Ir al contenido principal

Broomx: tecnología y diseño en mayúsculas para hoteles

Cuando Natalia Zapatero me invitó a Bilbao para contar por redes sociales lo que sucedería en el evento de #Turistopia: “Los 7 pecados del turismo”, no imaginé la cantidad de proyectos interesantes, productos únicos y creatividad del que iba a ser partícipe.

Entre muchos de los productos presentados estaba Broomx, una empresa ubicada en Barcelona y que de la mano de la explicación de José Escribano pudimos entrever, cual era la esencia del producto. Como profana en la materia tecnológica, pero muy interesada en el turismo experiencial, escuché con atención las insólitas propuestas que en el Teatro Campos de Bilbao se estaban originando y que se vislumbraba interesante.


La idea de que los hoteles ya no sean sólo un lugar donde dormir, va tomando forma a pasos agigantados. Sólo hay que pasearse por algunos de los últimos espacios hoteleros en los que he tenido el placer de alojarme, para saber que el huésped empieza a solicitar servicios extras y que una política adecuada por parte de cualquier buen hotel, ayuda para servir en bandeja toda clase de experiencias, actividades o añadir un plus: dejar un buen recuerdo en el cliente, ya sea para que vuelva o para que hable bien de ese alojamiento.

Se trata de dejar huella, ya sea por:

  • Ofrecer un servicio exclusivo de spa, gastronomía selecta y decoración de lujo como en el Hotel Plaza Andorra.
  • Vistas excepcionales de la ciudad, diseños originales salpicados de obras de arte, excelente terraza y copas como el que ofrece el Gran Hotel Domine Bilbao.
  • Luz, aire, fuego y agua en perfecto estado para sentir estos elementos, a través de hermosos espacios en un lugar privilegiado de la Costa Vasca como el que ofrece el Hotel Arbe.
  • O bien, lugares poco comunes para dormir como puede ser un faro, un iglú o una tienda de campaña en plena selva: 3 Lugares para dormir ¡extraordinarios!.
Los jardines de la Hacienda San Jorge en la Isla de La Palma, el bar y los conciertos en directo de Gastama en Lille, la cubertería de plata del Hotel Carlton & Grand Canal de Venecia, las clases de turco del Hotel Santa Sophia, dormir con lobos en Parc Animalier des Pyrénées, el Badtunna y las cabañas de madera de Camp Caribo, el desayuno de productos locales y naturales de Les Béthunoises, el Open Lobby del Hotel Occidental Bilbao que te hace sentir como en casa o la protección de las tortugas marinas de Pulau Selingaan, son un ejemplo y una lista bastante abundante de hoteles que me han ofrecido una experiencia inolvidable, pero Broomx va más allá y quiere que esa experiencia esté controlada por el usuario. De algún modo cada persona tiene en su memoria recuerdos inolvidables de algunos hoteles, y de otros, han desaparecido casi instantáneamente de la memoria y ya nada te los recuerda. ¿Qué pasaría si el hotel donde te alojas te sorprendiera con un despertar en la luna?


Lo que propone Broomx es dotar a las habitaciones de hotel de experiencias tecnológicas para sus huéspedes. Convertir el espacio en una nave espacial, una canoa bajando vertiginosos rápidos, bucear en aguas del Trópico o envolver la habitación en una frondosa selva. Para ello, sonido, luces, imagen y movimiento se ponen manos a la obra, para dotar de vida y realismo la vivencia seleccionada. De una forma sencilla y gracias a una aplicación móvil que puedes personalizar con tus gustos y preferencias o dejarla para que te sorprenda, el cliente de ese hotel podrá confeccionar su propio perfil de usuario y vivir desde un terremoto en un hotel de Japón hasta un alunizaje en Barcelona.


Cabeceros de cama con pantalla táctil, cajas de seguridad que se abren desde el móvil, tener el pronóstico del tiempo o la guía turística de la ciudad explicada en la pared, decidir correr las cortinas pulsando un solo botón del teléfono o, simplemente moverlo para que se apaguen las luces.


Si un hotel que disponga de la tecnología de Broomx y ofrece a sus clientes camas que se mueven, mientras se proyecta la imagen de una pared que se desmorona, no es suficiente para vivir una experiencia controlada y desatar emociones, aquellos que lo deseen podrían disponer de unas gafas de realidad aumentada para dotar al escenario, o mejor dicho, a la escena tecnológica, de mayor “experiencia”. Los campos de acción son infinitos: eventos, aniversarios, implantación de marca, publicidad, turismo, etc... Quién sabe si pronto estaré alojada en un hotel, donde pueda diseñar mi propia ruta de visita a la ciudad, con las recomendaciones de viaje que tenga incluidas el hotel, las sugerencias de la Oficina de Turismo y la lista de visitas imprescindibles de otros bloggers de viaje.


José Escribano me invitó a conocer la filosofía “You are the Room!” en su Showroom de Poblenou en Barcelona, donde tienen una habitación 100% Broomx. Allí Diego Serrano nos explicó el proyecto, nos mostró la magia de un espacio con vida propia y jugamos un poco a ser Dios, creando mundos fantásticos en las paredes. ¡Sed bienvenidos a la era Broomx!

Más información: Dirección: Calle Badajoz 88, 08005 Barcelona. Teléfono: 933 154 929. Web: Broomx.

Comentarios

Los viajes más populares

Ruta por Venecia: del Ponte degli Scalzi al Ghetto Nuovo

Hablar de Venecia siempre es un placer para mis sentidos. Quien vaya a pisar esta maravillosa ciudad italiana debería saber que Venecia se divide en diferentes sestiere o barrios . El más extenso de la ciudad (con 150 hectáreas) es el populoso Sestiere Cannaregio , donde viven 20.000 personas. Se encuentra situado al noroeste de la Serenísima y es una de las zonas menos visitadas por los turistas (si eso es posible en Venecia). Su nombre deriva del antiguo “Canal Regio” que existía antes del acondicionamiento ferroviario, que lo convertían en el canal principal de entrada de viajeros. Vista del Gran Canal con el Ponte degli Scalzi al fondo Una ruta por el barrio de Cannaregio debe comenzar en el Ponte degli Scalzi o della Stazione (Puente de los Descalzos o de la Estación). Orientado al norte, es el puente más grande de todos los que atraviesan el Gran Canal . Fue construido en 1934 y desde lo alto de su estructura se obtienen magníficas vistas de las góndolas y vaporettos qu

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

Soy una Oficina de Turismo y quiero organizar un blogtrip

Hola Oficina de Turismo ¿estás pensando en organizar un blogtrip? ¿no sabes cómo hacerlo? Quizás hablando conmigo podamos resolver algunas dudas y que conozcas mejor, mi punto de vista del lado blogger (el lado oscuro). ¿Empezamos? Hoy vamos a hacerlo bien, con introducción e ideas claras, en el próximo post, os diré, lo que hacen mal las Oficinas de Turismo cuando organizan un blogtrip, (me he venido arriba, perdonádmelo). (Con mis compañeros de blogtrip #LourdesPyrénées, aquí hubo mucha acción) Qué es un blogtrip Los blogtrips no son nuevos, vienen influenciados de los Press Trip (viajes de prensa) o Fam Trip (viajes de familiarización para las Agencias de Viaje) que aún se siguen haciendo, y que reúnen periodistas o agentes de viaje respectivamente, para la misma misión que un blogtrip: conocer en primera persona aquello que quieres divulgar . ¿Pero eso ya lo sabías, verdad? Si vives en una preciosa localidad, pero no consigues activar la economía, ni el turismo

Ruta modernista por Sant Feliu de Llobregat

Sant Feliu de Llobregat Sant Feliu de Llobregat es una de las ciudades de la provincia de Barcelona que se integra en las rutas modernistas que pueden visitarse cerca de la Ciudad Condal, que se encuentra a escasos 10 Km. Situada en el Baix Llobregat, Sant Feliu creció entre finales del siglo XIX y principios del XX junto a sus vecinas Sant Joan Despí , Esplugues y Santa Coloma de Cervelló  (Puedes leer sobre qué ver en estas ciudades haciendo clic en el enlace, descubrirás varias rutas modernistas). El crecimiento económico y urbano transformó el paisaje y nos legó un pasado arquitectónico de época modernista , que en la actualidad, sirve de ejemplo para los amantes de esta corriente artística. De aquella época industrial dedicada a la producción de tejidos perdura Can Bertrand (1861), creada el mismo año que lo harían otras colonias textiles como Can Güell , así como toda la maquinaria arquitectónica que sería necesaria para acoger un flujo migratorio y aument