Ir al contenido principal

Palacio Nacional de Queluz: obra maestra del rococó portugués

Fuente de Neptuno
Neptuno rodeado de tritones en el Jardín de Queluz
El Palacio de Queluz fue construido entre 1747 y 1760 por orden del rey Pedro III de Portugal que murió aquí el 25 de mayo de 1786. El arquitecto portugués Mateus Vicente de Oliveira y posteriormente el arquitecto francés Jean-Baptiste Robillon, se inspirarían en el Palacio de Versalles, para construir la residencia de verano de la familia real portuguesa. Aunque el palacio es más pequeño y acogedor, este “Versalles en miniatura” es un magnífico ejemplo de la teatralidad y la ostentación europea que se vivía en aquella época.

Escalera de los Leones
A través de la Escalera de los Leones se accede a los jardines de Queluz
El espectacular Palacio Real de Queluz es una obra maestra del rococó portugués con estética versallesca que luce fachada neoclásica en color azul pastel. El Monumento a Dª Maria I de 1797 da la bienvenida al visitante que llega al Palacio de Queluz. En el interior de los diferentes edificios destacan una serie de salones y aposentos decorados con elementos orientales, muebles y tapices portugueses, pinturas y mármoles italianos y suelos de madera procedente de Brasil.

Salón del Trono

Salón del Trono
El Salón del Trono es la sala más importante del Palacio de Queluz
La visita se inicia en la sala principal del Palacio de Queluz; el Salón del Trono. Fue construido entre 1768 y 1774 por el arquitecto Jean-Baptiste Robillon en estilo rococó francés. La sala fue utilizada para las grandes recepciones de la corte, como salón de baile, teatro, e incluso para celebrar los bautizos de los hijos del rey Juan VI de Portugal y su esposa Carlota Joaquina de Borbón. Está revestido de espejos a imagen de la Galería de los Espejos del Palacio de Versalles. De su magnífico techo abovedado pintado por João de Freitas Leitão cuelgan preciosas arañas de cristal.

Sala de la Música y Sala de la Linterna

Sala de la Linterna
El retrato del infante Miguel de Bragança preside la Sala de la Linterna
La Sala de la Música es una de las estancias más antiguas del Palacio de Queluz, obra de 1759 del arquitecto Mateus Vicente de Oliveira. El espacio fue decorado en estilo rococó por Silvestre Faria Lobo con motivos que aluden a la música. Antes de llegar a la Capilla del palacio nos encontramos con la Sala de la Linterna que está presidida por el retrato más grande del Palacio de Queluz. Se trata del retrato del infante Miguel de Bragança, obra de 1827 de Johann Nepomuk Ender.

Capilla Real de Queluz

Capilla Real
Las paredes de la capilla real de Queluz imitan el mármol y el lapislázuli
La Capilla Real fue construida en 1752 con una sola nave, en estilo rococó portugués por Mateus Vicente de Oliveira. Fue utilizada para oficios religiosos y conciertos de música. Está decorada con paneles de madera, obra de Silvestre Faria Lobo, imitando mármol y también lapislázuli. El Altar Mayor está presidido por un retablo de 1752 obra de André Gonçalves de la Inmaculada Concepción, patrona de Queluz.

Aposentos de la Princesa María Francisca Benedicta

dormitorio
Dormitorio de la Princesa María Francisca Benedicta
Son varias las habitaciones privadas usadas en el Palacio de Queluz por María Benedicta de Portugal, princesa de Brasil. Aunque la decoración neoclásica e imperio pertenece a la renovación realizada bajo el reinado de Juan VI de Portugal. La mayoría del mobiliario pertenece a la segunda mitad del siglo XVIII.

Comedor

Comedor
Este fue el último comedor utilizado por la familia real portuguesa
Varias salas como la Sala de la Escultura, la Sala de Fumar y la Sala del Café que fueron utilizadas por el rey Luis I de Portugal y la reina consorte María Pía de Saboya, preceden al último comedor del Palacio de Queluz. La ubicación de una sala dedicada a los ágapes reales varió a lo largo de las épocas y de los monarcas que habitaron el palacio.

Corredor das Mangas

Corredor das Mangas
Los azulejos más antiguos son los de color azul y blanco
Este espacio conocido también con el nombre de Pasillo de los Azulejos por la decoración de sus paredes, separa el palacio antiguo concluido a finales del siglo XVI, del palacio nuevo de 1758. Los paneles de azulejos más antiguos son las escenas de caza de 1764 obra de Manuel da Costa Rosado. Los de estilo neoclásico que muestran escenas de la mitología clásica, alegorías y chinoiseries fueron realizados en 1784 por Francisco Jorge da Costa.

Sala de la Antorcha

Sala de la Antorcha
La Sala de la Antorcha está decorada a la moda del siglo XVIII cuando imperaba el gusto por lo oriental
En la Sala de la Antorcha destacan los muebles portugueses en palo de rosa y la decoración oriental típica de la corte portuguesa de mediados del siglo XVIII. Los muebles lacados y las porcelanas chinas también están presentes en la siguiente habitación del itinerario. Corresponde a una reconstrucción de un dormitorio estilo D. José de la escuela portuguesa con muebles realizados con maderas del Brasil.

Sala de los Embajadores

Sala de los Embajadores
La Sala de los Embajadores era conocida como la Sala de las Serenatas bajo el reinado de Pedro III de Portugal
La entrada noble del Palacio de Queluz corresponde a la actual Sala de los Arqueros que precede a la Sala de los Particulares y a la magnífica Sala de los Embajadores. En este magnífico salón construido entre 1757 y 1762 con suelo de mármol como si fuera un tablero de ajedrez, se recibía a los embajadores, miembros del cuerpo diplomático y ministros de Asuntos Exteriores. La opulenta decoración con estucos y el techo pintado en trampantojo donde se ha representado a la familia real portuguesa asistiendo a un concierto son obra de artistas italianos y portugueses.

Pabellón Robillon

Pabellón Robillon
El Pabellón Robillon se construyó después de la boda de Pedro III de Portugal con María I
El pabellón de color rosado fue diseñado por el arquitecto francés Jean-Baptiste Robillon. Las salas que vienen a continuación: Sala del Despacho, Sala de las Azafatas, Sala de las Meriendas, Oratorio, Cuarto de la Reina y el Tocador de la Reina fueron utilizadas por varios monarcas como dependencias privadas. En todas ellas destaca el suelo de parqué de maderas del Brasil de diseño geométrico.

Sala de Don Quijote

Pabellón Robillon
Sala de Don Quijote y Tocador de la Reina
La Sala de Don Quijote era el dormitorio del rey Pedro IV de Portugal, que nació en el Palacio de Queluz el 12 de octubre de 1798 y murió aquí el 24 de septiembre de 1834. La alcoba presenta un techo abovedado que crea la ilusión de una estancia circular. Los paneles decorativos que muestran escenas de la novela universal de Cervantes; El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha son obra del pintor Fernando Mardel de 1940.

Jardines de Queluz

Jardines de Queluz
Fuente de Nereida
La Escalera de los Leones y su prolongación en forma de columnata sirven de nexo entre el Palacio de Queluz y el jardín francés diseñado con formas geométricas. Los jardines de Queluz son el máximo exponente del barroco-rococó en Portugal. Los setos de boj están flanqueados por robles que comparten espacio con los juegos de agua y numerosas estatuas inspiradas en la mitología clásica. Los estanques y las fuentes barrocas como la Fuente de Nereida (1778) obra de John Cheere o la Fuente de Neptuno (1677) obra de un discípulo de Gian Lorenzo Bernini; Ercole Ferrata están presentes en el Jardín de Malta y en el Jardín colgante.

Canal de los Azulejos

Canal de los Azulejos
Canal de los Azulejos
No te pierdas el Canal de los Azulejos un magnífico canal navegable construido en 1775 con una extensión de 115 metros. Está revestido con magníficos azulejos del siglo XVIII que representan imágenes de la vida en la corte de Queluz, puertos marítimos y ruinas antiguas. La familia real acostumbraba a pasear en barca o góndola y por la noche se encendían antorchas en forma de cornucopias doradas a lo largo del canal.

El Palacio Real de Queluz se encuentra a mitad de camino entre Lisboa (18 Km. al noroeste) y Sintra (17 Km. al sudeste). Desde ambas poblaciones se puede acceder en transporte público o en coche en 15 minutos.

Más información: Palacio Nacional de Queluz. Dirección: Largo do Palácio, 2745-191 Queluz. Horario: de 9 a 18 h. Entrada: 10 €. Web: Palacio Nacional de Queluz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…

El recinto modernista de Sant Pau: un hospital Patrimonio de la Humanidad

Las obras de construcción del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau se iniciaron en 1902 y fueron toda una revolución para la arquitectura hospitalaria. El proyecto puso una atención especial a los espacios abiertos, la luz solar y el aire fresco, para ofrecer a los enfermos un confort y un cuidado hasta ese momento nunca vistos. Su función como hospital, iniciada en 1930, finalizó en 2009 y muchas guías en papel anteriores al 2010 ni siquiera lo mencionan. Desde entonces, el recinto modernista de Sant Pau se ha ido rehabilitando y distintos espacios se han abierto al público. Las exposiciones con información y fotografías ofrecen un recorrido por la historia del edificio con artículos publicados en su época, información de cómo era el antiguo Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y cómo ha evolucionado la medicina gracias a la exposición de instrumental médico de principios del siglo XX.Pabellón de Administración Lo primero que ve el visitante que llega al recinto modernista de Sant Pau…