Ir al contenido principal

Cádiz: la tacita de plata de almorávides y almohades

El paso del tiempo ha dejado a la vista una amalgama de culturas y épocas en las calles de Cádiz que forman una colección de bellos tesoros muy particulares que a menudo pasan desapercibidos por el visitante, como si Cádiz mantuviese oculto un pequeño secreto. Esta protección, inevitable, nos descubre una ciudad llena de rincones.

Ruta por el Barrio del Pópulo
Barrio del Pópulo
Plaza de Fray Félix en el Barrio del Pópulo
El núcleo más antiguo de Cádiz se extiende desde la Plaza de San Juan de Dios hasta la Catedral, a lo largo del famoso Barrio del Pópulo, heredero de la vieja ciudad amurallada medieval. Flanqueado por la arteria peatonal de la Calle Pelota, que une en línea recta la Plaza del Ayuntamiento y la Plaza de la Catedral, en este barrio aún subsisten fragmentos del muro defensivo que asoma por distintos callejones como en el Arco del Pópulo que se encuentra bajo una capilla barroca, el Arco de los Blancos y el Arco de la Rosa junto a la iglesia mayor.

Teatro Romano
Teatro Romano de Cádiz
Como testigo de la superposición de culturas que han existido en Cádiz, en el Barrio del Pópulo asoma el graderío de un Teatro Romano de la antigua Augusta Urbs Julia Gaditanae. Excavado en medio de las casas y fechado hacia el siglo I a.C., lo señala como uno de los teatros más antiguos de Hispania. Justo detrás se encuentra la Iglesia de Santa Cruz o “Catedral Vieja”, levantada hacia el año 1600 tras la destrucción del primer edificio catedralicio que consagrara Alfonso X sobre una mezquita después de la conquista cristiana.

Casa de la Contaduría
Custodia del Millón y patio de la Casa de la Contaduría
Adosada a un fuerte torreón, la Catedral Vieja muestra un porte robusto. En su interior hay tres naves bajo bóvedas que descansan sobre gruesas columnas y donde destaca un retablo de Alonso Martínez. A su lado se encuentra la Casa de la Contaduría con un exquisito patio mudéjar del siglo XVI y sede en la actualidad del Museo Catedralicio, donde se exhiben documentos, ajuares litúrgicos y obras de arte tan sobresalientes como la Custodia del Cogollo del siglo XVI, y la Custodia del Millón del siglo XVIII, así llamada por las innumerables piedras preciosas que la adornan.

Catedral Nueva
Catedral Nueva
Los rincones del Barrio del Pópulo están bellamente ennoblecidos por palacios barrocos como la Casa del Almirante que data de 1690 y es un maravilloso ejemplo de la arquitectura de las casas de comerciantes de Indias que ha conservado una interesante portada y dos torres miradores. Coincidimos ante la fachada de la Catedral Nueva donde destaca un elaborado juego de superficies curvadas con una gran portada entre unas torres gemelas. Iniciada en 1722 en estilo barroco por Vicente Acero, la construcción de la Catedral Nueva se prorrogó hasta 1883 en estilo neoclásico.

Catedral Nueva
Catedral Nueva junto a la Catedral Vieja desde el Campo del Sur
El interior del templo, de planta de cruz latina con girola, palpita bajo una luminosidad grandiosa. Destaca el altar mayor de mármol de Carrara, jaspes y bronces y la cripta donde está enterrado Manuel de Falla. mientras su centelleante cúpula recubierta de azulejos dorados perfila una de las imágenes más emblemáticas de Cádiz, sobresaliendo por encima de las fachadas multicolores y los rompientes del Campo del Sur; el lugar donde se obtiene la mejor panorámica de Cádiz.

Ruta por la muralla y la ciudad moderna
Jardines de Carlos III
Jardines en el Paseo de Carlos III
Otra forma de ver Cádiz consiste en recorrer su perímetro marítimo, por avenidas, alamedas y jardines que discurren a lo largo de las imponentes murallas de San Carlos y los baluartes que la convirtieron en una plaza inexpugnable después de haber sido saqueada por ingleses y holandeses. A partir de la Plaza de San Juan de Dios se alinean los Jardines de la Avenida del Puerto, el edificio del siglo XVIII de la Antigua Aduana de Carlos III; sede de la Diputación y la Plaza de España con el Monumento a las Cortes de 1812. Destaca la vegetación y las vistas de la Boca de la Bahía desde la Alameda de Apodaca y la del Marqués de Comillas donde abundan enormes ficus. Así como el austero Baluarte de Candelaria y la barroca Iglesia del Carmen del siglo XVIII de estilo colonial.

Castillo de Santa Catalina
Castillo de Santa Catalina
Por último, si dispones de tiempo acércate hasta el Parque Genovés y la antigua prisión militar del Castillo de Santa Catalina iniciado en 1598 por orden de Felipe II que domina la popular Playa de la Caleta con el pintoresco Balneario de la Palma del siglo XX. Desde aquí se asoma entre los escollos el Castillo de San Sebastián, fortificación del siglo XVII salpicada por el oleaje de las aguas del Atlántico. Una vez rebasado el cinturón de murallas se extiende la ciudad moderna, entre la Bahía y la concurrida Playa de la Victoria, surcada por la Avenida de Andalucía.

Dónde comer en Cádiz
El Fogón de Mariana. Tapas por 2’6 €, chapatas 4 € y platos de carne desde 7 €. Dirección: Calle Sacramento 39, 11005 Cádiz. Teléfono: 956 220 600.

A 35 Km. de Cádiz se encuentra Jerez de la Frontera ¿te la vas a perder?

Comentarios

Los viajes más populares

Soy una Oficina de Turismo y quiero organizar un blogtrip

Hola Oficina de Turismo ¿estás pensando en organizar un blogtrip? ¿no sabes cómo hacerlo? Quizás hablando conmigo podamos resolver algunas dudas y que conozcas mejor, mi punto de vista del lado blogger (el lado oscuro). ¿Empezamos? Hoy vamos a hacerlo bien, con introducción e ideas claras, en el próximo post, os diré, lo que hacen mal las Oficinas de Turismo cuando organizan un blogtrip, (me he venido arriba, perdonádmelo). (Con mis compañeros de blogtrip #LourdesPyrénées, aquí hubo mucha acción) Qué es un blogtrip Los blogtrips no son nuevos, vienen influenciados de los Press Trip (viajes de prensa) o Fam Trip (viajes de familiarización para las Agencias de Viaje) que aún se siguen haciendo, y que reúnen periodistas o agentes de viaje respectivamente, para la misma misión que un blogtrip: conocer en primera persona aquello que quieres divulgar . ¿Pero eso ya lo sabías, verdad? Si vives en una preciosa localidad, pero no consigues activar la economía, ni el turismo

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

La rendición de Granada Muhammad I fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la Dinastía Nazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El último reino musulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la Alhambra de Granada . Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí. La Alhambra de Granada desde la Carrera del Darro La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riqueza de agua y una particular tierra arcillosa de color rojo . Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qala al-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchas y fogatas encendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción

La decepción de generar contenido para los demás

Antecedentes El 16 de mayo del 2008 empecé a generar contenido para el portal de Viamedius (en la actualidad Viajeros Mira y Vuela) pagaban la friolera de 1 € por cada nueva entrada. Así que con 148 relatos de viajes y 3.689 opiniones publicadas durante cinco años ¡estoy forrada! Como el dinero no era un problema para mí estando en paro, pues en abril del 2009 me hice voluntaria de Amics de la UNESCO en Barcelona y por un tiempo me dediqué a publicar en castellano y en catalán sobre los fantásticos viajes que hacían los socios. Desde marzo a diciembre del 2010 generé contenido para los blogs patrocinados por los laboratorios ESTEVE llamados La vida en positivo y Antes de viajar (en la actualidad desaparecidos). Cuando Altaïr me aceptó como “redactora” en mayo del 2011, no me decepcionó saber que no pagaban nada. Era cuestión de “trueque”, ellos me regalaban su revista (que la vecina se encargaba de robarme del buzón) y a cambio generaba contenido para el blog

¿Quieres salir con un blogger de viajes? Atente a las consecuencias

¿Has pensado alguna vez en salir con un blogger de viajes? Si es así deberías saber ciertas manías, tribulaciones y vicios que tenemos y que en la mayoría de los casos hace que la convivencia sea dura, difícil y casi imposible, ahí van algunas de las consecuencias de salir con un blogger de viajes: - Madrugamos ¡y mucho!. No importa si el avión sale a las 3:45 de la madrugada o hay que estar en el aeropuerto a las 5:15, un blogger de viajes despierta ilusionado ante un vuelo sea la hora que sea, no hay sitio para lamentos, una cabezadita más o apagar el despertador ¡sacrilegio!. Hay que coger ese vuelo y estar en la cola de facturación los primeros (a poder ser) ¡menudos nervios!. - Los destinos varían según la época: un año tribus ancestrales, otro safari en busca de animales exóticos, recorrido por yacimientos arqueológicos o senderismo de aventura. Si piensas quedarte en el hotel ¡grave error!, si quieres subir al gimnasio o dormir más: estás poniendo en grave peli