Ir al contenido principal

Cella Vinaria: la bodega romana de Vallmora

La bodega romana de Vallmora situada en la población de Teià (Barcelona) fue uno de los centros vinícolas de la antigua Layetania. Esta región fue habitada por el pueblo íbero de los layetanos antes de la llegada de los romanos y corresponde en la actualidad con las comarcas del Maresme, Barcelonés, Baix Llobregat, Vallés Oriental y Vallés Occidental.

Vallmora: Centre Enoturístic i Arqueològic

Prensas de viga
Prensas de viga reconstruidas en el Centro Enoturístico de Vallmora
En la visita al yacimiento de Vallmora de 3.000 m2 descubrirás cómo se elaboraba el vino romano gracias a dos prensas de viga reconstruidas y los restos de las salas de prensado, los depósitos de mosto, los lagares para pisar la uva y las tinas para el almacenaje que fueron utilizadas entre el siglo I a.C. y el siglo V. En 2003 se encontró un signaculum o sello de plomo con la inscripción: EPICTETI LP CLEMENTIS que servía para marcar los envases de cerámica donde era transportado el vino como si fuera la actual etiqueta de las botellas.

Signaculum
Signaculum o sello de plomo encontrado en el Centro Enoturístico de Vallmora
El sello de plomo marca el inicio de un audiovisual que podrás ver en el centro de visitantes y que ayuda a comprender cómo era el cultivo, la producción y la comercialización del vino layetano en época romana. El protagonista de la historia es Epicteti el esclavo del dominus Lucio Pedani Clementis que nos narrará su historia personal vinculada a la bodega y al viñedo que se extendía hasta el mar y que proporcionaba las uvas a esta factoría vitivinícola romana de Vallmora.

Vallmora: el origen de la D.O. Alella

Torcularium
Torcularium del Centro Enoturístico de Vallmora
Vallmora es una de las bodegas romanas mejor conservadas del mundo, aquí se han encontrado 4 salas de prensado de uva de alrededor del año 30 o 40 conocidas en época romana como torcularium y que estaban pavimentadas con fragmentos de cerámica y una mezcla de cal y arena que impedían las filtraciones. Los restos encontrados han permitido saber que cada sala de prensado disponía de 2 prensas de viga cada una. La documentación y restos han permitido la reconstrucción con vigas de madera de 9 m. de largo y que las convierten en las prensas de vino más grandes de Europa con un peso aproximado de 3 toneladas.

Calcatorium
Calcatorium en el Centro Enoturístico de Vallmora
También se han encontrado 3 calcatorium o lagares donde se pisaba la uva para extraer el mosto. Era el primer proceso que se realizaba en la bodega después de la recogida de uva y el primer mosto extraído era el de mejor calidad. Los restos de uva de la primera prensada eran colocados entre alfombras de esparto para comprimirlas en las prensas y sacar un segundo mosto.

Lacus vinarius
Lacus vinarius en el Centro Enoturístico de Vallmora
Los 5 lacus de Vallmora que recogían el mosto eran de diferentes tamaños, estos depósitos de mosto tenían una capacidad de entre 5.000 y 13.500 litros, equivalente a 193 o 520 ánforas de vino y en su interior el mosto fermentaría durante 6 o 7 días. Los lacus vinarius disponían de una tubería de plomo que conducía hacia las dolia defossa o tinas de cerámica de entre 1.000 a 1.500 litros de capacidad y que se semienterraban para la fermentación y envejecimiento del vino en el cellae vinariae.

Dolia
Restos de Dolia en el Torcularium del Centro Enoturístico de Vallmora
En el yacimiento de Vallmora también se han encontrado una docena de silos excavados en el suelo entre los siglos III y IV con unas dimensiones de más de 1’5 m. que servían para conservar cereales y que se sospecha servían para abastecer de grano a los trabajadores de la factoría vitivinícola durante la vendimia. Durante los trabajos de reconstrucción de las prensas se encontró un enterramiento de entre los siglos VI y VII con 4 sepulturas de planta rectangular y los restos de 5 individuos.

El vino romano: néctar de los Dioses

Ánfora de vino
Ánfora romana para almacenar vino
En Vallmora se han encontrado restos de otros espacios que fueron utilizados como almacén y bodega, con la peculiaridad que podían estar bajo cubierto o a cielo abierto. Reciben el nombre de cellae vinariae y era donde se almacenarían las ánforas con las diferentes añadas de vino. El vino en época romana era un motor económico importante, pero también tenía un valor religioso, gastronómico y medicinal (algunos médicos recetaban vinos para ciertas dolencias). El mayor problema del vino romano era su conservación, para ello se añadía agua salada o bien azúcares en forma de miel o añadiendo frutas para su maceración. Para controlar la acidez del vino recurrían a la ceniza o al polvo de mármol y para mejorar el sabor añadían hierbas y especias.

Maresme
Cata de vinos D.O. Alella en el Centro Enoturístico de Vallmora
Finalizamos la visita con una cata de vino de la D.O. Alella, la Denominación de Origen más antigua de Catalunya (con la existencia de viñedos hace 2.000 años) y la D.O. más pequeña de Catalunya (con 250 ha.) que cubren la Serralada Litoral. Es imposible no beber una copa de vino D.O. Alella y recordar cuando entre finales del siglo I a.C. y mediados del siglo I las ánforas de vino layetanias se exportaban masivamente a la capital del imperio para abastecer a las legiones.

Si te gusta la historia del vino romano te encantará esta ruta por la Vía Domitia donde descubrirás la Villa romana de Loupian o esta otra, símbolo de la producción vinícola de Gers: la Villa galorromana de Séviac.

Más información: Centro Enoturístico y Arqueológico de Vallmora. Dirección: Carrer d’Ernest Lluch 40, 08329 Teià. Teléfono: +34 935 559 977. Horario: sábados y domingos de 10 a 14 h. Entrada: 5’5 €. Web: Centro Enoturístico y Arqueológico de Vallmora.

Esta visita fue realizada durante la celebración del sexto aniversario de la Asociación de Barcelona Travel Bloggers. Todo el material publicado en Redes Sociales durante las actividades puede consultarse a través del hashtag #WowMaresme y #BcnTB6

Comentarios

Los viajes más populares

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m.) y Djebel Ayban (3.194 m.), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Peníns

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Empúries: puerta de entrada de griegos y romanos

La ciudad griega de Emporion se desarrolló desde el siglo VI a.C. hasta la llegada de los romanos en el año 218 a.C. Los griegos fundaron Emporion , actual Empúries, alrededor del 575 a.C. dejándonos el vestigio griego más importante de la Península Ibérica . Aquella importante colonia griega iniciada con un pequeño asentamiento conocido con el nombre de Palaiápolis (ciudad vieja) se encontraba en un promontorio del Golfo de Roses donde hoy se encuentra el pueblo de Sant Martí d’Empuries. Años después se convertiría en la Neápolis (ciudad nueva) y en un destacado enclave comercial a orillas del Mediterráneo llamado Emporion que en griego significa mercado. Gracias a la incesante actividad comercial de los griegos, hasta Emporion llegaban comerciantes de Massalia (actual Marsella), Aiboshim (Ibiza), Alejandría y Cartago. Emporion: importante lugar de comercio La estatua de Asclepios preside el templo del Asclepeion de Empúries Empúries es el yacimiento arqueológico