Ir al contenido principal

Parc Animalier des Pyrénées: protegiendo la vida


Los zoológicos, tal y como los conocemos, deben desaparecer. Los animales hacinados en jaulas con barrotes, metidos en pequeños espacios sin verdor, soportando el ruido y la polución de las ciudades no es a mi entender, proteger una vida. Para los amantes de los animales en libertad es difícil entender como conservamos estas instalaciones obsoletas, de soledad, almacenaje y tan alejadas de la vida natural.

En el Parque de los Animales de los Pirineos parecen haber entendido las ventajas de la semi-libertad. Ubicado en un paraje natural con vegetación y clima autóctonos, se han reunido a una gran variedad de animales originarios del Pirineo. De esta manera osos, lobos, ciervos, corzos, rebecos, marmotas, linces, cabras montesas, ardillas rojas, cigüeñas, flamencos rosas o nutrias, viven en un espacio en plena naturaleza, limpio y seguro.

Serge Mounard, el responsable del Parc Animalier des Pyrénées, nos da la bienvenida al grupo de blogueros que ha sido invitado por la Oficina de Turismo de Altos Pirineos. El recorrido comienza en la “pajarería”, un singular rincón donde las aves sobrevuelan a corta distancia la cabeza de los visitantes. Garzas y gráciles aves zancudas de blanco plumaje desfilan ante nuestros ojos. El sonido no queda distorsionado ya que alrededor árboles y plantas conviven en su hábitat. Un grupo de flamencos rosas, adormilados en perfecto equilibrio, descansan a un lado, mientras cigüeñas y otros pájaros (abejarucos, roqueros rojos, etc..) que habitan cerca de nuestros jardines se prestan a ser observados detenidamente.

Seguimos hasta el lugar donde viven Tarka y Luna una singular pareja de nutrias; las más grandes de su especie con más de un metro de longitud. Sus juegos y movimientos de pesca deja a todo el mundo embobado. Una cristalera más o menos subterránea facilita la visión bajo el agua de las nutrias y muestra la rapidez con la que se deslizan estos mustélidos en busca de comida.

El siguiente espacio que encontramos acoge a unos pequeños corzos de delicadas formas, están tan cerca que es posible observar sus diminutas cornamentas peludas, pero lo mejor está por llegar, se trata del lugar donde Pilou, Noisette y Milka; unas simpáticas marmotas, reciben al visitante y donde es posible tocarlas y darles de comer. El momento nos llena de felicidad a todos y se nos hace difícil proseguir y dejar tan entrañables y lamedores amigos (momento: ¡Qué me gusta un bicho!.

Bellos ejemplares de zorros y linces nos van abriendo boca para llegar hasta el lugar donde Baloo y su pareja Canela conviven con sus dos retoños; es una familia de osos pardos que se muestran tan cerca que casi se podrían tocar, pero ¡cuidado! estamos delante de animales salvajes de más de 100 kilos de peso.

Un numeroso grupo de suslik europeos; unos roedores inquietos y que se zambullen sin parar en su madrigueras, protegen la entrada del Hotel de Insectos un alojamiento de lujo con docenas de flores que hacen las delicias de sus diminutos huéspedes.

Ardillas rojas, tórtolas, conejos, cabras, aves rapaces, rebecos, completan este variado recorrido por la fauna de la región pirenaica. Llegado a este punto descubrimos la Cabane du Trappeur (la Cabaña del Trampero) un alojamiento inusual situado dentro del parque donde es posible dormir junto a una manada de lobos grises. Sentir la vida salvaje, el misterio y conocer un poco mejor la vida de Terciopelo y Zafiro la pareja dominante de la manada que se muestran detrás de una terraza acristalada. Confesiones a la luz de la luna para ambas especies ¿quién aullará más alto esta noche?

En el Parc Animalier des Pyrénées es posible convertirte en una moderna Caperucita y vivir la experiencia de dormir entre lobos, observarlos y escuchar sus aullidos mientras se disfruta de un encantador espacio, habilitado con baño y cocina, tiene capacidad para dos adultos y dos niños. Las vistas, el lugar y los animales a nuestro alrededor, harán que una noche en la cabaña se convierta en inolvidable.


Más información: Dirección: 60 bis Avenue des Pyrénées, 65400 Ayzac-Ost (a 13 Km. de Lourdes). Teléfono: 33 (0) 562 97 91 07. Horario: del 30 de marzo al 3 de noviembre de 9:30 a 18 h. Entrada: 14 € adultos. 10 € niños entre 3 y 12 años. Pases anuales. Accesible en sillas de ruedas. Estancia de una noche en la Cabaña del Trampero para dos personas 240 € (incluye entrada al parque alojamiento, cena y desayuno). Web: www.parc-animalier-pyrenees.com.

Toda la información generada en Redes Sociales sobre el Blogtrip a Hautes Pyrénées, se puede consultar con el hashtag #LourdesPyrénées.

Si te ha gustado este texto y quieres seguir leyendo sobre esta región francesa te invito a descubrir Curiosidades ateas de un viaje a Lourdes, te sorprenderá.

Comentarios

solo geeks ha dicho que…
Me facina el zoologico, pero lo mejor siempre sera que los animales, esten en su habitat, porque es como si nosostros vivieras en la ciudad pero nunca poder disfrutar de la libertad de salir a las calles-

Los viajes más populares

Qué ver en Ereván: la capital de Armenia

Iglesias Katoghike y Santa Ana La historia de Yerevan o Ereván se remonta al año 782 a. C. (unos años antes que la fundación de la ciudad de Roma fechada alrededor del 753 a. C.). Estamos en la capital de un país que se remonta a la época de los asirios y aunque las guerras con medos, Darío I , Alejandro Magno , Aníbal Barca , romanos y persas, han dejado poco lugares intactos, su visita no te va a dejar indiferente. Si no vas a recorrer todos los museos de la capital, un par de días son suficientes para ver los monumentos más importantes. Aunque ten en cuenta que la capital del país sirve de campamento base para visitar muchos lugares imprescindibles de Armenia . Nosotros de un circuito de 15 días por el país, pasamos 9 días durmiendo en Ereván. Lleva escrito en armenio y ruso los lugares más importantes que quieras visitar Lo primero que vas a notar es que el inglés te va a ser poco útil, espera al momento que tengas que encontrar tu autobús en la estación y te dar

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m) y Djebel Ayban (3.194 m), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Península A

5 restaurantes donde comer en Gante

Las croquetas de camarones o Garnaalkroketten es uno de los platos más típicos de Flandes Cualquiera que visite Gante por su cuenta necesita información sobre restaurantes y gastronomía flamenca. Estos son algunos de los restaurantes de Gante donde te atenderán bien y que según tus preferencias o presupuesto pueden ser una buena opción para la hora de comer y cenar. En 2022 seguían abiertos sólo dos: Le Botaniste y el Café du Théâtre. Endivias gratinadas, uno de los platos de la cocina gantesa Algunas de las especialidades de la cocina gantesa y flamenca son: Gentse Waterzooi (estofado gantés de pescado o de pollo con zanahorias, puerros, patatas y nata líquida), Paling in’t Groen (anguila en salsa verde de perifollo), Hespenrolletjes (endivias con jamón dulce gratinadas con bechamel y queso emmental), las  Croquettes aux crevettes grises o  Garnaalkroketten (Croquetas de camarones) o la magnífica carbonada (estofado de ternera cocinada con cerveza). La cerveza más famosa

Ruta de “La Retirada” y los Caminos del Exilio republicano hacia Francia

  “Il n´y a pas de patrie sans liberté republicaine” escribiría José Machado La Guerra Civil Española generó, desde 1936 hasta 1939, la huida de España de varias olas de exiliados hacia Francia; País de Libertad. La caída de Barcelona, el 26 de enero de 1939, provocó, entre el 27 de enero y el 13 de febrero, un éxodo civil y militar sin precedentes en nuestra historia . Los refugiados esperaban encontrar en Francia una tierra de asilo En tan solo 20 días, casi medio millón de personas huirán de España por los Pirineos , en uno de los inviernos más duros que se recuerdan. Es la mayor diáspora de la historia española, a esas primeras semanas del exilio, se le conocerá con el nombre de “La Retirada” . La Guerra Civil dejó medio millón de muertos y medio de exiliados Esta ruta de tres días recorre aquellos Caminos del Exilio que hicieron los republicanos españoles, e incluye las visitas al paso fronterizo del Coll dels Belitres, el Castillo Real de Collioure, el Memorial del Campo de