Ir al contenido principal

Parc Animalier des Pyrénées: protegiendo la vida


Los zoológicos, tal y como los conocemos, deben desaparecer. Los animales hacinados en jaulas con barrotes, metidos en pequeños espacios sin verdor, soportando el ruido y la polución de las ciudades no es a mi entender, proteger una vida. Para los amantes de los animales en libertad es difícil entender como conservamos estas instalaciones obsoletas, de soledad, almacenaje y tan alejadas de la vida natural.

En el Parque de los Animales de los Pirineos parecen haber entendido las ventajas de la semi-libertad. Ubicado en un paraje natural con vegetación y clima autóctonos, se han reunido a una gran variedad de animales originarios del Pirineo. De esta manera osos, lobos, ciervos, corzos, rebecos, marmotas, linces, cabras montesas, ardillas rojas, cigüeñas, flamencos rosas o nutrias, viven en un espacio en plena naturaleza, limpio y seguro.

Serge Mounard, el responsable del Parc Animalier des Pyrénées, nos da la bienvenida al grupo de blogueros que ha sido invitado por la Oficina de Turismo de Altos Pirineos. El recorrido comienza en la “pajarería”, un singular rincón donde las aves sobrevuelan a corta distancia la cabeza de los visitantes. Garzas y gráciles aves zancudas de blanco plumaje desfilan ante nuestros ojos. El sonido no queda distorsionado ya que alrededor árboles y plantas conviven en su hábitat. Un grupo de flamencos rosas, adormilados en perfecto equilibrio, descansan a un lado, mientras cigüeñas y otros pájaros (abejarucos, roqueros rojos, etc..) que habitan cerca de nuestros jardines se prestan a ser observados detenidamente.

Seguimos hasta el lugar donde viven Tarka y Luna una singular pareja de nutrias; las más grandes de su especie con más de un metro de longitud. Sus juegos y movimientos de pesca deja a todo el mundo embobado. Una cristalera más o menos subterránea facilita la visión bajo el agua de las nutrias y muestra la rapidez con la que se deslizan estos mustélidos en busca de comida.

El siguiente espacio que encontramos acoge a unos pequeños corzos de delicadas formas, están tan cerca que es posible observar sus diminutas cornamentas peludas, pero lo mejor está por llegar, se trata del lugar donde Pilou, Noisette y Milka; unas simpáticas marmotas, reciben al visitante y donde es posible tocarlas y darles de comer. El momento nos llena de felicidad a todos y se nos hace difícil proseguir y dejar tan entrañables y lamedores amigos (momento: ¡Qué me gusta un bicho!.

Bellos ejemplares de zorros y linces nos van abriendo boca para llegar hasta el lugar donde Baloo y su pareja Canela conviven con sus dos retoños; es una familia de osos pardos que se muestran tan cerca que casi se podrían tocar, pero ¡cuidado! estamos delante de animales salvajes de más de 100 kilos de peso.

Un numeroso grupo de suslik europeos; unos roedores inquietos y que se zambullen sin parar en su madrigueras, protegen la entrada del Hotel de Insectos un alojamiento de lujo con docenas de flores que hacen las delicias de sus diminutos huéspedes.

Ardillas rojas, tórtolas, conejos, cabras, aves rapaces, rebecos, completan este variado recorrido por la fauna de la región pirenaica. Llegado a este punto descubrimos la Cabane du Trappeur (la Cabaña del Trampero) un alojamiento inusual situado dentro del parque donde es posible dormir junto a una manada de lobos grises. Sentir la vida salvaje, el misterio y conocer un poco mejor la vida de Terciopelo y Zafiro la pareja dominante de la manada que se muestran detrás de una terraza acristalada. Confesiones a la luz de la luna para ambas especies ¿quién aullará más alto esta noche?

En el Parc Animalier des Pyrénées es posible convertirte en una moderna Caperucita y vivir la experiencia de dormir entre lobos, observarlos y escuchar sus aullidos mientras se disfruta de un encantador espacio, habilitado con baño y cocina, tiene capacidad para dos adultos y dos niños. Las vistas, el lugar y los animales a nuestro alrededor, harán que una noche en la cabaña se convierta en inolvidable.


Más información: Dirección: 60 bis Avenue des Pyrénées, 65400 Ayzac-Ost (a 13 Km. de Lourdes). Teléfono: 33 (0) 562 97 91 07. Horario: del 30 de marzo al 3 de noviembre de 9:30 a 18 h. Entrada: 14 € adultos. 10 € niños entre 3 y 12 años. Pases anuales. Accesible en sillas de ruedas. Estancia de una noche en la Cabaña del Trampero para dos personas 240 € (incluye entrada al parque alojamiento, cena y desayuno). Web: www.parc-animalier-pyrenees.com.

Toda la información generada en Redes Sociales sobre el Blogtrip a Hautes Pyrénées, se puede consultar con el hashtag #LourdesPyrénées.

Si te ha gustado este texto y quieres seguir leyendo sobre esta región francesa te invito a descubrir Curiosidades ateas de un viaje a Lourdes, te sorprenderá.

Comentarios

solo geeks ha dicho que…
Me facina el zoologico, pero lo mejor siempre sera que los animales, esten en su habitat, porque es como si nosostros vivieras en la ciudad pero nunca poder disfrutar de la libertad de salir a las calles-

Los viajes más populares

Ruta por Venecia: del Ponte degli Scalzi al Ghetto Nuovo

Hablar de Venecia siempre es un placer para mis sentidos. Quien vaya a pisar esta maravillosa ciudad italiana debería saber que Venecia se divide en diferentes sestiere o barrios . El más extenso de la ciudad (con 150 hectáreas) es el populoso Sestiere Cannaregio , donde viven 20.000 personas. Se encuentra situado al noroeste de la Serenísima y es una de las zonas menos visitadas por los turistas (si eso es posible en Venecia). Su nombre deriva del antiguo “Canal Regio” que existía antes del acondicionamiento ferroviario, que lo convertían en el canal principal de entrada de viajeros. Vista del Gran Canal con el Ponte degli Scalzi al fondo Una ruta por el barrio de Cannaregio debe comenzar en el Ponte degli Scalzi o della Stazione (Puente de los Descalzos o de la Estación). Orientado al norte, es el puente más grande de todos los que atraviesan el Gran Canal . Fue construido en 1934 y desde lo alto de su estructura se obtienen magníficas vistas de las góndolas y vaporettos qu

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

Soy una Oficina de Turismo y quiero organizar un blogtrip

Hola Oficina de Turismo ¿estás pensando en organizar un blogtrip? ¿no sabes cómo hacerlo? Quizás hablando conmigo podamos resolver algunas dudas y que conozcas mejor, mi punto de vista del lado blogger (el lado oscuro). ¿Empezamos? Hoy vamos a hacerlo bien, con introducción e ideas claras, en el próximo post, os diré, lo que hacen mal las Oficinas de Turismo cuando organizan un blogtrip, (me he venido arriba, perdonádmelo). (Con mis compañeros de blogtrip #LourdesPyrénées, aquí hubo mucha acción) Qué es un blogtrip Los blogtrips no son nuevos, vienen influenciados de los Press Trip (viajes de prensa) o Fam Trip (viajes de familiarización para las Agencias de Viaje) que aún se siguen haciendo, y que reúnen periodistas o agentes de viaje respectivamente, para la misma misión que un blogtrip: conocer en primera persona aquello que quieres divulgar . ¿Pero eso ya lo sabías, verdad? Si vives en una preciosa localidad, pero no consigues activar la economía, ni el turismo

Ruta modernista por Sant Feliu de Llobregat

Sant Feliu de Llobregat Sant Feliu de Llobregat es una de las ciudades de la provincia de Barcelona que se integra en las rutas modernistas que pueden visitarse cerca de la Ciudad Condal, que se encuentra a escasos 10 Km. Situada en el Baix Llobregat, Sant Feliu creció entre finales del siglo XIX y principios del XX junto a sus vecinas Sant Joan Despí , Esplugues y Santa Coloma de Cervelló  (Puedes leer sobre qué ver en estas ciudades haciendo clic en el enlace, descubrirás varias rutas modernistas). El crecimiento económico y urbano transformó el paisaje y nos legó un pasado arquitectónico de época modernista , que en la actualidad, sirve de ejemplo para los amantes de esta corriente artística. De aquella época industrial dedicada a la producción de tejidos perdura Can Bertrand (1861), creada el mismo año que lo harían otras colonias textiles como Can Güell , así como toda la maquinaria arquitectónica que sería necesaria para acoger un flujo migratorio y aument