Ir al contenido principal

Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona)


Ubicado al norte de la Avenida Diagonal, a tan sólo 8 minutos a pie de la Sagrada Familia, se encuentra un singular edificio, también de época modernista, que afortunadamente se presenta este año con aspecto renovado y enlucido. Se trata del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, obra del arquitecto Lluís Domènech i Montaner (1850-1923) (artífice también de la Casa Rull en Reus) o del Palau de la Música Catalana y que fueron declarados ambos Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1997.

La magnífica obra arquitectónica es además un lugar donde, se tuvo muy en cuenta cual iba a ser su uso, y se realzaron detalles como la luz natural y el verdor que proporciona la naturaleza. Para ello se construyeron varios edificios, luminosos y saludables, que no perdían ni un ápice de belleza ni de elegancia gracias a grandes ventanales y hermosos motivos decorativos. Diferentes pabellones fueron construidos en ladrillo y decorados con piezas de cerámica, rodeados por unos amplios jardines que favorecen directamente la recuperación de los pacientes desde entonces.

Las obras comenzarían en el año 1902 y no fue inaugurado hasta el 16 de enero de 1930, legando a varias generaciones un edificio singular. Un pabellón de entrada construido en ladrillo visto recibe al visitante simulando un abrazo en forma de media luna. Tras subir la monumental escalera se abren diferentes estancias en una explosión de color -rosa y amarillo- al más puro estilo oriental y que recubre paredes y techo. Con la mirada puesta en los jardines nos adentramos en un especial y raro microcosmos compuesto por ocho pabellones distintos -cuatro a cada lado de una gran avenida- y un pabellón central que preside este recinto modernista. Un convento y una iglesia completan la lista de edificios y pabellones, que convierten a este hospital en una ciudad-jardín, no sólo por sus árboles y plantas vivas si no también por toda la flora y fauna que decora cada centímetro de este lugar.

Como dato curioso recomendaros el recorrido subterráneo que mantiene conectados a todos los pabellones mediante pasillos bajo tierra. Este sistema pionero en su época lo hace a la vez único en el mundo; una joya que debemos conservar y mostrar al mundo, pero también disfrutar pausadamente.

Como dicen ellos: "El modernismo que te queda por descubrir".


Más información: Dirección: Carrer de Sant Antoni Maria Claret 167, 08025 Barcelona. Telf.: 93 291 90 00. Horario: De noviembre a marzo de lunes a sábado de 10 a 16:30 h. Domingos y festivos de 10 a 14:30 h. De abril a octubre de lunes a sábado de 10 a 18:30 h. Domingos y festivos de 10 a 14:30 h. Transporte: líneas 4 y 5 de metro parada Sant Pau. Web: Recinte Modernista Sant Pau.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…