22 noviembre 2017

Visita al Museo de las Minas de Cercs


Colònia Sant Corneli
Entrada a la Galería Sant Romà
La Colonia de Sant Corneli, junto a las aledañas minas de Sant Josep y la Consolació, fue el núcleo minero más importante de Catalunya en el siglo XX, con cerca de 700 Km. de galerías excavadas. Las minas de carbón fueron explotadas por “Carbones de Berga, S.A.” durante 140 años, desde 1851 hasta el año 1991, cuando cerraron. Las Minas de Cercs están situadas a 960 metros de altitud, en la pendiente sur de los Pirineos, en la comarca catalana del Berguedà. El concepto de colonia aseguraba mano de obra estable en un lugar tan aislado del territorio y con graves problemas de acceso (el primer ferrocarril llegaría a Cercs en 1904.

¿Cómo era la vida en la mina?

Colònia Sant Corneli
Carbones de Berga S.A.
Durante el siglo XX la minería fue uno de los sectores más importantes de la industria y vital para muchos países, aunque no fuera valorado según una escala de valores sociales y laborales actuales. Los mineros estaban considerados una pieza clave de la sociedad, aunque carecían de medidas de seguridad básicas, beneficios salariales y vida cómoda, el Estado los consideraba tan importantes como un soldado. En el siglo XIX los mineros trabajaban 12 horas, en la década de los años 30 su jornada de trabajo era de 10 horas y no sería hasta los años 70 que su jornada laboral se rebajaría a las 8 horas diarias de trabajo. Las jornadas no era lo único duro de trabajar en una mina, la falta de higiene, salubridad y riesgos laborales, hacían que los mineros tuvieran una esperanza de vida de 35 años.
Colònia Sant Corneli
El martillo neumático apareció en 1930, hasta entonces se había picado a mano
Los mineros estaban exentos de hacer el servicio militar y muchos hombres jóvenes con la edad de entrar en el ejército solicitaban trabajo en las minas. Algunos al cabo de unos días dejaban la minería y cogían el fusil, sí, la vida en la mina no era nada fácil. No fue hasta el año 1965 que se introducen las primeras mejoras en la minería.

Colònia Sant Corneli
Cocina de una vivienda en la Colonia Minera
En las Colonias Mineras, así como en las colonias textiles, los trabajadores disponían de una vivienda para ellos y sus familias, así como un servicio de ebanistas, electricistas y lampistas que solucionaban las averías de las casas de la colonia. El dueño de la colonia aseguraba un horno de pan, una tienda de comestibles, una cantina, una iglesia y una escuela. En las Minas de Cercs podemos visitar la vivienda de un encargado del año 1944. La casa de 2 dormitorios disponía además de un comedor-cocina y un baño. La mujer e hijos del minero podían utilizar la vivienda, siempre que el minero estuviera en plantilla y debían abandonarla si el minero moría y ningún hijo trabajaba, por eso las parejas tenían hijos muy jóvenes. La edad mínima legal para trabajar era 14 años, pero la ausencia de inspecciones de trabajo y la necesidad de las familias hacían que a menudo, hubieran niños entre 10 y 12 años trabajando.

Colonia minera
Bar de la Colònia Sant Corneli
En el Centro de Interpretación de la colonia minera de las Minas de Cercs, se ha conservado el lavadero público, situado junto a la iglesia, donde las mujeres lavaban la ropa y socializaban con el resto de mujeres de la colonia. Mientras los hombres lo hacían en el bar o local social donde los mineros podían jugar a cartas y charlar con sus compañeros.

Colònia Sant Corneli
Panel indicativo para el control de los mineros
Los mineros disponían de una ficha de color negro y una de color rojo con un mismo número. La ficha negra estaba colgaba siempre en un panel, cuando el minero entraba a trabajar en su turno dentro de la mina, colgaba la ficha roja tapando la ficha negra. Los mineros estaban obligados a llevarse la ficha roja cuando acababa su turno y aquel que no lo hiciera, estaba condenado a ir a prisión durante una semana. El motivo es bien sencillo, si había un accidente las fichas rojas delataban a los hombres atrapados o desaparecidos y no se podía permitir que por un olvido del minero se le diera por muerto y tampoco que se le buscara poniendo en peligro a otros compañeros mientras él descansaba en su casa. En el panel del Museo de las Minas de Cercs pueden verse además de las fichas rojas y negras, fichas de color blanco que sirven de homenaje y recordatorio de los mineros muertos en el interior de la mina. Durante los 140 años que se explotó la mina de Cercs, murieron un total de 181 mineros.

Museo de las Minas de Cercs

Colònia Sant Corneli


El espacio museístico de las Minas de Cercs se encuentra ubicado en el que fue el primer convento de monjas de la colonia y que acogía también el edificio de la escuela y los comedores escolares. En 1931 se convertiría en el “Hogar del Minero”; un Centro Social con barbería, café, teatro, sala de juegos y biblioteca. El Centro de Interpretación está dividido en 2 partes; por un lado, varios paneles explicativos y objetos relacionados, junto a vagonetas cargadas de carbón, sirven al visitante para entender con toda clase de detalles, la materia prima: el carbón y cómo se trabajaba en una mina. Desde saber cómo se extrae el carbón o qué tipo de carbón se extrae en la comarca del Berguedà hasta qué oficios estaban relacionados con la colonia minera y era necesario disponer de talleres mecánicos especializados, para asegurarse el buen funcionamiento de la mina.

Colònia Sant Corneli
Noticia sobre la intentona Revolucionaria en Cataluña
Un audiovisual titulado “Els Fets de Fígols de 1932” (Los Hechos de Figols de 1932) recupera las imágenes y los hechos vinculados a la revuelta anarquista y que se iniciaron con las reivindicaciones de las mujeres de los mineros que trabajaban en la Colonia Textil Carme. La Huelga del 26 de enero de 1932 acabaría con 118 hombres deportados a Guinea.

Colònia Sant Corneli
Reconstrucción del "Hospitalillo"
En la otra parte del Museo de las Minas de Cercs se encuentra una reproducción de varios elementos de la colonia minera, como la escuela donde asistían los hijos de los mineros, la enfermería o “hospitalillo” que contaba con un médico para atender a 3.000 personas, el despacho del dueño de la mina y una sala donde se explica la Revolución de la Minería que desencadenó una guerra entre mineros y la Guardia Civil.

Entrada a la Mina

Colònia Sant Corneli
Vagonetas en el interior de la mina

En el Museo de las Minas de Cercs disponen de un tren con vagonetas para entrar en la vieja mina de carbón, de la que se visita la Galería Sant Romà de 7 Km. de longitud. El recorrido en el interior de la vagoneta es de apenas 450 metros y se recorre rápidamente, ataviados con casco de seguridad. Después del recorrido en tren, descenderemos de la vagoneta para hacer el último tramo y el regreso a pie, vigilando de no tocar con la cabeza en las vigas de madera de las zonas más bajas.

Colònia Sant Corneli
Escenografía en el interior de la Galería Sant Romà
El recorrido a pie permite acceder a varios puntos donde, gracias a escenografías bien representadas, se explica la evolución de la mina y de las condiciones de trabajo de los mineros. También se puede descubrir una veta de carbón o escuchar cómo suena una explosión de dinamita dentro de la mina y la sirena del cambio de turno.

Curiosidades del carbón y de las minas
Colònia Sant Corneli
Veta de lignito en el interior de la Galería Sant Romà

-          El carbón empezó a formarse hace 250 millones de años.
-          La variedad de carbón que se encuentra en El Berguedà es el lignito, un tipo de carbón con 65 millones de años, apto para la industria textil, locomotoras, alumbrado público y consumo doméstico (aunque no es el que tiene mayor poder calorífico).
-          La expresión “Ves a cagar a la vía” tiene su razón de ser en las condiciones en las que trabajaban los mineros. En el interior de la mina trabajaban, comían, descansaban y hacían de vientre al lado de las vías, para no molestar al resto de los mineros.

-        -          Dentro de las minas, dos animales servían para alertar a los mineros del peligro de derrumbe y el de falta de oxígeno: las ratas notaban hasta el más mínimo temblor y el más pequeño de los ruidos de madera quebrándose, así que cuando las ratas corrían hacía la boca del túnel, los mineros también salían corriendo. Los pájaros debido a sus pequeños pulmones eran los primeros en detectar la falta de oxígeno o la presencia de una bolsa de gas, así que en las minas siempre había un pájaro enjaulado que alertaba con su muerte de que los mineros debían abandonar rápidamente las galerías si no querían acabar como el pobre animal.
-          Cuando se producía una explosión en la mina, era muy difícil averiguar si la bolsa de gas que la había producido, se había disipado. Para saber si los mineros podían volver a entrar en la mina, se utilizaba la figura del “Penitente”; un preso condenado a muerte que se le ofrecía la posibilidad de ser exculpado si entraba en la mina a comprobar si se podía respirar con normalidad. Si el preso salía con vida se le perdonaba la condena y si no salía, pues digamos que se ejecutaba la sentencia. Al “Penitente” se le ponía una bola de hierro con un grillete en el pie para que no pudiera escapar, se le daba una vela para provocar la deflagración de la bolsa de gas y se le “protegía” del fuego con una sábana blanca mojada en agua, a la que se le realizaban dos agujeros a la altura de los ojos para poder ver. La imagen del “Penitente” es la imagen que todos relacionamos con los fantasmas; muertos con vida.



Más información: Museo de las Minas de Cercs. Dirección: Plaça Sant Romà s/n. 08698 Sant Corneli de Cercs (Berguedà). Teléfono: 93 824 81 87. Horario: Del 8 de enero a julio y de septiembre al 21 de diciembre, de martes a viernes de 10 a 14 h. Fines de semana y festivos de 10 a 15 h. Agosto, de lunes a viernes de 10 a 14 h. y de 16 a 19 h. Fines de semana y festivos de 10 a 19 h. Entrada: 15 €. Web: Museu de les Mines de Cercs.


Toda la información generada en redes sociales durante mi visita al Museu de les Mines de Cercs puede consultarse con los hashtags #BusACegues #ViuTurismeIndustrial #ComEsFanLesCoses


Agradecer a la Xarxa de Turisme Industrial de Catalunya (XATIC) su invitación durante la II Setmana del Turisme Industrial. Si quieres saber qué pasó durante la I Setmana del Turisme Industrial puedes leer el artículo: Una ruta a ciegas por Catalunya en autobús.


No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total