Ir al contenido principal

Descubre la Iglesia Parroquial de l’Assumpció de Cóll


La población de Cóll se alza a 1.271 metros de altura en la Vall de Boí. En 2001 tenía empadronados a 28 habitantes y actualmente ha alcanzado la cifra de 35, esto da una idea de la calma y el sosiego que se respira en esta pequeña aldea de la provincia de Lleida.

La Iglesia Parroquial de l’Assumpció de Cóll fue construida entre los siglos XI y XII, se encuentra en “las afueras” del núcleo de casas, pero aquí, esta palabra adquiere un nuevo significado de reducidas dimensiones. Un estrecho sendero hecho, me imagino, por antiguos agricultores y algún antepasado de la población actual, nos aleja de la parte más parecida al centro urbano.

Bordeando el camino unas pequeñas flores amarillas, muy olorosas, invaden el ambiente con una fragancia penetrante entre curry y Oporto añejo, se trata de matas de helicriso. En época romana, eran utilizadas hervidas con vino, para facilitar la micción y para combatir los estados de nerviosismo. Quizás por eso, las afueras de Cóll quedan tan “lejanas”, porque el tiempo se ralentiza a medida que respiramos esta hierba balsámica. En época medieval las doncellas hacían guirnaldas con estas flores y envolvían sus vestimentas para protegerlas de la polilla, otra manera de luchar contra el paso del tiempo.

Y así, reconocemos a Cóll como la dama del reloj de arena, ya que llegamos hasta la puerta de la iglesia parroquial sin darnos cuenta. En un lateral se encuentra el cementerio, las cruces de piedra se mezclan con otras fabricadas en hierro forjado. Las fechas de las tumbas se enlazan con los nombres de una misma familia y el camposanto se convierte en un árbol genealógico eterno.

Alzando la vista se descubre un robusto campanario, una torre de planta cuadrada de dos pisos de alto, de estilo gótico y con una diminuta campanilla en el tejado.

Traspasar la puerta del templo no es cosa fácil, ya no podemos culpar al pobre elicriso de tanta lentitud, si no de la maravillosa puerta que tenemos delante. Como en otras iglesias de este valle, custodiando la entrada a la iglesia, encontramos un espectacular cerrojo medieval. Está realizado en hierro forjado y acabado en forma de cabeza de animal, quizás una res o un pequeño buey en memoria del antiguo Vallis Bovinus, nombre latín del que proviene Vall de Boí.

Si la abstracción por el cerrojo nos deja levantar la cabeza, veremos la totalidad de la portada decorada con un doble juego de columnas y capiteles, esculpidos unos por un friso ajedrezado y otros, por adornos vegetales y motivos animales monstruosos, éstos presentan una feroz batalla entre hombres y bestias que altera la paz de la piedra. En lo alto de la puerta destaca el bajorrelieve de un crismón; el símbolo de Jesucristo formado por la cruz y el monograma de Cristo, está compuesto por las dos primeras letras entrelazadas de este nombre en griego, con un precioso marco muy trabajado en forma de cenefa.

En el interior de la iglesia de una sola nave cubierta por una bóveda de cañón, se conservan todavía tres pilas románicas: una pila bautismal, una pila utilizada para el agua bendita y otra pila para el aceite. A ambos lados de la entrada delicados altares de madera acogen estatuas de diversas épocas y estilos. El Altar Mayor austero y rudo se sitúa -nunca mejor dicho- en bloque, con el único adorno de un Cristo crucificado de madera.

En el exterior, la decoración escultórica se basa en arcos ciegos que resiguen la parte superior de todo el perímetro de la iglesia.

Y con esa sinuosidad de arcos, dejamos esta joya del arte románico catalán que hay que descubrir.




Sigue tu ruta por la Vall de Boí y descubre poblaciones encantadoras como Taüll o Boí con algunas de las iglesias románicas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pals: el pueblo medieval más famoso del Baix Empordà

La Costa Brava (Girona) está plagada de lugares con encanto, uno de los pueblos medievales más conocidos en la comarca del Baix Empordà es Pals. El municipio posee uno de los recintos góticos mejor conservados de Catalunya ideal para descubrir en una mañana.
Dejamos nuestro coche aparcado junto a una casa fortificada del siglo XV conocida con el nombre de Ca la Pruna que ha sido restaurada y ejerce como Museo Casa de Cultura. En su interior se expone una colección de herramientas para trabajar el campo y el legado del primer farmacéutico de Pals. Nuestros pasos se dirigen hasta la Plaça Major donde se encuentra la Oficina de Información Turística, el Ayuntamiento de Pals y una de las puertas de acceso al recinto amurallado.
El barrio antiguo de Pals se conoce con el nombre de El Pedró. Tras cruzar el arco gótico nos adentramos en el Carrer Major, plagado de casas construidas en piedra decoradas con ventanas ojivales y balcones que, sin importar la época del año, son un hermoso calido…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

Soy una Oficina de Turismo y quiero organizar un blogtrip

Hola Oficina de Turismo ¿estás pensando en organizar un blogtrip? ¿no sabes cómo hacerlo? Quizás hablando conmigo podamos resolver algunas dudas y que conozcas mejor, mi punto de vista del lado blogger (el lado oscuro). ¿Empezamos? Hoy vamos a hacerlo bien, con introducción e ideas claras, en el próximo post, os diré, lo que hacen mal las Oficinas de Turismo cuando organizan un blogtrip, (me he venido arriba, perdonádmelo).

(Con mis compañeros de blogtrip #LourdesPyrénées, aquí hubo mucha acción)
Qué es un blogtrip Los blogtrip no son nuevos, vienen influenciados de los Press Trip (viajes de prensa) o Fam Trip (viajes de familiarización) que aún se siguen haciendo, y que reúnen periodistas o agentes de viaje respectivamente para la misma misión que un blogtrip: conocer en primera persona aquello que quieres divulgar. ¿Pero eso ya lo sabías, verdad?
Si vives en una preciosa localidad, pero no consigues activar la economía, ni el turismo, quizás te interese organizar un blogtrip para sa…