Ir al contenido principal

Palacio Nacional de Queluz: obra maestra del rococó portugués

Fuente de Neptuno
Neptuno rodeado de tritones en el Jardín de Queluz

El Palacio de Queluz fue construido entre 1747 y 1760 por orden del rey Pedro III de Portugal que murió aquí el 25 de mayo de 1786. El arquitecto portugués Mateus Vicente de Oliveira y posteriormente el arquitecto francés Jean-Baptiste Robillon, se inspirarían en el Palacio de Versalles, para construir la residencia de verano de la familia real portuguesa. Aunque el palacio es más pequeño y acogedor, este “Versalles en miniatura” es un magnífico ejemplo de la teatralidad y la ostentación europea que se vivía en aquella época.

Escalera de los Leones
A través de la Escalera de los Leones se accede a los jardines de Queluz

El espectacular Palacio Real de Queluz es una obra maestra del rococó portugués con estética versallesca que luce fachada neoclásica en color azul pastel. El Monumento a Dª Maria I de 1797 da la bienvenida al visitante que llega al Palacio de Queluz. En el interior de los diferentes edificios destacan una serie de salones y aposentos decorados con elementos orientales, muebles y tapices portugueses, pinturas y mármoles italianos y suelos de madera procedente de Brasil.

Salón del Trono

Salón del Trono
El Salón del Trono es la sala más importante del Palacio de Queluz

La visita se inicia en la sala principal del Palacio de Queluz; el Salón del Trono. Fue construido entre 1768 y 1774 por el arquitecto Jean-Baptiste Robillon en estilo rococó francés. La sala fue utilizada para las grandes recepciones de la corte, como salón de baile, teatro, e incluso para celebrar los bautizos de los hijos del rey Juan VI de Portugal y su esposa Carlota Joaquina de Borbón. Está revestido de espejos a imagen de la Galería de los Espejos del Palacio de Versalles. De su magnífico techo abovedado pintado por João de Freitas Leitão cuelgan preciosas arañas de cristal.

Sala de la Música y Sala de la Linterna

Sala de la Linterna
El retrato del infante Miguel de Bragança preside la Sala de la Linterna

La Sala de la Música es una de las estancias más antiguas del Palacio de Queluz, obra de 1759 del arquitecto Mateus Vicente de Oliveira. El espacio fue decorado en estilo rococó por Silvestre Faria Lobo con motivos que aluden a la música. Antes de llegar a la Capilla del palacio nos encontramos con la Sala de la Linterna que está presidida por el retrato más grande del Palacio de Queluz. Se trata del retrato del infante Miguel de Bragança, obra de 1827 de Johann Nepomuk Ender.

Capilla Real de Queluz

Capilla Real
Las paredes de la capilla real de Queluz imitan el mármol y el lapislázuli

La Capilla Real fue construida en 1752 con una sola nave, en estilo rococó portugués por Mateus Vicente de Oliveira. Fue utilizada para oficios religiosos y conciertos de música. Está decorada con paneles de madera imitando mármol, obra de Silvestre Faria Lobo, y también lapislázuli. El Altar Mayor está presidido por un retablo de 1752 obra de André Gonçalves de la Inmaculada Concepción, patrona de Queluz.

Aposentos de la Princesa María Francisca Benedicta

dormitorio
Dormitorio de la Princesa María Francisca Benedicta

Son varias las habitaciones privadas usadas en el Palacio de Queluz por María Benedicta de Portugal, princesa de Brasil. Aunque la decoración neoclásica e imperio pertenece a la renovación realizada bajo el reinado de Juan VI de Portugal. La mayoría del mobiliario pertenece a la segunda mitad del siglo XVIII.

Comedor

Comedor
Este fue el último comedor utilizado por la familia real portuguesa

Varias salas como la Sala de la Escultura, la Sala de Fumar y la Sala del Café que fueron utilizadas por el rey Luis I de Portugal y la reina consorte María Pía de Saboya, preceden al último comedor del Palacio de Queluz. La ubicación de una sala dedicada a los ágapes reales varió a lo largo de las épocas y de los monarcas que habitaron el palacio.

Corredor das Mangas

Corredor das Mangas
Los azulejos más antiguos son los de color azul y blanco

Este espacio conocido también con el nombre de Pasillo de los Azulejos por la decoración de sus paredes, separa el palacio antiguo concluido a finales del siglo XVI, del palacio nuevo de 1758. Los paneles de azulejos más antiguos son las escenas de caza de 1764 obra de Manuel da Costa Rosado. Los de estilo neoclásico que muestran escenas de la mitología clásica, alegorías y chinoiseries fueron realizados en 1784 por Francisco Jorge da Costa.

Sala de la Antorcha

Sala de la Antorcha
La Sala de la Antorcha está decorada cuando imperaba el gusto por lo oriental

En la Sala de la Antorcha destacan los muebles portugueses en palo de rosa y la decoración oriental típica de la corte portuguesa de mediados del siglo XVIII. Los muebles lacados y las porcelanas chinas también están presentes en la siguiente habitación del itinerario. Corresponde a una reconstrucción de un dormitorio estilo D. José de la escuela portuguesa con muebles realizados con maderas del Brasil.

Sala de los Embajadores

Sala de los Embajadores
La Sala de los Embajadores era conocida como la Sala de las Serenatas

La entrada noble del Palacio de Queluz corresponde a la actual Sala de los Arqueros que precede a la Sala de los Particulares y a la magnífica Sala de los Embajadores. En este magnífico salón construido entre 1757 y 1762 con suelo de mármol como si fuera un tablero de ajedrez, se recibía a los embajadores, miembros del cuerpo diplomático y ministros de Asuntos Exteriores. La opulenta decoración con estucos y el techo pintado en trampantojo donde se ha representado a la familia real portuguesa asistiendo a un concierto, son obra de artistas italianos y portugueses.

Pabellón Robillon

Pabellón Robillon
El Pabellón Robillon se construyó después de la boda de Pedro III de Portugal con María I

El pabellón de color rosado fue diseñado por el arquitecto francés Jean-Baptiste Robillon. Las salas que vienen a continuación: Sala del Despacho, Sala de las Azafatas, Sala de las Meriendas, Oratorio, Cuarto de la Reina y el Tocador de la Reina fueron utilizadas por varios monarcas como dependencias privadas. En todas ellas destaca el suelo de parqué de maderas del Brasil de diseño geométrico.

Sala de Don Quijote

Pabellón Robillon
Sala de Don Quijote y Tocador de la Reina

La Sala de Don Quijote era el dormitorio del rey Pedro IV de Portugal, que nació en el Palacio de Queluz el 12 de octubre de 1798 y murió aquí el 24 de septiembre de 1834. La alcoba presenta un techo abovedado que crea la ilusión de una estancia circular. Los paneles decorativos que muestran escenas de la novela universal de Cervantes; El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha son obra del pintor Fernando Mardel de 1940.

Jardines de Queluz

Jardines de Queluz
Fuente de Nereida

La Escalera de los Leones y su prolongación en forma de columnata sirven de nexo entre el Palacio de Queluz y el jardín francés diseñado con formas geométricas. Los jardines de Queluz son el máximo exponente del barroco-rococó en Portugal. Los setos de boj están flanqueados por robles que comparten espacio con los juegos de agua y numerosas estatuas inspiradas en la mitología clásica. Los estanques y las fuentes barrocas como la Fuente de Nereida (1778) obra de John Cheere o la Fuente de Neptuno (1677) obra de un discípulo de Gian Lorenzo Bernini; Ercole Ferrata están presentes en el Jardín de Malta y en el Jardín colgante.

Canal de los Azulejos

Canal de los Azulejos
Canal de los Azulejos

No te pierdas el Canal de los Azulejos un magnífico canal navegable construido en 1775 con una extensión de 115 metros. Está revestido con magníficos azulejos del siglo XVIII que representan imágenes de la vida en la corte de Queluz, puertos marítimos y ruinas antiguas. La familia real acostumbraba a pasear en barca o góndola y por la noche se encendían antorchas en forma de cornucopias doradas a lo largo del canal.

El Palacio Real de Queluz se encuentra a mitad de camino entre Lisboa (18 km al noroeste) y Sintra (17 km al sudeste). Desde ambas poblaciones se puede acceder en transporte público o en coche en 15 minutos.

Más información: Palacio Nacional de Queluz. Dirección: Largo do Palácio, 2745-191 Queluz. Horario: de 9 a 18 h. Entrada: 10 €. Web: Palacio Nacional de Queluz.

Comentarios

Los viajes más populares

Qué ver en Ereván: la capital de Armenia

Iglesias Katoghike y Santa Ana La historia de Yerevan o Ereván se remonta al año 782 a. C. (unos años antes que la fundación de la ciudad de Roma fechada alrededor del 753 a. C.). Estamos en la capital de un país que se remonta a la época de los asirios y aunque las guerras con medos, Darío I , Alejandro Magno , Aníbal Barca , romanos y persas, han dejado poco lugares intactos, su visita no te va a dejar indiferente. Si no vas a recorrer todos los museos de la capital, un par de días son suficientes para ver los monumentos más importantes. Aunque ten en cuenta que la capital del país sirve de campamento base para visitar muchos lugares imprescindibles de Armenia . Nosotros de un circuito de 15 días por el país, pasamos 9 días durmiendo en Ereván. Lleva escrito en armenio y ruso los lugares más importantes que quieras visitar Lo primero que vas a notar es que el inglés te va a ser poco útil, espera al momento que tengas que encontrar tu autobús en la estación y te dar

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m) y Djebel Ayban (3.194 m), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Península A

Ruta modernista por el Barrio de Triana de Las Palmas de Gran Canaria

La Casa Lleó destaca por sus numerosos ventanales con decoración modernista Con esta ruta modernista por el Barrio de Triana de Las Palmas de Gran Canaria descubrirás la estética y estilo de arquitectura de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, del barrio más emblemático y comercial de la capital de Gran Canaria. Un Patrimonio Histórico excepcional que ha conservado viviendas con grandes balconadas de hierro forjado, puertas y ventanas enmarcadas con piedras labradas y decoración floral en yeso, cantería y cerámica. Diseños modernistas de Laureano Arroyo en la Calle Mayor de Triana 80 De la mano de los arquitectos más representativos del modernismo canario recorreremos el Barrio de Triana de Las Palmas de Gran Canaria. Un barrio dispuesto de forma regular y simétrico que ya estaba bien estructurado en el año 1530. El modernismo canario se desarrolló casi 80 años, desde 1860 hasta el estallido de la Guerra Civil Española (1936). El racionalismo arquitectónico y la estética

5 restaurantes donde comer en Gante

Las croquetas de camarones o Garnaalkroketten es uno de los platos más típicos de Flandes Cualquiera que visite Gante por su cuenta necesita información sobre restaurantes y gastronomía flamenca. Estos son algunos de los restaurantes de Gante donde te atenderán bien y que según tus preferencias o presupuesto pueden ser una buena opción para la hora de comer y cenar. En 2022 seguían abiertos sólo dos: Le Botaniste y el Café du Théâtre. Endivias gratinadas, uno de los platos de la cocina gantesa Algunas de las especialidades de la cocina gantesa y flamenca son: Gentse Waterzooi (estofado gantés de pescado o de pollo con zanahorias, puerros, patatas y nata líquida), Paling in’t Groen (anguila en salsa verde de perifollo), Hespenrolletjes (endivias con jamón dulce gratinadas con bechamel y queso emmental), las  Croquettes aux crevettes grises o  Garnaalkroketten (Croquetas de camarones) o la magnífica carbonada (estofado de ternera cocinada con cerveza). La cerveza más famosa

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 km de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidade