20 octubre 2016

Escapada otoñal a la región de Lozère: tocando con los pies en la tierra

Lozère
Meseta de Méjean

Hay lugares que están pensados para ser visitados a pie, otros en coche, incluso a caballo, otros, son territorio ideal para ver como el invierno lo cubre todo bajo un manto de nieve, comienza la primavera inundando el aire de perfume floral, se funde el verano en un profundo tedio o despierta el otoño. La región francesa de Lozère puede presumir, de estar preparada para ver como la estación otoñal llega cada año. Con sinuosas carreteras rodeadas de campos de cultivo, viñedos, tierras de pastoreo, abruptas montañas, cañones y desfiladeros, la mirada del viajero se pierde en mantos de colores de tonalidades verdes, ocres, amarillas y burdeos. Los bosques de hayas, castaños, abedules, abetos y robles son los culpables del lienzo otoñal en que se convierte Lozère en esta época del año.
Lozère
Mende, región de Lozère
El paisaje no es lo único que puede enamorar al que llega a esta región del sur de Francia (declarado en 2011 por la UNESCO, Patrimonio Mundial), su ambiente rural, que más que ambiente es vida (rural), sus productos gastronómicos artesanales, la vida sencilla de los granjeros y agricultores o el silencio que sólo es roto por el balido de las ovejas y en otoño, por la berrea de los ciervos en periodo de celo, son algunos de sus atractivos. Sin pretenderlo, Lozère reconforta, llega hasta nuestros resortes de ser humano demasiado ocupado, para sumergirlo en una sensación de bienestar que te reconecta con la tierra y la naturaleza. A continuación te explico una ruta que combina todo lo descrito anteriormente y que te descubre todas las actividades que se pueden hacer en Lozère, más concretamente en Grands Causses & Vallée du Lot.

Qué ver en Mende; la antigua capital de Gévaudan
Mende, Lozère
Pont des Dames de Mende

Todo el mundo coincide que las visitas imprescindibles de Mende son: su Catedral gótica de Notre Dame et Saint Privat construida en 1368 por orden del Papa Urbano V, el Pont des Dames del siglo XII y los tapices de Aubusson de la sala donde se celebran los casamientos en el Ayuntamiento de la ciudad y que muestran el pasaje de la Biblia de la judía Judith y el general asirio Holofernes que perdió la cabeza, literalmente, a manos de la bella dama. Unas tapices sorprendentes para una sala donde se ofician bodas (alguien tenía que decirlo). Además, Mende esconde hasta 28 puntos de interés que te permiten descubrir esta ciudad medieval. Puedes descargarte la guía turística “Mende Coeur de Lozere Tour” en la App Store o la aplicación para Android y descubrir sus rincones.

Exploración por las entrañas de la Tierra
Fotografías antiguas
Datos e historia sobre Aven Armand

A 1 hora en coche de Mende, se encuentra la cueva llamada Aven Armand, situada en Hures-la-Parade, el camino hasta aquí es sinónimo de exclamaciones continuas del tipo ¡qué bonito! Ya que la carretera atraviesa una parte del “Parc National des Cévennes” y el “Parc Naturel régional des Grands Causses, zona reconocida por la UNESCO por su paisaje cultural agropastoral mediterráneo milenario. La ausencia de poblaciones no impide maravillarse con las pocas casas de piedra que quedan diseminadas por valles profundos, escarpadas montañas y la belleza de Les Gorges du Tarn. Si el tiempo te lo permite, para en el pueblo medieval de Sainte-Énimie, aunque sólo sea para inmortalizar en una fotografía, su perfil de pueblo de pesebre. Su vista sobre las Gargantas del Tarn se volverá inolvidable.
Hures-la-Parade
Gran Sala de Aven Armand
Tras cruzar la meseta de Méjean se llega a Aven Armand, una cueva descubierta el 19 de septiembre de 1897, por un herrero llamado Louis Armand y que se abrió al público en 1927. Desde entonces, miles de visitantes se dejan maravillar por los millones de años hechos piedra, bajo una profundidad de 112 metros. Un funicular lleva al visitante, a través de una galería de 200 metros, hasta la Gran Sala. Desde aquí se inicia un recorrido a pie por aproximadamente 1/2 kilómetro, donde se pueden observar más de 400 estalagmitas (las que suben desde el suelo). Dicen que aquí se encuentra la estalagmita más grande del mundo que mide 30 metros de longitud. Un juego de luces colorea las formaciones rocosas mientras el guía que nos acompaña nos explica las curiosidades del lugar. En ciertos puntos del recorrido se proyectan pequeños mapping sobre las formaciones rocosas y en verano (durante los meses de julio y agosto) se organizan conciertos de música.

Gastronomía francesa a base de productos locales
Quesos de Le Fédou. Fromagerie de Hyelzas
Tras la visita a las profundidades de la tierra, nada como ir en busca de la luz, el aire y el sol. A 3 kilómetros de Aven Armand se encuentra Le Fédou. Fromagerie de Hyelzas, un lugar excepcional donde comer, respirar, relajarse y conocer de primera mano como es Le Fédou; el queso de esta tierra. Fédou deriva de la palabra occitana Fède que significa oveja. Un excelente queso elaborado manualmente y que es la pieza clave de la cata de quesos que hicimos. Este queso se sitúa justo en el paso intermedio entre, los quesos cremosos y los quesos curados. Los productores locales se han reunido para seguir elaborando el queso de manera artesanal. Se utiliza leche cruda de oveja que los pastores locales siguen obteniendo con la práctica de una agricultura sostenible en Causse Méjean. En la quesería disponen de una tabla de quesos para la degustación, pero que por su cantidad (con 5 o 7 tipos de los quesos que ellos mismos elaboran) sirve para hacer una comida. Por unos 8 € la tabla de 7 quesos se acompaña del postre (también a base de queso con mermelada). Si además la puedes degustar en la terraza de la quesería, repleta de mesas y bancos de madera, y disfrutar de las hermosas vistas, el disfrute está asegurado. Pregunta por las cervezas artesanales de la Brasserie des Gorges de la Jonte o el vino de la región de Lozère, completarán el improvisado pícnic y alargarás más tu comida campestre.

La vida en una granja
Hyelzas, Lozère
Ferme Caussenarde d'Autrefois
Unos metros más allá de la quesería se encuentra un completo estudio de la vida rural de la región de Lozère: la Ferme Caussenarde d'Autrefois. Esta Granja de Hyelzas del siglo XVIII y su eco-museo han recreado como era esta antigua granja que hasta 1950, estuvo en funcionamiento. La visita permite conocer con todo lujo de detalles, el modo de vida y especialmente, de qué manera trabajaban en la granja. Las estancias como la cocina, el dormitorio comunal, el establo o el granero, están abarrotadas de objetos, enseres y utensilios reales utilizados en la vida cotidiana de la granja. Junto a las explicaciones, una película “Lou Mèjio” ayuda a imaginar la vida de los campesinos. Los martes de julio y agosto se hornea pan en el horno de la granja.

Espeleología para todos los públicos
Si eres de los que necesitan emociones fuertes y actividades físicas con cierto grado de adrenalina y desgaste, Lozère Nature propone una visita a la Grotte de Poujol. Tres salas sucesivas de (40x25x10m), (50x18x10m) y (40x25x10m) pueden visitarse con el equipo adecuado y sin demasiada dificultad (aunque es preferible no tener miedo a la oscuridad, a los espacios cerrados y se recomienda tener buena forma física para superar los pasos estrechos que unen las salas).

Qué no te puedes perder de la gastronomía de Lozère

Hôtel du Pont Roupt
Ternera con aligot en el Hôtel du Pont Roupt
- Además del Fédou, tienes quesos suaves y cremosos como el Péraldou, Perail, Téoulette y Le Claousou, y una selección de quesos curados como La Tomme y La Souréliette.
- Lozère es tierra de miel, así que no olvides probar la Miel de Margeride que se sigue elaborando en el interior de troncos de castaño por una colonia francesa de abejas.
- El aligot es la gran especialidad de la zona, la base es un puré de patatas con un toque de ajo, nata líquida y queso “tome” en láminas finas que queda fundido. Es delicioso para acompañar cualquier tipo de carne y extremadamente contundente.
Cevenas
Paisaje de las Cévennes
Más información:
  • Cómo llegar: El aeropuerto de Lyon se encuentra a 3 horas y 20 minutos de Mende. El aeropuerto de Montpellier se encuentra a 2 horas y 20 minutos de Meyrueis.
  • Dónde dormir en Mende: Hôtel du Pont Roupt; posee 25 sencillas habitaciones, una piscina cubierta con espacio de relajación y un pequeño fitness center. Trato cordial y agradable con un impresionante restaurante gourmet.
  • Dónde dormir en Meyrueis (situado a 14 kilómetros de Hures-la-Parade): Hôtel Family hotel sencillo de 44 habitaciones que posee una zona de spa con sauna, hammam y jacuzzi que puede alquilarse de forma exclusiva. El mismo propietario posee un resort con casas de alquiler y zona de caravanas llamado Domain Aigoual Cévennes que ofrece actividades familiares y de ocio a sus huéspedes.

Agradecer a ATOUT FRANCE (especialmente a Laetitia Lebas y Liliane Bodalo), a la Oficina de Lozère Tourisme y a las empresas y profesionales que hayan hecho posible este viaje de prensa y que han pensado en mí para dar a conocer esta región francesa a mis lectores y seguidores. Toda la información generada en redes sociales puede consultarse a través de los hashtags #greenfrance #lozeretourisme y #myauvergne

Si quieres conocer otros rincones de la región de Lozère y no puedes esperar a mi próximo artículo, puedes encontrar aquí otras experiencias de viaje:

Todas las fotografías que acompañan este texto han sido realizadas con la cámara digital FUJIFILM X-A2

1 comentario:

REVISTA QTRAVEL dijo...

Magnifico post, te felicito Ana!

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total