miércoles, mayo 8

Quartier Graslin: el barrio elegante de Nantes

Place Royale
Place Royale

El Barrio Graslin es el barrio elegante de Nantes y un magnífico ejemplo del urbanismo de los siglos XVIII y XIX. Fue ideado por el promotor Jean Joseph Louis Graslin (1727-1790) y construido por los arquitectos Jean-Baptiste Ceineray (1722-1811) y Mathurin Crucy (1749-1826) en unos terrenos adquiridos en 1777. Monumentos que recuerdan fortunas decimonónicas, tiendas y restaurantes selectos para gastar dinero a manos llenas y una calle, la Rue Crébillon, que ha dado nombre a un verbo típico nantés “crébillonner” que da a entender que vas a mirar los lujosos escaparates de la calle Crébillon.

Cours Cambronne
Cours Cambronne
En Cours Cambronne encontrarás un paseo ajardinado privado (abre a las 8:45 h. de la mañana) que fue creado entre 1845 y 1848 por el arquitecto municipal Henri Driollet junto al proyecto de viviendas creado en 1779 por el arquitecto Mathurin Crucy. En la actualidad el espacio está perfumado por docenas de setos de camelias y magnolias. Destacan las 63 fachadas neoclásicas de los antiguos edificios de comerciantes del siglo XIX, los parterres de flores y la estatua en bronce del General Cambronne (1770-1872). Cambronne nació en Nantes y fue miembro de la Guardia Imperial y héroe nacional de la Batalla de Waterloo, la obra del escultor nantés Jean-Baptiste Joseph Debay es de 1848. También merece la pena, la última incorporación a Cours Cambronne, la estatua Éloge de la transgression obra de 2018 de Philippe Ramette que rinde homenaje a una actitud, la de una chica que baja, o sube, de un pedestal vacío.

Place Graslin
Place Graslin
La Place Graslin es una de las plazas más céntricas de Nantes y conserva la elegancia burguesa de su época constructiva. Construida en 1787 por el arquitecto Mathurin Crucy aquí se encontraba el Hôtel Henri-IV considerado uno de los hoteles más hermosos de Europa y donde se alojarían escritores como Arthur Young, Henri Beyle o el rey Pedro I de Brasil y IV de Portugal. En 1852 se instalan en esta plaza las primeras farolas a gas de la ciudad. La Place Graslin, la Brasserie La Cigale y el Passage Pommeraye servirán de escenario para la película Lola (1961) del director Jacques Demy.

Théâtre Graslin
Théâtre Graslin
El Théâtre Graslin, el edificio de la Ópera, también fue construido en 1788 por Mathurin Crucy. El edificio está decorado con una magnífica columnata formada por ocho columnas corintias rematadas por una cornisa con ocho estatuas que representan las musas (de izquierda a derecha: Melpomene (máscara trágica), Terpsichore (lira), Calliope (tableta), Thalia (máscara cómica), Euterpe (flauta), Clio Poliminia y Érato (lira)). Por la noche, la fuente, la plaza y el teatro se iluminan.

Brasserie La Cigale
Brasserie La Cigale
En la Place Graslin se encuentra uno de los restaurantes más antiguos de Francia: la Brasserie La Cigale, un restaurante Art Nouveau que abrió sus puertas el 1 de abril de 1895. Obra del arquitecto Émile Libaudière ha conservado su magnífica decoración modernista en madera, estucos, mosaicos y cerámica, con bellos espejos y esculturas. Es ideal para merendar antes de las 19 h. disponen de un menú con platos típicos (2 platos 24’9 € o 3 platos 27’5 €) aunque los ingredientes y la elaboración no estuvieron a la altura de su fama. Eso sí, el restaurante ¡precioso!

Passage Pommeraye
Passage Pommeraye
El Passage Pommeraye es una pequeña galería comercial cubierta de tres plantas construida entre 1840 y 1843 por el promotor Louis Pommeraye (1806-1850) que se fue a la ruina por culpa de las pérdidas de este revolucionario proyecto. Construida en estilo barroco por los arquitectos Jean-Baptiste Buron e Hippolyte Durand-Gasselin y decorada por los escultores Jean Debay y Guillaume Grootaërs, la galería destaca por su monumental escalera de hierro decorada con columnas, lámparas y 20 bellas estatuas alegóricas del Comercio, la Industria, la Agricultura, las Bellas Artes, el Espectáculo y las Ciencias. Un sencillo techo de hierro y cristal ilumina la decoración burguesa de la época, como los medallones con rostros de personajes famosos. El Pasaje Pommeraye tiene varias entradas, en la Rue de la Fosse del Barrio Bouffay se encuentra una y hay otra en una de las principales calles comerciales de Nantes del Barrio Graslin, en la Rue Crébillon, quizás la entrada que más impresiona.

La Passagère
"Petite Formule" La Passagère Mijotée
Justo en el lateral izquierdo de la entrada al Passage Pommeraye por la Rue Crébillon, se encuentra La Passagère, un salón de té muy frecuentado por mujeres que realizan una pausa ya sea para tomar un tentempié o comer. Además de pasteles caseros, poseen un menú al mediodía, al estilo francés, que permite comer un pequeño entrante, un pequeño plato y un postre por 9 € (sólo de 12 a 14:30 h.). En mi caso ese día tocaba una deliciosa sopa de guisantes, pasta con carne y de postre yogur con confitura. Sencillo, pero correcto.

Place Royale
Place Royale
El corazón de esta ciudad se encuentra en la Place Royale, fue construida en 1786 por el arquitecto Mathurin Crucy. Está presidida por una magnífica fuente de 1865 construida en granito azul y donde destaca una estatua en mármol blanco que representa la ciudad de Nantes con las características de Anfitrite, la diosa del mar y esposa de Poseidón. Mientras el Loira en bronce está representado por una mujer sentada con un ánfora a cada mano y que queda rodeada por sus cuatro afluentes: Sèvre (una mujer reclinada), Erdre (la mujer que sostiene su cabeza con una mano en la mejilla), Cher (un hombre barbudo con corona) y Loiret (la mujer que sostiene su cabeza con una mano en la sien y en la otra lleva un ancla). Los 8 genios que acompañan a las estatuas simbolizan las industrias y el comercio de la ciudad.

Aunque el Barrio Graslin acaba en el Cours des 50 Otages donde da comienzo el Barrio Bouffay, he querido añadir dos atractivos que complementan esta ruta elegante por el pasado arquitectónico de Nantes de los siglos XVIII y XIX. Además, de una serie de restaurantes donde comer o cenar en Graslin y que abarcan varias opciones y presupuestos.

Le Jardin des Plantes
Invernadero del Jardin des Plantes
Le Jardin des Plantes de Nantes fue todo un descubrimiento, dispone de dos accesos uno en la Place Sophie-Trébuchet y el otro en el Boulevard Stalingrad, cerca de la Gare de Nantes, la estación de ferrocarril. El Jardin des Plantes es uno de los 4 mayores jardines botánicos de Francia, abrió sus puertas el 7 de octubre de 1860 inspirado en los parques de estilo inglés. Gracias a los intrépidos navegantes y capitanes que traían plantas desconocidas de sus viajes para Luis XV, se plantaron 800 m2 en invernaderos y parterres. Desde entonces, flora (unas 70.000 flores), fauna, espacios al aire libre, invernaderos decimonónicos y arte contemporáneo forman un coqueto universo de 7 hectáreas donde se respira calma y naturaleza. 150 años dan para mucho si se cuida bien un jardín, así que es posible encontrar una excepcional riqueza botánica como parterres de flora exótica y camelias (Nantes es la capital europea de las camelias que llegaron a la ciudad procedentes de China y Japón a principios del siglo XIX), plantas carnívoras, cipreses y magnolias (el magnolio más viejo de Francia se encuentra en este jardín), plantas medicinales o un katsura japonés y una metasequoia. Todo este mundo vegetal entre áreas de juego infantiles, un recomendable restaurante y un monumento a Jules Verne.

Monumento a Jules Verne
Monumento a Jules Verne
El monumento a Jules Verne de Georges Barreau fue inaugurado en 1910 en el Jardin des Plantes, pero a causa de la Segunda Guerra Mundial la obra en bronce desapareció y hubo que sustituirla por un busto de piedra en 1945. La estatua actual de 5 m. de altura es obra de Jean Mazuet que incorporó al busto de Verne, una madre con su hijo (o quizás sean dos adolescentes) leyendo un libro a los pies del monumento que tiene grabados la luna, un globo aerostático, un tren y un volcán que evocan los “Viajes extraordinarios” del famoso escritor.

Dépodépo
Dépodépo
El área infantil Dépodépo fue creada en 2017 por el autor e ilustrador de libros infantiles Claude Ponti y no es la única obra que encontraremos en el Jardín de Plantas. Dépodépo es el hábitat de unos genios gigantes amantes de la jardinería que parecen haber olvidado un conjunto de macetas de gran tamaño junto a un cobertizo donde se almacenan las herramientas, semillas y sacos de tierra para plantar. Si sigues recorriendo este jardín encontrarás Les Bancs Processionaires, también de Claude Ponti, unos bancos colocados uno junto al otro, pero que tienen diferentes tamaños y se alimentan del aire y de las emociones de los amantes que se sientan en ellos. Muy cerca, duerme una criatura extraña llamada La Dormanron descubierta en unas islas muy lejanas, se trata de una tortuga que sueña con dormir sin caparazón y lejos de la agresiva arena de la playa y del sol, no trates de alimentarla, es inútil. Les Tobogans son otra colección de bancos diseñados por Claude Ponti que son capaces de generar una sensación de felicidad profunda, acompañada de un ensueño exponencial ¡ideales para hacer una cabezadita!
Más información: Jardin des Plantes. Horario: diariamente de 8:30 a 17:30 h. en invierno y hasta las 20 h. en verano. Entrada: gratuita.

Café de l’Orangerie
Lasaña vegetariana en Café de l’Orangerie
En una magnífica terraza del Jardín Botánico de Nantes, rodeado por invernaderos del siglo XIX, se encuentra el Café de l’Orangerie. Disponen de un menú diario al mediodía, con la típica fórmula francesa de un plato (13 €), 2 platos o plato y postre (15’5 €) o menú completo (18’5 €). Son platos de cocina casera, elaborados con productos de temporada y algunos ingredientes bio. La lasaña vegetariana de espinacas, tomates secos, ricotta, pesto y parmesano estaba deliciosa y la pera con chocolate y crema de vainilla y mascarpone es sublime, igual que la ubicación de este restaurante. ¡Muy recomendable!

Nantes tiene un centenar de parques y jardines que con 100.000 árboles ocupan unas 1.000 hectáreas de zonas verdes, eso significa que hay 57 m2 de zonas verdes por habitante. Una buena base para ser una verdadera ciudad sostenible y verde a la que se unen varias vías ciclistas y peatonales construidas a orillas del Loira.

Le Lieu Unique
La Tour LU
La antigua fábrica de galletas LU, imperio industrial levantado en 1886 por la dinastía de pasteleros Jean Romain Lefèvre - Pauline-Isabelle Utile (LU), se convirtió en el año 2000 en Le Lieu Unique (LU). Este renovado centro cultural a la vanguardia de las últimas tendencias en música, teatro, danza y artes plásticas dispone además de una librería, bar, restaurante, tienda y un hammam. Destaca la Tour LU una bella torre de 35 metros de altura, la única que se ha conservado de las dos que disponía el edificio del siglo XIX. Originalmente estaba pintada en color azul, rojo y dorado con ángeles y águilas talladas como símbolo de prestigio. Fue restaurada en 1997 por Jean-Marie Lépinay.

Restaurant Roza
Bacalao con Furikake y puré de patatas con algas
El Restaurant Roza del chef Jean-François Pantaleon pone punto final a nuestra ruta por el barrio más elegante de Nantes. Es el mejor restaurante donde estuve en este viaje, la decoración es obra de Brune de la Guerrande y el personal hace gala de un trato amable y alegre. Destaca la calidad de los platos (aunque fueron algo escuetos con el vino), la frescura de los ingredientes y las combinaciones de alta cocina. Si puedes permitírtelo pídete una botella de vino muscadet de los viñedos del Loira, es un vino blanco fresco y afrutado elaborado con la uva Melon de Bourgogne que fue plantada en la región en el siglo XVII. Mi cena consistió en un entrante de Faux-filet Normand (un canelón de solomillo normando con encurtidos filipinos, aros de manzana verde y caldo caliente con hoja de cerezo), un plato de Cabillaud pané au furikake (Bacalao con condimento japonés acompañado de puré de patatas con algas) y de postre Biscuit Basque (una galleta con ruibarbo y cremoso de pimienta-verbena). ¡Sensacional e inolvidable!

Más información: Restaurant Roza. Dirección: 3 Place Monnaie, 44000 Nantes. Horario: de lunes a viernes de 12:30 a 14 h. y de 19 a 22 h. Cerrado sábados y domingos. Menú mediodía: Entrante + plato principal o plato principal + postre 20 €. Entrante + Plato Principal + Postre 25 €. Web: Restaurant Roza.

Dónde dormir en Nantes

Hôtel Voltaire Opéra
Habitación classique del Hôtel Voltaire Opéra
El Hôtel Voltaire Opéra *** se encuentra en el centro histórico de Nantes, en el Barrio Graslin, muy cerca del Cours Cambronne y de la Place Graslin. Este encantador y tranquilo alojamiento dispone de 37 habitaciones ubicadas en un edificio construido como hospedaje por William Moreau en 1855. Véronique y Patrick, los propietarios, son atentos y te harán sentir como en casa, te contarán anécdotas y te darán recomendaciones de qué ver en Nantes o dónde salir. La decoración de las salas comunes te llevará de viaje con Julio Verne, disponen de excelente conexión Wifi gratuita y las habitaciones están muy bien cuidadas y limpias, parece más que un hotel de 3 estrellas.

Más información: Hôtel Voltaire Opéra. Dirección: 10 Rue Gresset, 44000 Nantes. Teléfono + 33 (0) 240 733 104. Tarifas: desde 55 € la habitación doble. Web: Hôtel Voltaire Opéra

Todo el contenido publicado en redes sociales sobre este viaje puede consultarse a través de los hashtags #PDNantes y #LVAN

No hay comentarios:

Se ha dicho en Planeta Dunia

Páginas vistas en total