Ir al contenido principal

Nîmes y su extraordinario patrimonio romano

Nîmes
Jardines de La Fontaine, Nîmes
La Colonia de Nemausus se convirtió en Nîmes y al igual que Roma, la ciudad se extiende por siete colinas. Nemausus se levantó en el siglo VI a.C. alrededor de un manantial de agua sagrada venerada por los Volcas arecómicos (longostaletas); una tribu celta que ocupaba la Galia Narbonense. La fuente de agua de lluvia filtrada a través de un monte al norte de la ciudad, dio inicio al establecimiento de los primeros habitantes de Nîmes. El lugar sagrado estaba dedicado al Dios Nemausus y los romanos cuando llegaron alrededor del 120 a.C. lo incorporaron a su propio Augusteum; al que añadieron un recinto con dos escaleras de piedra semicirculares y un pequeño templo. Siglos más tarde, en 1745, se construirían los Jardines de La Fontaine; uno de los primeros jardines públicos de Europa.


Nîmes
Tour Magne, Nîmes
Nuestra “Pequeña Roma” creció hasta convertirse en Colonia en el 50 a.C. de esa primera época es la Tour Magne (Torre Magna); de forma octogonal, es el único resto que queda en pie de las 80 torres que formaban el recinto amurallado de Nemausus. Se conservan dos de los tres niveles originales, suficiente como para permitirte la entrada y una ascensión a 32 metros de altura que te brinda una completa vista panorámica de Nîmes. La Muralla romana de Nîmes fue construida entre el 16 y el 15 a.C., por el Emperador Augusto, tenía una longitud de 7 km. por 2 metros de ancho y 9 metros de altura y fue una de las murallas más largas de la Galia. Presentaba diez puertas de las que se han conservado dos: la Porte Auguste y la Porte de France.

Nîmes
Porte Auguste, Nîmes
La Porte Auguste (Puerta de Augusto) o Puerta de Arles está ubicada en el Boulevard Courbet, era una de las entradas principales a la ciudad antigua, por aquí cruzaba la primera calzada romana construida en la Galia: la Vía Domitia, de la que se conservan varios tramos escampados por la geografía vial y que originariamente conectaba la ciudad francesa de Beaucaire con Hispania. La Puerta de Augusto estaba flanqueada por dos torres y permitía el paso de carros por los dos arcos centrales y el paso de peatones por las dos arcadas más pequeñas. Se conserva alguna decoración, pilastras corintias, nichos y torsos de toros.

Nîmes
Porte de France, Nîmes
La Porte de France, conocida como la Puerta de España, cerca de la Rue de la Republique, es otra de las dos únicas puertas romanas que se conservan en Nîmes. Construida en el año 16 a.C. tiene un único arco de medio punto coronado por una galería ciega decorada con pilastras de la Toscana. En la antigüedad, también estaba flanqueada por dos torres circulares defensivas.


Nemausus
Símbolo de Nîmes que puede verse por toda la ciudad
La Nemausus hija del Emperador Augusto, vencedor de Cleopatra y Marco Antonio, acuñó monedas con un cocodrilo encadenado a una palmera coronada con laureles y que simbolizaba la sumisión de Egipto a Roma. Hoy, esa imagen forma parte del escudo de la ciudad y recuerda la victoria de los romanos en la batalla naval de Actium en el año 31 a.C. La inscripción: “COL NEM” se refiere a Colonia de Nemausus y la verás en varios puntos de la ciudad, al igual que el cocodrilo.

NÎmes
Castellum Divisorium, Nîmes
El Castellum Divisorium es una especie de distribuidor de agua de mediados del siglo I tallado en la roca que permitía el abastecimiento de agua en la ciudad, aprovechando la procedente del acueducto de Nîmes de 50 km. de longitud. El acueducto construido por Agripa entre el año 40 y 60 se conoce hoy con el nombre de Pont du Gard y se abastecía con el agua del Manantial de Eure situada en Uzès. El Castellum medía 5'90 m. de diámetro, poseía 10 orificios circulares y estaba excavado a 1'40 m. de profundidad. De este tipo de vestigio arquitectónico sólo se ha conservado uno más en buen estado, y se encuentra en Pompeya, por tanto estamos delante de una auténtica rareza. Las tuberías de plomo llevaban agua hasta las fuentes públicas, monumentos y a los diferentes barrios de la ciudad ubicados por encima de donde brotaba el manantial primigenio. En Nîmes el agua corriente era símbolo de poder y estatus, el acueducto brindaba un extra de comodidad a los romanos que no tenían que bajar de las colinas en busca de agua.

Nîmes
Temple de Diane, Nîmes
El Temple de Diane (Templo de Diana) se cree que podía haber estado vinculado al Santuario Imperial, hoy se encuentra dentro de los Jardines de La Fontaine, sin que se conozca su función exacta. Conserva restos decorativos y varios espacios en forma de salas. Se cree que en la antigüedad los pasillos laterales permitían el acceso a una planta superior, hoy desaparecida. Las distintas bóvedas y los nichos de la sala principal no son elementos constructivos típicos de los templos grecorromanos, enigma que se suma al halo de misterio de este edificio. En 1570, el arquitecto veneciano Palladio pudo hacer un croquis de un edificio mejor conservado del que diría: “Todo este edificio está hecho de piedra erecta y está cubierto con azulejos, de modo que el agua de lluvia no puede encontrar el paso. Tuve un cuidado muy especial en dibujar este templo, que me pareció considerable. Está claro que se hicieron en un momento en que el uso de la buena arquitectura era casi universal en todo el mundo.

Nîmes
Maison Carrée, Nîmes
La Maison Carrée es uno de los templos romanos mejor conservados en su totalidad ¡del mundo!. Allá por el siglo I, formaba parte del foro; centro de la vida pública romana, y estaba dedicado al culto imperial de Augusto y tras su muerte, al culto de sus herederos: Cayo y Lucio César. Una inscripción conservada en su frontón reza: "príncipes de la juventud" haciendo alusión a los nietos de Augusto. La Maison Carrée mide 26 m. de largo, por 15 m. de ancho y 17 m. de alto y se alza sobre un zócalo presidido por una gran escalera. Once columnas en cada lado se suman a las cuatro centrales de la fachada con capiteles corintios con hojas de acanto. En el espacio exterior pueden verse algunas bases de las columnas que formaban el pórtico. En la actualidad, en el interior de la Maison Carrée se proyecta el documentalNemausus, la Naissance de Nîmes” que os recomiendo ver y donde se explica la fundación de la ciudad a través de una familia que vivió en el Oppidum celta en el 55 a.C. hasta el año 90. El nombre carrée “cuadrado” designa en Francia a todo rectángulo con 4 ángulos rectos.


Nîmes
Arènes de Nîmes
El anfiteatro mejor conservado del mundo romano y que sigue aún en activo, es a la vez el más grande de la Galia Romana: las Arènes de Nîmes. El anfiteatro fue construido a finales del siglo I, tiene forma ovalada y originariamente capacidad para 24.000 personas, mide 133 m. de largo, por 101 m. de ancho y 21 m. de altura. Dos niveles con 60 arcadas en cada una de las alturas, varias escaleras de acceso y un sistema de galerías abovedadas permiten el acceso rápido al vomitorium. Las localidades se llenan cada año en la celebración de los Grandes Juegos Romanos, corridas de toros o conciertos que presentan una visibilidad perfecta de toda la pista o arena, gracias al diseño de sus gradas, desde cualquier ubicación. Una cornisa en la parte superior con piedras perforadas permitía colgar un vélum (una gran lona) para proteger a los espectadores del sol y el mal tiempo, los anclajes pétreos aún son visibles. En el exterior se han conservado varios bajorrelieves, como el de los hermanos gemelos Rómulo y Remo con la loba Capitolina y varias cabezas de toros.


Más información: Existe un pase que te da la posibilidad de visitar la Maison Carrée, las Arènes de Nîmes y la Tour Magne durante 3 días y cuesta 13 €. El resto de monumentos romanos aquí descritos son de entrada gratuita. Oficina de turismo de Nîmes. Dirección: 6 Rue Auguste, 30020 Nîmes. Teléfono: +33 (0) 466 583 800. Horario: de 1 de octubre hasta 31 de marzo de lunes a sábado de 9:30 a 17:30 h. Domingos y festivos de 10 a 17 h. Del 1 de abril al 30 de septiembre de lunes a sábado de 9 a 19 h. Domingos y festivos de 10 a 18 h. Web: Oficina de turismo de Nîmes.


Toda la información generada en redes sociales sobre mi viaje a Nîmes puede consultarse a través del hashtag #PDViaDomitia y #GrandsJeuxRomains

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…