lunes, marzo 4

El conjunto románico del Monasterio de Sant Pere de Rodes junto al Mar Mediterráneo

Sant Pere de Rodes es un monasterio situado en la Serra de Rodes, sobre un acantilado del Parque Natural del Cap de Creus, a 520 metros sobre el Mar Mediterráneo. Hasta aquí peregrinaban creyentes de todo el occidente europeo y que teológicamente hablando equivalía a la visita de la tumba de San Pedro y San Pablo en Roma.

Girona

Las leyendas de cómo y cuándo se construyó Sant Pere de Rodes remontan esa cuestión al siglo VII, cuando 3 religiosos huyen de la Santa Sede protegiendo unas reliquias de los asaltos persas y las esconden en una cueva donde después se levantaría este monasterio. Los primeros monjes benedictinos parece que se instalaron en el año 878 en una celda, procedentes de la Abadía de Sant Esteve de Banyoles.

La Iglesia de Sant Pere de Rodes
La Iglesia románica de Sant Pere de Rodes fue construida entre los siglos X y XI y fue consagrada en 1022. Es un templo de gran originalidad arquitectónica, única en el mundo medieval, con planta basilical de 3 naves, con una bóveda de cañón de 16 metros de altura en la nave central sostenida por pilares y columnas con capiteles corintios decorados.

Girona
Interior de la Iglesia de Sant Pere de Rodes
En la cabecera de la iglesia podemos ver 3 ábsides de planta semicircular dedicados a San Pablo, San Pedro (central) y a San Andrés. Bajo el ábside central se abre una cripta donde se ha conservado una columna adosada con forma de palmera del templo anterior y que sostiene el peso de las estructuras superiores. La girola alrededor del ábside principal era utilizada por los peregrinos para rendir culto a las reliquias del monasterio que según cuenta pertenecían a San Pedro y otros santos. En ella se ha conservado en el techo, una pequeña pintura mural.

Girona
Acceso al claustro superior
El 3 de mayo en la antigüedad, se veneraba el descubrimiento de la Cruz donde fue crucificado Jesucristo, los años en que la Cruz de Mayo caía en viernes, a Sant Pere de Rodes le era concedido un jubileo por el Vaticano que duraba 8 días y que daba comienzo con la apertura de la puerta principal de la Iglesia de Sant Pere de Rodes construida en mármol por el Maestro de Cabestany y expoliada a principios del siglo XIX.

Girona
Agnus Dei tallado por el Maestro Cabestany, único vestigio de la portada de la Iglesia
El jubileo de Sant Pere de Rodes no era el único privilegio de este monasterio junto al mar, centro de poder espiritual, político y económico de la época. A los monjes se les concedieron tierras, derecho a pescar, extraer coral y cazar jabalíes y durante mucho tiempo disfrutaron de la protección de la casa condal Empúries-Peralada i Rosselló, desde el año 931 con el Conde Gausfred I.

Girona
Edificio utilizado como bodega
La época de mayor esplendor del Monasterio de Sant Pere de Rodes se sitúa entre los siglos XII y XIII, mientras que su decadencia se inicia en el siglo XIV a causa de varios conflictos bélicos, ataques de piratas, bandoleros y epidemias. Con la recuperación económica en Catalunya gracias a la vid, Sant Pere de Rodes recupera un nuevo uso entre los siglos XVII y XVIII, del que puede verse una bodega de 3 plantas. Se cree que en los 2 primeros se situaban los almacenes y las viviendas de los jornaleros y la planta baja servía de despensa y la bodega. Los monjes benedictinos abandonan el Monasterio de Sant Pere de Rodes en 1798, con su posterior expolio y decadencia.

Girona
Detalle capiteles del claustro
Sant Pere de Rodes está considerado uno de los cenobios benedictinos del siglo X más interesantes de la Cuenca Mediterránea. Su arquitectura palatina se adaptó al abrupto terreno donde está construido y se distribuyó en terrazas con las estancias típicas de un monasterio situadas alrededor de un claustro. Aunque en el Monasterio de Sant Pere de Rodes podrás ver dos claustros; el primero fue construido en el siglo XI con 4 galerías porticadas alrededor de un claustro trapezoidal de la que se ha conservado la bóveda de cañón de la galería de levante con restos de pinturas murales. En el siglo XII se construyó un claustro mayor sepultando el anterior, pero totalmente reconstruido en el siglo XX, sin que pueda verse nada del original.

Girona
Torres de defensa
En el lado sur del claustro se encontraba el refectorio o comedor de los monjes que luce una bóveda apuntada y una fuente. La sala que viene a continuación servía de despensa y ha conservado una fresquera y una cisterna de agua, subterráneas. El Monasterio de Sant Pere de Rodes conserva 2 torres; la Torre del Homenaje y la Torre de San Miguel donde se construyó un campanario en el siglo XII. Las torres utilizadas para la defensa no tenían puertas de acceso a nivel del suelo, se accedía desde el primer piso y eran utilizadas como refugio por los monjes en caso de asalto.

Más información: Sant Pere de Rodes. Dirección: Camí del Monestir s/n, 17489 Port de la Selva (Alt Empordà). Teléfono: 972 387 559. Horario: del 1 de octubre al 31 de mayo de martes a domingo de 10 a 17:30 h. Del 1 de junio al 30 de septiembre de martes a domingo de 10 a 19:30 h. Entrada: 5’5 €.

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total