09 junio 2015

Museo Cristóbal Balenciaga, Getaria



“Un buen modisto debe ser arquitecto para la forma, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo para la medida”
Cristóbal Balenciaga

Con semejante declaración de intenciones no es de extrañar que cualquier viajero quiera interesarse por el Museo Cristóbal Balenciaga. Sí, el museo está dedicado a la figura y a la obra de un modisto español que supo utilizar como nadie, entre 1917 y 1968, el encaje, los tejidos de seda, la sobriedad y el corte bien estructurado, pero de algún modo, desde mi punto de vista, este artista también estuvo relacionado con el mundo viajero.

Si la arquitectura, el arte, la música y la filosofía formaban parte de Balenciaga, también los viajes acabarían formando parte de la vida de este modisto. Primero porque supo dotar de comodidad los trajes que diseñaba y ¿qué hay más importante en la ropa para alguien que viaja que no sea la comodidad? Aunque Balenciaga era especialista en trajes de noche, también diseñó en 1968 los uniformes de las azafatas de Air France

Mirar en el enlace de esa fotografía es descubrir un mundo donde sólo unos pocos se subían a un avión. Donde el servicio a bordo era algo más que una pausa para distraerse. No sé si fue una época o un momento, pero todo destilaba elegancia, incluso los vuelos.

El edificio del Museo Cristóbal Balenciaga
El museo se encuentra situado en el Palacio Aldamar un edificio construido en el siglo XIX y vinculado a los marqueses de Casa Torres, para los que trabajaba como costurera la madre de Balenciaga. Aquí acudía Martina Eizaguirre con el pequeño Cristóbal a hacer las pruebas de los trajes y en más de una ocasión, Balenciaga pudo admirar el guardarropa de esta familia adinerada que compraban piezas en Londres y en París. Al antiguo palacio se le anexionó un edificio de cristal construido por el arquitecto cubano Julián Argilagos que sirve de vestidor a la colección. En la primera planta del museo se presentan tres espacios bien definidos, donde se ubica la exposición permanente. Aquí se muestra de manera cronológica la trayectoria profesional del modisto de Getaria. Desde sus comienzos, cuando contaba tan sólo 22 años de edad, hasta sus mejores años de “reinado” que se situarían en las décadas de los 50-60, para acabar con el “legado de Balenciaga”. Un espacio que en la actualidad sigue inspirando a los diseñadores del siglo XXI y donde se analizan algunas piezas con ayuda de soporte visual. Desfiles, plataformas giratorias, buena iluminación y piezas destacadas, pueden ser analizadas por expertos o amantes del modisto. La segunda planta está reservada para exposiciones temporales también relacionadas con la moda.

La colección del Museo y la vida de Cristóbal Balenciaga
La colección de Balenciaga ubicada en Getaria es la mayor colección de este modisto del mundo, tanto por su estado de conservación como por número de piezas. Cuenta en la actualidad con aproximadamente 1.600 diseños de este creador de elegancia, feminidad y sofisticación. Vestidos de día, cóctel, de noche o novia son expuestos formando una colección o como objetos únicos donde se detalla la composición, la fecha de creación, el uso o incluso quien fue su propietaria. La mismísima Coco Chanel dijo de Balenciaga: “Él es el único de nosotros que es un verdadero couturier” para ello el modisto estudió y trabajó con los mejores sastres de su época y abrió tiendas en San Sebastián, Madrid y Barcelona. Al estallar la Guerra Civil se instaló en París donde comenzó a revolucionar la moda existente. De París Balenciaga dijo: “París poseía un ambiente especial para la moda porque contaba con cientos de dedicados artesanos ocupados en elaborar botones, flores, plumas y toda la pasamanería de lujo que no podía encontrarse en ningún otro lugar”. Supongo que en París hay muchas cosas que no se pueden encontrar en ningún otro lugar.

Durante las décadas de los 40 y 50 los cambios que haría Balenciaga en la moda, le valieron el título de “Chevalier de la Légion d’Honneur” del Gobierno francés, así como el sobrenombre de “El Maestro” o el “Rey de la Alta Costura”. Llegó a diseñar los vestidos de las mujeres que formaban la élite de la sociedad española durante varias generaciones, teniendo como clientas a la reina María Cristina, a la infanta Isabel Alfonsa de Borbón o Fabiola de Mora y Aragón. También diseñó para actrices como Marlene Dietrich, Greta Garbo o Jane Fonda para finalizar años más tarde, con la creación del vestido de novia de María del Carmen Martínez-Bordiú.

Me quedo con la frase de Christian Dior que dijo: “Con los tejidos, nosotros hacemos lo que podemos. Balenciaga hace lo que quiere”.


Más información:
Dirección: Aldamar Parkea 6, 20808 Getaria. Gipuzkoa (España). GPS 43º 18' 6.92'' N. 2º 12' 18.77'' W.
Teléfono: +34 943 00 88 40.
Horario: De noviembre a febrero de martes a viernes de 10 a 15 h. Fines de semana y festivos de 10 a 17 h. De marzo a mayo y octubre de martes a viernes y Domingos de 10 a 17 h. Sábados y festivos de 10 a 19 h. Junio y septiembre de martes a domingo de 10 a 19 h. Julio y agosto diariamente de 10 a 19 h.
Entrada: 10 €.

Otros lugares que ver en Gipuzkoa: Santuario de San Ignacio de Loyola.
Dónde dormir en Gipuzkoa: Hotel Arbe.

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total