató del Restaurant Sant Jordi “Ca la Katy”
El Restaurant Sant Jordi “Ca la Katy” destaca por su ambiente familiar y platos de la cocina catalana elaborados con productos de proximidad. Se puede disfrutar de la temporada de calçots, del famoso xató de la región (una ensalada de hojas de escarola con anchoas, atún y bacalao con una salsa a base de almendras, ajo, ñoras, vinagre, sal y aceite), gall del Penedès (gallina penedesenca) y del ànec mut (Cairina moschata o pato criollo) que destaca por su carne exquisita y que en Restaurant Sant Jordi “Ca la Katy” lo cocinan rustido con ciruelas, piñones y naranja.

Anec Mut
Ànec Mut en Restaurant Sant Jordi “Ca la Katy”
Más información: Restaurant Sant Jordi “Ca la Katy”. Dirección: Carretera Vilafranca – Pontons Km. 8, 08731 Sant Martí Sarroca. Teléfono: 93 899 13 26. Horario: de Domingo a miércoles de 8 a 19 h. De jueves a sábado de 8 a 24 h. Menú entre semana desde 12,50 €. Web: Restaurant Sant Jordi “Ca la Katy” 

Una de las mejores épocas para visitar Vilafranca del Penedès y disfrutar de la gastronomía local es durante la celebración de la Fira del Gall.

Si quieres descubrir el Penedès te recomiendo contactar con los mejores especialistas en la zona: Penedès Lovers; una agencia de enoturismo gran conocedora de este territorio vitivinícola que ofrece rutas, escapadas y actividades enoturísticas singulares.

Cómo llegar a Vilafranca del Penedès
En automóvil por: la AP7, N-340 o C-15. En tren: Rodalies RENFE R-4 dirección Vilafranca del Penedès-Sant Vicenç de Calders.


viernes, febrero 15

La Colònia Güell: Santa Coloma de Cervelló

Santa Coloma de Cervelló
Ca l'Ordal

La Colònia Güell es una antigua colonia textil modernista fundada en 1890 por orden de Eusebi Güell y donde trabajaron los arquitectos Francesc Berenguer i Mestres o Joan Rubió i Bellver (ambos trabajarían más tarde en el Park Güell) discípulos de Gaudí. En aquella época era un modelo de organización productiva y social que ahora nos parece totalmente remota, pero que entonces tenía bastante sentido. La colonia industrial era propiedad del dueño de la empresa o de la fábrica y estaba formada por la factoría (en el caso de la Colònia Güell se trataba de una fábrica donde se tejían terciopelos y panas de algodon), las viviendas de los trabajadores de la fábrica y las viviendas de aquellos profesionales vinculados con los trabajadores y sus familias como, por ejemplo: el maestro, el médico, el párroco o las monjas que cuidaban de los más pequeños y de los enfermos.

Santa Coloma de Cervelló
Acciones de la Colònia Güell
La colonia industrial también estaba provista de los equipamientos necesarios para que la vida se desarrollara sin salir de ese "micro clima": tiendas, teatro, bar, depósitos de agua, casa parroquial, convento, etc. Se nacía, vivía y moría en la colonia y en Santa Coloma de Cervelló imperaban los valores de Eusebi Güell: la fábrica, la religión y la educación. La Colònia Güell se convirtió en el engranaje perfecto de uno de los hombres más ricos de su época y el lugar donde se encuentra una de las obras maestras del arquitecto Antoni Gaudí: la Cripta GüellPuedes leer un artículo completo sobre la Cripta Güell en este enlace

Ruta por la Colònia Güell
Hoy el conjunto urbano de la Colònia Güell conserva singulares edificaciones de obra vista que en su época eran símbolo de prestigio. Las 3 primeras familias que llegaron a la Colònia Güell se instalaron en una masía del siglo XVII, mientras se levantaban las siguientes edificaciones:

El primer edificio que seguramente verás en Santa Coloma de Cervelló es la antigua Cooperativa de consumo situada en el Carrer Claudi Güell 6 y que en la actualidad acoge el Centro de Interpretación y de visitantes de la Colònia Güell. El edificio fue construido en 1900 por uno de los discípulos de Gaudí para albergar la tienda de la cooperativa y la sede social. Se ha conservado la decoración de ladrillo en la cornisa y en los balcones.

Santa Coloma de Cervelló
Antigua Casa del Secretario
En la esquina del Carrer Claudi Güell y la Plaça Josep Anselm Clavé se encuentra la antigua Casa del Secretario, encargado de los trámites administrativos de la colonia industrial. Como ya es habitual en la arquitectura modernista catalana, el estilo medieval es visible en sus detalles decorativos. En la fachada se utilizaron ladrillos rebozados imitando sillares de piedra. Destaca la puerta de entrada en chaflán rematada por un curioso balcón en tribuna donde pueden verse 3 escudos que se repiten también en la cornisa. Sobre la puerta del balcón se encuentra un murciélago de hierro, se trata de un símbolo heráldico utilizado en las ciudades de habla catalana.

Santa Coloma de Cervelló
Ca l'Ordal
La Plaça Josep Anselm Clavé está dominada principalmente por el magnífico edificio de Ca l’Ordal; una vivienda construida alrededor de 1894, al estilo de las masías catalanas, por el arquitecto Joan Rubió i Bellver. Aquí vivían 3 familias de campesinos. En la actualidad, la vivienda conserva la decoración original de ladrillo y tres magníficas chimeneas.

Santa Coloma de Cervelló
Teatre Fontonova y Ateneu Unió
Siguiendo el Carrer Barrau se llega hasta la Plaça Joan Güell; la zona más antigua de la Colònia Güell, donde se encuentran el edificio del Ateneu Unió de 1892 y el Teatre Fontonova. Aquí se disfrutaba de la vida social y cultural de la colonia. En las rejas de hierro de las ventanas del teatro puede verse una fecha: 1903, mientras que en la parte más alta sobre el nombre del teatro está escrito 1892.

Santa Coloma de Cervelló
Monumento a Eusebi Güell en la Plaça Joan Güell
En la Plaça Joan Güell, nombre dado en honor al padre del fundador de la Colonia de Santa Coloma de Cervelló, se encuentra el monumento a Eusebi Güell; una obra academicista de los escultores Miquel y Llucià Oslé de 1935 que el ejército franquista decapitó y que también se entretuvo en traducir al español la inscripción original escrita en catalán. 

Santa Coloma de Cervelló
Casas con decoración en ladrillo del Carrer Malvehy
Paralelo al Carrer Barrau se encuentra el Carrer Malvehy, ambas calles albergan curiosos edificios y pequeños rincones llenos de detalles. En el Carrer Malvehy por ejemplo, se encuentran las casas de los obreros, de unos 88 m2, construidas a principios del siglo XX y que disponían de un pequeño jardín en la entrada que utilizaban para cultivar. En el número 16 de esta misma calle se encuentra la antigua casa del médico construida en el año 1910 como vivienda y consultorio. El ladrillo decora la fachada rodeando la puerta de entrada y enmarcando las ventanas y la cornisa.

Santa Coloma de Cervelló
Ca l'Espinal
Al final de la calle, en la esquina del Carrer Monturiol 11, se encuentra la casa más alta de la Colònia Güell: Ca l’Espinal. El edifico fue construido por el arquitecto Joan Rubió i Bellver en 1900 quien reinterpretó el estilo gótico catalán al modernismo imperante. Es una de las viviendas más hermosas de la Colònia Güell, destinada a un alto cargo de la empresa: su administrador (el que mandaba en la colonia industrial porque el dueño no acostumbraba a estar). Destaca por su profusa decoración en ladrillo y un balcón mirador circular que recuerda las torres de los castillos medievales.


Santa Coloma de Cervelló
Casa del Maestro
En el Carrer Barrau 27 se encuentra a un lado la Escuela y al otro la Casa del Maestro. Ambos edificios fueron construidos entre 1912 y 1917 por el arquitecto Francesc Berenguer i Mestres. Los edificios se encuentran unidos por un puente con arcos parabólicos de influencia gaudiniana. Su ubicación al final del Carrer de Barrau, en lo alto de un pequeño montículo y aislado de cualquier otro edificio, le suma en un halo de misterio. Está rodeado por un pequeño grupo de árboles que en época invernal le confiere un aire tenebroso. El conjunto es uno de los pocos de la colonia que tiene fachada de piedra. El ladrillo sólo se utilizó en la decoración de las ventanas. En la escuela de la colonia se enseñaba a los chicos catalán, francés y alemán hasta los 14 años, si había un buen estudiante el dueño de la fábrica le pagaba estudios superiores de ingeniería. Las niñas aprendían lo básico: leer, escribir y matemáticas en el Centro Parroquial San Luis. La Casa del Maestro, parece un pequeño castillo medieval, donde destaca un torreón circular de ladrillo y un pináculo cónico recubierto de cerámica vidriada.

Santa Coloma de Cervelló
Carrer Aranyó
En el Carrer Aranyó se encontraba el antiguo convento de monjas, el edificio fue construido entre 1891 y 1892. Las monjas ayudaban a cuidar de los más pequeños y de los enfermos mientras los padres trabajaban en la fábrica.

A mediados de octubre, el fin de semana después del 12 de octubre, se celebra la Festa del Modernisme de la Colònia Güell; un viaje a los inicios de la colonia industrial a principios de 1900 con representaciones teatrales, bailes de época, mercado y feria de artesanos.

Cómo llegar a Santa Coloma de Cervelló
Por la A-2 hasta la carretera que va a Molins de Rei, por la Ronda litoral hasta Sant Boi de Llobregat dirección Sant Vicenç dels Horts, por la N-II hasta la salida de Sant Feliu de Llobregat y continuar hasta el desvío de Santa Coloma de Cervelló. También se puede llegar fácilmente en tren desde Barcelona con los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) Línea Llobregat-Anoia S33, S4, S8 y S9. Parada Colònia Güell. Desde Plaça Espanya se tarda ½ hora.

miércoles, febrero 13

La Cripta Güell de Antoni Gaudí

Santa Coloma de Cervelló
Entrada a la Cripta Güell
La Iglesia parroquial de Santa Coloma de Cervelló más conocida como la Cripta de la Colònia Güell es una de las obras maestras del arquitecto Antoni Gaudí i Cornet, tanto por su complejidad (no se utilizaron contrafuertes ni arbotantes) como por su rareza (las columnas tienen la inclinación exacta del peso que deben soportar).

Santa Coloma de Cervelló
El campanario se encuentra en el lugar donde habría ido una de las torres
La Iglesia fue proyectada en 1898 y después de diez años de estudios y preparativos, el 4 de octubre de 1908 se puso la primera piedra del templo de la Colònia Güell. La Iglesia fue un encargo del destacado industrial y mecenas de Gaudí: Eusebi Güell para la colonia textil que había fundado en el municipio de Santa Coloma de Cervelló en 1890. El proyecto sirvió de laboratorio de pruebas para la construcción de la Sagrada Familia y está considerada una de las obras más importante de la arquitectura del siglo XX.

Santa Coloma de Cervelló
Dibujo de Antoni Gaudí de la Cripta Güell
El diseño original constaba de una iglesia de dos naves, una inferior y otra superior, coronadas por varias torres laterales y una bóveda central que de haberse terminado hubieran tenido 40 metros de altura. Por desgracia, la familia Güell dejó de financiar la obra en 1914 y Gaudí sólo pudo construir la nave inferior que fue consagrada en noviembre de 1915 por el Obispo de Barcelona y que recibiría el nombre popular de cripta.

Santa Coloma de Cervelló
Pórtico de entrada a la Cripta Güell
Tres ideas envuelven la construcción de la Cripta Güell: la religión, la naturaleza y Catalunya; los tres valores más importantes para Gaudí, por ese motivo, por ejemplo, los materiales de construcción se mimetizan con el entorno. Delante de la puerta se alza un pórtico de líneas irregulares que hubiera servido de soporte a la escalinata que debía dar acceso a la iglesia superior.

Santa Coloma de Cervelló
Mosaico de Gaudí con simbología cristiana
El mosaico de “trencadís” en vidrio y cerámica de la entrada es el típico de Gaudí donde están representadas las virtudes cardinales: una hucha para la prudencia, una balanza para la justicia, una armadura y un casco para la fortaleza, un porrón y un cuchillo cortando pan para la templanza. En el centro del mosaico puede verse el anagrama de la Virgen María.

Santa Coloma de Cervelló
Columnas inclinadas y soluciones paraboloides hiperbólicas
Destacan las columnas inclinadas de piedra basáltica procedentes de Castellfollit de la Roca, así como el resto de columnas del exterior y del interior realizadas con distintos materiales, que suman un total de 42 columnas. En la Cripta Güell Gaudí fue el primero en utilizar las vueltas paraboloides hiperbólicas que se encuentran en el pórtico y en los muros.

Santa Coloma de Cervelló
Ventanales con guardapolvos de trencadís
Entre los 22 ventanales pueden verse los símbolos de Alfa (principio) y Omega (fin) del Apocalipsis realizados en mosaico y peces que simbolizan a Jesucristo. Las rejas que protegen las vidrieras se hicieron con las agujas de los telares de la fábrica textil que ya no servían.

Santa Coloma de Cervelló
Las curvaturas de los elementos fueron diseñados en función del peso a soportar
El interior de planta oval irregular es una explosión de genialidad, tanto por los materiales utilizados: piedra basáltica, ladrillo cocido, mosaicos de “trencadís” cerámico y vidrieras a modo de tragaluz que pueden abrirse como mariposas desde el interior, como por las soluciones arquitectónicas utilizadas por Gaudí.

Santa Coloma de Cervelló
Gaudí diseñó los bancos y las pilas de agua bendita de la Cripta Güell
Pueden verse pilas de agua bendita hechas con gigantescas conchas marinas procedentes de Filipinas, un extraño campo de nervaduras irregulares de ladrillo visto en el techo, los bancos de madera y forja diseñados por el propio arquitecto que tienen una inclinación especial incómoda que asegura la concentración de los feligreses y que no se duerman. 


Santa Coloma de Cervelló
Los bancos de la Cripta Güell son réplicas de los originales
Un recibo conservado en el Museu Diocesà de Barcelona y firmado por el propio Gaudí, demuestra que el ebanista Tomàs Bernat recibió el encargo de realizar estos bancos desde abril de 1913 hasta abril de 1914. Gran parte de la madera utilizada se extrajo de las cajas de roble enviadas desde Inglaterra que contenían las máquinas de la fábrica textil. Las piezas de acero provenían de las correas que sujetaban los fardos de algodón importados de Egipto y Estados Unidos. 

Santa Coloma de Cervelló
Interior de la Cripta Güell y Sagrada Familia de J.M. Jujol
Las 4 columnas de basalto centrales fueron sacadas tal cual de la naturaleza y utilizadas sin ningún tipo de labrado. El sagrario y los ángeles del altar, así como el Altar de la Sagrada Familia que puede verse a la izquierda son obra de Josep Maria Jujol. La Cripta Güell fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2005.

Más información: Dirección: Carrer de Reixach s/n, 08690 Santa Coloma de Cervelló. Telf.: 93 630 58 07. Horario: de mayo a octubre de lunes a viernes de 10 a 19 h. Fines de semana y festivos de 10 a 15 h. De noviembre a abril de lunes a viernes de 10 a 17 h. Fines de semana y festivos de 10 a 15 h. Entrada Cripta Güell: 8’5 €. Con audioguía: 9’5 €. Entrada Cripta Güell + visita guiada a la Cripta: 10 €. Entrada Cripta Güell + visita guiada Colònia Güell: 10 €. Entrada Cripta Güell + visitas guiadas a la Cripta y a la Colònia Güell: 12 €.

Durante los sábados de noviembre y los dos primeros de diciembre se celebra en la Cripta Güell el Festival de música Oh Happy Gaudí que combina una visita guiada por la Colonia y la Cripta Güell de 10:30 a 12 h. con un concierto de música de 12 h. a 13 h. en el interior de la iglesia de Gaudí. Precios entrada: 24 € concierto + visita guiada o 16 € sólo el concierto.

Cómo llegar a la Cripta Güell
Por la A-2 hasta la carretera que va a Molins de Rei, por la Ronda litoral hasta Sant Boi de Llobregat dirección Sant Vicenç dels Horts, por la N-II hasta la salida de Sant Feliu de Llobregat y continuar hasta el desvío de Santa Coloma de Cervelló. También se puede llegar fácilmente en tren desde Barcelona con los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) Línea Llobregat-Anoia S33, S4, S8 y S9. Parada Colònia Güell. Desde Plaça Espanya se tarda ½ hora.

Aunque la joya del Baix Llobregat es la Cripta Güell puedes descubrir otros lugares modernistas interesantes en Esplugues de Llobregat  o en Sant Joan Despí. Si te interesan las colonias industriales te invito a conocer la de la Colònia de Sant Corneli y su mina.

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total