08 noviembre 2013

Curiosidades ateas de un viaje a Lourdes


Lourdes nació de la mano de un milagro, un milagro que en 1858 eligió a una joven de catorce años llamada Bernadette Soubirous, para ser la protagonista de la aparición de la Virgen en dieciocho ocasiones.

Independientemente de la creencia de cada uno, lo cierto es que en Lourdes se tiene la sensación de que a la Humanidad aún le queda un atisbo de esperanza y un hueco para el misticismo y la fe en pleno siglo XXI. Seis millones de visitantes anuales confirman que detrás de este enclave religioso hay un lugar para ver y descubrir.

Un primer paseo por Lourdes os servirá para encontrar el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la religión: máquinas vending de cirios, monjas haciendo fotos con iPhone o iluminación led para los peregrinos que asisten a la procesión de antorchas, que se celebra diariamente entre abril y octubre, a las nueve de la noche. Es en este momento cuando los ateos y agnósticos quedan estupefactos ante el número de peregrinos venidos de todos los rincones del planeta que se concentran para rendir homenaje, recoger el agua del manantial o devolver una promesa ante la Virgen.

Arquitectura
No os quedaréis parados mucho tiempo, en Lourdes habrán más momentos donde quedarse atónito. Seguid descubriendo los rincones de este lugar: paraos ante la Basílica de Nuestra Señora del Rosario; una magnífica obra de estilo románico bizantino cubierta de mosaicos del siglo XIX que recibe al visitante emulando un abrazo. Subiendo por uno de sus laterales se alcanza la Basílica de la Inmaculada Concepción construida en 1871 sobre la Cueva de Massabielle donde se produjeron las apariciones de la Virgen. No hay un edificio igual en toda Francia.

Naturaleza
Escaparse a la naturaleza es fácilmente accesible y una divertida excursión gracias al encantador Funicular de Pic du Jer. Las vistas a 948 metros de altitud son tan increíbles que no os parecerá estar cerca de la ciudad, a veces olvidamos que los Pirineos son inmensos. Si tenéis la suerte de dar con Hélène Sarniguet; la responsable de acompañar vuestros pasos por el sendero botánico, os aseguro que os transmitirá el entusiasmo por la flora y fauna del lugar. Los binoculares que encontraréis distribuidos a lo largo de la terraza son gratuitos así que ¿quién se atreve a buscar donde se esconden los jabalíes, alimoches o los simpáticos muflones?

Deportes extremos
Nos encontramos en uno de los lugares donde se celebra el Campeonato de BTT de Francia, así que si queréis probar de bajar a dos ruedas por el Valle de los Gaves, existen tres recorridos según el nivel que presentéis: negro, rojo y azul. También existe la posibilidad de practicar parapente para minusválidos, la terraza con sus preciosas vistas y el Funicular del Pic du Jer están adaptados para aquellos que deseen practicar este deporte y la silla de ruedas no es ningún inconveniente.

Como veis el hecho de estar en un enclave religioso no es ni mucho menos aburrido.

Toda la información generada en Redes Sociales sobre el Blogtrip a Hautes Pyrénées, se puede consultar con el hashtag #LourdesPyrénées.

Si te ha gustado este texto y quieres seguir leyendo sobre esta región francesa te invito a leer Comer en lo más alto: ¡En la cima de una montaña!; un restaurante situado en Pic du Midi.

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total