Ir al contenido principal

Comer en Terrassa: Bar Restaurante Parada


A menudo en mi vida observo como la cantidad prima sobre la calidad. En un mundo donde escasea el talento, el sentido común y los mecenas, los que ganan terreno son el volumen, la masa y la suma.

Hoy quiero empezar una sección más o menos periódica de recomendaciones, pero al contrario de mis otras entradas dedicadas a descubrir lugares recomendables para visitar, la de hoy trata de ser un homenaje al trabajo bien hecho. Ya va siendo hora de que la calidad prime sobre la cantidad.

El pasado sábado fui invitada por una buena amiga a comer en un restaurante de desayunos caseros, de esos que se llaman desayunos de tenedor. El tiempo era desapacible y apetecía un lugar rústico al lado de una gran chimenea.

Gracias a otra recomendación de una persona de confianza, acabamos entrando en el Bar Restaurante Parada, situado en Terrassa; mi ciudad natal. El local es de aquellos que mejoran a medida que vas entrando, de fachada sencilla, urbanita, pasa desapercibida a los ojos del desconocido. En un primer momento, encuentras una barra bastante larga a un lado y mesas al otro con un pasillo central que acaba en una cocina abierta con la parrilla de hacer cocina a la brasa y un acceso al comedor principal.

Nada más entrar te das cuenta que los clientes son algo más, los trabajadores del local hablan animadamente con los clientes y los despiden como si fueran una familia lejana que ha pasado un rato en tu casa. El dueño está frente al corazón del establecimiento: la parrilla desde donde salen carnes a la brasa, verduras y los productos que componen su menú diario, los platos combinados, los desayunos de madrugada y las tapas.

En la cocina hay mujeres con caras sonrientes que diligentemente atienden los pedidos de los camareros que se convierten en maîtres y demuestran grandes dosis de profesionalidad. Atienden con simpatía, buen humor, rapidez y aconsejan sobre “el buen comer y el buen beber”.

Alimentos de buena calidad, raciones generosas, cocina casera, ambiente agradable y trato amigable, son demasiadas razones para no recomendar este lugar. Siento no ser crítica gastronómica y no contar tampoco en ese momento con mi equipo fotográfico, pero son dos detalles insignificantes que tenéis que pasar por alto esta vez, frente a esta personal y cariñosa recomendación culinaria.

Gracias al equipo de profesionales de la Parada y a su dueño Carlos (que seguro que le gusta saber que he dicho que es de Cádiz) por hacer de un encuentro con amigos una experiencia para recordar. ¡Volveremos seguro!


Más información: Dirección: Carretera de Olesa 244, 08224 Terrassa (Barcelona). Teléfono: 93 788 10 21. Horario: abierto de lunes a sábado a partir de las 4:30 de la madrugada.

Comentarios

Los viajes más populares

Sana’a: la ciudad más hermosa y antigua del mundo

Cuando se tiene la suerte de poder emprender un viaje, al documentarse uno siempre tiene la impresión de estar delante de: el lugar más poblado, el edificio más antiguo, el puente más alto, el río más caudaloso o el mar más profundo. Realmente no puedo afirmar si Sana’a es la ciudad más antigua del mundo , pero sin dudarlo sé, que es la capital más hermosa de todas las que he visitado. Sana’a es la capital histórica y política de la República del Yemen, está situada en la provincia o gobernación del mismo nombre. Ubicada estratégicamente en la ruta de Adén a La Meca, al pie de las montañas de Djebel Nogoum (2.892 m.) y Djebel Ayban (3.194 m.), en una meseta a 2.300 metros de altitud al noroeste del país. Ciudad Antigua de Sana'a El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Peníns

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

La rendición de Granada Muhammad I fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la Dinastía Nazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El último reino musulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la Alhambra de Granada . Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí. La Alhambra de Granada desde la Carrera del Darro La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riqueza de agua y una particular tierra arcillosa de color rojo . Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qala al-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchas y fogatas encendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción