jueves, febrero 12

Blogtrips y otras bestias

Nací en el año 1972, sí, en el siglo pasado. Aquel año no debían quedar existencias de petulancia, vanidad y avaricia y me engendraron con dosis de humildad, honestidad y sentido común. Eran los últimos sacos que quedaban de virtudes y debían estar a medio caducar, porque de vez en cuando, digo lo que pienso, sin introducción ni anestesia y lo que parecían virtudes se va al traste y me vuelvo Atila.

Nacer en otros siglo para muchos es como ser de otro planeta, y ciertamente, lo sé, soy consciente, soy de otro planeta. Ayer una colega blogger me advertía que en un grupo de Facebook se estaba liando parda, y yo que vivo entre pajaritos y clicks de fotos, no me había enterado. Entré para saber qué pasaba, ya que de alguna manera yo podía estar afectada. Estoy participando en un concurso del que nacía todo el revuelo y pensé que, al igual que el año pasado, otra vez me iba a caer de la parra. ¿Me habrían engañado otra vez?

Para los que no sepan de mi “suicidio corporativista” pueden entrar en el post más leído del año 2014 (ironías de la vida, no es un relato de viajes pero es el number one del año y el octavo más leído del blog).

Toooootal, a mi manera de ver están los bloggers que salen en la lista anual de Paco Nadal, los que tienen el klout por el cloud, los que son invitados por todas las Oficinas de Turismo por su número de seguidores, los que tienen el nombre “vuelta” o “mundo” en su nick pero en Instagram sólo salen fotografías de sus pies y yo.

¡Hola yo!

Mi yo sintió bastante vergüenza, al leer las declaraciones de estos grandes influencers porque o, repito, o soy tonta y no me entero de qué va este mundo 2.0, lo que confirmaría el hecho de que, no me como un rosco en este mundillo después de ocho años de trayectoria. O, la pasta con la que me moldearon es aún más defectuosa de lo que yo pensaba y estoy por pedir daños y perjuicios a mi madre (que tampoco me lee nunca, encima).


Quisiera que entre todos abriéramos un debate sobre las buenas prácticas del blogger y cada cual enumere qué es lo que se debe hacer y lo que no, para convertirnos en bloggers profesionales. Realmente no veo maldad en la organización del concurso, pero como en ningún lado dice qué es lo que está bien hacer gratis y lo que por nada del mundo se debería hacer si queremos que nos tomen en serio en este trabajo, invito a todos a hacer un código de buenas prácticas. Estoy segura que incluso las Oficinas de Turismo, agencias comerciales y de comunicación apreciarán saber qué se debe hacer para organizar un blogtrip.

Recojo las afirmaciones de ayer a modo de ejemplo y doy mi visión para que el que tenga a bien me corrija:

1- Recibo un email de una Oficina de Turismo siendo blogger y me indigno, sospecho que es una conspiración, me pongo como una mona en las RRSS, me siento “spameado” y quiero buscar responsables.
2- Lo que yo pienso: Publicamos hasta la talla de sujetador en las RRSS (la mía es la 90), participamos en todos los concursos donde se sortea un viaje. Damos nuestros datos, recibimos newsletters hasta de la embajada de Japón, porque un día les dimos todos esos datos. Nos apuntamos a los encuentros que organizan las Oficinas de Comunicación y a las que organizan empresas que pagan a esas oficinas para reunir un montón de bloggers para hablar gratis en las redes sociales de un local, de una marca de cerveza, de un encuentro o un destino. Como alguien me diga que también hay tarifa de blogger para hacer un RT o un like, me despiporro, -como dice Gildo Kaldorana- ¿No es lo más normal del mundo recibir una información relacionada con un blogtrip?


3- El concurso tiene pegas porque va a valorar más la creatividad con un 70%, por encima del número de seguidores que sólo pesará un 30%
4- Lo que yo pensé: ¡Genial! Una Oficina de Turismo que busca verdaderos profesionales de la escritura y no del SEO o de la compra de números (que se pueden comprar, no sé si lo sabéis).


5- El premio es 4 días de blogtrip, sin opción a qué tú los elijas, aunque ganes.
6- Lo que yo pienso: Of course my darling! ¿Cuándo has visto tú que en un concurso se pueda elegir lo que a ti te convenga? “Me ha tocado una cesta de productos de aloe vera pero los quiero de aceite de argane”. “Soy la ganadora del sueldo Nescafé pero en vez de cobrar cada mes quiero cobrar quincenalmente.... (Dame paciencita señor, dame paciencita ya que me negaste tantas otras cosas).


7- Para participar en un blogtrip tienes que hacer un post patrocinado gratis y encima con enlace gratis.... Buena idea del CM.... me parece un poco de estafa a tus lectores..
8- Lo que yo pienso: (Realmente este tema me interesa, que alguien me aclare si estoy haciendo el idiota) Me he presentado al concurso de “Mi ruta maya soñada”, “#saboreandogijón” y algún otro blogtrip escribiendo antes y enlazando (de hecho en el blog tengo una etiqueta donde dice “concursos” y el mecanismo era el mismo). De verdad os digo, que alguien me aclare estos puntos:
    1. ¿Hay otra manera de participar en un blogtrip, si quieren valorar tu creatividad que no sea escribiendo? Quiero decir, sin estar en las listas, ser amigo de o que te elijan a dedo. Si es así, por favor no dudes en ponerme al día.
    2. Se puede ser honesto: realmente ¿lo que molesta en sí, es que el blogtrip sea nacional y no a México? De ahí que los “Alto Standing bloggers” ¿no quieran participar?
    3. ¿Mis lectores dejan de confiar en mis posts y en la veracidad de ellos porque participo en un concurso? Es decir que, si gano el Sueldo Nescafé ¿en Mercadona van a sospechar que ese dinero no vale?
    4. En cada post enlazo a alguien, ya sea del mismo lugar que hablo o dónde encontrar más información ¿debería dejar de hacerlo?


9- Hay alguien que se queja de que no vive de ser bloguera, (no voy a copiar la frase literal porque tiene dos faltas de ortografía) tampoco es cuestión de poner el dedo en la herida. Añade además la inconveniencia de no poderle pedir a su jefe días libres ¡en esas fechas!.
10- Lo que yo creo: utilizando el sentido común que como ya he dicho, seguramente está caducado: ¡No te presentes al concurso si no puedes ir! Creo que en ningún sitio dice que es obligatorio.


En este punto aprovecho para terminar y decir que, hablar mal en las redes sociales no nos ayuda a profesionalizarnos. Cuidado con lo que se escribe y donde, en ese grupo de Facebook hay profesionales que viven del turismo y con los que algún día querréis colaborar. Las palabras tienen connotaciones por si solas, alguien que quiere vivir o despuntar de alguna forma con el arte de la escritura debería saberlo. En conjunto las críticas que no están bien redactadas son una falta de respeto, deberíamos buscar la manera de que fueran críticas constructivas. No todas las Oficinas de Turismo poseen un gran presupuesto para mostrar o promocionar un destino y sí, utilizan a los bloggers para hacerlo porque salimos baratos, lo sé, pero eso no quita que no les tengamos una mínima consideración ¿no?

Si alguien se siente ofendido por este post pido perdón, si alguien recapacita y quiere dejar un comentario, Planeta Dunia está abierta a abrir los ojos en este mundo de tinieblas. Estaré encantada de compartir un buen debate sobre como mejorar la comunicación entre profesionales del turismo y aspirantes.

Saludos y nos leemos

Ah! por cierto mi elección es: comentarios 2, 4, 6, 8, 10

Publicar un comentario

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total