Ir al contenido principal

Anécdotas de algunos de mis vuelos


Alguna vez os habéis preguntado: ¿cuántas veces habré subido a un avión?

Hay quien no soporta volar y otros, disfrutamos como niños con la sensación del despegue. Cada uno de los 186 vuelos que he realizado, ha sido diferente. Aquí os cuento algunas de las anécdotas vividas en mis primeros vuelos:

Compañeros de asiento peculiares
En mi segundo vuelo intercontinental, de São Paulo (Brasil) a Barcelona, tuve de compañero a un hombre de larga melena pelirroja que viajaba con indumentaria típica escocesa. Llevaba un vistoso kilt de cuadros color verde, unos calcetines negros con pompones e incluso un sporran (una especie de bolsa-monedero colgada al cinturón) de cuero negro. Después de 19 años viajando, no he coincidido con nadie tan peculiar como aquel escocés.

Mi primera metralleta y el Duty Free más exclusivo
Aterrizar en el Aeropuerto de Bahrain (Golfo Pérsico), en muchos sentidos es ¡toda una experiencia!. El vuelo Barcelona a Bangkok hacía escala allí por la noche, y eso me permitió ver a través de las ventanilla a Durrat Al Bahrain; una isla artificial en forma de media luna que iluminada por la noche y desde el aire, se asemeja a un espejismo en el desierto. Cuando llegas al Duty Free de Bahrein te das cuenta de que vives en otro mundo, jeques árabes, soldados con metralletas y todo el lujo que puedas imaginar, inalcanzable para la mayoría.

Sobrevolando una tormenta de arena
El vuelo desde Aswan hasta Abu Simbel en Egipto fue corto; igual que la visibilidad del piloto. Durante los escasos 45 minutos que duró el trayecto, el cielo se volvió de color vainilla y me acordé mucho de las palabras del guía, cuando estando en tierra nos dijo: "En Abu Simbel hay una tormenta de arena y nos retrasan el vuelo, voy a ver si puedo cambiar los billetes con otra compañía que no tenga unas normas de seguridad tan estrictas". Afortunadamente sigo aquí ;)

Servicio exclusivo
Algunas compañías aéreas se toman la puntualidad muy seriamente, tanto es así que en un vuelo Barcelona-Ankara, Lufthansa vino a recogernos con un coche a pie de pista, en el Aeropuerto de Múnich donde hacíamos escala, para llevarnos al avión que continuaba hacia Turquía. La carrera y las luces de emergencia debieron extrañar a los pasajeros que esperaban sentados contemplando la escena. Finalmente llegamos a nuestro destino a la hora prevista.

Mi última anécdota viajera en un vuelo, fue con Canaryfly, el comandante nos saludó por megafonía.

Comentarios

Laura ha dicho que…
¿los has contado? ¡Qué loca! Yo no sabría decirte! No se ni la de veces que habré ido a mi casa desde aquí. Yo quiero viajar con algún escocés con kilt!! Yo con mi tema XD Qué bueno, y qué loca estás!

Entradas populares de este blog

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

Pals: el pueblo medieval más famoso del Baix Empordà

La Costa Brava (Girona) está plagada de lugares con encanto, uno de los pueblos medievales más conocidos en la comarca del Baix Empordà es Pals. El municipio posee uno de los recintos góticos mejor conservados de Catalunya ideal para descubrir en una mañana.
Dejamos nuestro coche aparcado junto a una casa fortificada del siglo XV conocida con el nombre de Ca la Pruna que ha sido restaurada y ejerce como Museo Casa de Cultura. En su interior se expone una colección de herramientas para trabajar el campo y el legado del primer farmacéutico de Pals. Nuestros pasos se dirigen hasta la Plaça Major donde se encuentra la Oficina de Información Turística, el Ayuntamiento de Pals y una de las puertas de acceso al recinto amurallado.
El barrio antiguo de Pals se conoce con el nombre de El Pedró. Tras cruzar el arco gótico nos adentramos en el Carrer Major, plagado de casas construidas en piedra decoradas con ventanas ojivales y balcones que, sin importar la época del año, son un hermoso calido…