Ir al contenido principal

Arantzazu: joya de la arquitectura religiosa moderna

No importa las catedrales góticas, iglesias románicas, basílicas barrocas, parroquias, ermitas o capillas que hayas visitado, porque hasta que no veas el Santuario de Arantzazu, no podrás afirmar que has visto todos los estilos de templos cristianos. Si vas a Arantzazu disfrutarás de la arquitectura, el paisaje y la espiritualidad de este lugar excepcional del País Vasco.

Naturaleza del Santuario de Arantzazu

Euskadi
Una carretera serpenteante por bellos paisajes sirve de acceso al Santuario de Arantzazu

Situado en un abrupto cañón de la Sierra de Aizkorri, rodeado de un paisaje kárstico espectacular formado por las cañadas del monte Aloña, se levanta esta sorprendente joya de la arquitectura religiosa vasca que, como todo edificio adelantado a su tiempo, rompió con las reglas establecidas. Como cualquier otro santuario, Arantzazu también cuenta con su leyenda milagrosa que se remonta a 1468, cuando un pastor, Rodrigo de Baltzategui, encontró una imagen de la Virgen María sobre un espino albar (arantzazu en euskera significa “lugar de espinos”) y que hoy es la patrona de Gipuzkoa.

Exterior del Santuario de Arantzazu

Santuario de Arantzazu
Las puntas de diamante en piedra son el sello característico de Arantzazu

Para muchos creyentes, el Santuario de Arantzazu es el centro de devoción mariana más importante de Euskadi y sigue siendo como antaño, lugar de peregrinación, de ahí que los espacios presuman de grandes dimensiones, para acoger a cientos de peregrinos. Nada queda de la primera edificación de finales del siglo XV, del edificio que visitó Iñigo López de Loyola en 1522 antes de fundar la Compañía de Jesús o de las sucesivas reconstrucciones y reformas realizadas a causa de los 3 graves incendios sufridos en 1553, 1662 y 1834.

Santuario de Arantzazu
La Piedad en lo alto de la fachada, mira al cielo buscando respuestas

Este lugar de peregrinación y veneración de la Virgen ha estado durante 6 siglos custodiado por los frailes franciscanos. Nada hacía presagiar que se convertiría en un modernísimo templo capaz de reunir a los mejores artistas vascos de mediados del siglo XX y cuyo estilo vanguardista generó una gran polémica. Con todo, y algún otro cambio en el diseño y la prohibición de la Diócesis de Donostia, el conocido como “laboratorio de las artes” celebró la primera misa, en el verano de 1955. En ese momento, el edificio carecía de adornos y de los diseños innovadores que la Iglesia no permitió efectuar. No fue hasta 1968 que se obró el milagro y se levantó la prohibición del proyecto, pudiendo reunir a los artistas que quedaban vivos para acabar el nuevo Santuario de Arantzazu.

Santuario de Arantzazu
Las escaleras de Arantzazu son un símbolo de ascensión hacía la luz

Unas escaleras descienden hasta la entrada principal, como si el templo emergiera de las mismísimas entrañas de la tierra. Destacan las torres y la fachada de piedra tallada en punta de diamante; son obra de los arquitectos Francisco Javier Sáenz de Oiza y Luis Laorga. Los picos simbolizan el espino donde fue encontrada la Virgen y provocan que el edificio se vea diferente según la hora del día y la incidencia solar y las sombras que se dibujan en las puntas.

Santuario de Arantzazu
El apóstol sin ojos representa al peregrino que los cierra para rezar

Las esculturas de La Piedad (sin manto, ni adornos, con el rostro en forma de corazón y su hijo muerto, no en sus brazos, si no tendido en el suelo) y los Catorce Apóstoles situados a la entrada principal del templo, fueron realizados por Jorge Oteiza en piedra gris de Markina. Los apóstoles miden 3 metros de altura y el conjunto unos 12 metros de ancho. Cada uno de ellos muestra una expresión humana: desesperación, petición de ayuda, y depende desde que ángulo se observen y la distancia, ofrecen nuevas líneas de expresión. Oteiza quiso simbolizar la Salvación y trató de humanizar la piedra dotándola de una gran dosis de espiritualidad y creo que lo consiguió.

Santuario de Arantzazu
Chillida representó la probreza y la austeridad en las puertas de hierro de la entrada

Las 4 soberbias puertas de hierro, oxidadas artificialmente, son obra de Eduardo Chillida. El gran portal fue realizado con láminas de hierro superpuestas (algunas procedentes de deshechos) y con la mínima decoración para permitir el acceso rápidamente al interior de la iglesia sin distracción alguna. Aunque si te fijas bien, podrás encontrar la forma del sol, la luna, varios espinos y cruces. Chillida quiso representar la austeridad y la pobreza que rige la vida de los monjes franciscanos. 

Interior del Santuario de Arantzazu

Santuario de Arantzazu
Las vidrieras de Arantzazu consiguen dotar el interior de una luz especial

La nave interior de planta de cruz latina fue ideada por Sáenz de Oiza y Luis Laorga imitando a una gran ermita de montaña recubierta de piedra y madera donde hay quietud y penumbra. El techo cubierto de madera en forma de un barco invertido le confiere una buena sonoridad musical. En el crucero se encuentran las 8 vidrieras diseñadas por Fray Javier Álvarez de Eulate en estilo abstracto. Predominan los azules, verdes y violetas con algún toque de rojos que tratan de representar el paisaje montañoso de Arantzazu y sus espinos. 

Santuario de Arantzazu
El Altar Mayor es uno de los elementos que más destaca en el interior

En el Altar Mayor se encuentra la pequeña talla de la Virgen de Arantzazu presidiendo un enorme mural-retablo del pintor madrileño Lucio Muñoz. En los 622 m2 de madera labrada y policromada se imita el paisaje original de la Sierra de Aizkorri. Los frescos de la cripta fueron pintados por Néstor Basterretxea, aunque no con el primer diseño que fue desestimado por incluir 2 mujeres desnudas, si no con un proyecto creado en 1983 donde predomina la abstracción geométrica y la explosión de color. En ellos se narran relatos de la Creación y la historia de la evolución humana y su relación con la religión.

Santuario de Arantzazu
Tras pasar el coro, la nave se agranda visualmente

El Santuario de Arantzazu es mucho más que el ingenio de grandes artistas vascos, es un templo lleno de simbología que ofrece al observador el camino para salir de la oscuridad de las posesiones terrenales y llegar hasta la luz celestial donde nos espera la Virgen. No olvides recorrer la parte trasera del edificio, donde verás los muros de estilo neorrománico de 1920 y la pared rocosa en la que se inspiró Muñoz para crear el altar.

Santuario de Arantzazu
Diversas rutas de senderismo parten desde este punto

La vez que lo visité, me quedé a comer el menú semanal de 15 € del Hotel Santuario de Arantzazu que se encuentra allí mismo. Desde aquí parten varios pequeños senderos (PR-GI 3001), incluso accesibles con varios desniveles de dificultad y distancias, para descubrir, por ejemplo, los caminos de contrabandistas (PR-GI 3004), la senda de Urbia (PR-GI 3006) o el camino escondido de Arantzazu (PR-GI 3005).

Más informaciónSantuario de Arantzazu. Dirección: Arantzazu Auzoa 5, 20560 Oñati (Gipuzkoa). Teléfono: 943 78 09 51. Entrada: gratuita. Web: Santuario de Arantzazu.

Comentarios

Los viajes más populares

Qué ver en Ereván: la capital de Armenia

Iglesias Katoghike y Santa Ana La historia de Yerevan o Ereván se remonta al año 782 a. C. (unos años antes que la fundación de la ciudad de Roma fechada alrededor del 753 a. C.). Estamos en la capital de un país que se remonta a la época de los asirios y aunque las guerras con medos, Darío I , Alejandro Magno , Aníbal Barca , romanos y persas, han dejado poco lugares intactos, su visita no te va a dejar indiferente. Si no vas a recorrer todos los museos de la capital, un par de días son suficientes para ver los monumentos más importantes. Aunque ten en cuenta que la capital del país sirve de campamento base para visitar muchos lugares imprescindibles de Armenia . Nosotros de un circuito de 15 días por el país, pasamos 9 días durmiendo en Ereván. Lleva escrito en armenio y ruso los lugares más importantes que quieras visitar Lo primero que vas a notar es que el inglés te va a ser poco útil, espera al momento que tengas que encontrar tu autobús en la estación y te dar

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m) y Djebel Ayban (3.194 m), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Península A

5 restaurantes donde comer en Gante

Las croquetas de camarones o Garnaalkroketten es uno de los platos más típicos de Flandes Cualquiera que visite Gante por su cuenta necesita información sobre restaurantes y gastronomía flamenca. Estos son algunos de los restaurantes de Gante donde te atenderán bien y que según tus preferencias o presupuesto pueden ser una buena opción para la hora de comer y cenar. En 2022 seguían abiertos sólo dos: Le Botaniste y el Café du Théâtre. Endivias gratinadas, uno de los platos de la cocina gantesa Algunas de las especialidades de la cocina gantesa y flamenca son: Gentse Waterzooi (estofado gantés de pescado o de pollo con zanahorias, puerros, patatas y nata líquida), Paling in’t Groen (anguila en salsa verde de perifollo), Hespenrolletjes (endivias con jamón dulce gratinadas con bechamel y queso emmental), las  Croquettes aux crevettes grises o  Garnaalkroketten (Croquetas de camarones) o la magnífica carbonada (estofado de ternera cocinada con cerveza). La cerveza más famosa

Ruta de “La Retirada” y los Caminos del Exilio republicano hacia Francia

  “Il n´y a pas de patrie sans liberté republicaine” escribiría José Machado La Guerra Civil Española generó, desde 1936 hasta 1939, la huida de España de varias olas de exiliados hacia Francia; País de Libertad. La caída de Barcelona, el 26 de enero de 1939, provocó, entre el 27 de enero y el 13 de febrero, un éxodo civil y militar sin precedentes en nuestra historia . Los refugiados esperaban encontrar en Francia una tierra de asilo En tan solo 20 días, casi medio millón de personas huirán de España por los Pirineos , en uno de los inviernos más duros que se recuerdan. Es la mayor diáspora de la historia española, a esas primeras semanas del exilio, se le conocerá con el nombre de “La Retirada” . La Guerra Civil dejó medio millón de muertos y medio de exiliados Esta ruta de tres días recorre aquellos Caminos del Exilio que hicieron los republicanos españoles, e incluye las visitas al paso fronterizo del Coll dels Belitres, el Castillo Real de Collioure, el Memorial del Campo de