Ir al contenido principal

Palacio Nacional de Sintra: la residencia real más importante de Portugal

Palacio Nacional
Palacio Nacional de Sintra
El Paço Real o Palácio da Vila ubicado en Largo Rainha Dona Amélia de Sintra es el único palacio medieval que se conserva en Portugal. Reconstruido por primera vez durante el reinado de Dionisio I de Portugal, a finales del siglo XIII, sobre los restos de un antiguo enclave musulmán del siglo XI. El Palacio Nacional de Sintra se convirtió en la residencia veraniega de los reyes de Portugal. A pesar de las reconstrucciones sucesivas realizadas por los reyes Juan I de Portugal en el siglo XV y Manuel I de Portugal en el siglo XVI, conserva el mayor conjunto de azulejos mudéjares de Portugal.

Palacio Nacional
La Sala de los Cisnes es la sala más grande del Palacio Nacional de Sintra
Fue residencia de la realeza portuguesa desde el siglo XII hasta 1880 y el Palacio Nacional de Sintra es la residencia real más importante de Portugal. El interior es un verdadero laberinto de salas, pasillos, escaleras, patios y galerías de estilo gótico, mudéjar y manuelino. Los principales espacios que se deben visitar son: la Sala de los Cisnes. Es la mayor sala del palacio de Sintra, estaba destinada a la celebración de recepciones y banquetes. Está decorada con un magnífico techo policromado de madera del siglo XV, donde en plafones octogonales hay dibujados 27 cisnes blancos en diferentes posturas que lucen collares de oro.

Palacio Nacional
Patio Central y columna de estilo manuelino
Una puerta da acceso al Patio Central presidido por una columna retorcida de forma helicoidal de estilo manuelino. La vista de las inmensas chimeneas de la cocina te dejará con la boca abierta. La decoración del patio presenta un zócalo de azulejos mudéjares y puertas y ventanas con arcos moriscos te recordarán su esencia árabe. El rey Juan I de Portugal distribuyó sus aposentos alrededor de este patio.

Palacio Nacional
Detalle de la Gruta de los Baños
Desde aquí se accede a la Gruta de los Baños decorada con paredes en azulejos de color azul y blanco con escenas galantes. En el techo, la decoración de estucos rococó, del siglo XVIII, muestran distintos amorcillos y paneles de las 4 estaciones. El espacio era utilizado para divertidos juegos con chorros de agua que refrescaban a las damas en días calurosos.

Palacio Nacional
Sala de las Urracas
A continuación, se encuentra otro de los espacios importantes del Palacio Nacional de Sintra: la Sala de las Urracas (Sala das Pegas). Conserva unas curiosas pinturas en el techo realizadas en el siglo XV con una divertida historia. En el artesonado hay pintadas un total de 136 urracas (el número de cortesanas de palacio) que sostienen en sus patas una rosa (símbolo de la reina Felipa de Lancaster) y en sus picos llevan un pergamino con las palabras “por bem” (por bien). La cita fue pronunciada por Juan I de Portugal cuando fue sorprendido por la reina intentando besar a una dama de compañía. Mientras la reina Felipa de Lancaster no miraba, una urraca robó la rosa que el rey le ofrecía a la dama, atrayendo la atención de la reina sobre el flirteo de su marido.

Palacio Nacional
El Cuarto D. Sebastião está decorado con azulejos mudéjares
El sentido de la visita nos lleva hasta el Cuarto D. Sebastião donde puede verse una cama con dosel en madera de ébano. El dormitorio del rey Sebastián I de Portugal está decorado con una pared de azulejos mudéjares con motivos de hojas de parra. El zócalo del siglo XVI está rematado por una cenefa de mosaico con la representación de mazorcas de maíz rodeadas por la flor de lis. 

Palacio Nacional
A la izquierda la Sala de las Sirenas y a la derecha la Sala de Julio César
Le sigue la Sala de las Sirenas utilizada como vestidor por el rey Juan I de Portugal y decorada con un techo de madera con dibujos de 4 sirenas que tocan instrumentos musicales. Las paredes están revestidas con mosaico mudéjar color verde del siglo XVIII. A continuación, se accede a la Sala Julio César presidida por un tapiz flamenco del siglo XVI donde se ha representado al emperador Julio César.

Palacio Nacional
Detalle de la decoración de la Sala de las Galeras
Tras cruzar el Patio de Diana presidido por la fuente de Diana cazadora, se accede a la Sala de las Galeras que recibe el nombre por la decoración de su techo de madera de finales del siglo XVII, principios del siglo XVIII. Se han representado las embarcaciones de las grandes potencias marítimas de la época: Portugal, Países Bajos y el Imperio Otomano. La sala muestra también una selección de piezas de la Colección Real Portuguesa de muebles, cerámica y pintura del siglo XVI.

Palacio Nacional
La Sala de los Blasones es una de las salas más impresionantes del Palacio Nacional de Sintra
A la Sala de los Blasones (Sala dos Brasões) se accede por una preciosa puerta de estilo manuelino. La habitación decorada con azulejos pintados en azul oscuro estilo Delft del siglo XVIII, muestran escenas de caza y de la corte. El techo de madera en forma de pirámide, está sostenido por pechinas en cada esquina. Su impresionante cúpula reúne los escudos de 72 familias nobles del siglo XVI alrededor del escudo de Portugal. Está considerada la sala heráldica más importante de Europa.

Palacio Nacional
En este cuarto estuvo prisionero y murió el rey Alfonso VI de Portugal
La habitación con la historia más escalofriante del Palacio Nacional de Sintra es el Cuarto-prisión de Alfonso VI. Durante los últimos 9 años de su vida, aquí estuvo encerrado (y murió en 1683) el rey Alfonso VI de Portugal. Depuesto por su hermano Pedro II de Portugal que se coronó rey, mandó poner rejas en las ventanas. El pavimento cerámico mudéjar pertenece al siglo XV, aunque el espacio corresponde a la fase constructiva de Dionisio I de Portugal llevada a cabo en el siglo XIV.

Palacio Nacional
La pagoda china de marfil es una de las obras más importantes de las colecciones del Palacio Nacional de Sintra
La Sala China o Sala de la Pagoda recibe su nombre de una preciosa pagoda de marfil expuesta en una de sus vitrinas. Es una obra china de finales del siglo XVIII de la Dinastía Qing de 2’46 m. de altura. También pueden verse otros muebles y tapices procedentes de India y China. El techo está decorado con un delicado artesonado de madera estilo mudéjar del siglo XV.

Palacio Nacional
Artesonado mudéjar de la Capilla Palatina
A continuación, se encuentra la Capilla Palatina construida durante el reinado de Dionisio I de Portugal en el siglo XIV y reformada en siglos posteriores. Destaca por un impresionante techo de madera con motivos geométricos considerados la obra mudéjar más antigua de Portugal. El pavimento cerámico en forma de alfombra y los frescos de las paredes que decoran la capilla son también del siglo XV. La decoración sobre fondo rojo muestra numerosas palomas llevando una rama de olivo en el pico.

Palacio Nacional
Sala Árabe decorada con mosaicos mudéjares
Los motivos geométricos de los azulejos en color verde y azul de la Sala Árabe (Sala Moura), de clara reminiscencia mudéjar, recuerdan al Patio de los Embajadores de la Alhambra de Granada. Se cree que pudo ser el dormitorio principal del rey Juan I de Portugal. Una fuente de bronce con pila de mármol en forma de concha preside la habitación dándole un toque exótico. Nada que ver con la sobria habitación continua del Cuarto de los Huéspedes utilizada como recámara y oratorio del rey Juan I de Portugal.

Palacio Nacional
Cocina
Inconfundibles son las dos gigantescas chimeneas de 33 m. de altura de las cocinas. Su forma cónica de estilo morisco y su color blanco las han convertido en el símbolo de Sintra. La cocina fue construida en el siglo XV con unas dimensiones considerables para dar cabida a la preparación de grandes banquetes. Las paredes de toda la cocina están revestidas con azulejos de color blanco. Se conservan varios hornos, fogones, espiedos (donde se asaban los lechones), morteros, cazuelas y ollas de cobre.

Palacio Nacional
Sala Manuelina y detalle del zócalo de mosaicos
Por último, se accede a la Sala Manuelina construida por el rey Manuel I de Portugal a principios del siglo XVI como una galería donde exhibir su colección de obras de arte. Destacan los dinteles de piedra de las puertas, un zócalo de mosaicos decorados con la esfera armilar (emblema del rey Manuel I de Portugal), un gran espejo y una lámpara de cristal de Murano

Más información: Dirección: Largo Rainha Dona Amélia, 2710-616 Sintra. Horario: de 9:30 a 18 h. Entrada: 10 €. Web: Palácio Nacional de Sintra.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…

El recinto modernista de Sant Pau: un hospital Patrimonio de la Humanidad

Las obras de construcción del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau se iniciaron en 1902 y fueron toda una revolución para la arquitectura hospitalaria. El proyecto puso una atención especial a los espacios abiertos, la luz solar y el aire fresco, para ofrecer a los enfermos un confort y un cuidado hasta ese momento nunca vistos. Su función como hospital, iniciada en 1930, finalizó en 2009 y muchas guías en papel anteriores al 2010 ni siquiera lo mencionan. Desde entonces, el recinto modernista de Sant Pau se ha ido rehabilitando y distintos espacios se han abierto al público. Las exposiciones con información y fotografías ofrecen un recorrido por la historia del edificio con artículos publicados en su época, información de cómo era el antiguo Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y cómo ha evolucionado la medicina gracias a la exposición de instrumental médico de principios del siglo XX.Pabellón de Administración Lo primero que ve el visitante que llega al recinto modernista de Sant Pau…