17 junio 2015

Béthune, la pequeña joya del Norte de Francia


Béthune es una ciudad situada a 35 Km. del Aéroport de Lille-Lesquin. En el siglo XIII la ciudad contaba con 14.000 habitantes y un importante mercado de tejidos que sería destruido en 1664. La figura del dragón es el símbolo de la ciudad de Béthune, el más conocido es la veleta que se encuentra dominando las alturas en el Beffroi, protegiendo el tesoro comunal. Pesa 33 kilos y mide 1'75 m. pero también encontraréis otros dragones en muchos lugares de la ciudad, incluso en las farolas.

Su Grand Place fue construida en el año 1920 en estilo regionalista y Art Déco y ha quedado grabada en mi memoria como un lugar de extraordinaria belleza. La plaza sirve de anillo engarzado a su emblemático Beffroi; un campanario de 1388 que fue declarado en el 2005 Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO -junto a otros 23 campanarios del Norte de Francia-. Por la noche los edificios de la plaza y el campanario pueden verse iluminados y vale la pena buscar una excusa, para disfrutar del espectáculo nocturno de luz, creado por el artista holandés Krijn de Koning.

La Grand Place de Béthune
La mayoría de fachadas de la Grand Place fueron construidas por el arquitecto francés Jacques Alleman. Algunas de las más pintorescas, sirven de juego y entretenimiento al visitante que busca detalles tan divertidos y originales, como los que se encuentran en la Maison Pace Felix (Casa de la Paz y Alegría) donde el propietario quiso demostrar su alegría por el fin de la guerra decorándola con un ángel risueño y un gran sol. La Maison du Canon recuerda con su decoración de balas de cañón y armas que en otros tiempos fue una armería. La Maison du Grain, con detalles en rojo, es la casa más estrecha de la ciudad, dicen que su anchura es exactamente el largo de una bicicleta. En la Maison du Blanc destaca un amplio balcón de hierro forjado y decorado con racimos de uva y hojas de vid. Y así sin darnos cuenta rodeamos la plaza teniendo como eje central el Beffroi de Béthune.

El Beffroi de Béthune
Los “Belfries” son una figura inexistente en otros países, exceptuando quizás Francia y Bélgica, donde eran utilizados como campanario municipal. El campanario de esta ciudad era un lugar de reunión y se utilizaba básicamente para la toma de decisiones que se referían a la población. Los concejales y la ciudad donde estaban ubicados los campanarios utilizaban estos edificios para mostrar el poder de la localidad, así que estas torres se convirtieron en símbolo de riqueza y fueron engalanadas y construidas con toda clase de lujos arquitectónicos. Desde su construcción y hasta el año 1918, el Beffroi de Béthune estuvo habitado por un guarda y su familia que se encargaban de vigilar y mantener el sitio. El carillón del Beffroi de Béthune toca 4 melodías típicas de la región cada hora, una distinta cada quince minutos. Durante el año, media docena de conciertos de carillón son realizados para los más entusiastas de la música de campanas.

L'Hôtel de Ville
El Ayuntamiento de la ciudad de Béthune fue construido entre 1926 y 1928 por Jacques Alleman; que representa perfectamente el estilo Art Déco. Fue autor de la reconstrucción, después de la guerra, de algunas de las casas que se encuentran también en la Grand Place de Béthune. En el Hôtel de Ville de Béthune sobresalen los detalles de su fachada: el Escudo de la ciudad, la legión de honor, la cruz de guerra y “Los Salvajes” -conocidos como los primeros habitantes de la ciudad-. Si se tiene oportunidad hay que disfrutar de las riquezas que aguardan en el interior de este edificio, con unas hermosas vidrieras de época modernista.

La Rue des Treilles
Una de las calles de Béthune con más ejemplos sobre arquitectura es la Rue des Treilles; una calle comercial que acoge multitud de fachadas ricamente decoradas. Un letrero de teselas azul puede leerse en Aux Enfants du Nord, dos cabezas de carnero y dos toros se enfrentan en La Boucherie. La Librairie Fournier obra de Jacques Alleman domina con su hermosa torre el chaflán de la rue Grosse Tête, donde destacan además sus enormes columnas adornadas con piñas.

Lugares que se pueden visitar en Béthune-Bruay
  • En la Rue Louis Blanc de Béthune se alza l'Église Saint Vaast obra reconstruida por Louis-Marie Cordonnier y que destaca por sus vidrieras y esculturas.
  • El Château d'Olhain, el castillo medieval mejor conservado del Norte de Francia, fue construido por Hugues d'Olhain un Caballero Cruzado que luchó en Constantinopla.
  • La piscina y el Estadio del Parc de Bruay-La-Buissière, es un conjunto Art déco que fue construido entre 1931 y 1936, y que se sigue utilizando para mantenerse en forma.
  • La Cuenca minera de la región Nord-Pas de Calais, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 2012, conserva desde ciudades mineras hasta paisajes mineros, minas, escombreras, montacargas o estaciones de ferrocarril, todo ello relacionado con el mundo de la minería.

Dónde comer en Béthune
Los restaurantes de Béthune ofrecen una gran variedad de precios y gastronomía. Hay restaurantes populares con platos regionales tradicionales, restaurantes gastronómicos de lujo o de cocina del mundo, pasando por pizzerías, tabernas, braserías y “pataterías”. Podéis encontrar opciones desde 8 € por plato o menú, hasta 18 € por plato y 38 € de menú, como veis la riqueza no sólo se encuentra en la comida. Durante el blogtrip #nortedefrancia ofrecido por el Comité Régional de Tourisme Nord-Pas de Calais pudimos deleitarnos con el menú elaborado por el chef Loïc Ternoy en el Restaurant L'Ô à la Bouche. Por 23 € se pueden degustar algunos de los platos que componen el Menu Plaisir compuesto de primer plato, segundo y postre. Del que ya os haré una review a fondo más adelante.

Dónde dormir en Béthune
Béthune dispone de alojamientos para todos los gustos y presupuestos desde casas particulares, barcos, gîtes, hoteles de una a cuatro estrellas, camping y hostel. Sólo os puedo recomendar en profundidad el alojamiento donde yo estuve, el Guest House Les Béthunoises. Un lugar único situado en un edificio de estilo flamenco con capacidad máxima de 12 personas y 5 habitaciones individuales con baño privado de lujo. Las habitaciones han sido decoradas individualmente en diferentes estilos y disponen de ducha de hidromasaje, bañera jacuzzi o hammam, conexión wifi gratuita y un espectacular desayuno incluido compuesto por productos locales y de Km. 0.
Próximamente os haré un post íntegro donde podréis ver todo con más detalle.

Más información: Cómo llegar a Béthune
- Transporte: Vueling dispone de 3 vuelos semanales desde Barcelona a la ciudad de Lille. Un servicio de autobús, conocido con el nombre de La Navette, lleva diariamente por 10 € (billete ida y vuelta) hasta las estaciones de tren y metro de Lille (trayecto de 20 minutos). En la Gare Lille CHR hay trenes de la compañía francesa de transporte TER que en 42 minutos llegan a Béthune.

2 comentarios:

xipo dijo...

Un sitio precioso! Personalmente me encantó!

xipo dijo...

Un sitio precioso! Personalmente me encantó!

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total