Ir al contenido principal

Comer en Lille: La Dinette y Le Petit Barbue d'Anvers

Si vas a viajar a Lille te recomiendo dos restaurantes donde ir a comer o cenar. En uno encontrarás platos que se ajusten a tu bolsillo y en el otro, un maridaje de cervezas tanto francesas como belgas.

La Dinette
Entender el concepto de La Dinette empieza por conocer el significado de su nombre. Dinette es el aquel juego infantil que los españoles conocemos como “jugar a las cocinitas”. Ese “pequeño comedor” de fantasía es en realidad un local encantador situado en Lille donde se puede desayunar, aficionarte al brunch, comer o cenar de forma económica, con amigos, familia o en pareja.


En La Dinette te espera un restaurante con una llamativa decoración de colores alegres que te transportan a la infancia, pero además disponen de juegos y libros de Babar para entretener a los más pequeños de la familia. En este establecimiento se respira un ambiente amable, simpático y distendido, incluso con los extranjeros y turistas que entran aquí. 


Las especialidades culinarias de La Dinette son las “Home Burgers”; hamburguesas realizadas a mano con productos frescos y recetas de la casa. Las hamburguesas se combinan con otros ingredientes de la gastronomía francesa; desde salsas típicas del Norte de Francia o su famoso queso Maroilles. Los bocadillos de hamburguesa son de gran tamaño (120 gramos de la mejor carne) y se sirven acompañados de patatas y/o ensalada, al estilo de un buen plato combinado. 


También disponen de menú infantil (10 €), porciones de quiche, una sopa del día, ensaladas y deliciosos postres (mi preferido es el Café Gourmand; un espresso acompañado por 3 ó 4 pastelillos). Tienen surtido de cervezas a partir de 3 €, os recomiendo probar la cerveza artesanal de 8º Anosteke Blonde (4.5 € la botella), aunque también disponen de vinos (a partir de los 4.5 € la copa o 19 € la botella) y refrescos.

Si la cena se realiza en La Dinette hay posibilidad de alargar la noche en los bares de copas situados en la Rue St. André; el mejor lugar de Lille para disfrutar de la animada vida nocturna de este punto de Francia.

Más información: Dirección: 106bis rue St. André, 59000 Lille (Francia). Teléfono: +33(0) 3 20 784 833. Horario: martes de 12 a 14 h. De miércoles a sábado de 12 a 14 h y de 19 a 22 h. Hamburguesas con acompañamiento a partir de 10.5 €. Tienen página de Facebook, Pinterest e Instagram, aunque advierto que con sus imágenes se te abrirá el apetito.


Le Petit Barbue d'Anvers
La proximidad de Lille a Bruselas (100 Km. escasos) no es sólo geográfica. El Nord-Pas-de-Calais tiene un rico patrimonio cultural y gastronómico cervecero. A principios del siglo XIX habían 1.900 cervecerías en la región, de las que se han conservado medio centenar que distribuyen 100 tipos de cerveza diferentes. Así que en tu próxima escapada a Lille te recomiendo visitar alguna brasserie (cervecería) y descubrir su amplia gama de cervezas artesanales


La empresa L'échappée Bière nos organizó una “cena cervecera” en Le Petit Barbue d'Anvers de Lille. En este restaurante francés es posible sumergirse en la atmósfera franco-belga y disfrutar de los grandes placeres culinarios de ambas cocinas. Puedes seguir esta sencilla guía de recomendaciones: como acompañar una bière tourbée (una lager de malta de alta fermentación) con salmón ahumado, una bière houblonnée (cerveza de lúpulo) con un queso curado, o una stout (cerveza negra, mezcla de malta y cebada tostada) con un delicioso chocolate negro o un buen postre. O también puedes elegir el menú llamado Repas biérologique; que consiste en una comida, donde cada plato se degusta con una cerveza diferente, ¡incluido el postre! 


El menú que probé en Le Petit Barbue d'Anvers fue un primer plato de Croquette de Maroilles (Croquetas de queso Maroilles rebozadas con cerveza) acompañadas de una dulce cerveza rubia llamada Vedette Blond que pasaba como el agua. De segundo plato nos ofrecieron una exquisita Carbonnade Flamande; un plato de ternera cocinada con especias muy típico de Flandes y del Norte de Francia que está delicioso y que iba acompañado de una cerveza trapista; una aromática y valona Chimay Bleue. ¡Qué rica está esta cerveza, por Dios! Debe ser cosa de su elaboración en monasterios trapenses y su cercanía al paraíso celestial. Su intenso aroma especiado y sabor combinan a la perfección con la carne.


El postre que nos recomendaron para rematar el menú fue un Helado de Speculoos con Toffee; el Speculoos es una galleta tradicional navideña de Bélgica característica por su combinación de especias (canela, nuez moscada, clavo, jengibre, cardamomo y pimienta blanca). El postre se acompañaba por una bière trappiste (en este caso una cerveza fabricada en la Abadía cisterciense de Notre Dame de Saint Remy en Rochefort, Bélgica) llamada Trappistes Rochefort 8 con exquisitas notas de caramelo.

Más información: Dirección: 3 Avenue du Peuple Belge, 59000 Lille. Teléfono: +33(0) 3 20 068 165. Horario: diariamente al mediodía y de lunes a sábado para cenar. Menú Estaminet de 2 platos 24 €. Menú completo con postre 29 €. Web: Le Petit Barbue d'Anvers.

Si este post te ha abierto el apetito, quizás quieras conocer 5 lugares donde comer en Bruselas o dónde realizar una cata de iniciación de cervezas belgas en Barcelona.

Comentarios

Los viajes más populares

Soy una Oficina de Turismo y quiero organizar un blogtrip

Hola Oficina de Turismo ¿estás pensando en organizar un blogtrip? ¿no sabes cómo hacerlo? Quizás hablando conmigo podamos resolver algunas dudas y que conozcas mejor, mi punto de vista del lado blogger (el lado oscuro). ¿Empezamos? Hoy vamos a hacerlo bien, con introducción e ideas claras, en el próximo post, os diré, lo que hacen mal las Oficinas de Turismo cuando organizan un blogtrip, (me he venido arriba, perdonádmelo). (Con mis compañeros de blogtrip #LourdesPyrénées, aquí hubo mucha acción) Qué es un blogtrip Los blogtrips no son nuevos, vienen influenciados de los Press Trip (viajes de prensa) o Fam Trip (viajes de familiarización para las Agencias de Viaje) que aún se siguen haciendo, y que reúnen periodistas o agentes de viaje respectivamente, para la misma misión que un blogtrip: conocer en primera persona aquello que quieres divulgar . ¿Pero eso ya lo sabías, verdad? Si vives en una preciosa localidad, pero no consigues activar la economía, ni el turismo

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

La rendición de Granada Muhammad I fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la Dinastía Nazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El último reino musulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la Alhambra de Granada . Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí. La Alhambra de Granada desde la Carrera del Darro La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riqueza de agua y una particular tierra arcillosa de color rojo . Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qala al-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchas y fogatas encendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción

La decepción de generar contenido para los demás

Antecedentes El 16 de mayo del 2008 empecé a generar contenido para el portal de Viamedius (en la actualidad Viajeros Mira y Vuela) pagaban la friolera de 1 € por cada nueva entrada. Así que con 148 relatos de viajes y 3.689 opiniones publicadas durante cinco años ¡estoy forrada! Como el dinero no era un problema para mí estando en paro, pues en abril del 2009 me hice voluntaria de Amics de la UNESCO en Barcelona y por un tiempo me dediqué a publicar en castellano y en catalán sobre los fantásticos viajes que hacían los socios. Desde marzo a diciembre del 2010 generé contenido para los blogs patrocinados por los laboratorios ESTEVE llamados La vida en positivo y Antes de viajar (en la actualidad desaparecidos). Cuando Altaïr me aceptó como “redactora” en mayo del 2011, no me decepcionó saber que no pagaban nada. Era cuestión de “trueque”, ellos me regalaban su revista (que la vecina se encargaba de robarme del buzón) y a cambio generaba contenido para el blog

¿Quieres salir con un blogger de viajes? Atente a las consecuencias

¿Has pensado alguna vez en salir con un blogger de viajes? Si es así deberías saber ciertas manías, tribulaciones y vicios que tenemos y que en la mayoría de los casos hace que la convivencia sea dura, difícil y casi imposible, ahí van algunas de las consecuencias de salir con un blogger de viajes: - Madrugamos ¡y mucho!. No importa si el avión sale a las 3:45 de la madrugada o hay que estar en el aeropuerto a las 5:15, un blogger de viajes despierta ilusionado ante un vuelo sea la hora que sea, no hay sitio para lamentos, una cabezadita más o apagar el despertador ¡sacrilegio!. Hay que coger ese vuelo y estar en la cola de facturación los primeros (a poder ser) ¡menudos nervios!. - Los destinos varían según la época: un año tribus ancestrales, otro safari en busca de animales exóticos, recorrido por yacimientos arqueológicos o senderismo de aventura. Si piensas quedarte en el hotel ¡grave error!, si quieres subir al gimnasio o dormir más: estás poniendo en grave peli