Ir al contenido principal

Ruta por el Barrio de Shibuya (Tokio, Japón)


Si Asakusa es un viaje al pasado, Shibuya lleva al futuro en un viaje a la velocidad de la luz. Es el barrio de la original cultura manga por excelencia y es otro de esos lugares sublimes para tomar cientos de fotografías nocturnas. ¿Recuerdas haber visto en la tele o en alguna fotografía un cruce de peatones enorme, con un montón de gente cruzando a la vez, en todas direcciones y con enormes pantallas de televisión por todas partes? Eso es Shibuya, donde las estadísticas dicen que cruzan más de un millón de personas cada día, una marabunta humana: la escena no deja indiferente.




Además de este famoso cruce, Shibuya es una zona muy animada, aquí hay multitud de tiendas con buenos precios, bares y restaurantes para comer y algunos de ellos son temáticos.

Si quedas con algún nativo en Shibuya, seguramente quedarás en Koen-dori, todo el mundo parece haber quedado allí. Ten preparada tu cámara, busca un lugar discreto y quédate quieto, podrás fotografiar multitud de mujeres hermosas de tez pálida enfundadas en coloridos kimonos. Frente a la salida de la estación de Shibuya, se encuentra una pequeña estatua de bronce de un perro de raza Akita Inu, llamado Chūken Hachikō. Una historia real cuenta que Hachikō acompañaba y esperaba todos los días en la estación de Shibuya a su dueño; un profesor de universidad que vivía en el barrio allá por el año 1920. Hasta que un día, en 1925, murió el profesor y nunca más regresó por la estación. El perro siguió fielmente yendo a Shibuya a esperar que su dueño regresara, no dejó ni un día de esperar y así transcurrieron nueve años, hasta que que Hachikō murió. Una versión cinematográfica estadounidense muy lacrimógena titulada “Siempre a tu lado, Hachiko” y protagonizada por el actor Richard Gere, relata la historia aunque ambientada en otro lugar y en otra época.

¿Qué hacer en Shibuya?
La zona peatonal de Shibuya está repleta de tiendas, cafés y restaurantes, donde se puede merodear y entretenerse con un sinfín de curiosos detalles. Hay una calle que se llama “Spain Zaca” (Cuesta de España); es una estrecha calle, en cuesta, con algunos comercios y un restaurante español llamado Vidrio, por curiosidad mirar la carta, se descubren platos nuevos de la cocina española.

Por supuesto en la zona no faltan los grandes almacenes de moda como Seibu, Parco (un centro comercial para meterse de lleno en el siglo XXII pero al estilo de los antiguos bazares). Entrad en el Edificio 109 o en los interesantes almacenes de Loft o Tokyu Hands “Creative Life Store” donde se pueden encontrar artículos de manualidades, hobbies, artículos de viaje, de cocina, ¡hay de todo!. Algunas cosas interesantes como por ejemplo cuchillos de cocina de cerámica que cortan de maravilla o multitud de robots y maquetas para montar, aunque las instrucciones de montaje vienen en japonés. Mirad la sección de baño, menaje del hogar o mascotas, lo que no hayan pensado los japoneses...

En Shibuya abundan los salones recreativos de Pachinko; una máquina tragaperras de balines de acero, su juego es hechizante y bastante ruidoso. En Japón hay edificios enteros dedicados a estas máquinas que dan premios no metálicos en forma de regalos.

Otro de los atractivos de la zona son sus “Love Hotels; aquí las parejas van a pasar un buen rato. Las habitaciones están decoradas de manera original: como si estuvieras en un palacio árabe o en un castillo. Se puede pasar la noche entre 7.000 y 13.000 ¥ (según la temporada) o alquilarlas por un par de horas por 4.000 ¥.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…