09 diciembre 2015

Un Castillo para Juego de Tronos: el Castell de Santa Florentina

“Se busca castillo para que un futuro rey entre por la puerta, para disfrutar de un banquete a la luz de las velas junto a una gran chimenea y que invite a soñar en un episodio de Game of Thrones


Éste podría ser un anuncio imaginario en busca de una de las localizaciones que la serie Juego de Tronos ha buscado para su 6ª temporada. Esta popular serie televisiva de la cadena HBO ha rodado en varias ciudades de España. Primero fue en Sevilla, donde se filmó en el interior del Real Alcázar algunas escenas del Reino de Dorne de la 5ª temporada. A Sevilla le han sucedido Girona, las Bárdenas Reales, el Castillo de Zafra y también la población marítima de Canet de Mar. El lugar escogido para rodar fue el interior del Castell de Santa Florentina, poco más de dos semanas, revolucionaron la vida cotidiana de la localidad. Según parece, los actores de reparto y el personal de rodaje disfrutaron de unos días de anonimato escondidos en este pequeño rincón de la geografía catalana.

El Castell de Santa Florentina


El Castell de Santa Florentina es una construcción atípica, aunque parece de época medieval, el castillo que hoy vemos no fue construido hasta principios del siglo XX, en pleno apogeo del estilo modernista catalán. Su autor, Lluis Domènech i Montaner, uno de los arquitectos más relevantes de la época responsable de obras tan singulares como el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau o el Palau de la Música Catalana de Barcelona, quiso conservar la esencia románica y medieval de las antiguas construcciones que aquí se habían levantado. Para ello se inspiró en el modelo de la Casa Forta de Canet de Mar; la masía fortificada que ya existía en este lugar. Quiso mantener viva la historia de esta vivienda-palacio que se remontaba al Domus de Canet; el edificio original construido en el siglo XI, y donde había vivido un noble catalán del linaje de Canet.

Un poco de historia


En el siglo XIV la vivienda pasa a manos de Ferrer de Canet; Embajador de Alfonso IV de Aragón y Mayordomo de Pere el Ceremoniós. No sería hasta el siglo XVI que entraría a formar parte de la familia Montaner. La reforma de esta casa feudal en el siglo XX se realizó con elementos arquitectónicos originales de diferentes épocas, como las ventanas góticas y el claustro que proceden del demolido Monasterio cisterciense del Tallat comarca del Urgell (Lleida). El propietario de la vivienda en aquella época era Ramon Montaner i Vila, Conde de la Vall de Canet, tío de Lluis Domènech i Montaner que pudo adquirirla y reformarla gracias a los beneficios adquiridos como propietario y fundador de la Editorial Montaner y Simon; una de las editoriales más importantes de España en esa época. 


A la inauguración de este nuevo palacio acudió invitado el rey Alfonso XIII, de aquella visita y a modo de recordatorio, se conservan en la entrada principal dos esculturas de leones encadenados que indican que el rey pernoctó en su interior. En el dintel de la puerta puede verse grabado MCMIX; el año de finalización de las obras de Lluis Domènech i Montaner. Traspasar esta puerta es adentrarse en un mundo medieval casi auténtico. Es fácil imaginarse historias caballerescas gracias a ese estilo romántico que impregna los salones y habitaciones del castillo. Esculturas, vidrieras, pinturas decorativas, mosaicos, muebles y tapices fueron creados especialmente para decorar la vivienda de manos de los mejores artistas del momento Ricard de Capmany, Antoni Samarra, Josep Triadó, Miquel Blay, Dídac Massana, Carles Flotats, Josep Pujol y Tomàs Rovira, entre otros, engalanaron con sus obras el edificio. Esa misma decoración modernista tuvo que ser tapada por los responsables de la serie de Juegos de Tronos. Demasiada simbología catalana y de la Corona de Aragón para una localización de Poniente, aún así esperamos reconocer algunos de los rincones que esconden el Castell de Santa Florentina. El primer espacio que encontramos tras la puerta es el Patio de Armas.

El Patio de Armas del Castell de Santa Florentina


Cubierto en la actualidad por un manto verde de césped, en las escenas filmadas para Juego de Tronos se verán varios caminos que lo cruzan. Me enseñan una fotografía de la pared de la escalera principal donde hay tres damas medievales que conversan, pero mi vista no queda detenida y se entretiene en disfrutar de las vistas de los altos torreones que desde aquí se divisan. Hubo un tiempo, cuando aún era la “Casa Forta” que desde aquí se vigilaba las incursiones de piratas y turcos en las costas del Mar Mediterráneo. En el Patio de Armas se celebraba, entre julio y agosto, uno de los festivales de música más importantes del estado: el Festival de Música Clàssica trasladado en la actualidad a la población de Caldes d'Estrac. Puedo imaginarme este increíble escenario para disfrutar de la música en las noches de verano, de hecho, guardo como un tesoro la agenda del 2003 con la 5ª edición del festival, donde se ve una vidriera coloreada del castillo. Esa es la primera imagen que vi del Castell de Santa Florentina y la culpable de que tuviera tantas ganas de visitar este lugar.

A través de una hermosa escalera principal de piedra se accede a la Planta Noble del Castell de Santa Florentina. A mano izquierda se encuentra el gran salón y el comedor, a mano derecha varios dormitorios y cuartos de baño.

El Salón principal con chimenea


El magnifico salón con chimenea del Castell de Santa Florentina será un comedor medieval iluminado con la luz de las velas y aromatizado por las carnes jugosas degustadas en un banquete. Los sonidos del choque de las copas de vino rústicas y las conversaciones de los personajes de Juego de Tronos harán el resto. Habrá muchos detalles de este espacio que no saldrán en pantalla, pero si tienes la suerte de visitarlo, alza la cabeza y contempla el magnífico artesonado del techo, los dragones de hierro, las vidrieras y las esculturas que decoran la chimenea. En una de las paredes se encuentra un cuadro de Pau Antoni Béjar de 1892 sobre la legenda de Guifré el Pilós, al que se le atribuye el origen de la bandera catalana, dibujada con cuatro dedos ensangrentados sobre un escudo dorado. En otra pared se encuentra un enorme Sant Jordi que según nos cuentan costó tanto sacarlo para el rodaje que han jurado no moverlo nunca más.

Dejamos atrás los suelos de mármol para pisar suelos de barro y cerámica.

El Dormitorio Real


El resto de habitaciones que pueden verse durante la visita escapan a la serie de Juego de Tronos, pero no a los amantes de la época medieval. Igual como me sucedió en la Maison Forte de Reignac una vez más, una estancia totalmente engalanada me transporta a soñar en noches de chimeneas encendidas, orinales de porcelana y ricos señores feudales con cofia. La “Habitación del Rey” es el dormitorio donde durmió Alfonso XIII durante su visita en 1909, está pintada en un fuerte color rosa chicle que resalta la oscuridad de la madera de los muebles y la blancura de la chimenea. Dan ganas de darse una cabezadita entre montones de capas de edredones y ropa de cama esponjosa. Fíjate en la decoración de la cama con dosel, el diseño de las ventanas, no hay ninguna vidriera emplomada con un mismo dibujo (me encanta la del dragón blanco con una corona real) o acércate hasta la estancia contigua, da la impresión que detrás de esas cortinas se encuentran escondidas puertas que llevan a pasillos secretos.

Un baño modernista


Quizás sea la habitación más sorprendente de todas las que vi en el Castell de Santa Florentina. No me lo esperaba y su rareza la hace única. Me encuentro en una habitación circular, seguramente situada en una de las torres medievales originales del siglo XIV. Una bañera introducida en lo que a mí me parece, una especie de capullo de porcelana floreado, preside esta estancia luminosa. No falta ningún elemento sanitario, quiero gritar de júbilo, dar saltos, llenar la bañera con agua caliente y el baño de burbujas de jabón. No había visto nunca nada igual y en este punto se me hizo corta la visita. Una ánfora romana decorativa nos recuerda que aquí hubo una vez una domus romana.


Por una escalera se accede a un balcón interior que recorre la parte alta del primer salón que hemos visitado. Es un acceso privilegiado para contemplar el magnífico espacio que saldrá en la próxima temporada de Juego de Tronos. Estamos visitando un edificio catalogado Bien Cultural de Interés Nacional y quizás esta imagen que tengo delante lo confirme. El Castell de Santa Florentina sigue siendo un lugar de rodaje para anuncios, como el que realizaron para el Smart Fortwo 2014, escenario para alquilar y realizar eventos privados y celebración de bodas, así que lo seguiremos viendo en los medios de comunicación.


Más información: Castell de Santa Florentina. Dirección: Avenida Doctor Marià Serra s/n, 08360 Canet de Mar. Canet de Mar se encuentra situada a 42 Km. de Barcelona; a poco menos de una hora en tren de la Ciudad Condal. Transporte público: en Tren con Renfe Rodalies C1, estación Canet de Mar. Precio de la visita guiada: 9 €. Es necesario reservar con antelación, enviando una solicitud a info@castelldesantaflorentina.com o bien llamando al teléfono: +34 609 81 33 39. Horarios de visita: sábados a las 10:30 h. Web: Castell de Santa Florentina.

La visita al Castell de Santa Florentina fue posible gracias a la invitación del Ajuntament de Canet de Mar a algunos de los socios de Barcelona Travel Bloggers, para participar y divulgar en RRSS la #FestadeTrons organizada el pasado 28 de noviembre, en la que nos acompañaron Carla Palomero y Meritxell Jubany, gracias a ambas por mostrarnos este tesoro.

3 comentarios:

Joaquim Roqué Paret dijo...

El próximo 27 de marzo, en el Cinema Catalunya de Ribes de Freser, se realizará una Maratón de la 5ª temporada de Juego de Tronos, entre todos los asistentes, se sortearan 2 entradas para visitar el Castell de Santa Florentina, 2 cenas de Juego de Tronos en la Festa dels Trons de Canet de Mar, entre otras más sorpresas. Será una gran experiencia, porqué se podrá ver la serie como nunca, en pantalla gigante y alta definición.

Más información en: http://amicscinevallderibes.com/index.php/ca/programacio-activitats/506-marato-gme-of-thrones.html

Cristina Rosa dijo...

Dios! El baño es una pasada!

Planeta Dunia dijo...

Así es Cristina. Nunca había visto un baño modernista con una bañera empotrada. Darse un baño aquí debe ser de película. Gracias por tu comentario. Saludos

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total