Ir al contenido principal

En busca de la tranquilidad medieval de Monells


La revista número 75 de Viajes National Geographic dedicaba la página 14 a esta singular población cercana a la Costa Brava, pero lo que la ha catapultado como destino turístico en Catalunya es aparecer en la película Ocho Apellidos Catalanes. Monells escapa del alboroto de las poblaciones de la Costa Brava para sumergirte en un mar de piedras con encanto.

Girona
El pasado medieval es visible en Monells
Monells se encuentra situada a tan sólo 24 kilómetros de Girona y la extensión de su núcleo urbano no sobrepasa los 6 Km2. La historia de esta población catalana del Baix Empordà está unida desde 1973 a otras dos poblaciones: Cruïlles y Sant Sadurní de l'Heura. La unión hace la fuerza y desde esa acertada decisión, las tres poblaciones forman uno de los municipios más extensos de la comarca.

Girona
Plaça Jaume I, Monells
Monells es rural, silenciosa, calmada y medieval, lo recuerdan y confirman sus arcos, pórticos medievales y los restos de una muralla que protegía un desaparecido castillo del que sólo se conserva el nombre de uno de los barrios de Monells. Un día las casas y calles del siglo XV que hoy contemplamos, desprendían todos los aromas y sabores de la Edad Media. Una pequeña corriente fluvial llamada Rissec divide Monells en dos barrios: a la derecha se encuentra el barrio del Castell y a la izquierda la Riera.

Girona
Plaça Jaume I, Monells
El Barrio del Castell se despliega alrededor de la magnífica Plaza Mayor que en gran parte se conserva porticada, conocida con el nombre de Plaça Jaume I, en honor al Rey que un día instaló un medidor de grano en la plaza y donde antiguamente se celebraba una feria medieval de ganado de gran importancia en la región. Es quizás el punto donde se concentran todas las miradas y calificativos del viajero que se acerca hasta aquí. No importa qué calle se recorra, lo más probable es que acabes en esta plaza; una de las más bonitas del Empordà.

Girona
El Carrer dels Arcs conduce a la Plaça de l'Oli
Si se sigue por el Carrer dels Arcs se acaba en la Plaça de l'Oli (Plaza del Aceite) también con encantadores pórticos que protegen del sol en verano.

Església de Sant Genís
Església de Sant Genís
El Barrio de la Riera tiene su columna vertebral en el Carrer de la Riera y su portaestandarte es sin duda la Església de Sant Genís que conserva la cabecera y su nave de estilo gótico y una fachada y campanario de estilo barroco. Si se desea conocer una auténtica casa señorial catalana, hay que ir hacia el noreste en busca de la Casa Pairal Ca l'Estanyol. Se cree que las fechas de su construcción comprenden finales del siglo XVI y principios del XVII algunos elementos destacables son el escudo familiar, los ventanales y el patio interior.

Plaça Jaume I
Plaça Jaume I, Monells
Es posible encontrar bares y restaurantes en la Plaça Jaume I de Monells donde probar la gastronomía de la zona. Aunque con el buen tiempo apetezca disfrutar de las terrazas al aire libre, descubre el interior de estos locales. Algunos te sumergen en las antiguas construcciones medievales con imponentes paredes de piedra. Monells está considerado uno de los pueblos más bonitos de la comarca del Baix Empordà y cuando la visites sabrás por qué.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…