Ir al contenido principal

Comer en Terrassa: Bar Restaurante Parada


A menudo en mi vida observo como la cantidad prima sobre la calidad. En un mundo donde escasea el talento, el sentido común y los mecenas, los que ganan terreno son el volumen, la masa y la suma.

Hoy quiero empezar una sección más o menos periódica de recomendaciones, pero al contrario de mis otras entradas dedicadas a descubrir lugares recomendables para visitar, la de hoy trata de ser un homenaje al trabajo bien hecho. Ya va siendo hora de que la calidad prime sobre la cantidad.

El pasado sábado fui invitada por una buena amiga a comer en un restaurante de desayunos caseros, de esos que se llaman desayunos de tenedor. El tiempo era desapacible y apetecía un lugar rústico al lado de una gran chimenea.

Gracias a otra recomendación de una persona de confianza, acabamos entrando en el Bar Restaurante Parada, situado en Terrassa; mi ciudad natal. El local es de aquellos que mejoran a medida que vas entrando, de fachada sencilla, urbanita, pasa desapercibida a los ojos del desconocido. En un primer momento, encuentras una barra bastante larga a un lado y mesas al otro con un pasillo central que acaba en una cocina abierta con la parrilla de hacer cocina a la brasa y un acceso al comedor principal.

Nada más entrar te das cuenta que los clientes son algo más, los trabajadores del local hablan animadamente con los clientes y los despiden como si fueran una familia lejana que ha pasado un rato en tu casa. El dueño está frente al corazón del establecimiento: la parrilla desde donde salen carnes a la brasa, verduras y los productos que componen su menú diario, los platos combinados, los desayunos de madrugada y las tapas.

En la cocina hay mujeres con caras sonrientes que diligentemente atienden los pedidos de los camareros que se convierten en maîtres y demuestran grandes dosis de profesionalidad. Atienden con simpatía, buen humor, rapidez y aconsejan sobre “el buen comer y el buen beber”.

Alimentos de buena calidad, raciones generosas, cocina casera, ambiente agradable y trato amigable, son demasiadas razones para no recomendar este lugar. Siento no ser crítica gastronómica y no contar tampoco en ese momento con mi equipo fotográfico, pero son dos detalles insignificantes que tenéis que pasar por alto esta vez, frente a esta personal y cariñosa recomendación culinaria.

Gracias al equipo de profesionales de la Parada y a su dueño Carlos (que seguro que le gusta saber que he dicho que es de Cádiz) por hacer de un encuentro con amigos una experiencia para recordar. ¡Volveremos seguro!


Más información: Dirección: Carretera de Olesa 244, 08224 Terrassa (Barcelona). Teléfono: 93 788 10 21. Horario: abierto de lunes a sábado a partir de las 4:30 de la madrugada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El recinto modernista de Sant Pau: un hospital Patrimonio de la Humanidad

Las obras de construcción del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau se iniciaron en 1902 y fueron toda una revolución para la arquitectura hospitalaria. El proyecto puso una atención especial a los espacios abiertos, la luz solar y el aire fresco, para ofrecer a los enfermos un confort y un cuidado hasta ese momento nunca vistos. Su función como hospital, iniciada en 1930, finalizó en 2009 y muchas guías en papel anteriores al 2010 ni siquiera lo mencionan. Desde entonces, el recinto modernista de Sant Pau se ha ido rehabilitando y distintos espacios se han abierto al público. Las exposiciones con información y fotografías ofrecen un recorrido por la historia del edificio con artículos publicados en su época, información de cómo era el antiguo Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y cómo ha evolucionado la medicina gracias a la exposición de instrumental médico de principios del siglo XX.Pabellón de Administración Lo primero que ve el visitante que llega al recinto modernista de Sant Pau…

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…