06 junio 2015

Viaje por libre al País Cátaro

Desplegar un mapa del País Cátaro francés es hacerlo directamente en el corazón de la región francesa de Aude. El Comité Departamental de Turismo de Aude engloba 5 territorios de tal importancia, que pueden llamarse con toda la razón, Pays (países). De esta manera encontramos que el Pays Cathare está formado por la complejidad administrativa de regiones, comunas, zonas, distritos, ciudades y departamentos, pero que abarca una sencillez y una facilidad en encontrar maravillas que bien merecen un viaje de inspección.

Como no soy experta territorial y más bien como viajera, no entiendo de fronteras, voy a utilizar la división de las 5 regiones “administrativas” más importantes del Pays Cathare. Aunque el patrimonio es mayor del que describo, sólo os puedo recomendar aquellos lugares que he visitado en las diferentes regiones de: Lauragais, Carcassonnais, el Haute Vallée de l'Aude, Corbières-Minervois y La Narbonnaise.


 Pinceladas del Pays Lauragais


Castelnaudary es la capital de Lauragais y la ciudad de la cassoulet por excelencia. Aunque sólo sea por probar este delicioso plato de la gastronomía francesa, la ciudad bien merece una visita. Cuenta una leyenda que durante el asedio sufrido en Castelnaudary, durante la Guerra de los Cien Años, las cocineras idearon un guiso, con todos los ingredientes de los que disponían para infundir valor a las tropas. Tal fue el vigor y coraje de los soldados franceses tras ingerir el plato, que hicieron retroceder a los soldados ingleses hasta el Canal de la Mancha.
La plaza porticada de Castelnaudary, el pequeño y coqueto Moulin de Cugarel, así como los restos de construcciones medievales y edificios art nouveau sirven de excusa para llegar hasta la Collégiale Saint Michel. Recorriendo su exterior uno no se imagina el juego de luces que aguarda al visitante en el interior. Destacaría la belleza de sus capillas góticas decoradas con colores brillantes y detalles dorados. Está abierta diariamente de 14 a 18 h. Castelnaudary está bien conectada por tren y por su puerto fluvial que sirve de punto de conexión y/o parada para aquellos que recorren el Canal du Midi, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996. No dejéis de visitar el puerto y si podéis cruzad alguno de los 360 kilómetros navegables, que de este a oeste, unen el Mar Mediterráneo con el Atlántico.

Más información: Web Oficina de turismo de Castelnaudary

A menos de 10 kilómetros de Castelnaudary se encuentra Saint Papoul una villa rural con mucho encanto medieval lugar de referencia del País Cátaro que conserva en el claustro de la Abadía de Saint Papoul, el mayor número de obras del Maestro de Cabestany; un escultor románico muy prolífico con obras en Cataluña, Navarra, Francia e Italia.

Más información: Web Oficina de turismo de Lauragais.


 Pinceladas del Pays Carcassonnais


Carcassonne es la reina indiscutible del Pays Cathare, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. Nadie deja de visitar esta ciudad emblemática a su paso por la región francesa de Aude. Sus detractores son menos numerosos que los que se declaran enamorados de la Ciudad Medieval francesa por excelencia. Su zona amurallada ha sido criticada por su alto grado de reconstrucción, pero si se quiere vivir la experiencia de sentirse armero, tabernera o clérigo medieval, nada como recorrerla sin rumbo. El Castillo de Carcasona no es la única maravilla que aguarda al visitante. La Ville Basse, ubicada fuera de las murallas de la Cité, con su Pont Vieux iluminado al atardecer, invita a alejarse de la muralla y buscar la vida cotidiana que bulle en la Place Carnot. Pero volvamos a la vieja ciudad fortificada de la Cité de Carcassonne y busquemos la Ville Haute donde se encuentra el Château Comtal. Cualquiera de las 4 puertas sirve de acceso al interior del recinto amurallado, pero sólo la Porte Narbonnaise luce la efigie de la mítica Dame Carcas; la princesa sarracena que defendió la ciudad contra el ejército de Carlomagno. Chez Saskia o la Basilique des Saints Nazaire et Celse pueden servir de excusa para continuar callejeando sin prisas por Carcassonne.

Más información: Web Oficina de turismo de Carcassonne

A menos de 25 kilómetros de Carcassonne se encuentra Saissac, al abrigo de la Montagne Noire y alejada de la visita de hordas de turistas. Su castillo feudal y su museo forman parte de los lugares relacionados con la vida cátara. Aún más desconocida por los turistas españoles es Montolieu, conocida como la población del libro, que cuenta con más de una docena de librerías que venden libros antiguos, ediciones originales y libros de ocasión.

Pinceladas del Pays Corbières-Minervois


A pesar de que en esta región se encuentran más de media docena de lugares de referencia sobre el País Cátaro, sólo he podido visitar Lagrasse y es la que os recomiendo. Su situación, a medio camino entre Carcassonne y Narbonne, la hacen una parada recomendable y casi obligatoria. La ciudad medieval de Lagrasse ha conservado el recinto amurallado y una torre de vigilancia que permite obtener buenas vistas del entorno y del paisaje. Aquí se encuentra una de las abadías benedictinas más prestigiosas de toda Francia; l'Abbaye Sainte Marie d'Orbieu. Según una leyenda fue fundada por Carlomagno y alcanzó cotas muy altas de esplendor y poder entre los siglos IX y X llegando a tener tierras hasta en Cataluña. La abadía comparte protagonismo en la actualidad, junto a mansiones y edificios bien conservados de los siglos X al XVIII. Los sábados tiene lugar un mercado de alimentación en Les Halles; la plaza que sirve a los productores locales para vender sus productos ecológicos y artesanales.

Pinceladas del Pays de La Narbonnaise


La ciudad más importante de esta región cátara es Narbonne; una ciudad que no descansa hasta habernos deleitado por completo. En sus calles se encuentran desde bellos vestigios de época romana, conservados en sus museos y formando parte de la calzada, hasta bellas muestras arquitectónicas de la Edad Media llegando al siglo XIX. La Vía Domitia, la Cathedrale Saint Just et Saint Pasteur, el Palacio de los Arzobispos con sus tres torres y el mercado de abastos de Narbona, más conocido como Les Halles de Narbonne, deben recorrerse de manera que, nuestros pasos nos lleven una y otra vez por los puentes que cruzan el Canal de la Robine; declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y que luce especialmente hermoso junto al Pont des Marchands. Narbona se encuentra a 250 Km. de Barcelona y a 2 horas en tren desde Barcelona Sants, además de contar en sus cercanías con 3 aeropuertos: el de Perpignan, Montpellier y el de Toulouse.

Más información: Web Oficina de turismo de Narbonne.


El camino cátaro
Cualquier libro de Antoni Dalmau sirve para profundizar en la historia, singularidad y la vida de los cátaros, pero es recorriendo a pie como la historia cobra sentido. La región de Aude dispone de 250 kilómetros de caminos señalizados que desde Port la Nouvelle, unen el Mediterráneo con los Pirineos llegando hasta Foix. El camino cátaro puede recorrerse en 12 etapas, más o menos largas, para disfrutar pausadamente del paisaje vinícola, los valles y más de media docena de castillos medievales que nos aguardan en la región.

Si os decidís a visitar el Pays Cathare existe un pasaporte que por 2 €, reduce el precio de las entradas y ofrece entrada gratuita a los niños de 6 a 15 años. Es válido durante un año y contempla hasta 21 lugares visitables del País Cátaro.

Bon voyage!

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total