Ir al contenido principal

Cádiz: la tacita de plata de almorávides y almohades

Cádiz: la tacita de plata de almorávides y almohades

El paso del tiempo ha dejado a la vista una amalgama de culturas y épocas en las calles de Cádiz que forman una colección de bellos tesoros muy particulares que a menudo pasan desapercibidos por el visitante, como si Cádiz mantuviese oculto un pequeño secreto. Esta protección, inevitable, nos descubre una ciudad llena de rincones.

Ruta por el Barrio del Pópulo

Barrio del Pópulo
Plaza de Fray Félix en el Barrio del Pópulo

El núcleo más antiguo de Cádiz se extiende desde la Plaza de San Juan de Dios hasta la Catedral, a lo largo del famoso Barrio del Pópulo, heredero de la vieja ciudad amurallada medieval. Flanqueado por la arteria peatonal de la Calle Pelota, que une en línea recta la Plaza del Ayuntamiento y la Plaza de la Catedral, en este barrio aún subsisten fragmentos del muro defensivo que asoma por distintos callejones como en el Arco del Pópulo que se encuentra bajo una capilla barroca, el Arco de los Blancos y el Arco de la Rosa junto a la iglesia mayor.

Teatro Romano
Teatro Romano de Cádiz

Como testigo de la superposición de culturas que han existido en Cádiz, en el Barrio del Pópulo asoma el graderío de un Teatro Romano de la antigua Augusta Urbs Julia Gaditanae. Excavado en medio de las casas y fechado hacia el siglo I a. C., lo señala como uno de los teatros más antiguos de Hispania. Justo detrás se encuentra la Iglesia de Santa Cruz o “Catedral Vieja”, levantada hacia el año 1600 tras la destrucción del primer edificio catedralicio que consagrara Alfonso X sobre una mezquita después de la conquista cristiana.

Casa de la Contaduría
Custodia del Millón y patio de la Casa de la Contaduría

Adosada a un fuerte torreón, la Catedral Vieja muestra un porte robusto. En su interior hay tres naves bajo bóvedas que descansan sobre gruesas columnas y donde destaca un retablo de Alonso Martínez. A su lado se encuentra la Casa de la Contaduría con un exquisito patio mudéjar del siglo XVI y sede en la actualidad del Museo Catedralicio, donde se exhiben documentos, ajuares litúrgicos y obras de arte tan sobresalientes como la Custodia del Cogollo del siglo XVI, y la Custodia del Millón del siglo XVIII, así llamada por las innumerables piedras preciosas que la adornan.

Catedral Nueva
Catedral Nueva

Los rincones del Barrio del Pópulo están bellamente ennoblecidos por palacios barrocos como la Casa del Almirante que data de 1690 y es un maravilloso ejemplo de la arquitectura de las casas de comerciantes de Indias que ha conservado una interesante portada y dos torres miradores. Coincidimos ante la fachada de la Catedral Nueva donde destaca un elaborado juego de superficies curvadas con una gran portada entre unas torres gemelas. Iniciada en 1722 en estilo barroco por Vicente Acero, la construcción de la Catedral Nueva se prorrogó hasta 1883 en estilo neoclásico.

Catedral Nueva
Catedral Nueva junto a la Catedral Vieja desde el Campo del Sur

El interior del templo, de planta de cruz latina con girola, palpita bajo una luminosidad grandiosa. Destaca el altar mayor de mármol de Carrara, jaspes y bronces y la cripta donde está enterrado Manuel de Falla. mientras su centelleante cúpula recubierta de azulejos dorados perfila una de las imágenes más emblemáticas de Cádiz, sobresaliendo por encima de las fachadas multicolores y los rompientes del Campo del Sur; el lugar donde se obtiene la mejor panorámica de Cádiz.

Ruta por la muralla y la ciudad moderna de Cádiz

Jardines de Carlos III
Jardines en el Paseo de Carlos III

Otra forma de ver Cádiz consiste en recorrer su perímetro marítimo, por avenidas, alamedas y jardines que discurren a lo largo de las imponentes murallas de San Carlos y los baluartes que la convirtieron en una plaza inexpugnable después de haber sido saqueada por ingleses y holandeses. A partir de la Plaza de San Juan de Dios se alinean los Jardines de la Avenida del Puerto, el edificio del siglo XVIII de la Antigua Aduana de Carlos III; sede de la Diputación y la Plaza de España con el Monumento a las Cortes de 1812. Destaca la vegetación y las vistas de la Boca de la Bahía desde la Alameda de Apodaca y la del Marqués de Comillas donde abundan enormes ficus. Así como el austero Baluarte de Candelaria y la barroca Iglesia del Carmen del siglo XVIII de estilo colonial.

Castillo de Santa Catalina
Castillo de Santa Catalina

Por último, si dispones de tiempo acércate hasta el Parque Genovés y la antigua prisión militar del Castillo de Santa Catalina iniciado en 1598 por orden de Felipe II que domina la popular Playa de la Caleta con el pintoresco Balneario de la Palma del siglo XX. Desde aquí se asoma entre los escollos el Castillo de San Sebastián, fortificación del siglo XVII salpicada por el oleaje de las aguas del Atlántico. Una vez rebasado el cinturón de murallas se extiende la ciudad moderna, entre la Bahía y la concurrida Playa de la Victoria, surcada por la Avenida de Andalucía.

Dónde comer en Cádiz

El Fogón de Mariana. Tapas por 2’6 €, chapatas 4 € y platos de carne desde 7 €. Dirección: Calle Sacramento 39, 11005 Cádiz. Teléfono: 956 220 600.

A 35 km de Cádiz se encuentra Jerez de la Frontera ¿te la vas a perder?

Comentarios

Los viajes más populares

Qué ver en Ereván: la capital de Armenia

Iglesias Katoghike y Santa Ana La historia de Yerevan o Ereván se remonta al año 782 a. C. (unos años antes que la fundación de la ciudad de Roma fechada alrededor del 753 a. C.). Estamos en la capital de un país que se remonta a la época de los asirios y aunque las guerras con medos, Darío I , Alejandro Magno , Aníbal Barca , romanos y persas, han dejado poco lugares intactos, su visita no te va a dejar indiferente. Si no vas a recorrer todos los museos de la capital, un par de días son suficientes para ver los monumentos más importantes. Aunque ten en cuenta que la capital del país sirve de campamento base para visitar muchos lugares imprescindibles de Armenia . Nosotros de un circuito de 15 días por el país, pasamos 9 días durmiendo en Ereván. Lleva escrito en armenio y ruso los lugares más importantes que quieras visitar Lo primero que vas a notar es que el inglés te va a ser poco útil, espera al momento que tengas que encontrar tu autobús en la estación y te dar

Ruta modernista por el Barrio de Triana de Las Palmas de Gran Canaria

La Casa Lleó destaca por sus numerosos ventanales con decoración modernista Con esta ruta modernista por el Barrio de Triana de Las Palmas de Gran Canaria descubrirás la estética y estilo de arquitectura de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, del barrio más emblemático y comercial de la capital de Gran Canaria. Un Patrimonio Histórico excepcional que ha conservado viviendas con grandes balconadas de hierro forjado, puertas y ventanas enmarcadas con piedras labradas y decoración floral en yeso, cantería y cerámica. Diseños modernistas de Laureano Arroyo en la Calle Mayor de Triana 80 De la mano de los arquitectos más representativos del modernismo canario recorreremos el Barrio de Triana de Las Palmas de Gran Canaria. Un barrio dispuesto de forma regular y simétrico que ya estaba bien estructurado en el año 1530. El modernismo canario se desarrolló casi 80 años, desde 1860 hasta el estallido de la Guerra Civil Española (1936). El racionalismo arquitectónico y la estética

Gijón romano: Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres

La casa de los cilúrnigos era de planta circular El pasado romano en la costa Cantábrica tiene un importante referente en los yacimientos romanos de Gijón. El castro prerromano de la Campa Torres es el más antiguo de todos estos asentamientos. Es el yacimiento con presencia romana más antiguo de Gijón A 7 km de Gijón se encuentra el Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres , que estuvo habitado desde el siglo VI a. C. por miembros de la tribu de los cilúrnigos. En el siglo I d. C. miembros del Ejército Romano se instalaron en este promontorio y según cuentan, convivieron en armonía durante años con las tribus cántabras. La casa romana contaba con un vestíbulo y una habitación Conocida en las fuentes clásicas por Estrabón (63 a. C. - 23 d. C.), Pomponio Mela (15 d. C. - 45 d. C.) y Plinio el Viejo (23 d. C. - 79 d. C.) con el nombre de Oppidum Noega , fue el castro astur más grande e importante del territorio costero de los astures .  Peine de bronce decorado encontrado en

Girona medieval: Ciutat Tres Cops Immortal

Catedral y Casas del Onyar Girona es la capital de provincia con menos población de Catalunya, quizás por ello, aún es posible encontrar rincones solitarios y silenciosos anclados en la Edad Media . Conocida con el nombre de “ Ciutat Tres Cops Immortal ” (Ciudad tres veces inmortal) gracias a que sobrevivió a 3 asedios napoleónicos entre 1808 y 1809, su fundación, no obstante, es mucho más antigua. Es alrededor del año 77 a.C. cuando Pompeyo el Grande construye un oppidum sobre la Vía Augusta conocido como Gerunda . Si quieres conocer el trazado de la Vía Augusta en Francia; la Vía Domitia , te sorprenderán los sitios que aún se conservan de época romana y que he reunido en esta ruta para hacer en coche .  Girona conserva un centro histórico con numeroso patrimonio Casas del Onyar y Pont de Ferro Os propongo iniciar la ruta por el Pont de Pedra , el puente de piedra que cruza el río Onyar y desde el que divisaréis 4 puentes más: el Pont de Ferro o Pont de les

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color