Ir al contenido principal

Complejo Minero de Puras de Villafranca (Burgos)

Complejo Minero de Puras de Villafranca
Entrada a la Mina Pura
A 5 kilómetros de Belorado se encuentra el Complejo Minero de Puras de Villafranca: la mina de manganeso más antigua de España y la única abierta al público. La explotación minera en la cuenca alta del río Tirón empezó en 1799, aunque no estuvo en pleno funcionamiento hasta casi un siglo más tarde. Entre 1862 y 1922 llega la época de mayor auge de las minas con la extracción de un mineral de calidad extraordinaria, hasta que en 1965 la mina cierra definitivamente por el coste que representa. En la actualidad, el Complejo Minero de Puras de Villafranca ofrece la oportunidad de realizar un viaje en el tiempo y conocer en primera persona cómo era la vida de los mineros y el trabajo en la mina a mediados del siglo XIX.

Complejo Minero de Puras de Villafranca
Lavadero de mineral
La visita al Complejo Minero de Puras de Villafranca permite una experiencia inmersiva en el mundo de la minería. Visitarás el interior de una mina auténtica, conocerás los procesos de extracción y entenderás la dificultad que suponía hacerlo. Cuando entres en las galerías de extracción, por un momento te quedarás a oscuras con la única luz que utilizaban los mineros, podrás ver la atmósfera cargada de polvo con la recreación de máquinas de humo, conocerás las herramientas que utilizaban y los materiales empleados en la mina, además de los usos que se daba al material que se extraía.

El manganeso
Complejo Minero de Puras de Villafranca
A la izquierda veta de manganeso y a la derecha interior de la galería
El origen de las vetas de manganeso de la Mina de Puras de Villafranca datan de hace 35 millones de años, cuando el agua rellenó las micro fallas con arcilla, lodos y manganeso procedentes de la Sierra de la Demanda. El manganeso es un mineral muy apreciado por su capacidad para endurecer el acero, pero también se utilizó para colorear el vidrio, en la fabricación de pilas o tras el estallido de la Primera Guerra Mundial en la fabricación de armamento. En la Mina de Puras de Villafranca el manganeso se extraía cubierto de arcilla, la labor de retirar y separar los materiales en el lavadero de mineral, era tarea de las mujeres y niños menores de 10 años.

Visita al Complejo Minero

Complejo Minero de Puras de Villafranca
Lavadero de mineral
El Complejo Minero de Puras de Villafranca además de conservar los túneles de las minas, conserva las oficinas y los lavaderos de mineral, es lo primero que te enseñarán en la visita. Después irás a la entrada de la Mina Victoria; un pozo de 68 metros de profundidad (equivalente a un edificio de 23 pisos de altura) por donde accedían los mineros a través de una escalera de gato; una escalera vertical de madera fijada a la roca. Los mineros tardaban en bajar a la galería de trabajo por la escalera rudimentaria unos 17 minutos, tiempo en que también procuraban no perder el candil de carburo que sujetaban con un dedo para iluminarse en el interior de la mina.

Complejo Minero de Puras de Villafranca
Entrada a la Mina El Comienzo
La entrada a la Mina El Comienzo es mucho más accesible, “a pie de calle”, y en los primeros metros veremos las tolvas de descarga que servía para lanzar el material extraído de galería en galería. Gracias a una grabación escucharás lo que era una avalancha de rocas cayendo por un tobogán de madera a 16 metros de altura. Las bolsas donde estaban las vetas eran de diferente tamaño lo que condicionaba su método de extracción. En las pequeñas y medianas se extraía el material picando a mano con la ayuda de piquetas, picos y martillos, de abajo a arriba, si eran de gran tamaño, se picaba una chimenea al lado de la bolsa para quedar por encima de ella y picarla desde arriba, así si el terreno cedía, el minero quedaba por encima y no por debajo.

Complejo Minero de Puras de Villafranca
Interior de la Mina El Comienzo
A mediados del siglo XIX las jornadas laborales eran de 10 a 12 horas todos los días de la semana. Los mineros se pasaban la mayoría del tiempo mojados, en cavidades donde debían permanecer agachados, respirando mal… a estas precarias condiciones de trabajo se les sumaba que la luz con la que trabajaban, apenas servía para ver más de un metro delante de ellos y además hay que añadir la continua polvareda causada por las explosiones que permitían abrir nuevas galerías. El trabajo en la mina era efectivamente una fiesta de polvo, humo de los carbureros, barro y charcos de agua que propiciaba que el promedio de vida de los barreneros, los encargados de abrir con barrenos cargados de pólvora las minas, no superara los 40 años. La principal causa de muerte era la silicosis, una enfermedad pulmonar causada por la aspiración excesiva de polvo de sílice.

Complejo Minero de Puras de Villafranca
Entrada a la Mina Victoria
Cada 150 metros de galería excavada debía abrirse una chimenea para que entrara aire fresco, una grabación te permitirá escuchar el sonido de los mineros picando a mano la galería. Hay que tener en cuenta que a mediados del siglo XIX se utilizaban burros para trasladar las cargas pesadas. Los animales entraban a la mina una sola vez y sólo salían cuando habían muerto. Cuando llegues al final de la mina verás unos precarios listones de madera por donde los mineros debían pasar. A estas alturas ya puedes imaginar que la famosa canción de “Soy minero y templé mi corazón con pico y barrena” no habría fuerzas de cantarla ni de coña.

Más información: Dirección: 09258 Puras de Villafranca (Burgos). Teléfono: 947 580 326. Móvil: 670 691 173. Entrada: 5 €. Es necesario reservar con antelación. Web: Complejo Minero de Puras de Villafranca

Todo el material publicado en Redes Sociales durante mi viaje a La Bureba puede consultarse a través del hashtag #DestinoBurgos

Comentarios

Los viajes más populares

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m.) y Djebel Ayban (3.194 m.), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Peníns

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Empúries: puerta de entrada de griegos y romanos

La ciudad griega de Emporion se desarrolló desde el siglo VI a.C. hasta la llegada de los romanos en el año 218 a.C. Los griegos fundaron Emporion , actual Empúries, alrededor del 575 a.C. dejándonos el vestigio griego más importante de la Península Ibérica . Aquella importante colonia griega iniciada con un pequeño asentamiento conocido con el nombre de Palaiápolis (ciudad vieja) se encontraba en un promontorio del Golfo de Roses donde hoy se encuentra el pueblo de Sant Martí d’Empuries. Años después se convertiría en la Neápolis (ciudad nueva) y en un destacado enclave comercial a orillas del Mediterráneo llamado Emporion que en griego significa mercado. Gracias a la incesante actividad comercial de los griegos, hasta Emporion llegaban comerciantes de Massalia (actual Marsella), Aiboshim (Ibiza), Alejandría y Cartago. Emporion: importante lugar de comercio La estatua de Asclepios preside el templo del Asclepeion de Empúries Empúries es el yacimiento arqueológico