Ir al contenido principal

Qué ver en Esplugues de Llobregat

En Esplugues de Llobregat te esperan dos museos vinculados con el modernismo catalán y un monasterio con un claustro gótico del siglo XVI que sorprenden que se hayan conservado hasta nuestros días.

La Rajoleta
La Rajoleta
El Museo de la Cerámica “La Rajoleta” se encuentra situado en la antigua fábrica de cerámica Pujol i Bausis que desde 1874 empezó a suministrar la cerámica modernista de los edificios construidos por Antoni Gaudí, Lluís Domènech i Montaner, Josep Puig i Cadafalch o Enric Sagnier. Se han conservado varios hornos, una chimenea de 22 metros de altura y edificios que hicieron posible que el barro se convirtiera en elemento decorativo de gran valor.

La Rajoleta
Izquierda: Horno de botella. Derecha: Horno tipo árabe
Desde el 2002 el Museo de la Cerámica “La Rajoleta” es un Centro de Interpretación de la historia y la producción cerámica de entre los siglos XIX y XX. Aquí podrás aprender más sobre la diferencia entre un horno tipo árabe, un horno de porcelana o un horno de tejas y ladrillos. Lo primero que llama la atención a la entrada son los dos hornos de botella para la cocción del gres y porcelana construidos entre 1913 y 1914. Se utilizaba carbón como combustible y alcanzaban temperaturas de cocción entre 1200 y 1300 ˚C.

La Rajoleta
La Rajoleta
En el interior del museo verás baldosas y cerámicas que recuerdan a las de la Casa Lleó Morera, Casa Amatller o Park Güell de Barcelona y a la casa de Puig i Cadafalch de Argentona o la Casa Coll i Regàs de Mataró, no en vano aquí se coció gran parte de la cerámica que se encuentra en las joyas arquitectónicas modernistas de Catalunya. Por último, te espera el impresionante descenso a dos hornos árabes que se encuentran a 9 metros de profundidad.

Más información: Dirección: Passatge Puig d’Ossa s/n, 08950 Esplugues de Llobregat. Teléfono: 93 470 02 18. Horario: de martes a sábado de 10 a 14 h. Domingos y festivos visitas guiadas a las 11 h. y a las 13 h. Lunes cerrado.

Can Tinturé
El Carrer de l’Església nos acerca hasta Can Tinturé; una casa señorial construida en 1898 en estilo neoclásico por el arquitecto Claudi Duran i Ventosa como vivienda familiar del alcalde Joan Tinturé i Campreciós (1866-1915). Desde el 2003 acoge la colección de azulejos de Salvador Miquel (1900-1983), un entusiasta de la “Rajola de mostra” (azulejo seriado o azulejo de muestra) del siglo XVIII y XIX. La “Rajola de mostra” en grupo de dos, cuatro o dieciséis forman un motivo geométrico o vegetal completo. La colección empezada en 1922 se convirtió pronto en la “Rajoloteca Salvador Miquel” con 3.100 muestras de baldosas medievales, renacentistas y barrocas que en la actualidad forman el primer museo dedicado al azulejo de muestra del mundo.

Can Tinturé
Can Tinturé
Desde 1999 la colección de azulejos de Salvador Miquel se encuentra en Can Tinturé. En la planta baja se presenta la figura del coleccionista Salvador Miquel, junto a las rutas comerciales de la cerámica, las particularidades de la cerámica medieval catalana y la evolución de la baldosa durante el Renacimiento. La primera planta está reservada para los diseños más populares de baldosas y las distintas modas que se sucedieron desde el siglo XVIII al XIX, algunas de ellas proceden de la fábrica Pujol i Bausis, conocida como “La Rajoleta”, nuestra próxima visita.

Más información: Dirección: Carrer de l’Església 36, 08950 Esplugues de Llobregat. Teléfono: 93 470 02 18. Horario: de martes a sábado de 17 a 20 h. Domingos y festivos de 10 a 14 h. Lunes cerrado.

Can Casanovas
Can Casanovas
Por último, no nos podemos ir de Esplugues de Llobregat sin visitar el Monestir de Santa Maria de Montsió que se encuentra ubicado en lo que era una antigua masía catalana conocida con el nombre de Can Casanovas construida en 1902 por el arquitecto Antoni M. Gallissà (1861-1903) en estilo modernista. De esa época es la tribuna de ladrillo con arcos apuntados y decorada con azulejos de cerámica.

Monestir de Santa Maria de Montsió
Monestir de Santa Maria de Montsió
En 1947 una comunidad de monjas dominicas de clausura, se trasladaron de la Rambla de Catalunya hasta aquí, trayéndose consigo un claustro gótico del siglo XVI de dos pisos que ya había sufrido un traslado anterior en 1888 desde su lugar de origen; la Plaça Santa Anna de Barcelona. En uno de los muros del claustro puede verse una fuente gótica de piedra construida a mediados del siglo XV.

Más información: Dirección: Carrer de l’Església 82, 08950 Esplugues de Llobregat. Teléfono: 93 371 00 45. Horario de visitas al claustro: último domingo de mes de 11 a 13 h.

Cómo llegar a Esplugues de Llobregat desde Barcelona

Baix Llobregat

Con el tranvía de la línea 1, 2 y 3 del Trambaix se llega desde la parada Francesc Macià de Barcelona a la Parada Pont d’Esplugues (situada entre la Avinguda de Cornellà y la esquina del Carrer de Laureà Miró y el Carrer d'Emili Juncadella) en 20 minutos.

Si quieres seguir descubriendo el Baix Llobregat, a 8 paradas del TRAM (13 minutos) puedes bajarte en la Parada Bon Viatge de la línea 1 y 2 y descubrir la ruta Jujol por Sant Joan Despí o recorre la ruta modernista de Sant Feliu de Llobregat

Hay descuentos disponibles para los usuarios de la Ruta del Tram del Baix Llobregat en museos, restaurantes y actividades familiares que puedes consultar en su web.

Toda la información generada en Redes Sociales sobre Turismo en el Baix Llobregat puede consultarse con el hashtag #RutadelTram #TurismeBaixLlobregat y #BaixLlobregat

Comentarios

Los viajes más populares

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

Recorrido por Cáceres: nos adentramos en su muralla

Qué ver dentro de la Muralla de Cáceres En el interior de la muralla de Cáceres te esperan hasta treinta edificaciones que merecen un punto y aparte en un recorrido por la ciudad. El texto que viene a continuación es más largo de lo que acostumbro a escribir en el blog, pero sé que muchos vais a querer disfrutar de una escapada completa a Cáceres . Así que he recogido en una ruta algunos de los edificios y lugares que más me gustaron, ya sea por su historia, delicadeza constructiva o valor patrimonial. Para los que os agoten las palabras podéis dividir el texto por núcleos de interés, concretamente por plazas, así volveréis para recorrer Cáceres una y otra vez, sin agotaros. Feliz lectura. A la izquierda la torre del Palacio Toledo-Moctezuma y a la derecha patio del Palacio de Carvajal - El Palacio Toledo-Moctezuma . El edificio original fue construido entre los siglos XIV y XV en estilo renacentista, aunque sufrió grandes reformas a finales del siglo XVI por ord

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color