jueves, enero 9

Villefranche-du-Périgord y Monpazier: puerta de entrada a Dordoña

La histórica provincia del Périgord fue el corazón de un territorio estratégico en la segunda mitad del siglo XII, en disputa entre el Rey de Francia y el Rey de Inglaterra. Para asegurar sus posesiones cada monarca mandó construir diferentes bastidas (nombre que recibían las nuevas ciudades construidas en la Edad Media). Se calcula que entre los años 1229 y 1316 se crearon 25 bastidas; una de las primeras en levantarse fue la de Villefranche-du-Périgord.

Villefranche-du-Périgord: la bastida más antigua

Place de la Halle
Place de la Halle
Fundada en 1261 por Alphonse de Poitiers hermano de Rey Luis IX, que unos años antes fundaría Montréal-du-Gers (puedes leer mi artículo de viaje y descubrir la bastida de Montréal-du-Gers en Escapada a la "Toscana Francesa"). Villefranche-du-Périgord es una de las bastidas francesas más antiguas del sudoeste de Francia.

Mercado
Mercado de Villefranche-du-Périgord
Las viejas piedras de color amarillo del Périgord Noir esconden restos de su pasado medieval como ciudad fortaleza. En la actualidad, esta población francesa es la capital del boletus y de la castaña y se realizan varios festivales en otoño para su promoción y degustación.

Medidas de grano
Medidas de grano
Uno de los lugares más bonitos de Villefranche-du-Périgord es la Place de la Halle, donde se encuentra el mercado cubierto del siglo XIV, reconstruido en 1818. Varias columnas toscanas con base de piedra sujetan un armazón de madera de castaño que protege unas interesantes medidas de grano de varios tamaños de época medieval.

Église Notre-Dame-de-l'Assomption
Iglesia Notre-Dame-de-l'Assomption
En uno de los extremos se alza la Iglesia Notre-Dame-de-l'Assomption construida en 1864 por el mismo arquitecto que construyó la Iglesia del Sagrado Corazón de Montmartre (París), Paul Abadie. Destaca por su fachada poco habitual.

Casas de los siglos XIII y XIV
Casas con soportales de los siglos XIII y XIV en Villefranche-du-Périgord 
Frente al mercado verás un conjunto de casas construidas sobre arcadas de los siglos XIII y XIV. Bajo los soportales se guarecían los vendedores del mercado cubierto en caso de inclemencias atmosféricas.

Tour des Consuls
A la izquierda la Tour des Consuls y a la derecha una casa del siglo XVI
No son las únicas casas originales, además de varias casas con entramado de madera, busca la Rue Saint-Georges donde se alza una casa con una torre redonda en una esquina. Se trata de la Tour des Consuls que perteneció a una casa fortificada del siglo XVI llamada Casa de los Cónsules y que perteneció a un cónsul de Villefranche-du-Périgord. En la misma calle se alza una casa también del siglo XVI que conserva un curioso saledizo en forma de matacán y un balcón de madera.

Fuente de agua
El agua de la fuente de Touron tienen fama de tener propiedades curativas
El plano geométrico de la bastida de Villefranche-du-Périgord permite encontrar sus puntos destacados rápidamente en calles paralelas o perpendiculares. La más pequeña de las callejuelas o carreyrous de Villefranche-du-Périgord esconden restos del pasado medieval. No dejes de alzar la vista en busca de unos estrechos balcones suspendidos entre dos edificios y que servían a modo de cortafuegos y para recoger agua de lluvia. Localmente conocidos como andrones. Por último, antes de irte de Villefranche-du-Périgord, busca donde se encuentra el lavadero público y una fuente del siglo XIX, por ella brotan las aguas de un manantial con propiedades curativas.

Monpazier: la bastida mejor conservada

Place du Foirrail Nord
Recinto amurallado de Monpazier
A 20 Km de Villefranche-du-Périgord se encuentra Monpazier; la bastida mejor conservada del sudoeste de Francia. Forma parte de la asociación Les Plus Beaux Villages de France (Los pueblos más bellos de Francia) que engloba a las poblaciones rurales con atractivo turístico. La bastida de Monpazier fue fundada el 7 de enero de 1284 por el Rey Eduardo I de Inglaterra. Esta joya arquitectónica, situada entre la hermosa ciudad de Sarlat y Bergerac, aún conserva intacto su aspecto medieval de trama simétrica que sirvió de modelo para la construcción de unas 300 bastidas en el sudoeste de Francia.

Rue Notre Dame
En la Rue Notre Dame encontramos una de las puertas de entrada y la Iglesia de Monpazier
El recinto amurallado de Monpazier tenía 6 puertas fortificadas de las que se han conservado 3 puertas situadas en la Rue St Jacques y en la Rue Notre Dame; cruzando por ésta se llega hasta la Église Saint-Dominique. Fue la primera iglesia construida en Monpazier y curiosamente está situada fuera de la plaza principal que quedaba reservada para Plaza para el Mercado. La iglesia de una sola nave y coro poligonal presenta una decoración sobria en piedra que sólo se rompe en los follajes esculpidos del coro. Los matacanes, almenas y aspilleras del templo indican que sirvió de lugar de refugio en tiempos difíciles para la población.

Maison du Chapitre
Maison du Chapitre
Uno de los lugares destacados para visitar en Monpazier es el Centro de Interpretación de Bastideum. Ubicado en el interior del antiguo Convento de Recoletos fundado en 1644, las reconstrucciones 3D, documentos o una guía interactiva sirven para explicar la historia de esta ciudad medieval desde los inicios de su construcción hasta su conservación actual.

Place des Cornières
Place des Cornières
La guinda de Monpazier se encuentra en su plaza principal, lugar de comercio y donde impartir justicia. La Place des Cornières, de planta cuadrada, está bordeada por 23 casas de piedra construidas entre los siglos XIII y XVII que permanecen unidas por el primer piso y con soportales en la planta baja. Las arcadas que sirven para que los comerciantes se protejan de las inclemencias del tiempo presentan distintos elementos decorativos.

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total