Ir al contenido principal

La Dinastía Ming llega a CaixaForum Barcelona


Hasta el 2 de octubre del 2016 y por primera vez en España, la Dinastía Ming llega a CaixaForum Barcelona gracias a la colaboración del Nanjing Museum; uno de los museos más importantes de China. La nueva exposición: “Ming, el Imperio dorado” muestra 126 exquisitas piezas de arte pertenecientes a una época de la cual, la mayoría sólo conoce los famosos jarrones chinos. En todas las películas donde se rompe un jarrón, suele ser de la Dinastía Ming. Hoy voy a intentar que te entren ganas de visitar la exposición o por lo menos, descubrirte ciertas curiosidades de esta importante dinastía china que va más allá de la cerámica.

Las ciudades de la Dinastía Ming


Dieciséis emperadores de la familia Zhu gobernaron China entre los años 1368 y 1644, casi 300 años de “estabilidad política”, que permitieron entre otros avances, la investigación y mejora en la elaboración de la artesanía de aquella época. Las principales ciudades utilizadas como centro de gobierno fueron Nanjing y Pekín. Eran ciudades autónomas donde se alojaba el emperador, su familia, el séquito y toda la maquinaria gubernamental del estado. Quizás la Ciudad Imperial más conocida sea la Ciudad Prohibida, donde los tejados de color amarillo indicaban que vivía el emperador. Cuentan que poseía 9.999 habitaciones y fue construida por Zhu Di; tercer emperador de la Dinastía Ming.

La sociedad de la Dinastía Ming


La sociedad en esta Dinastía Ming se basaba en la jerarquía de 4 clases sociales: funcionarios eruditos (la clase más alta), hombres con educación reglada, campesinos y por último los artesanos y comerciantes (¡atención! no era lo mismo un artista que un artesano). El principio confucionista de los eruditos pasaba por poseer talento para las llamadas “Tres Perfecciones” que consistía en saber de: caligrafía, poesía, pintura paisajista y además tener la capacidad suficiente para apreciarlas todas. Así que era normal que los hombres eruditos fueran también grandes artistas, además de la élite social Ming.

Costumbres de la Dinastía Ming


  • Los muertos eran enterrados en objetos de la vida cotidiana vinculados a la comida y a la bebida, mayormente, jarrones destinados al vino. La creencia determinaba que el muerto utilizaría el objeto en la otra vida.
  • Las mujeres Ming debían obediencia al padre, al marido y al hijo.
  • Las caligrafías o pinturas durante la Dinastía Ming no se podían mostrar ni en días de lluvia, ni delante de borrachos, personas vulgares o mujeres.
  • Los incensarios se hicieron muy populares en las ceremonias y actividades culturales. Se creía que el incienso era un alivio para el espíritu y servían de inspiración para la mente, favoreciendo el estudio y la creatividad. Aunque era un símbolo de estatus social que pocos se podían permitir.

Simbología de la Dinastía Ming
  

“Da Ming” significa “Gran Resplandor” y lo confirma el extraordinario lujo que se plasmó en las obras de este periodo y que Europa consumió ferozmente. Obras de gran belleza y sofisticación llenas de simbolismo.

  • La flor de loto aparece a menudo representada y está estrechamente ligada al budismo. Los emperadores Ming que profesaban esta religión, utilizaron frecuentemente este símbolo.
  • Las figuras en el arte chino del pino, el bambú y la flor del ciruelo, conocidos como Sui han san you “Los 3 amigos de la Estación Fría”, está relacionado con la celebración del Año Nuevo y los ciclos de renovación y perseverancia.
  • La representación de la figura del águila representa el valor y la vigilancia. Fue utilizada mayormente por oficiales del ejército.


  • Los dragones situados en los aleros de las construcciones servían para proteger el edificio del fuego.
  • El dragón también se representaba en obras de arte con una bola de fuego entre las garras, como símbolo de la perfección, sabiduría y conocimiento. Quizás por ese motivo, al emperador se le representaba con la figura de un dragón y a la emperatriz con un ave fénix.
  • Si el ave fénix es la única figura representada en la obra de arte, entonces simboliza al emperador y si el fénix está junto a un árbol es que “la población” pedía que fuera un hombre bondadoso.
  • La representación de nubes en los objetos significaba buenos augurios.   


Las piezas que más me impresionaron de la exposición “Ming, el Imperio dorado”, fueron:
  • Las dimensiones de un largo rollo horizontal con escenas de mujeres de la alta sociedad practicando juegos, cuidando niños o participando en actividades culturales. Dicen que era la primera vez que se mostraba entero, ya que lo habitual, es mostrarlo enrollado y luciendo tan solo una escena cada vez.

  • Un mapa de un sinfín de países del mundo con China en el centro (China significa “País del Centro”). Se hicieron 25 copias dibujadas del mapamundi original dibujado por el primer europeo en entrar en China: Matteo Ricci, allá por el año 1602. La que se muestra en la exposición es una de esas veinticinco copias.


Películas recomendadas para profundizar sobre la cultura china
Con motivo de la exposición “Ming, el Imperio dorado” en el auditorio de CaixaForum Barcelona, se ofrece un ciclo de cine chino con versiones originales subtituladas en español, donde se podrán ver:
  • Soñando juntos (Han ni Zai yiki) de Chen Kaige, 2002.
  • Las flores de la guerra (Jin Ling Shi San Chai) de Zhang Yimou, 2011.
  • El arte de la guerra (Yut doi Jung si) de Wong Kar-wai, 2013.
  • Un toque de violencia (Tian zhu ding) de Jia Zhangke, 2013.
  • La asesina (Nie yin niang) de Hou Hsiao-Hsien, 2015.


Más información: Dirección CaixaForum: Avinguda de Francesc Ferrer i Guàrdia 6-8, 08038 Barcelona. Horario: diariamente de 10 a 20 h. Entradas: 4 €. Transporte: Metro líneas 1 y 3, parada Espanya. Autobuses nº 13 y 150. Ciclo de cine. Horario hasta el 25 de julio: lunes a las 20 h. Precio películas: 4 €. El material generado en Redes Sociales sobre esta exposición puede consultarse con el hashtag #DinastiaMing

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Roca Foradada de Cantonigròs

Quizás para muchos la Comarca de Osona les suene bastante lejana y desconocida a pesar de que se encuentra en la provincia de Barcelona. Seguramente no es la región más visitada de Catalunya, pero esconde poblaciones encantadoras y lugares que parecen sacados de un cuento medieval. Nos encontramos en el interior, a 15 kilómetros de Vic (ciudad que recomiendo visitar) y a 80 kilómetros de la ciudad de Barcelona, pero os va a parecer otro mundo. 
Hoy toca calzarse las botas de montaña y colgarse la mochila bien aprovisionada de agua, tentempiés y espíritu de caminante. Atentos, ahora viene lo más difícil, situar en un mapa los nombres de Santa María de Corcó, L'Esquirol y Cantonigròs con la única intención de visitar La Roca Foradada. Seguramente hay que estar loco, para hacer una escapada sólo para ver un agujero en una pared de piedra, sí, aunque en defensa de mi cordura diré que no es un agujero cualquiera.
Junto al Campo de Fútbol de Cantonigròs encontraremos un sendero en baja…

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí, que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano. Un soltero acaudalado, concuñado de Antonio López López primer Marqués de Comillas, que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria.
Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Hortacomo estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo, y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom. Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color y esa reminiscenci…

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

MuhammadI fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la DinastíaNazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El últimoreinomusulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la AlhambradeGranada. Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí.

La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riquezadeagua y una particular tierra arcillosa de colorrojo. Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qalaal-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchasyfogatasencendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción. La generosidad de la tierra y la abundancia de agua aseguró cosechas, frutales, huertas y jardines. Y después de tantos siglo…