Ir al contenido principal

Béthune: la pequeña joya del Norte de Francia


Béthune es una ciudad situada a 35 Km. del Aéroport de Lille-Lesquin. En el siglo XIII la ciudad contaba con 14.000 habitantes y un importante mercado de tejidos que sería destruido en 1664. La figura del dragón es el símbolo de la ciudad de Béthune, el más conocido es la veleta que se encuentra dominando las alturas en el Beffroi, protegiendo el tesoro comunal. Pesa 33 kilos y mide 1'75 m. pero también encontraréis otros dragones en muchos lugares de la ciudad, incluso en las farolas.

Su Grand Place fue construida en el año 1920 en estilo regionalista y Art Déco y ha quedado grabada en mi memoria como un lugar de extraordinaria belleza. La plaza sirve de anillo engarzado a su emblemático Beffroi; un campanario de 1388 que fue declarado en el 2005 Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO -junto a otros 23 campanarios del Norte de Francia-. Por la noche los edificios de la plaza y el campanario pueden verse iluminados y vale la pena buscar una excusa, para disfrutar del espectáculo nocturno de luz, creado por el artista holandés Krijn de Koning.

La Grand Place de Béthune
La mayoría de fachadas de la Grand Place fueron construidas por el arquitecto francés Jacques Alleman. Algunas de las más pintorescas, sirven de juego y entretenimiento al visitante que busca detalles tan divertidos y originales, como los que se encuentran en la Maison Pace Felix (Casa de la Paz y Alegría) donde el propietario quiso demostrar su alegría por el fin de la guerra decorándola con un ángel risueño y un gran sol. La Maison du Canon recuerda con su decoración de balas de cañón y armas que en otros tiempos fue una armería. La Maison du Grain, con detalles en rojo, es la casa más estrecha de la ciudad, dicen que su anchura es exactamente el largo de una bicicleta. En la Maison du Blanc destaca un amplio balcón de hierro forjado y decorado con racimos de uva y hojas de vid. Y así sin darnos cuenta rodeamos la plaza teniendo como eje central el Beffroi de Béthune.

El Beffroi de Béthune
Los “Belfries” son una figura inexistente en otros países, exceptuando quizás Francia y Bélgica, donde eran utilizados como campanario municipal. El campanario de esta ciudad era un lugar de reunión y se utilizaba básicamente para la toma de decisiones que se referían a la población. Los concejales y la ciudad donde estaban ubicados los campanarios utilizaban estos edificios para mostrar el poder de la localidad, así que estas torres se convirtieron en símbolo de riqueza y fueron engalanadas y construidas con toda clase de lujos arquitectónicos. Desde su construcción y hasta el año 1918, el Beffroi de Béthune estuvo habitado por un guarda y su familia que se encargaban de vigilar y mantener el sitio. El carillón del Beffroi de Béthune toca 4 melodías típicas de la región cada hora, una distinta cada quince minutos. Durante el año, media docena de conciertos de carillón son realizados para los más entusiastas de la música de campanas.

L'Hôtel de Ville
El Ayuntamiento de la ciudad de Béthune fue construido entre 1926 y 1928 por Jacques Alleman; que representa perfectamente el estilo Art Déco. Fue autor de la reconstrucción, después de la guerra, de algunas de las casas que se encuentran también en la Grand Place de Béthune. En el Hôtel de Ville de Béthune sobresalen los detalles de su fachada: el Escudo de la ciudad, la legión de honor, la cruz de guerra y “Los Salvajes” -conocidos como los primeros habitantes de la ciudad-. Si se tiene oportunidad hay que disfrutar de las riquezas que aguardan en el interior de este edificio, con unas hermosas vidrieras de época modernista.

La Rue des Treilles
Una de las calles de Béthune con más ejemplos sobre arquitectura es la Rue des Treilles; una calle comercial que acoge multitud de fachadas ricamente decoradas. Un letrero de teselas azul puede leerse en Aux Enfants du Nord, dos cabezas de carnero y dos toros se enfrentan en La Boucherie. La Librairie Fournier obra de Jacques Alleman domina con su hermosa torre el chaflán de la rue Grosse Tête, donde destacan además sus enormes columnas adornadas con piñas.

Lugares que se pueden visitar en Béthune-Bruay
  • En la Rue Louis Blanc de Béthune se alza l'Église Saint Vaast obra reconstruida por Louis-Marie Cordonnier y que destaca por sus vidrieras y esculturas.
  • El Château d'Olhain, el castillo medieval mejor conservado del Norte de Francia, fue construido por Hugues d'Olhain un Caballero Cruzado que luchó en Constantinopla.
  • La piscina y el Estadio del Parc de Bruay-La-Buissière, es un conjunto Art déco que fue construido entre 1931 y 1936, y que se sigue utilizando para mantenerse en forma.
  • La Cuenca minera de la región Nord-Pas de Calais, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 2012, conserva desde ciudades mineras hasta paisajes mineros, minas, escombreras, montacargas o estaciones de ferrocarril, todo ello relacionado con el mundo de la minería.

Dónde comer en Béthune
Los restaurantes de Béthune ofrecen una gran variedad de precios y gastronomía. Hay restaurantes populares con platos regionales tradicionales, restaurantes gastronómicos de lujo o de cocina del mundo, pasando por pizzerías, tabernas, braserías y “pataterías”. Podéis encontrar opciones desde 8 € por plato o menú, hasta 18 € por plato y 38 € de menú, como veis la riqueza no sólo se encuentra en la comida. Durante el blogtrip #nortedefrancia ofrecido por el Comité Régional de Tourisme Nord-Pas de Calais pudimos deleitarnos con el menú elaborado por el chef Loïc Ternoy en el Restaurant L'Ô à la Bouche. Por 23 € se pueden degustar algunos de los platos que componen el Menu Plaisir compuesto de primer plato, segundo y postre. Del que ya os haré una review a fondo más adelante.

Dónde dormir en Béthune
Béthune dispone de alojamientos para todos los gustos y presupuestos desde casas particulares, barcos, gîtes, hoteles de una a cuatro estrellas, camping y hostel. Sólo os puedo recomendar en profundidad el alojamiento donde yo estuve, el Guest House Les Béthunoises. Un lugar único situado en un edificio de estilo flamenco con capacidad máxima de 12 personas y 5 habitaciones individuales con baño privado de lujo. Las habitaciones han sido decoradas individualmente en diferentes estilos y disponen de ducha de hidromasaje, bañera jacuzzi o hammam, conexión wifi gratuita y un espectacular desayuno incluido compuesto por productos locales y de Km. 0.
Próximamente os haré un post íntegro donde podréis ver todo con más detalle.

Más información: Cómo llegar a Béthune
- Transporte: Vueling dispone de 3 vuelos semanales desde Barcelona a la ciudad de Lille. Un servicio de autobús, conocido con el nombre de La Navette, lleva diariamente por 10 € (billete ida y vuelta) hasta las estaciones de tren y metro de Lille (trayecto de 20 minutos). En la Gare Lille CHR hay trenes de la compañía francesa de transporte TER que en 42 minutos llegan a Béthune.

Comentarios

xipo ha dicho que…
Un sitio precioso! Personalmente me encantó!
xipo ha dicho que…
Un sitio precioso! Personalmente me encantó!

Los viajes más populares

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

La rendición de Granada Muhammad I fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la Dinastía Nazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El último reino musulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la Alhambra de Granada . Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí. La Alhambra de Granada desde la Carrera del Darro La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riqueza de agua y una particular tierra arcillosa de color rojo . Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qala al-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchas y fogatas encendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m.) y Djebel Ayban (3.194 m.), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Peníns