Ir al contenido principal

Broomx: tecnología y diseño en mayúsculas para hoteles

Cuando Natalia Zapatero me invitó a Bilbao para contar por redes sociales lo que sucedería en el evento de #Turistopia: “Los 7 pecados del turismo”, no imaginé la cantidad de proyectos interesantes, productos únicos y creatividad del que iba a ser partícipe.

Entre muchos de los productos presentados estaba Broomx, una empresa ubicada en Barcelona y que de la mano de la explicación de José Escribano pudimos entrever, cual era la esencia del producto. Como profana en la materia tecnológica, pero muy interesada en el turismo experiencial, escuché con atención las insólitas propuestas que en el Teatro Campos de Bilbao se estaban originando y que se vislumbraba interesante.


La idea de que los hoteles ya no sean sólo un lugar donde dormir, va tomando forma a pasos agigantados. Sólo hay que pasearse por algunos de los últimos espacios hoteleros en los que he tenido el placer de alojarme, para saber que el huésped empieza a solicitar servicios extras y que una política adecuada por parte de cualquier buen hotel, ayuda para servir en bandeja toda clase de experiencias, actividades o añadir un plus: dejar un buen recuerdo en el cliente, ya sea para que vuelva o para que hable bien de ese alojamiento.

Se trata de dejar huella, ya sea por:

  • Ofrecer un servicio exclusivo de spa, gastronomía selecta y decoración de lujo como en el Hotel Plaza Andorra.
  • Vistas excepcionales de la ciudad, diseños originales salpicados de obras de arte, excelente terraza y copas como el que ofrece el Gran Hotel Domine Bilbao.
  • Luz, aire, fuego y agua en perfecto estado para sentir estos elementos, a través de hermosos espacios en un lugar privilegiado de la Costa Vasca como el que ofrece el Hotel Arbe.
  • O bien, lugares poco comunes para dormir como puede ser un faro, un iglú o una tienda de campaña en plena selva: 3 Lugares para dormir ¡extraordinarios!.
Los jardines de la Hacienda San Jorge en la Isla de La Palma, el bar y los conciertos en directo de Gastama en Lille, la cubertería de plata del Hotel Carlton & Grand Canal de Venecia, las clases de turco del Hotel Santa Sophia, dormir con lobos en Parc Animalier des Pyrénées, el Badtunna y las cabañas de madera de Camp Caribo, el desayuno de productos locales y naturales de Les Béthunoises, el Open Lobby del Hotel Occidental Bilbao que te hace sentir como en casa o la protección de las tortugas marinas de Pulau Selingaan, son un ejemplo y una lista bastante abundante de hoteles que me han ofrecido una experiencia inolvidable, pero Broomx va más allá y quiere que esa experiencia esté controlada por el usuario. De algún modo cada persona tiene en su memoria recuerdos inolvidables de algunos hoteles, y de otros, han desaparecido casi instantáneamente de la memoria y ya nada te los recuerda. ¿Qué pasaría si el hotel donde te alojas te sorprendiera con un despertar en la luna?


Lo que propone Broomx es dotar a las habitaciones de hotel de experiencias tecnológicas para sus huéspedes. Convertir el espacio en una nave espacial, una canoa bajando vertiginosos rápidos, bucear en aguas del Trópico o envolver la habitación en una frondosa selva. Para ello, sonido, luces, imagen y movimiento se ponen manos a la obra, para dotar de vida y realismo la vivencia seleccionada. De una forma sencilla y gracias a una aplicación móvil que puedes personalizar con tus gustos y preferencias o dejarla para que te sorprenda, el cliente de ese hotel podrá confeccionar su propio perfil de usuario y vivir desde un terremoto en un hotel de Japón hasta un alunizaje en Barcelona.


Cabeceros de cama con pantalla táctil, cajas de seguridad que se abren desde el móvil, tener el pronóstico del tiempo o la guía turística de la ciudad explicada en la pared, decidir correr las cortinas pulsando un solo botón del teléfono o, simplemente moverlo para que se apaguen las luces.


Si un hotel que disponga de la tecnología de Broomx y ofrece a sus clientes camas que se mueven, mientras se proyecta la imagen de una pared que se desmorona, no es suficiente para vivir una experiencia controlada y desatar emociones, aquellos que lo deseen podrían disponer de unas gafas de realidad aumentada para dotar al escenario, o mejor dicho, a la escena tecnológica, de mayor “experiencia”. Los campos de acción son infinitos: eventos, aniversarios, implantación de marca, publicidad, turismo, etc... Quién sabe si pronto estaré alojada en un hotel, donde pueda diseñar mi propia ruta de visita a la ciudad, con las recomendaciones de viaje que tenga incluidas el hotel, las sugerencias de la Oficina de Turismo y la lista de visitas imprescindibles de otros bloggers de viaje.


José Escribano me invitó a conocer la filosofía “You are the Room!” en su Showroom de Poblenou en Barcelona, donde tienen una habitación 100% Broomx. Allí Diego Serrano nos explicó el proyecto, nos mostró la magia de un espacio con vida propia y jugamos un poco a ser Dios, creando mundos fantásticos en las paredes. ¡Sed bienvenidos a la era Broomx!

Más información: Dirección: Calle Badajoz 88, 08005 Barcelona. Teléfono: 933 154 929. Web: Broomx.

Comentarios

Los viajes más populares

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

Recorrido por Cáceres: nos adentramos en su muralla

Qué ver dentro de la Muralla de Cáceres En el interior de la muralla de Cáceres te esperan hasta treinta edificaciones que merecen un punto y aparte en un recorrido por la ciudad. El texto que viene a continuación es más largo de lo que acostumbro a escribir en el blog, pero sé que muchos vais a querer disfrutar de una escapada completa a Cáceres . Así que he recogido en una ruta algunos de los edificios y lugares que más me gustaron, ya sea por su historia, delicadeza constructiva o valor patrimonial. Para los que os agoten las palabras podéis dividir el texto por núcleos de interés, concretamente por plazas, así volveréis para recorrer Cáceres una y otra vez, sin agotaros. Feliz lectura. A la izquierda la torre del Palacio Toledo-Moctezuma y a la derecha patio del Palacio de Carvajal - El Palacio Toledo-Moctezuma . El edificio original fue construido entre los siglos XIV y XV en estilo renacentista, aunque sufrió grandes reformas a finales del siglo XVI por ord

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color