Ir al contenido principal

Gijón romano: Termas Romanas de Campo Valdés

Termas Romanas de Campo Valdés
Los baños públicos se convirtieron en Necrópolis en la Edad Media

Seguimos descubriendo los enclaves del pasado romano de Gijón. Cuando los habitantes del castro de Campa Torres abandonaron el lugar, entre el siglo I d. C. y comienzos del II d. C., se instalaron en un nuevo centro de poder; la caput civitatis del Cerro de Santa Catalina, en el actual barrio de Cimavilla. Algunos de los restos de aquel núcleo romano se han conservado, como es el caso de las Termas Romanas de Campo Valdés.

Termas Romanas de Campo Valdés
Restos de la muralla tardorromana en el interior de las Termas Romanas

El Museo de las Termas Romanas de Campo Valdés muestra los baños públicos que funcionaron entre el siglo I d. C. y el siglo IV d. C. Iniciamos nuestro recorrido en la sala audiovisual, situada junto a restos de la muralla tardorromana construida durante el Bajo Imperio, entre finales del siglo III y principios del siglo IV d. C. La proyección muestra el funcionamiento y la historia de las Termas Romanas de Campo Valdés.
Termas Romanas de Campo Valdés
Mapa de las Termas Romanas de Campo Valdés

Varios paneles explicativos nos ayudan a entender la importancia de las termas en la cultura romana y su idiosincrasia. Así como descubrir, en uno de los paneles expuestos, las pinturas murales encontradas en el sitio. Las técnicas constructivas o cómo era la vida cotidiana y el entorno de la ciudad romana de la actual Gijón, dan paso a la zona informativa dedicada a la calefacción de las termas.

Termas Romanas de Campo Valdés
Recreación de las Termas Romanas de Campo Valdés

Las termas romanas servían para tonificar el cuerpo, hacer ejercicio, bañarse y como lugar de reunión y entretenimiento. Eran utilizadas diariamente para completar el aseo matinal realizado en el hogar. Abrían al mediodía cuando las estancias y el agua habían alcanzado la temperatura correcta y cerraban al anochecer.

Termas Romanas de Campo Valdés
Hipocausto del apodyterium o vestuario

Las termas de esta ciudad, considerada uno de los puertos más importantes del mar Cantábrico en época romana, son del tipo pompeyano-campano. Estas termas eran públicas y presentan diferentes fases constructivas. La primera fase se situaría a finales del siglo I d. C. y el primer tercio del siglo II d. C.

Termas Romanas de Campo Valdés
Vista del apodyterium o vestuario

El recorrido por los restos arqueológicos de las termas de Gijón se realiza por una pasarela que imita el recorrido que harían los visitantes romanos. Empieza en el apodyterium o vestuario que normalmente disponía de un banco corrido y espacios en la pared para dejar la ropa.

Termas Romanas de Campo Valdés
En uno de los extremos del frigidarium puede verse la piscina de agua fría

Desde el vestuario se podía entrar al frigidarium o sala fría; una sala rectangular donde había una piscina de agua fría en uno de sus extremos. También se podía acceder a la sudatio o sala de sudoración, probablemente añadida en una fase constructiva posterior a la inicial. El espacio de planta circular se encuentra ubicado en una sala cuadrada que tenía su propio praefurnium u horno.

Termas Romanas de Campo Valdés
Vista del tepidarium o sala templada

El recorrido seguía en el tepidarium o sala templada, situada enfrente. Este espacio está pensado para aclimatarse entre el baño de agua fría y el de agua caliente. En esta sala rectangular pueden verse los pilae; unas columnillas de ladrillos cuadrados pertenecientes a los restos del hipocausto (el sistema de calefacción) y al fondo, restos de otro praefurnium u horno.

Termas Romanas de Campo Valdés
Vista del caldarium o sala caliente

El recorrido termal finalizaba en el caldarium o sala caliente, este espacio rectangular estaba revestido con materiales cerámicos con función aislante. Disponía de un alveus o piscina de agua caliente de un metro de profundidad. A partir del primer tercio del siglo II d. C. se realizó una ampliación en las Termas Romanas de Campo Valdés.

Termas Romanas de Campo Valdés
Restos de pinturas murales al fresco en las Termas Romanas

Se añadieron un total de 5 estancias más (que se sepa) probablemente para usarse para la realización de masajes o espacio de relajación. Las estancias se decoraron con pinturas murales de decoración geométrica y vegetal. Restos de aquellos zócalos, simulando mármoles de diferentes características, pueden verse hoy, en su lugar original.

Termas Romanas de Campo Valdés
Habitaciones con hipocausto

La pasarela continúa adentrándose por las termas romanas hasta donde se encuentra una de las estancias mejor conservadas de las Termas Romanas de Campo Valdés. Correspondería a una sala caliente de forma rectangular, probablemente una sala de sudoración construida en el siglo II d. C. El espacio ha conservado el mejor ejemplo de un hipocausto de arquillos de Hispania

Termas Romanas de Campo Valdés
Las estancias se apoyaban sobre pilae de ladrillos

El pavimento quedaba suspendido y las paredes se calentaban gracias a los tubuli laterici; unos ladrillos huecos cuadrangulares por donde pasaba el aire caliente. Las Termas Romanas de Campo Valdés dejaron de funcionar como tales, entre finales del siglo IV d. C. y principios del siglo V d. C. El edificio fue reutilizado como vivienda en los siglos posteriores.

Termas Romanas de Campo Valdés
Restos de pinturas murales al fresco conservadas en las Termas Romanas

Las pinturas murales al fresco de las Termas Romanas de Campo Valdés son uno de los pocos ejemplos que se conservan en España en su lugar original. Las termas romanas continúan bajo la Iglesia de San Pedro, pero no han podido ser excavadas. Nunca la expresión “Con la Iglesia hemos topado” fue tan acertada. 

Termas Romanas de Campo Valdés
Sarcófago de piedra de la Edad Media

Durante la Edad Media las Termas Romanas de Campo Valdés sirvieron de lugar de enterramiento y aún es posible ver restos de tumbas con sarcófagos de piedra en la zona ampliada en el siglo II d. C. Ante la imposibilidad de seguir excavando debajo de los cimientos de la iglesia, sólo queda seguir imaginándose cómo eran estos baños públicos romanos.


Más información: Termas Romanas de Campo Valdés. Dirección: Campo Valdés, 33201 Gijón. Teléfono: 985 185 151. Horario: De martes a viernes, de 9:30 a 14 h y de 17 a 19:30 h. Sábados, domingos y festivos, de 10 a 14 h y de 17 a 19:30 h. Entrada: Gratuita. Web: Termas Romanas de Campo Valdés.

Toda la información generada en redes sociales durante mi viaje a Gijón puede consultarse a través de los hashtags #Gijonomía y #Xixonomía

Si te gustan las recreaciones y el legado romano, a 12 km de Basilea se encuentra la domus romana de Augusta Raurica donde se han recreado todas las estancias de una próspera casa señorial de principios del siglo III d. C., incluido la zona correspondiente al Balneum o baños ¡con todo lujo de detalles!

Comentarios

Los viajes más populares

Qué ver en Ereván: la capital de Armenia

Iglesias Katoghike y Santa Ana La historia de Yerevan o Ereván se remonta al año 782 a. C. (unos años antes que la fundación de la ciudad de Roma fechada alrededor del 753 a. C.). Estamos en la capital de un país que se remonta a la época de los asirios y aunque las guerras con medos, Darío I , Alejandro Magno , Aníbal Barca , romanos y persas, han dejado poco lugares intactos, su visita no te va a dejar indiferente. Si no vas a recorrer todos los museos de la capital, un par de días son suficientes para ver los monumentos más importantes. Aunque ten en cuenta que la capital del país sirve de campamento base para visitar muchos lugares imprescindibles de Armenia . Nosotros de un circuito de 15 días por el país, pasamos 9 días durmiendo en Ereván. Lleva escrito en armenio y ruso los lugares más importantes que quieras visitar Lo primero que vas a notar es que el inglés te va a ser poco útil, espera al momento que tengas que encontrar tu autobús en la estación y te dar

Gijón romano: Villa Romana de Veranes

La parte noble quedaba separada del área de servicios por un patio A 12 km de Gijón se encuentran los restos de la Villa Romana de Veranes construida en el siglo IV d. C. como resultado de una ampliación y mejora de una construcción anterior del siglo I d. C. La villa está muy cerca de la vía romana de la Vía de la Plata que conducía a la capital del territorio: Asturica Augusta (Astorga). Vista aérea de la Villa Romana de Veranes en 2003 De aquella gran villa se ha conservado una parte de la pars urbana que correspondería a la zona residencial de una finca de gran tamaño. Las villas romanas eran explotaciones rurales agropecuarias con espacios dedicados a la explotación de grandes extensiones de tierra. La pars rustica que corresponderían a la parte de la explotación del fundus o zona rural, es una de las zonas más antiguas. Mapa de la Villa romana de Veranes En el museo de la Villa Romana de Veranes se encuentra una sala con la exposición permanente que exhibe los objetos encont

Capbreton: entre leyendas marineras y playas de surf

L’Estacade es el monumento más característico de Capbreton Cuenta una leyenda que los habitantes de Capbreton descubrieron América 100 años antes que Cristóbal Colón. Los pescadores de Capbreton habían aprendido la técnica de cazar ballenas de los vikingos y fue en una de esas salidas capitaneadas por un tal Cabarus que llegarían a la costa canadiense y darían nombre a la Isla del Cabo Bretón . Las playas de Capbreton Las playas de Capbreton tienen fama de estar casi desiertas Leyendas marineras aparte, lo cierto es que las playas de Capbreton tienen fama de estar casi desiertas la mayor parte del año. La costa sur de las Landes (de la que os dejo aquí una ruta para hacer en coche o en bicicleta) es más tranquila que la del norte, lo que aprecian algunos surfistas, familias y gente mayor. Un largo paseo marítimo une cada una de las playas de Capbreton, desde la más occidental hasta la más oriental. Grafitis para revindicar la protección de los océanos La Plage du Santocha es conoc

Ruta a pie por el barrio más antiguo de Bayonne

Imprescindible descubrir las casas en el Quai Augustin Chaho Bayonne , Bayona o Baiona (que significa “ buen río” en euskera), 3 nombres que recuerdan la esencia francesa, española y vasca de la que está considerada la Puerta al País Vasco Francés y la ciudad más monumental de la región . Permíteme utilizar indistintamente los 3 nombres de Bayonne, Bayona o Baiona a lo largo de esta ruta por el barrio más antiguo de Bayonne. Esta joya del País Vasco francés, capital administrativa, cultural y económica del País Vasco Francés, se encuentra situada a ½ hora en coche de España y a 10 minutos de Biarritz y de la costa. Fachadas del Quai Galuperie reflejadas en las aguas del Nive Asentada a 6 km del Océano Atlántico, en la confluencia del río Adour (gascón) y el afluente Nive (vasco), Bayonne tiene una belleza especial que se refleja en sus aguas. Un conjunto de bellas mansiones se extiende en sus riveras y en el interior de la ciudad fortificada. El agua y una serie de puentes que facili

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color