Ir al contenido principal

Alzola habla de sí misma


Nací siendo polvo plateado de estrellas, lágrima de océanos, entraña de la tierra


Por mis moléculas corren las fragancias de las nubes y el frescor de la aurora
Hidrógeno y oxígeno


Soy la fuerza que se mece en las mareas, la brizna que salpica el amanecer, y despierta por la mañana


Mis corrientes sinuosas acarician alfombras tupidas de césped, perfilan rocas, disuelven anocheceres


Mi respiración es entrecortada cuando el riachuelo juega con mis burbujas, 
es entonces cuando mi timidez, es parte de su juego


Crezco orgullosa en un abanico interminable de olas, presumo de espuma blanca, 
de retumbar en cuevas o de esconderme, tras una frágil estalactita, creada en los albores del tiempo


Soy remanso de paz en estanques de flores, espejo de la luna en los lagos donde beben las hadas
Soy cura, y sanación, cuando caliente y a borbotones, cautivo tu piel
y te sumerjo en mi espacio, único y precioso y te envuelvo a besos.


Los colores quieren verse reflejados en mis aguas, del aguamarina al zafiro, del azul cielo al azul turquesa
Los poetas me pusieron nombres que parecen joyas
Los pintores, contemplaron mi alma, para dibujar mi ser

 Soy agua, soy vida, soy Alzola

Para más información sobre la declaración de Alzola como la Mejor Agua del Mundo, clica aquí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

Pals: el pueblo medieval más famoso del Baix Empordà

La Costa Brava (Girona) está plagada de lugares con encanto, uno de los pueblos medievales más conocidos en la comarca del Baix Empordà es Pals. El municipio posee uno de los recintos góticos mejor conservados de Catalunya ideal para descubrir en una mañana.
Dejamos nuestro coche aparcado junto a una casa fortificada del siglo XV conocida con el nombre de Ca la Pruna que ha sido restaurada y ejerce como Museo Casa de Cultura. En su interior se expone una colección de herramientas para trabajar el campo y el legado del primer farmacéutico de Pals. Nuestros pasos se dirigen hasta la Plaça Major donde se encuentra la Oficina de Información Turística, el Ayuntamiento de Pals y una de las puertas de acceso al recinto amurallado.
El barrio antiguo de Pals se conoce con el nombre de El Pedró. Tras cruzar el arco gótico nos adentramos en el Carrer Major, plagado de casas construidas en piedra decoradas con ventanas ojivales y balcones que, sin importar la época del año, son un hermoso calido…