Ir al contenido principal

Rocamadour: lugar de peregrinaje


Si tuviéramos que hacer una lista de los lugares religiosos construidos sobre un acantilado, Rocamadour, situado en la región francesa de Midi-Pyrénées, estaría incluido. Este peculiar enclave religioso es por si solo un magnífico conjunto monumental compuesto por siete santuarios románicos y varios oratorios que son el centro de un importante lugar de peregrinación de la Fe Católica.

Creyentes o no, esta curiosa ciudad religiosa es una de las visitas recomendables de la región de Occitania en Francia.

El recinto amurallado de Rocamadour, conocido con el nombre de La Cité, está formado por una calle principal peatonal, donde a primera hora de la mañana, es posible disfrutar de un juego de luces que enmascara las fachadas de piedra, y que impregna el pavimento de adoquines, de un halo de misterio medieval. La Cité existe desde el siglo XII y alcanza alturas de entre 110 y 364 metros de altitud, en un precioso emplazamiento sobre el cañón que atraviesa el río Alzou.

La calle principal da acceso a una gran escalinata formada por 226 peldaños que sirve de acceso a la Église Saint Sauveaur (construida entre los siglos XII y XIV) y a la Cripta de Saint Amadour (un famoso ermitaño que dio nombre al lugar). Antiguamente los peldaños de esta escalera eran subidos de rodillas por los peregrinos que se acercaban a visitar a la Virgen Negra milagrosa (siglo XII) situada en la Capilla de Notre-Dame.

El Château de Rocamadour queda situado en lo alto del acantilado a 120 metros de altitud y es posible llegar hasta él siguiendo un boscoso “Chemin de la Croix. Durante el ascenso por este serpenteante sendero, formado por un Vía Crucis con estaciones construidas en piedra, es posible contemplar una gruta excavada en la roca.

Las vistas del entorno aseguran al visitante quedarse encandilado e invitan a contemplar, desde el lado opuesto, la ciudad de Rocamadour en la noche.

Si quieres leer otras Ciudades construidas sobre acantilados quizás salgas de viaje inmediatamente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…