17 septiembre 2017

En tren hasta Les Grands Buffets de Narbonne

Cuando era pequeña mis primos de Francia se escapaban a “hacer un café a España”. No recuerdo una sensación más divertida, cuando pensaba que los mayores podían hacer cosas increíbles que yo veía aún muy lejanas. Así que la idea de hacer una escapada a otro país para “ir a comer” siempre ha estado latente en mis “antojos viajeros”.
Francia
Mapa de Narbonne
Hoy ponemos rumbo a Narbonne, con el único deseo de pasar unas horas perdidos en sus calles de sabor medieval y pasado romano, pero también con la clara intención de ir a comer a Les Grands Buffets. El tren de Renfe SNCF sale de la Estación de Barcelona Sants a las 9:25 h. y que en menos de 2 horas de trayecto, llega a Narbonne. El centro de la ciudad se alcanza fácilmente caminando 7 minutos desde la estación de Narbonne, situada en el nº 1 del Boulevard Frédéric Mistral.

Francia
Canal de la Robine
Podrás recorrer la Cathédrale Saint-Just et Saint-Pasteur (Catedral de Narbona), el Palais des Archevêques (Palacio Arzobispal), la Place de l’Hôtel de Ville (Plaza del Ayuntamiento donde se encuentran restos de la Via Domitia) y acercarte hasta el Canal de la Robine para contemplar desde un puente, el bello rincón del Pont des Marchands. Al otro lado del canal se encuentra el edificio que acoge el mercado: Les Halles de Narbonne. Puedes aprovechar para comprar alguna delicatessen de la gastronomía francesa o algún capricho culinario para cuando estés de regreso en España, pero recuerda ¡hemos venido a comer a Les Grands Buffets!

Narbonne
Quesos en Les Grands Buffets
A 1'6 Km. del mercado se encuentran Les Grands Buffets una “Maison” fundada en 1989 y que presume de tener uno de los buffets libres de quesos, más grandes de Europa con 45 tipos diferentes. Algunos, seguro que no los has probado, como el Saint Nectaire, Salers, Munster Fermier, Laguiole, Brillant Savarin, Comté, otros quesos son más conocidos como el Roquefort, el Parmesano, el Gorgonzola o el Emmental.

Narbonne
Surtido de foie gras y embutidos
Los distintos salones decorados de Les Grands Buffets te pretenden transportar a la época glamurosa de la burguesía de antaño, para ello se han cuidado los pequeños detalles, como por ejemplo, la presentación de los platos, bandejas y soportes de los alimentos ¡qué parecen salidos de un escaparate!.
Narbonne
Les Grands Buffets
Algunos de los platos tradicionales que se pueden encontrar en Les Grands Buffets son ancas de rana, ostras, salmón ahumado, bogavante, langosta, langostinos, mejillones, caracoles de mar, steak tartar, 6 variedades de foie gras, magret de pato, tournedos o cassoulet au confit de canard.

Narbonne
Les Grands Buffets
Además de los platos ya preparados y listos para servirte en la cantidad que quieras, en Les Grands Buffets encontrarás un espacio donde no dejan de “expedirse” platos recién hechos. Se trata de La Rostissérie donde se elaboran al momento toda clase de tortillas, carne de buey o de caballo, entrecots o costillas y otros platos asados ¡también hay verdura!
Narbonne
Fuente de chocolate
Los amantes de los dulces también están de enhorabuena, porque en Les Grands Buffets disponen de sus propios maestros pasteleros que elaboran entre 50 y 100 postres distintos. En el espacio habilitado para el dulce manjar de los dioses podrás encontrar una fuente de chocolate (lo que mojes en ella es cosa tuya), macarons, éclairs, tarta de manzana, tarta tatin, milhojas, babà al ron, tarta selva negra, mousse de chocolate, helados, crêpes, etc. La lista es interminable, casi tanto como la distancia de tus ojos al verlos y salirse de las órbitas.
Narbonne
Pasillo de vinos para servirte tu mismo
Aunque los vinos suelen ser el coste más desorbitado en la factura de un restaurante, la política de Les Grands Buffets con los vinos es la de poner al alcance del consumidor, tanto las copas de vino como las botellas, al precio que determina el distribuidor. Unos 70 vinos de Languedoc-Roussillon están disponibles para llenar tu copa y rematar una comida “à volonté”. Sólo tienes que seleccionar y pagar el vino que vayas a beber.

Les Grands Buffets
Les Grands Buffets
Les Grands Buffets dispone de varios comedores interiores y de mesas en el exterior. Cuando estuve era un día caluroso y el jardín estaba refrescado por nebulizadores de agua que refrescaban el ambiente. En este jardín diseñado por el paisajista internacional André Gayraud y con esculturas de Hervé Di Rosa, se grabó uno de los capítulos de Masterchef.
Francia
Estación de tren de Narbonne
A 1'7 Km. de Les Grands Buffets se encuentra la Estación de Narbonne de Renfe SNCF (el tren con destino a la Estació de Sants sale a las 17:33 h.). Un agradable paseo de media hora en línea recta por la Avenue Général Leclerc es suficiente para tomar el tren de regreso a Barcelona. Puedes consultar el resto de horarios en la página de Renfe SNCF.


Más información: Les Grands Buffets. Se recomienda reservar mesa con antelación (desde 1 año a 1 día). Precio del buffet libre (sin bebidas): 32,9 €. Dirección: Espace de Liberté. Rond Point de la Liberté, 11100 Narbonne. Horario: de lunes a viernes de 12 a 14 h. y de 19 a 22 h. Sábados y festivos de 11:30 a 14:30 h. y de 19 a 22 h. Teléfono: 04 68 422 001. Web: Les Grands Buffets.

La información generada en redes sociales sobre mi experiencia puede consultarse a través de los hashtags #LesGrandsBuffets #renfesncf

Agradecer a Tryptic Comunicació la posibilidad de descubrir Les Grands Buffets de Narbonne.

15 septiembre 2017

Escapada DETOX en Friburgo: La llamada de la Naturaleza Suiza


Suiza
Vista desde el Castillo de Gruyères
La Madre Naturaleza en la región suiza de Friburgo, llama a sus estresados hijos e hiperconectadas hijas, a volver a la autenticidad de las sensaciones, como cuando éramos niños. La Naturaleza ha sido generosa en Suiza y está pensada para que camines descalzo por los inmensos pastos alpinos. Pastos cubiertos de una alfombra tupida color verde salpicada de miles de flores con las que se alimentan en verano todos los rebaños de vacas.

Suiza
Vacas pastando en el Moléson
No podemos tomar a la ligera esta combinación de elementos: hierba, flores, buen tiempo y vacas, pues la ingesta de la enorme variedad floral por parte de las rumiantes lecheras, dará una leche que en invierno no acontece. Esta “leche de verano suizo” producirá un queso de temporada que se apellida “d’Alpage” (de montaña). Así que, si tienes la oportunidad de conocer Suiza en época de buen tiempo (de mayo a octubre), cuando sus vacas producen la mejor leche ¡rica en omega3!, también te aseguras de probar las diferentes clases de quesos d’Alpage que no encontrarás en invierno.

Suiza
La Maison du Gruyère
El queso Gruyère está considerado el rey de los quesos, o al menos, eso es lo que dicen los suizos. Su receta ancestral se transmite de generación en generación y se elabora con leche cruda, desde hace ya ¡9 siglos! Lo que muy poca gente sabe, es que el Gruyère es un queso sin lactosa ideal para aquellos que tienen intolerancia. En la ciudad suiza de Gruyères se encuentra La Maison du Gruyère donde se puede conocer la historia y la elaboración de este queso, así como ver en funcionamiento su quesería, todos los días del año. Las visitas (de entre 30 y 45 minutos de duración) se pueden realizar acompañados de una audioguía gratuita, disponible en 13 idiomas (incluido el español). En la tienda de La Maison du Gruyère podrás probar las diferentes variedades AOP de quesos que aquí se fabrican, comprarlos o comer en el restaurante el menú del día que cuesta 18.50 CHF (1 Franco suizo CHF equivale a 0,87 € aproximadamente).

Suiza
Buvette d’Alpage du Gros-Plané
Uno de los lugares recomendables para comer un buen surtido de quesos suizos es en la Buvette d’Alpage du Gros-Plané un restaurante ubicado en una auténtica quesería de los Prealpes construida en 1922 y que es una de las “Buvette” (pequeño establecimiento donde se sirven bebidas y comidas ligeras) más antiguas de la región de Friburgo. 4 generaciones de la familia Progin han regentado este local y elaborado sus propios quesos de forma artesanal en un entorno de auténtica naturaleza y ¡con el olor penetrante a vacas y pasto! Si te molesta el olor a vaquería es mejor que no te acerques a este lugar, pero te perderás el Vacherin, el Gruyère y el Sérac más deliciosos de Suiza.

Casa en Gruyères
Te sugiero que contemples las montañas desde el porche de madera, de una cabaña suiza y te olvides del ruido e incluso de las palabras, porque lo que verdaderamente importa es la rugosidad de la corteza de los árboles, el frescor del agua que recorre los riachuelos, el olor que se deprende de las chimeneas de las cocinas y aquel tintineo lejano de los cencerros del ganado, que se repite como un mantra y que deja los sentidos extasiados de paz. Respirar el aire puro que impregna el ambiente, es como si pudieras abrazarte a una nube de oxígeno puro ¡con carga de energía positiva extra!


Suiza
Alpes y Lago de Ginebra
Un retiro del alma, una llamada salvaje e infantil que invita a corretear como si fuéramos niños, despreocupados de todo lo que no está presente en ese preciso momento. Reírnos con las cosquillas que producen miles de mariposas en la palma de la mano. Alejarse de las carreteras en busca del silencio del paisaje montañoso, para escuchar a sus habitantes o, el ulular de las aves nocturnas.

Suiza
Cabras en la cima del Moléson
Desintoxicación urbana en la región de Friburgo, pero también desconexión. Pisar Suiza es pisar la Casa de Heidi, es tumbarse en la hierba e imaginarte formas dibujadas en las nubes. Pisar Suiza es observar y seguir a hurtadillas a una simpática cabra en la cima del Moléson, hasta que alguien un poco más adulto que nosotros, te llama para ir a comer o a atender en las tareas de la granja.

Suiza
Casa en Gruyères
¿Por qué no? Por un momento deseo hundir mis manos en una masa de pan de centeno, cuya receta permite que el pan se conserve durante 3 años: el Walliser Roggenbrot ¡es un pan qué tiene mucha miga! Quiero quedarme con esa sensación de cosquilleo en la nariz al moler la harina fina de maíz del Valle de Galtern y fabricar mi propio queso Gruyère d’Alpage a los pies del Monte Moléson para llevarme a casa un pedacito de gastronomía, saber hacer y tradición suiza.

Suiza
Ascensión en funicular a la cima del Moléson

Moléson-Sur-Gruyéres sirve de puerta de entrada al símbolo prealpino de la región de Friburgo: el Moléson (un gigante de 2.002 metros de altura que acoge la estación de esquí más importante de la zona). El ascenso al Moléson se realiza en dos tiempos gracias a un funicular y un teleférico que permiten contemplar un hermoso paisaje de rocas y agua, y es que desde la cima del Moléson, es posible contemplar los Alpes y el Lago de Ginebra. El precio del Forfait completo cuesta 30 CHF.
Suiza
Teleférico en la cima del Moléson
Quizás mi regreso a la infancia perdure un poco más y sólo tenga que sacar el adulto en la región de Friburgo, para probar la antigua bebida prohibida: la absenta. Dicen que la absenta tiene propiedades medicinales debido a sus 3 principales ingredientes: el ajenjo, el anís y el hinojo. La historia de la absenta también está vinculada a la liberación de la mujer del siglo XIX, de una manera u otra, las señoras tenían permiso para beberla, gracias al color blanco discreto y respetable de la bebida. ¡Yo también quiero liberarme en Suiza!

Praz
Viñedos del Monte Vully
La ventaja de ser adulto, en mayor o menor medida, es que puedes descubrir uno de los viñedos más pequeños de Suiza ubicados junto al Lago Murten y probar los diferentes vinos que elaboran los 24 viñedos del Monte Vully. Si quieres probar vinos como el Freiburger, Traminer, Riesling Sylvana o Chasselas puedes hacer una cata y visita en diferentes bodegas. Yo me enamoré del Chasselas y el Pinoit gris en la Cave du Vieux de Praz.

Suiza
Lago de Montsalvens en Broc
Me escapo de las tareas diarias en la granja para descalzarme de nuevo ¡qué manía! Necesito la caricia de los prados verdes suizos llenos de margaritas. Dicen que en la región prealpina de Friburgo hay magníficos senderos para senderistas, ciclistas, alpinistas y amantes de la naturaleza en general. Además de perderse por senderos rodeados de hierba, en Alp Tsermont encontrarás tal cantidad de hierbas medicinales y flores, que las vacas de aquí producen la mejor leche para la elaboración de quesos. Unos quesos ricos en ácidos grasos omega3 y que se conservan, sorprendentemente, aunque el queso se caliente en una deliciosa fondue o el queso permanezca mucho tiempo almacenado.

Suiza
Concierto de Cuernos de los Alpes en Moléson-Sur-Gruyéres

Desde bien temprano de la mañana, en Alp Tsermont, resuena la actividad de las queserías como si fuera una melodía, un concierto a 1.500 metros de altitud con el aforo completo de enormes vacas ¡vacas suizas!. Vuelvo corriendo con los zapatos en la mano con el caprichoso deseo de ordeñar una de esas vacas blancas con manchas negras ¿o son vacas negras con manchas blancas? Deseo lavarme las manos en uno de esos riachuelos suizos bordeados de flores y de hierba fresca y esperar mi turno en un taburete de madera mientras miro hacia el trintsâbyo; una estancia donde se encuentra un caldero de cobre con capacidad de 800 litros de leche y que pende situado sobre un fuego de leña, listo para elaborar queso.

Suiza
Prealpes y Lago de la Gruyère desde el Restaurante Romantik Hôtel Le Vignier
Mis recuerdos me llevan al tazón de leche que te deja un bigote pintado de color blanco y la maravillosa Double Crème que aquí en Suiza es como una institución. Puedes comerla a cucharadas directamente desde los boles de madera donde la sirven, ponerte Double Crème en el café, hacerte una rebanada de pan con una loncha de queso Gruyère, mermelada casera y Double Crème para desayunar, cubrir los deliciosos “Meringue de Gruyères” (merengues ligeros y con la perfecta dosis de dulzor) o rociarla encima de los helados, créeme, la Double Crème en Suiza está por todas partes. La mejor Double Crème que probé en este viaje se encuentra en el Restaurante Romantik Hôtel Le Vignier que además de ofrecer unas maravillosas vistas de los Prealpes y el Lago de la Gruyère, por 10 CHF tienen los mejores “Meringues et crème de la Gruyère”.

Suiza
Fondue Moitié-Moitié y Fribourgeoise en Buvette d’Alpage Chez Boudji
Tras la dura jornada laboral suiza (¿y para qué negarlo?, incluso divertida) llega el momento apaciguante de la cena ¡y no de cualquier comilona! si no de la maravillosa Fondue que brota de la olla caquelon frotada con un diente de ajo y donde se funde una mezcla de 50% queso Gruyère y 50% queso Vacherin, mezclados con un aromático vino blanco. A esa mezcla se conoce con el nombre de “Fondue Moitié-Moitié” (mitad y mitad), aunque en la Región de Friburgo la auténtica fondue es la de 100% queso Vacherin y se conoce con el nombre de Fribourgeoise. Nos encontramos en Buvette d'Alpage Chez Boudji (Broc), una Buvette donde nos recomiendan no beber nada que lleve burbujas mientras comemos la fondue y nada de agua durante la hora y media después de haber comido, para evitar que la fondue se vuelva indigesta. ¡Así que toca beber mucho vino suizo!

La cena se ralentiza a medida que removemos lentamente la mezcla con nuestro taco de pan atravesado en un pincho largo y estrecho. Siempre en la misma dirección para no perder el trozo de pan o de patata hervida, mezclamos el queso hasta dejarlo cremoso y vigilando a nuestros compañeros de mesa, pues el que pierda dentro de la fondue el contenido de su pincho, deberá pagar la fondue de todos.

Suiza
Castillo de Gruyères
Sólo queda sumergirnos en un profundo sueño reparador, al estilo de las marmotas que se encuentran en los valles alpinos de Suiza.
-          Señorita, señorita, despierte. Estamos llegando a Suiza.
-          ¿Cómo dice?
-          El vuelo que salió hace 1 hora y 40 minutos de Barcelona está llegando al aeropuerto de Zúrich.
La azafata de Swiss me despierta de mi sueño. Desde el aeropuerto de Zúrich abordaré un tren de los Ferrocarriles Suizos SBB y pondré rumbo a la ciudad de Friburgo, pero esa es otra aventura que os contaré más adelante.



Toda la información generada en redes sociales durante este viaje puede consultarse a través del hashtag #ENAMORADOSdeSUIZA y #FribourgRegion. Agradecer a Elena Affeltranger y a Maria Muniz de Friburgo Región la invitación a este viaje de prensa para descubrir un pedacito de Suiza.

14 julio 2017

La Menorca de la cultura Talayótica



Ruta Talayótica
Necrópolis de Cala Morell
A finales del II milenio a.C., en la isla de Menorca, nacía la Sociedad y Cultura Talayótica. Caracterizada por realizar grandes construcciones de piedra de carácter ritual y de ostentación, encontramos 3 tipos de elementos constructivos: naveta, taula y talayot.

El conjunto de yacimientos prehistóricos de Menorca se han presentado este año como única candidatura del territorio español a Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, aunque por desgracia, la candidatura ha sido rechazada. La Menorca Talayótica, está compuesta por un treintena de monumentos:

  • Cornia Nou
  • Cova des Càrritx
  • Es Castellàs des Caparrot de Forma
  • Hipogeo de Biniai Nou
  • Hipogeo de Torre del Ram
  • Monumento de na Comerma de sa Garita
  • Naveta de Biniac Oriental
  • Naveta des Tudons
  • Navetas de Rafal Rubí
  • Necrópolis de Cala Morell
  • Necrópolis y Es Castellet de Calescoves
  • Poblado de Cala Morell
  • Poblado de Son Mercer de Baix
  • Poblado talayótico de Binissafúller
  • Poblado talayótico de Montefí
  • Poblado talayótico de Sa Torreta
  • Poblado talayótico de Sant Agustí
  • Poblado talayótico de Torralba d'en Salort
  • Poblado talayótico de Torrellafuda
  • Poblado talayótico de Torretrencada
  • Sa Cudia Cremada
  • Sala hipóstila des Galliner de Madona
  • Sepulcro de Son Olivaret
  • Ses Roques Llises
  • So na Caçana
  • Talayot de Torelló
  • Talayot de Trebalúger
  • Taula de Torrellisar
  • Torre d'en Galmés
  • Trepucó

Junto con Turismo de Menorca y Baleària pudimos visitar los siguientes emplazamientos:

Naveta des Tudons
Menorca
Naveta des Tudons
Las navetas funerarias de Menorca son parecidas a los sepulcros megalíticos, tienen forma de nave invertida y fueron utilizadas en la Edad de Bronce. Una de las que pude visitar y que está considerada como la más grande y mejor conservada de Menorca es la Naveta des Tudons. Se encuentra a 4 Km. de Ciutadella y durante su excavación se encontraron restos funerarios de un centenar de individuos. El lugar fue utilizado como tumba megalítica colectiva desde el año 1200 al 750 a.C. Los objetos encontrados durante las excavaciones como brazaletes de bronce y botones de hueso y cerámica se encuentran expuestos en el Museu de Menorca de Maó.

La Naveta des Tudons fue construida con grandes bloques de piedra caliza y sin ningún material que sirva para adherir las piedras. Si os fijáis bien, en la fachada principal, falta una piedra.

Leyenda de la Naveta des Tudons
Ruta Talayótica
Naveta des Tudons
Cuenta una leyenda antigua que dos gigantes se enamoraron de la misma mujer. Para poder elegir con cual se casaría, se retó a los gigantes a construir un objeto útil para la humanidad. Uno de ellos eligió hacer un pozo de agua y el otro un gran edificio. El primero que terminara se casaría con la mujer. Cuando el gigante que construía el edificio estaba a punto de terminar (sólo le faltaba poner la última piedra), oyó como el otro gigante tocaba el agua de su pozo. Enfurecido, el gigante le lanzó la piedra que tenía en la mano y mató al gigante del pozo. Dicen que el gigante de la Naveta arrepentido se quitó la vida y que la mujer nunca llegó a casarse. La piedra que falta en la Naveta des Tudons quedó para siempre dentro del pozo de agua y la mujer fue enterrada en la Naveta.

La Naveta des Tudons cuenta con dos alturas, la superior se cree que se utilizaba para preparar los cuerpos para su entierro, mientras que la inferior servía de osario y recinto para ofrendas. El edificio principal está rodeado por un pequeño muro de piedra con dos puntos de acceso. En el momento de mi visita campaban alegremente un grupo de terneras.

La entrada es de pago.

Necrópolis de Cala Morell

Ruta Talayótica
Necrópolis de Cala Morell
Un increíble conjunto de 15 cuevas excavadas por el hombre en la roca, te esperan en la Necrópolis de Cala Morell. Se encuentran a 9 Km. de Ciutadella y fueron utilizadas como lugar de enterramiento desde la Edad de Bronce (alrededor del año 1.800 a.C.) hasta el siglo II d.C. y como vivienda hippie hasta bien entrado el siglo XX. Hoy permanecen como vestigios de la misteriosa Cultura Talayótica.


Menorca
Hipogeo de la Necrópolis de Cala Morell
Del conjunto destaca el friso cincelado del dintel y los laterales con jambas en relieve, de uno de los orificios, que a modo de ventanal reciben al visitante en el hipogeo principal. En el interior de este hipogeo se pueden ver varias columnas con capiteles en forma de “taula”. Algunas de las cuevas presentan orificios más pequeños a modo de hornacinas llamadas “capades de moro” que quizás sirvieron para depositar ofrendas, antorchas, urnas funerarias o simplemente se utilizaron como osario.


Ruta Talayótica
Necrópolis de Cala Morell
Algunas de las cuevas presentan depósitos para recoger agua en forma de abrevaderos, pero fueron tallados en la roca en siglos posteriores a la Cultura Talayótica. De hecho, una de las cuevas fue sellada y utilizada como depósito de agua del que aún se conserva el agujero superior de entrada. Se recomienda entrar en las cuevas y descubrir los diferentes elementos constructivos. Bancos o altares, columnas, hornacinas o nichos forman parte del misterio que envuelve este lugar del que se desconoce por ejemplo, los rituales de enterramiento que se practicaban. Se puede recorrer la parte superior de las cuevas y asomarse a ver el acantilado.

La entrada es gratuita.

Poblado Naviforme de Son Mercer de Baix
Menorca
Sa Cova des Moro
El Poblado Naviforme de Son Mercer de Baix se encuentra situado a 6 Km. de Ferreries y está considerado el poblado más antiguo de Menorca. Sa Cova des Moro es el edificio mejor conservado del conjunto, a pesar de que le falta la mitad de la parte delantera. El techo de esta naveta se construyó con grandes losas de piedra, algo excepcional ya que en general los techos eran un entramado de vigas realizadas con ramas y tierra. El interior de Sa Cova des Moro conserva tres columnas que separan el espacio en dos.

Menorca
Poblado Naviforme de Son Mercer de Baix
Diseminadas por el terreno se pueden ver varias construcciones bastante deterioradas nos hacen pensar en cómo debía ser el poblado entre el 1.400 y el año 1.000 a.C. Lo que no deja lugar a dudas es que sus habitantes disfrutaban de un hermoso paisaje y de abundante agua. A escasos metros se puede contemplar el barranco fluvial de Barranc de Son Fideu.

La entrada es gratuita aunque hay que cerrar las vallas que nos vayamos encontrando ya que atravesaremos campos de cultivo y de pasto. El acceso al lugar exige un buen calzado, lo mejor es no calzar tacones ni chancletas de playa.

D.O. Maó
Queso artesano de Son Mercer de Baix
Se recomienda comprar Queso artesano de Son Mercer de Baix (11'8 €/Kg. Queso semi-curado y 12'8 €/Kg. Queso curado) la quesería familiar que se encuentra a la entrada del recinto arqueológico. Aquí se elabora el queso Mahón-Menorca con Denominación de Origen en diferentes tamaños y grados de maduración. Al igual que los primeros habitantes del Poblado Naviforme de Son Mercer de Baix, el ganado, la agricultura y la recolección de los productos que da la tierra sigue siendo la actividad económica de este lugar.

Para los amantes de la arqueología y las grandes civilizaciones no les será muy difícil reconocer en las construcciones de la Menorca Talayótica, similitudes constructivas con Micenas, las cuevas de Capadocia o los templos megalíticos de Malta. Salvando las distancias, Menorca posee atractivos suficientes para realizar una pequeña escapada cultural, gastronómica y paisajística.

Cómo llegar a Menorca
Barcelona
El buque Martín i Soler de Baleària anclado en el Puerto de Barcelona
Uno de los problemas de Menorca en temporada alta es que se hace muy difícil encontrar coches de alquiler para recorrer la isla. Así que, depende en que temporada realices el viaje y aunque el avión sea un medio de transporte más rápido, quizás haciendo números de lo que cuesta el billete de ida y vuelta y el coche de alquiler, te salga mejor ir en barco. Baleària propone llegar a la isla con tu propio coche embarcándolo en una de sus naves.

Nosotros embarcamos a las 22:30 h. en el Puerto de Barcelona en el buque Martín i Soler que llega a Ciutadella a las 8 de la mañana. La ventaja es que pasas el trayecto durmiendo en el barco y puedes aprovechar hasta el último momento tu jornada laboral y todo el tiempo libre en Menorca. El regreso lo hicimos en otro buque de la empresa, llamado Dénia Ciutat Creativa, que zarpa a las 21:30 h. y llega a Barcelona a las 6:30 h. con lo que se puede aprovechar muy bien un fin de semana en modo escapada.


Ferry
Camarote del Dénia Ciutat Creativa
Los buques de Baleària disponen de acomodación en butaca de dos tipos: Turista y Superior (la diferencia de precio de las butacas ronda los 20 €), es la forma más económica de viajar, pero la butaca Superior es mucho más cómoda. Si te lo puedes permitir, los camarotes te asegurarán un buen descanso. Los ferries de Baleària intentan ofrecer todos los servicios de un crucero para que disfrutes de tu viaje incluso antes de llegar a Baleares.
Gastronomía en Baleària
También es posible disfrutar de la gastronomía en los buques de Baleària
Aquí encontrarás: Restaurantes (self-service y a la carta con distintos tipos de menús: vegetariano, apto para celíacos, plato único, menú infantil o menú del día por 11'95 €), bares, cafeterías, zonas de relax en cubierta, tiendas, piscina, sala de cine, zona de juegos para niños (durante los meses de verano en los buques de Baleària se ofrecen programas de entretenimiento a bordo con actuaciones de magia, espectáculos, fiestas, conciertos, talleres para niños con monitores y en general ¡animación para todos los públicos!). También encontrarás zonas para que viajes con tu mascota con jaulas acondicionadas (10€ por trayecto y mascota).


Rutas Baleària
Rutas Baleària
Baleària también conecta diariamente otras ciudades españolas como Almería, Málaga, Ceuta, Dénia o Valencia con Ibiza, Mallorca o Menorca. A través de la página web de Baleària puedes encontrar combinaciones de viaje más hotel desde 70 € la noche o más apartamento por una semana por 300 €.

Puedes consultar el material subido en redes sociales durante este viaje a través del hashtag #BaleariaMenorcaT

02 junio 2017

La Sinagoga del Agua murmura destellos de luz



La rocambolesca historia de la Sinagoga del Agua empieza como lo haría un milagro, en la dificultad de concebirse y creer que es cierto, aunque se esté dentro de sus paredes. Fernando Crespo es el responsable de este descubrimiento milagroso, un constructor de edificios, que un buen día del año 2007, decidió comprar un par de viviendas y una peluquería en la ciudad de Úbeda, provincia de Jaén. La idea inicial era derribar los inmuebles y construir una serie de apartamentos, una de esas normativas que protegen el Patrimonio, aunque sea por cubrir el expediente, le obligaba a conservar la fachada de la Calle Roque Rojas.


Caminos de Sefarad
Interior de la Sinagoga del Agua
Aquí empezó a obrarse el milagro, el derribo no pudo hacerse de forma total e implacable. Tras las paredes encaladas y cubiertas de azulejos multicolores, de las diferentes estancias, empezaron a brillar otras piezas que despertaron la sospecha de que algo mucho más importante que una cocina o un comedor, había permanecido escondido y olvidado. Al igual que ocurre cuando se descubre un mapa pirata ¡que promete un gran tesoro para aquel que lo busque y también, lo encuentre!, los planes constructivos de Fernando Crespo, dieron un giro inesperado. El constructor era aficionado a las antigüedades y milagrosamente aquellos cascotes susurraban muy calladamente que formaban parte de algo mucho más importante que una vivienda, donde ya no vive nadie.


Caminos de Sefarad
Agua cristalina brotando en un pozo de la Sinagoga del Agua
La demolición de aquel lugar debía hacerse con detenimiento, fue así como se empezaron a separar los escombros, tras los ojos atónitos de algunos trabajadores. Una pila de tablas de madera por aquí, unos cuantos capiteles por allá, restos de pinturas también guardadas. La creencia de que allí, las piedras llevaban un mensaje más grande que el que pueda entender un incrédulo o alguien carente de sueños, llevó, tras 2 largos años, a Fernando Crespo, al borde de la ruina. ¿Os imagináis qué es seguir tu intuición, cuando todo el mundo te llama loco y te invita a abandonar?


Caminos de Sefarad
Techo de madera decorado de la Sinagoga del Agua
Además de las piedras, en Úbeda también hablaban sus habitantes, los trabajadores de aquella casi “demolición”, comentarios en los bares, charlas de unos, cotilleo de otros, las palabras se volvieron oración y llegaron a oídos de algunos estudiosos de la antigua Sefarad, nombre con el que se denominaba la Península Ibérica entre la comunidad judía. Milagro fue que tras ese bache, apareciera un ángel y se pusiera en manos de lo inexplicable, la sensibilidad. El amor por la historia luchaba extenuado con la sinrazón del sistema burocrático y las trabas administrativas. El poder de lo divino combatía ferozmente con los bancos sin alma, la envidia y las habladurías pueblerinas. La burocracia de esta España nuestra estuvo a punto de silenciar a unas piedras que ahora cantan.


Caminos de Sefarad
Dovela de la Puerta del Alma, Sinagoga del Agua
A la Sinagoga del Agua se entra por la Puerta del Alma, una entrada que te despoja de prejuicios y que te invita a abrir la mente a un mundo subterráneo y desconocido lleno de luz. Pero antes que desvelemos el alma de este lugar, te invito a descubrir, desde el mismo espacio que sirve de entrada, recepción de visitantes y tienda, el susurro de las piedras de la Sinagoga del Agua. Como muestra de una destrucción convertida en conservación, en la pared destaca una pieza sobre las demás. Fijaros en su dibujo cincelado porque grita atrapada que aquél no es su lugar, pero al menos ¡está viva! Ha sobrevivido a siglos de olvido.


Úbeda
Sala de los Testigos
En el primer espacio al que accedemos en nuestra visita se ha instalado un antiguo despacho que te transporta al siglo XV: pergaminos, bargueños, imágenes religiosas, brocales centenarios que parecen que puedan llenar de agua fresca, las tinajas que transporta una bella doncella que está a punto de llegar. No es un espacio propio de una sinagoga, pero automáticamente mi mente recuerda que justo en el edificio de al lado, sobre el dintel de la puerta, hay cincelado en piedra, el símbolo del Santo Oficio. ¡Ay, mente caprichosa! mi imaginación me transporta rápidamente al despacho del inquisidor, dispuesto a juzgar nuestra fe, incluso la conveniencia, de si nuestra presencia es permitida: - ¡Pardiez, ¿qué hacen aquí vuestras mercedes?!


Úbeda
Columnas en la Sala de las Tres Culturas
Tras cruzar un arco apuntado, se accede a la llamada Sala de las Tres Culturas, donde se exponen diferentes piezas encontradas aquí, con otras pertenecientes a otros lugares y que sirven para recordar que judíos, musulmanes y cristianos convivieron durante siglos, hablando la lengua de la tolerancia. Un fuste de piedra arenisca con capitel cincelado con 7 ramas nos recuerda al candelabro judío o Menorah. Mientras que una puerta con el símbolo de una mano y una Estrella de David nos invita a abrirnos al asombro. Nos encontramos en un patio interior desaparecido que a pesar de ello conserva su principal utilidad: la de servir de acceso a los distintos espacios de la Sinagoga del Agua.


Úbeda
Cantina de las Tinajas
Es así como aquí encontramos unos peldaños que sirven de acceso al Pasadizo de la Luna, una escalera sube a la Galería de Mujeres, uno de los espacios más importantes descubiertos en la Sinagoga del Agua. El lugar reservado para las mujeres, llamado azará, solía estar ubicado en una galería cubierta por celosías. Otra escalera desciende a la Cantina de las Tinajas donde antiguamente se almacenaba aceite, aceitunas y vino kosher, apto para la comunidad judía.
Caminos de Sefarad
Puerta del Alma en la Sinagoga del Agua
Ha llegado el momento de traspasar la Puerta del Alma, decorada con un arco apuntado cincelado y del que formaba parte la primera piedra que nos ha hablado en la entrada ¿la recordáis?. Sobre la puerta se encuentra el símbolo de la fe judía, la Estrella de David y a la derecha de la hoja de madera que se abre a un mundo desconocido, una ranura guarda el Mezuzá; un pergamino con versículos de la Torá escritos y que toda vivienda hebrea debe atesorar. Si estáis preparados para dejar atrás la ignorancia y abrirse a la sabiduría, traspasa entonces, la Puerta del Alma.
Úbeda
Sala Principal de la Sinagoga del Agua
Estamos entrando en la Sinagoga del Agua, un espacio espiritual donde las piedras no hablan, susurran hermosas plegarias, recogen la historia de súplicas y oraciones olvidadas, son los susurros de una fe, los que pueden cambiar el alma. Ya va siendo hora de iluminar la oscuridad y entrar en la Sinagoga de Úbeda, buscando el árbol Babilónico cuyo tronco lleno de ramas nos traen un poco más de luz.


Caminos de Sefarad
Sala Sinagogal de la Sinagoga del Agua
Lugar de oración, oración y silencio, silencio y tiempo.... Quizás es el momento de pensar en todos esos espacios que como cubos fueron encajando y tapando este templo religioso hasta olvidarse por completo. La Sala Sinagogal, donde nos encontramos, es el espacio de mayor tamaño de todos los que visitaremos. Servía para acoger a la comunidad judía que se acercaba hasta aquí para escuchar la lectura de la Torá. Hoy un armario o hejal guarda los rollos sagrados manuscritos de la Torá, ya que sin ellos, no sería una auténtica sinagoga.

Nos falta aún un descubrimiento, un último tramo que baja hasta las profundidades de la religión. Al igual que un peregrino caminando hacia Tierra Santa, el acceso se convierte en un desfiladero rocoso, un espacio excavado en las entrañas de un templo religioso, de camino hacia el último espacio energético de la Sinagoga del Agua: el Mikveh, su baño purificador.


baño purificador
Mikveh de la Sinagoga del Agua
La estancia que acoge el Mikveh de la Sinagoga del Agua estaba lleno de escombros cuando Fernando Crespo decidió ir en busca de respuestas. En la actualidad luce una enorme bóveda de cañón que se asemeja a la bóveda celeste, cubriendo el cielo y protegiendo a todos los que quieran sumergirse en la limpieza ritual del agua. El agua como elemento purificador del alma, del cuerpo, curiosamente para todas las religiones cristianos, musulmanes y judíos se purifican con agua antes de la oración. El aire, la luz y el fuego, también son elementos que están presentes en la Sinagoga de Úbeda y sino, os invito a deshacer vuestros pasos, e ir en busca de todos ellos, a través de las siete salas que acabáis de recorrer.

Salimos a la superficie hechizados por cada uno de los siete pozos que encontramos en la sinagoga, de nuevo el número siete. En la Sinagoga del Agua eres consciente de lo que un hombre con sueños es capaz de construir, mientras los hombres con dinero, son capaces de destruir hasta los sueños que no se dicen.




Durante el solsticio de verano, en la Sinagoga del Agua tiene lugar un milagro de luz que no ocurre en otra época del año. Los rayos del sol entran en el Mikveh y lo inundan, mientras la luz baja por los escalones hasta tocar el agua.



Más información: Sinagoga del Agua. Dirección: Calle Roque Rojas 2, 23400 Úbeda. Horario: diariamente de 10 a 14 h. y de 16 a 19 h. Entrada: 4'5 €. Web: Sinagoga del Agua www.sinagogadelagua.com.



Gracias a Andrea Pezzini de ARTIFICIS Servicios Turísticos y culturales por guiarnos en el interior de un mundo mágico.

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total