Ir al contenido principal

Luces y sombras del pasado naval y marítimo de Nantes

Nantes en el siglo XVIII
Nantes en el siglo XVIII
El pasado naval y marítimo de Nantes no sólo se encuentra en las luces de Les Machines de l’Île o en las obras de arte del proyecto Estuaire. En el siglo XIII Nantes inició un floreciente comercio marítimo con España, Portugal y Holanda donde comerciaba con pescado, vino y sal. A partir de 1671, con la creación de las primeras colonias francesas, Nantes inicia el comercio de esclavos entre África y América, que oscurecerá las sombras de su pasado naval y marítimo.

Sigismond Himely
Sigismond Himely. Île de Gorée (1850)
Durante el siglo XVIII Nantes se convirtió rápidamente en el primer puerto negrero de Francia, concentrando el 42% de las expediciones francesas de donde saldrán 2.000 navíos por año y se impondría como el segundo puerto negrero de Europa después de Inglaterra. Los esclavos eran comprados en África para venderlos en las Antillas a cambio de índigo, café y caña de azúcar que se procesaban en Nantes.

El puerto siglo XIX
Eugène Baudin. El puerto de Nantes (1888)
Estos cargamentos de café, cacao, pimienta, índigo y maderas exóticas fueron las grandes fuentes de riqueza de Nantes y garantizaron su opulencia hasta principios del siglo XIX. Gracias al transporte y comercio marítimo que provenía de las costas de Guinea y de las Indias Occidentales, Nantes cambió de siglo y continuó con la construcción de naves, hasta que sus astilleros cerraron definitivamente en 1987.

Île Feydeau

Île Feydeau
Vista antigua de la Île Feydeau antes de ser desecada
La Île Feydeau es un claro ejemplo de aquel floreciente comercio de esclavos que enriqueció a sus habitantes. Los primeros edificios de la Isla Feydeau se edificaron en 1740 según los planos dibujados en 1723 por el ingeniero Jacques Goubert. Jules Verne nació en esta isla el 8 de febrero de 1828, en el número 4 del Cours Olivier-de-Clisson, aunque dejó de estar rodeada de agua cuando se empezó en 1926 a rellenar el canal por donde transcurría el río Erdre, donde hoy se encuentra la actual Quai Turenne. Este hermoso paseo ajardinado se acabaría en 1946 y hoy su césped acoge improvisados picnics a la hora de la comida.

Quai Turenne
Quai Turenne y el desaparecido Pont Maudit cuando aún había un canal
La Isla Feydeau conserva elegantes viviendas construidas en el siglo XVIII con toba calcárea y granito de los comerciantes de esclavos, capitanes y armadores que hicieron fortuna allende los mares. Sus cimientos se hundieron paulatinamente en el lecho del río, aunque hoy mantienen un equilibrio perenne con fachadas inclinadas y decoradas en los dinteles de las puertas y ventanas con mascarones; unas máscaras fantásticas o grotescas que vale la pena admirar.

Quai Turenne
Mascarón en la Isla Feydeau
La mayoría de los mascarones en relieve, algunos bellamente cincelados, muestran rostros de hombres, mujeres o incluso animales esculpidos. Le Mascaron Nantais, además de ser un bombón, es un elemento decorativo que se inspira en el mar, en el comercio marítimo colonial y también en los dioses de la mitología como Júpiter, Baco, Ceres, Neptuno, Mercurio o Venus. Algunas de las viviendas de la Isla Feydeau también destacan por sus balcones de hierro forjado bellamente trabajados.

Direcciones que no debes perderte en la Île Feydeau

Quai Turenne
9 Quai Turenne, Nantes
Destacan los balcones y los mascarones de Quai Turenne de los edificios situados en el número 3, 8 y 9 como el del Cour Ovale donde dos edificios idénticos comparten un patio interior. Sigue hasta el número 10, 10 bis, 11 y 13 donde se encuentra el Inmueble Perradeau; bajo su frontón triangular destacan tres arcos de medio punto en la planta baja y un balcón en hierro forjado en el primer piso.

Place de la Petite-Hollande
Hôtel Grou en la Place de la Petite-Hollande
En la Place de la Petite-Hollande número 1 y 2 donde se encuentra el Hôtel Grou, verás a Neptuno rodeado de los 4 elementos (tierra, agua, aire y fuego) y en el nº 3 destaca el Hôtel de la Villestreux; uno de los palacetes más antiguos y más grandes construidos en la Isla Feydeau. Posee 108 aberturas contando puertas y ventanas y es el único con cochera. En la Place de la Petite-Hollande se instala todos los sábados por la mañana de 8 a 13 h. un mercado de productos locales y exóticos.

Rue Kervégan
9 Rue Kervégan, Nantes
La ruta de descubrimiento de Le Mascaron Nantais sigue en la Rue Kervégan donde destacan los edificios situados en los números 9, 13, 18, 28 y 30.

Allée Dugay Trouin
Temple du Goût en el 16 Allée Dugay Trouin
En el Cours Franklin Roosevelt (Allée Dugay Trouin) merecen la atención los edificios situados en el número 8, 9, 10, 15 y 16 donde se encuentra el Temple du Goût construido en el año 1750 como residencia del armador Guillaume Grou. Destacan los balcones en hierro forjado de sus tres pisos y el frontón triangular que corona el edificio.

Memorial de la abolición de la esclavitud
En el Quai de la Fosse miles de placas como la de abajo cubren el suelo del Memorial de la abolición de la esclavitud
En el Quai de la Fosse, el muelle donde partían los barcos negreros que se dirigían a África, se levantó en 2012 el Mémorial de l’abolition de l’esclavage (Memorial de la abolición de la esclavitud). La creación de este espacio, obra del artista polaco Krzysztof Wodiczko y el arquitecto Julien Bonder, se une a las 10 salas dedicadas a la trata de negros del Museo de Historia de Nantes que se encuentra en el interior del Castillo de los Duques de Bretaña. El Memorial pretende servir de recordatorio para aquellos que lucharon, luchan y lucharán contra cualquier forma de esclavitud en el mundo.

Memorial de la abolición de la esclavitud
Placa de cristal del Memorial de la abolición de la esclavitud con los datos del barco negrero
Situado con la mayor intención del mundo, frente al Palacio de Justicia de Nantes diseñado por Jean Nouvel y entre la Pasarela Victor Schoelcher (líder antiesclavista de mediados del siglo XIX) y el Pont Anne de Bretagne encontrarás más de 2.000 placas de cristal en el suelo. Estas placas diseminadas en 7.000 m2 junto al río Loira, recuerdan las 1.800 expediciones negreras que zarparon desde Nantes y que fueron responsables de la deportación de 550.000 personas. También pueden verse escritos el nombre de los 290 mercados de esclavos, las escalas de los barcos y los puertos de venta de esclavos de las Antillas francesas.

Memorial de la abolición de la esclavitud
Interior del paso subterráneo del Memorial de la abolición de la esclavitud
El Memorial por la abolición de la esclavitud de Nantes sigue en un paso subterráneo que recuerda las bodegas de los navíos que transportaban esclavos. Bajo la calzada y sus miles de placas de cristal se encuentra el “recorrido de meditación” donde se alza una placa de cristal inclinada a 45˚ y de 90 m. de longitud donde pueden leerse textos históricos y contemporáneos contra la esclavitud que afectó a 12’5 millones de personas. Entre el siglo XV y el siglo XIX partieron de los puertos europeos más de 27.233 expediciones negreras donde perecieron más de 1’5 millones de personas en las travesías. Junto a los textos se ha incluido la palabra “libertad” escrita en los 47 idiomas de los países afectados por la esclavitud de África, América, el Caribe y Europa.

El Código Negro
El Código Negro de Jean Baptiste Colbert fue el reglamento establecido para la trata de esclavos
Para terminar, una ruta urbana desde el Memorial de la Abolición de la Esclavitud hasta el Museo de Historia de Nantes, que puede hacerse caminando en 1 hora, muestra 11 paneles informativos dispuestos a lo largo de 1’5 Km. que recorren los lugares relacionados con el pasado negrero de la ciudad, del que fue el principal puerto de Francia entre los siglos XVIII y XIX. El conjunto forma el Memorial contra la Esclavitud más importante de Europa y uno de los más grandes del mundo.

Hôtel Durbé
Hôtel Durbé, antiguos Almacenes de la Compañía de las Indias
En el 86 Quai de la Fosse, en el Hôtel Durbé, se encontraban los Almacenes de la Compañía de las Indias. Muchos comerciantes que habían hecho fortuna con el comercio de esclavos se construyeron en el siglo XVIII bellas mansiones a modo de palacetes a orillas del Loira. 

Museo de Historia
Sala del Museo de Historia de Nantes (Castillo de los Duques de Bretaña)
Al igual que en la Île Feydeau se adornaron con mascarones, símbolo de la riqueza del propietario. Este gusto por el exotismo colonial también se hará patente en los interiores donde se utilizará el estilo “au noir” que mezcla muebles de maderas exóticas y jarrones de porcelana china. En el Museo de Historia de Nantes podrás ver algunos interiores de estos palacetes.

Compagnie de la Guyane
Documentos que una vez tuvieron validez en la trata de negros
La Compagnie de Guyane se creó en Nantes en 1776 para comprar esclavos en la Île de Gorée, una isla cerca de la costa de Senegal. La compañía tenía el derecho exclusivo, gracias a un decreto real francés de 1777, de embarcar 300 esclavos al año y llevarlos hasta Cayenne, la capital de la Guayana Francesa en Sudamérica. Por este “servicio” el Rey acordó pagar a la compañía 100 libras por cada esclavo importado y se emitían acciones como la de la imagen. Los barcos de la compañía regresaban a Nantes llevando consigo los productos locales de la Guyana, principalmente azúcar. La empresa pasó a llamarse Compagnie de Sénégal en 1786, cuando la empresa recibió una prolongación de su monopolio del comercio de esclavos en Senegal. Después de largas protestas en Burdeos, la compañía perdió sus privilegios en 1791.

Todo el contenido publicado en redes sociales sobre este viaje puede consultarse a través de los hashtags #PDNantes y #LVAN

Comentarios

Los viajes más populares

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

La rendición de Granada Muhammad I fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la Dinastía Nazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El último reino musulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la Alhambra de Granada . Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí. La Alhambra de Granada desde la Carrera del Darro La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riqueza de agua y una particular tierra arcillosa de color rojo . Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qala al-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchas y fogatas encendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color