Ir al contenido principal

Comer en Avilés: Tierra Astur


Avilés se encuentra a unos 30 kilómetros de Gijón, esa escasa media hora de trayecto te traslada a una Villa Medieval Asturiana de gran interés que recorro en el post Descubriendo Avilés. Estoy segura que después de una ruta a pie por Avilés (la tercera ciudad más grande de Asturias) vas a tener ganas de probar su gastronomía. Así que hoy quiero recomendarte Tierra Astur, un local que por su decoración, servicio y comida no deja a nadie indiferente.

Comer en una auténtica sidrería o chigre
Entrar en Tierra Astur es entrar en el interior del mundo de la sidra, de sus toneles de madera, aromas dulces de manzana y de los productos escondidos en la tierra y que deben estar alejados de la luz para alcanzar su máximo sabor. Madera, oscuridad y luz tenue, hierro y olor a pan caliente os esperan en esta sidrería.

Tierra Astur tiene una amplia carta de comida para llevar y mientras esperas para llevártela a casa, te invitan a una botella de sidra, así que no sufrirás nada y seguramente más de un marido hará encantado el recado. Pero si puedes, te recomiendo que vayas al local y disfrutes del ambiente. Te esperan mesas y bancos de madera dentro de grandes toneles y una zona reservada para disfrutar del escanciado de la sidra y “enserrinarte” los zapatos.

Si vas a Asturias de viaje debes “vivir la sidra”. Pisar el suelo cubierto de serrín, mojarte con las gotas de sidra al restallar (chocar) en los vasos y fotografiar el arte de los echadores profesionales. De esta manera, saborearás el alma de la sidra, de un solo trago y compartiendo el vaso. El poso se arroja en unos cubos de madera para devolverle a la Madre Tierra el elixir que nos ha brindado.

Te recomiendo que el primer día no quieras volverte un auténtico sidreru (bebedor experto de sidra) porque, aunque la sidra es de baja graduación, un exceso de culetes puede acabar con tu “sobriedad”. Para remediar el efecto nada como llenar el estómago y ya que estamos en Asturias y en un chigre (sidrería) pues vamos a dar algunos consejos gastronómicos.

¿Qué se puede comer en una sidrería?
La gastronomía asturiana es rica en productos locales; el Cantábrico nutre de pescado y marisco lasMesas de Asturias”. Los numerosos valles abastecen de carne autóctona, embutidos y de una completa variedad de quesos de gran calidad, mientras que la huerta pone el punto de color y vitaminas a los consistentes ágapes del norte, para acabar totalmente vencidos con la repostería local, de la que doy buena cuenta de ello en más de una ocasión ¡soy sensible a los dulces!.

Lista gastronómica asturiana de imprescindibles
  • Pan d'Escanda (elaborado con trigo de espelta autóctono)
  • Sidra
  • Vino de Cangas de Narcea
  • Bacalao de Salinas (en abril se suele celebrar en Avilés unas jornadas, donde se elaboran menús con este ingrediente y donde se puede degustar de mil y una forma distintas)
  • Cachopo
  • Escalopines de Ternera
  • Fabada Asturiana
  • Fabes con almejas
  • Frititos de merluza o pixín (rape)
  • Longaniza de Avilés
  • Pote de Berza
  • Ternera roxa

Quesos asturianos
Dicen que Asturias es la principal “mancha quesera” de Europa, aseguran que en ningún otro lugar hay tanta variedad de quesos en un espacio geográfico tan pequeño (hasta 40 variedades). Aquí dejo una selección con sus nombres:
  • Quesos ahumados: Gamonéu del Puertu, Gamonéu del Valle...
  • Quesos azules: Cabrales, Monje Picón...
  • Quesos de cabra: Asunción, Chivita cabra, Cuevas del Mar, Los Cuetos, Taramundi Cabra...
  • Quesos de vaca: Ahumáu de Pría, Casín, Cueva de Llonín, La Peral, Mamiella Tres Oscos, Monje, Ovín ecológico, Oscos, Taramundi...
  • Quesos frescos: Gorfolí, Don Gonzalo, Mayáu Tierra Astur...
  • Quesos picantes: Afuega'l pitu atroncáu roxu, Fuente...

Postres y dulces asturianos
  • Bollo Mantecado o Mantecado de Avilés (bizcocho que se regala el Domingo de Resurrección, tiene forma de trébol de cuatro hojas)
  • Colasinos (galleta con avellanas tostadas y baño de chocolate)
  • Conos de Avilés (bizcocho de chocolate con fina capa de mousse y tres conos de chocolate rellenos de crema)
  • Exquisitos o “Cristos” (dulce a base de almendras en forma de cruz)
  • Frixuelos o fayuelos (tipo de tortita o crêpe que puede comerse sola o con relleno; el más típico es el de compota de manzana)
  • Marañuelas (tipo de bollo esponjoso o brioche, de antigua tradición marinera)
  • Pumariegas (pastel de almendras)
  • Tarta de almendrucos

Para más información sobre postres y dulces asturianos te recomiendo Gijón Goloso un recorrido muy dulce que puedes leer en Gijón, una dulce tentación.

Si no puedes asistir a algunos de los cuatro locales de Tierra Astur que tiene situados en Colloto, Oviedo, Gijón o Avilés, a través de su tienda on-line puedes adquirir todos sus productos y reducir la señardá (melancolía) asturiana. ¡Las cajas de sidra son una pasada!


Más información Tierra Astur Avilés: Dónde está, cómo llegar, cuál es el horario, cuánto cuesta
Dirección: Calle San Francisco 4, 33402 Avilés. Teléfono: 984 833 038.
Transporte público: ALSA dispone de autobuses que cubren el servicio de Gijón a Avilés, así como desde y hacia el Aeropuerto de Asturias situado en Santiago del Monte. Duración del trayecto: 20 minutos.
Horario: diariamente de 10 a 1:30 h. de la madrugada.
Precios: Ofrecen de lunes a viernes un menú del día por menos de 10 €.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Un par de apreciaciones:

- el pixín es el rape, no el mero.
- la sidra se toma por culinos (no culines) o por culetes, y en general por botellas (por cajas cuando nos juntamos varios)

Pero por lo demás, muy buena guía gastronómica para cualquiera que venga a visitarnos a Asturies.
Planeta Dunia ha dicho que…
Gracias por las correcciones, me alegra saber que la gastronomía asturiana tiene buenos embajadores. Saludos.

Los viajes más populares

Ruta por Écija: entre iglesias, conventos y palacios del Siglo de Oro Ecijano

Palacio de Peñaflor El gran Siglo de Oro ecijano tuvo lugar en el siglo XVIII y durante esa época las familias nobles embellecieron Écija con numerosos palacios barrocos cubiertos de pinturas murales. La iglesia hizo otro tanto construyendo 22 conventos, 6 templos y numerosas capillas. La altísima demanda de artesanos gracias a esa pujanza económica, social y artística llegó hasta tal punto de esplendor que se llegaron a contabilizar en Écija hasta 40 casas gremiales de las que se conservan algunos bellos edificios. Detalle de la portada de la Casa Palacio de Valdehermoso Aunque el famoso terremoto de Lisboa sufrido en 1755 afectó a los edificios construidos en el siglo XVIII, la ruta por el Siglo de Oro Ecijano es aún visible por el casco histórico de Écija. Al igual que la esencia y el recuerdo de cuando fue griega (fueron los griegos quienes le pusieron el nombre de Astigi ), romana, sede episcopal visigoda, la “Ciudad Rica” de Estigga en época musulmana y la capital de provincia

Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe: la Capilla Sixtina del Arte Románico

Bóveda de la nave central Seguimos con nuestros artículos de viaje sobre la región francesa de Nouvelle-Aquitaine. Tan sólo a 50 Km. de Poitiers se encuentra la excepcional Abadía de Saint-Savin . El monasterio fue construido alrededor del año 820 por orden del Rey de Aquitania Ludovico Pío , hijo de Carlomagno . Las guerras de religión del siglo XVI y el pillaje hicieron desaparecer algunos edificios abaciales de la Edad Media y el claustro. Pero afortunadamente se conservó uno de los ciclos de pinturas románicas más extenso y mejor conservado de Europa de los siglos XI y XII que vale la pena visitar. La Embriaguez de Noé En 1983 la Abadía de Saint-Savin-sur-Gartempe fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus magníficas pinturas murales de los siglos XI y XII están consideradas la " Capilla Sixtina del Arte Románico ". Las pinturas de Saint-Savin, a medio camino entre el fresco y el temple, presentan una gama de color reducida a 5 tonalidad

Moissac: tesoro del arte románico francés

San Pedro de Moissac Moissac forma parte de la Asociación de "Ville d'Art et d'Histoire" (Ciudad de Arte e Historia) y "Villes et Villages Fleuris" (Ciudades y Aldeas Floridas) con tres flores, pero por encima de todo es un lugar destacado del arte románico en Francia . Cruce de caminos terrestres y fluviales; Moissac es parada de peregrinos hacia Compostela y fue parada de comerciantes que surcaban las aguas entre el Tarn y el Garona. Hoy sobrevive milagrosamente después de que la compañía ferroviaria del sur recibiera en 1855 el permiso para destruir el comedor de la abadía para hacer pasar la vía del tren. Tímpano de la Iglesia de San Pedro de Moissac La Abbaye de Saint-Pierre (Abadía de San Pedro) de Moissac fue fundada en una fecha incierta, pero se menciona su existencia en documentos de la época carolingia y hay quien la sitúa en el año 650. En el siglo XI, la Abadía de San Pedro de Moissac forma parte de la orden benedictina clunia

La Alhambra de Granada: nuestra joya nazarí

La rendición de Granada Muhammad I fundó en el año 1238 una nueva dinastía; la Dinastía Nazarí que construiría la ciudad más hermosa de la Península Ibérica. El último reino musulmán de Occidente en Europa duraría hasta el año 1492, dejando para la posteridad uno de los monumentos más bellos del mundo: la Alhambra de Granada . Es el legado musulmán más apreciado de la arquitectura islámica en Europa y una de las joyas más exquisitas del arte nazarí. La Alhambra de Granada desde la Carrera del Darro La Alhambra de Granada está situada sobre una colina llamada Sabika que ya desde época romana había sido habitada y de la que destacaba la riqueza de agua y una particular tierra arcillosa de color rojo . Dicen que la tonalidad de la tierra pudo dar nombre al conjunto: al-Qala al-Hamra que significa “Fortaleza Roja”, pero hay quien dice que el nombre le viene de las antorchas y fogatas encendidas por la noche, para seguir trabajando en su construcción

Villa Quijano: El Capricho de Gaudí (Comillas, Cantabria)

Una de las primeras obras del arquitecto Antoni Gaudí , que se conservan en la actualidad, es la casa que diseñó para Máximo Díaz de Quijano . Un soltero acaudalado, concuñado d e Antonio López López primer Marqués de Comillas , que necesitaba una villa de veraneo en Cantabria. Corría el año 1883 (diez años antes de que se declarara el modernismo de Víctor Horta como estilo arquitectónico en Bruselas), en San Petersburgo se iniciaban las obras de la Iglesia de la Resurrección de Cristo , y dirigiendo la construcción que comenzaba en Comillas, se encontraba un compañero de promoción de Gaudí de la Escuela de Arquitectura de Barcelona: el arquitecto Cristóbal Cascante Colom . Con las órdenes que recibía de Gaudí desde Barcelona (el arquitecto se encontraba levantando la Casa Vicens y no podía desplazarse hasta Comillas) y con una minuciosa maqueta y multitud de planos detallados se creó El Capricho de Gaudí que se terminaría en 1885. La casa destaca por su llamativo color